Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Cuidado postnatal

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

Se recomienda realizar la prueba del virus del Zika a bebés cuyas madres tienen evidencia de laboratorio de infección por el virus del Zika comprobada o presunta, independientemente de la presencia o ausencia de anormalidades fenotípicas.

La evaluación patológica de especímenes de tejido fetal (por ej., placenta y cordón umbilical) es otra herramienta de diagnóstico importante para establecer la presencia de la infección maternal o congénita por el virus del Zika y puede ofrecer un diagnóstico definitivo de la infección por el virus del Zika entre las mujeres embarazadas cuyos resultados serológicos indiquen una infección por flavivirus no específico reciente. Además, los descubrimientos de la evaluación patológica también podrían ser útiles en la evaluación de las mujeres embarazadas que buscan atención médica >12 semanas después de la aparición de los síntomas o de una posible exposición al virus.

Manejo clínico de mujeres embarazadas con posible infección por el virus del Zika

Interpretación de resultados de laboratorio* Manejo posnatal
  • Infección reciente por el virus del Zika
  • Infección reciente por un flavivirus; el virus específico no puede identificarse

Nacimiento de bebés vivos: las muestras de suero y orina de bebés deberían ser sometidas a pruebas de detección de la infección por el virus del Zika mediante una NAT de ARN y pruebas de detección de anticuerpos IgM para el virus del Zika y el virus del dengue. Si se toman muestras de LCR por otros motivos, también se pueden analizar. Se recomienda una NAT de detección de ARN para el virus del Zika y tinciones de IHC del cordón umbilical y la placenta.

Pérdidas fetales: se recomienda una NAT de detección de ARN para el virus del Zika y tinciones de IHC del tejido fetal.

  • Infección reciente por el virus del Zika presunta**
  • Infección reciente por flavivirus presunta**

Nacimiento de bebés vivos: las muestras de suero y orina de bebés deberían ser sometidas a pruebas de detección de la infección por el virus del Zika mediante una NAT de ARN y pruebas de detección de anticuerpos IgM para el virus del Zika y el virus del dengue. Si se toman muestras de LCR por otros motivos, también se pueden analizar. Se debería considerar una NAT de detección de ARN para el virus del Zika y tinciones de IHC del cordón umbilical y la placenta.

Pérdidas fetales: debería considerarse una NAT de detección de ARN para el virus del Zika y tinciones de IHC del tejido fetal.

  • Infección reciente por el virus del dengue
Manejo clínico conforme a las directrices actuales.
  • Sin evidencia de infección por el virus del Zika o del dengue

Ecografía prenatal para evaluar anomalías fetales que concuerden con el síndrome congénito por el virus del Zika.††

Si se detectan anormalidades fetales: repetir la NAT de detección de ARN y de anticuerpos IgM para el virus del Zika; basar el manejo clínico en los resultados de laboratorio correspondientes.

Sin anormalidades fetales: basar la atención obstérica en el riesgo actual de exposición al virus del Zika para la mujer embarazada.

Abreviaturas: LCR = líquido cefalorraquídeo; IgM = inmunoglobulina M; IHC = inmunohistoquímica; PRNT = prueba de neutralización por reducción en placas; RNA NAT = prueba del ácido nucleico (NAT) para detección del ARN

Notas a pie de página

* Consulte las directrices publicadas anteriormente para la interpretación de los resultados de pruebas.

** Se deben realizar pruebas rRT-PCR y PRNT en casos de resultados positivos o equívocos de IgM según lo indicado. Los resultados de la PRNT que indiquen infección reciente por flavivirus deben interpretarse en el contexto de los flavivirus que circulan en la actualidad. Consulte las directrices para laboratorios para ver las recomendaciones actualizadas para las pruebas. Debido a que los síntomas pueden superponerse en áreas donde otras enfermedades virales son endémicas, se debe evaluar para detectar posible infección por el virus del dengue o de chikunguña.

Consulte las directrices de patología para la recolección y el envío de tejido fetal para pruebas de detección del virus del Zika para ver información detallada sobre los tipos de especímenes recomendados.

http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/44188/1/9789241547871_eng.pdf [PDF - 1.5 MB].

†† Las anomalías fetales que concuerden con el síndrome congénito por el virus del Zika incluyen microcefalia, calcificaciones intracraneales y anormalidades cerebrales y oculares.

Arriba