Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Manejo postnatal de mujeres embarazadas con evidencia de laboratorio de infección por el virus del Zika confirmada o presunta

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

¿Se debe realizar pruebas a bebés cuyas madres tienen evidencia de laboratorio de posible infección por el virus del Zika?

Se recomienda realizar la prueba del virus del Zika a bebés cuyas madres tienen evidencia de laboratorio de infección por el virus del Zika comprobada o presunta, independientemente de la presencia o ausencia de anormalidades fenotípicas.

El uso de la sangre del cordón para diagnosticar otras infecciones virales congénitas puede arrojar resultados inexactos (por ej., muestras contaminadas con sangre materna, con presencia de gelatina de Wharton en el cordón umbilical y con sangre del cordón coagulada). Si bien se puede recopilar las muestras y realizar la prueba del virus del Zika con la sangre del cordón, estos resultados deben interpretarse en conjunto con los resultados de la prueba del suero del bebé.

La evaluación patológica de especímenes de tejido fetal (por ej., placenta y cordón umbilical) es otra herramienta de diagnóstico importante para establecer la presencia de la infección maternal o congénita por el virus del Zika y puede ofrecer un diagnóstico definitivo de la infección por el virus del Zika entre las mujeres embarazadas cuyos resultados serológicos indiquen una infección por flavivirus no específico reciente. Además, los descubrimientos de la evaluación patológica también podrían ser útiles en la evaluación de las mujeres embarazadas que buscan atención médica >12 semanas después de la aparición de los síntomas o de una posible exposición al virus.

Arriba