Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Exposición al zika y control de infecciones en los servicios de salud

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

Prevención de la exposición en entornos de servicios de salud

Se deben seguir las precauciones estándar para proteger al personal de atención médica de la transmisión de enfermedades infecciosas, como el virus del Zika. Las precauciones estándar están basadas en el hecho de que todos los líquidos corporales, la sangre, las secreciones y excretaciones, la piel lastimada y las membranas mucosas podrían contener agentes que transmiten infecciones. Los líquidos corporales como la sangre, el flujo vaginal y el semen, han estado implicados en la transmisión del virus del Zika. Podrá encontrar información actual acerca de la transmisión del virus del Zika y los riesgos en la página web de los CDC sobre la transmisión del zika.

El personal de atención médica debe usar el criterio clínico para determinar si un paciente se encuentra lo suficientemente bien para recibir un procedimiento electivo. Al realizar un procedimiento, el personal de atención médica debe seguir las precauciones estándar para prevenir el contagio.

Entornos de partos

El personal de atención médica que trabaja en las salas de parto debe evaluar la probabilidad de la presencia de líquidos corporales u otros materiales infecciosos de acuerdo con la afección del paciente, el tipo de contacto anticipado y la naturaleza del procedimiento o la actividad en curso; e implementar las prácticas y usar el equipo de protección personal (EPP) para prevenir la exposición según las indicaciones.

Precauciones estándares

La educación y capacitación continua del empleado, disponibles en Precauciones estándar [PDF - 226 páginas],, entre las que se incluyen el uso del equipo de protección personal, ayuda a garantizar que las políticas y los procedimientos de control de infecciones se entiendan y se acaten.

Integrantes del personal embarazadas

Las integrantes del personal de atención médica que estén embarazadas pueden atender a pacientes con la infección por el virus del Zika. Sin embargo, los administradores y los supervisores de los centros deben seguir su criterio en lo que respecta a ubicar al personal que tiene preocupación acerca de la exposición potencial, lo que incluye la exposición percutanea (pinchazos de agujas o cortes con objetos cortantes), o la exposición de la piel lastimada (piel escoriada o irritada), o las membranas mucosas a cualquiera de los siguientes: sangre, líquidos corporales, secreciones y excretaciones. Debido a que cualquier paciente puede albergar patógenos que se transmiten por la sangre, a los fines de prevenir la exposición a materiales infecciosos, el personal de atención médica siempre debe seguir las Precauciones estándar para todos los pacientes.

Exposiciones en entornos de servicios de salud

La exposición ocupacional que requiere evaluación incluye la exposición percutánea, o exposición de piel lastimada, o membranas mucosas a cualquiera de estos: sangre, líquidos corporales, secreciones y excretaciones. El personal de atención médica que crea que se ha producido una exposición ocupacional debe informar este evento de inmediato a su supervisor y seguir los procedimientos del empleador que, por lo general, involucran acudir al consultorio de salud ocupacional para una evaluación de la exposición donde se tengan en cuenta todos los patógenos, incluidos el zika, el VIH y la hepatitis.

Si hubo zonas de piel y heridas que quedaron expuestas a sangre o líquidos corporales, estas deben lavarse de inmediato con agua y jabón. Las membranas mucosas se deben enjuagar con abundante agua limpia. Si se determina que hubo exposición ocupacional, podría indicarse la realización de una prueba. Sin embargo, esto se debería determinar de manera individual en conjunto con las autoridades de salud pública y dependerá del tipo de exposición, el estado infeccioso del paciente fuente y los factores individuales del personal de atención médica, incluido el embarazo.

Prueba de detección del zika para profesionales de la salud

Si no hubo exposición ocupacional, el personal de atención médica con exposición potencial al zika debe ser evaluado para ver si requiere una prueba siguiendo las mismas directrices que se usan para el público en general.
Consulte Cuándo hacerse la prueba del virus del Zika Inglés [PDF - 1 página] | Español [PDF - 1 página] | Portugués [PDF - 1 página].

La prueba de rutina del zika no está indicada para el personal de atención médica asintomático que atiende a pacientes con infección por el virus del Zika. Si se determina que hubo exposición a sangre o líquidos corporales a través de áreas de piel lastimadas, exposición percutanea o salpicaduras que llegaron a las membranas mucosas, se debe realizar una evaluación individual de salud ocupacional.

Profesionales de la salud con zika

No se recomiendan las restricciones laborales ni las restricciones para la atención de pacientes en el caso de los integrantes del personal de atención médica asintomáticos que tengan infección por el virus del Zika si siguen las Precauciones estándar para cada encuentro con pacientes en los entornos de atención médica. Las decisiones laborales para los integrantes del personal de atención médica asintomáticos deben ser tomadas individualmente y según cada caso, y deben considerar la extensión de los síntomas del personal.

Desinfección de las habitaciones de pacientes

No se requieren prácticas especiales de limpieza o desinfección para limpiar las habitaciones en las que se trataron o evaluaron pacientes con la enfermedad por el virus del Zika confirmada o presunta.

Se debe realizar la limpieza y la desinfección diaria de las superficies duras y no porosas (superficies duras al tacto tales como las barandas y las tablas de las camas, las superficies de las instalaciones tales como pisos y encimeras). Antes de desinfectar una superficie se debe limpiar. Luego de la limpieza, se debe utilizar un desinfectante para uso hospitalario registrado en la EPA según las instrucciones de la etiqueta para el uso de rutina del producto.

La ropa hospitalaria que haya sido usada por el paciente (sábanas, toallas, paños para lavarse) debe ser manipulada siguiendo las prácticas de rutina como, por ejemplo, el uso del EPP según las Precauciones estándar para trabajadores que manipulan ropa sucia y los estándares de rutina para el procesamiento higiénico de la ropa en la lavandería.

Reprocesamiento de equipos y dispositivos

No se requiere un reprocesamiento especial para los equipos y dispositivos usados en pacientes con enfermedad por el virus del Zika confirmada o presunta. Se indica utilizar la estrategia actual general de limpieza, secado, embalaje de instrumentos/equipos, y la esterilización o desinfección como resulte apropiado.

Los equipos y dispositivos deben ser procesados nuevamente respetando a la perfección las instrucciones del fabricante. Los dispositivos aprobados por la FDA para esterilización deben ser usados de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Los instrumentos críticos y semicríticos sensibles al calor deben ser reprocesados usando desinfectantes de alto nivel/esterilizantes aprobados por la FDA o un método de esterilización a baja temperatura aprobado por la FDA, según las indicaciones del fabricante.

Prevención de la exposición en entornos de servicios odontológicos

Los profesionales de servicios odontológicos deben seguir las Directrices para el control de infecciones en entornos de servicios odontológicos - 2003 [PDF - 76 páginas] al atender a pacientes, incluidos aquellos con enfermedad por el virus del Zika presunta o confirmada. Esto incluye el estricto seguimiento de las Precauciones estándar para todo encuentro con pacientes, como por ejemplo:

  • Se pueden usar lentes de protección en lugares donde se producen salpicaduras
  • Usar solo dispositivos médicos que estén aprobados por la FDA para la esterilización de instrumentos y seguir las instrucciones del fabricante para su correcta utilización
  • Reprocesar los instrumentos críticos y semicríticos sensibles al calor con desinfectantes de alto nivel/esterilizantes aprobados por la FDA o con un método de esterilización a baja temperatura que esté aprobado por la FDA (p. ej., óxido de etileno), según las instrucciones del fabricante

Asesoramiento de cuidadores y visitantes de enfermos de zika

Como ocurre con otras enfermedades infecciosas, tanto los familiares como los cuidadores deben tomar las siguientes precauciones:

  • Si tiene áreas de piel lastimada, no toque sangre ni líquidos corporales ni superficies contaminadas con ellos.
  • Lávese las manos con agua y jabón inmediatamente después de brindarle cuidados a un paciente. Si las manos parecen no estar sucias a simple vista, puede utilizar un gel desinfectante para manos a base de alcohol en lugar de agua y jabón.
  • Si la ropa se ensució con sangre o con líquidos corporales, quítesela de inmediato y lávela. Use detergente para lavar ropa y la temperatura de agua que se especifica en las instrucciones de cuidado de las prendas a lavar que estén sucias con sangre o líquidos corporales. No es necesario usar cloro.
  • Limpie y desinfecte de inmediato las superficies que tienen sangre o líquidos corporales sobre ellas, minimizando así el contacto directo; use detergente/disinfectante para el hogar según las instrucciones del fabricante. El entorno inmediato del enfermo debe limpiarse a diario con limpiadores para el hogar según las instrucciones del fabricante.

Las mujeres embarazadas deben seguir las mismas precauciones que otros familiares que cuidan de una persona con zika, como evitar las actividades que pudieran exponerlos a sangre o a otros líquidos corporales potencialmente infecciosos.

Durante la visita a un paciente en un entorno hospitalario, los visitantes no deben participar en ninguna actividad que pudiera exponerlos a sangre o líquidos corporales del paciente hospitalizado. El hecho de ayudar a un paciente a sentarse en la cama o caminar no debería dejar a alguien expuesto a sangre o líquidos corporales; sin embargo, los familiares y los cuidadores deben prestar atención a la higiene, no tocar sangre ni líquidos corporales ni superficies que se hayan ensuciado con estos, y deben lavarse las manos antes y después de tocar al paciente.

Arriba