Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Directrices clínicas para proveedores de atención médica que atienden a bebés y niños

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

Resumen

Los bebés y niños pueden contraer el virus del Zika de forma congénita y después del nacimiento. Hay directrices disponibles sobre pruebas, manejo clínico y prevención del zika para niños menores de 18 años.

Puntos clave sobre la evaluación y el manejo de bebés con posible infección congénita por el virus del Zika

  • Las pruebas en bebés con posible infección congénita por el virus del Zika deberían realizarse según lo siguiente:
    • Si el bebé tiene anormalidades que concuerden con el síndrome congénito asociado con la infección por el virus del Zika (p. ej., microcefalia, calcificaciones intracraneales u otras anormalidades cerebrales u oculares).
    • Los resultados de las pruebas de detección del virus del Zika hechas a la madre.
  • La infección congénita por el virus del Zika puede diagnosticarse mediante la prueba NAT (prueba del ácido nucleico) para detección del ARN.

Puntos clave sobre la evaluación y el manejo de bebés y niños con posible infección postnatal por el virus del Zika

  • Las directrices para la realización de pruebas y el manejo clínico de bebés y niños con infección postnatal por el virus del Zika están en consonancia con las recomendaciones para las pruebas y el manejo clínico de adultos.
  • Se debe suponer enfermedad postnatal por el virus del Zika en un bebé o niño <18 años que:
    • Haya viajado a un área con transmisión activa del virus del Zika o haya vivido en un área afectada en las últimos 2 semanas.
    • Tenga dos o más síntomas de zika: fiebre, sarpullido, conjuntivitis o artralgia.
    • Tenga otra posible exposición al zika (contacto sexual con una persona que vive en un área con zika o ha viajado a una de ellas, o una asociación en el tiempo y lugar con un caso probable o confirmado de la enfermedad).
  • También se debe considerar una posible enfermedad perinatal por el virus del Zika en un bebé durante sus primeras 2 semanas de vida si:
    • La madre viajó a un área afectada o vivió en una de ellas en algún momento durante las 2 semanas antes del parto.
    • El bebé tiene dos o más de las siguientes manifestaciones: fiebre, sarpullido, conjuntivitis o artralgia.
  • Para diagnosticar la infección postnatal por el virus del Zika se recomienda realizar una prueba NAT para detección del ARN durante las primeras dos semanas luego de la aparición de los síntomas. Las pruebas serológicas se recomiendan de 2 a 12 semanas después de la aparición de los síntomas.
  • El tratamiento para pacientes sintomáticos y el cuidado paliativo son apropiados y por lo general son suficientes para tratar el zika. Entre las consideraciones especiales para tratar a niños con zika se incluyen estas:
    • Nunca se debe usar aspirina para tratar a niños con síntomas de una enfermedad viral aguda porque existe el riesgo del síndrome de Reye.
    • Se deben evitar todos los medicamentos antinflamatorios no esteroideos (NSAID) en niños de <6 meses de vida.
  • No se ha informado ningún caso que asocie la infección por el virus del Zika a la lactancia materna. La evidencia actual sugiere que los beneficios de la lactancia materna superan los riesgos teóricos de transmisión del virus del Zika a través de la leche materna. Los CDC y la Organización Mundial de la Salud recomiendan que los bebés nacidos de mujeres con una infección presunta, probable o confirmada del virus del Zika, o que viven en áreas con zika o han viajado a una de ellas, deben ser alimentados acorde a lo establecido en las directrices sobre alimentación de bebés. [PDF - 37 páginas]
  • Proteger a los niños de las picaduras de mosquitos es la principal manera de prevenir la infección por el virus del Zika. Los adolescentes que viven en un área con transmisión activa del zika o han viajado a una de ellas deben recibir asesoramiento acerca de los riesgos de la transmisión sexual y los métodos de prevención.

Cuidado de salud para los bebés

 

Vista en miniatura "Evaluación de la audición en bebés: para bebés con diagnóstico positivo de la infección por el virus del Zika"

Evaluación de la audición en bebés

Vista en miniatura de hoja informativa - Lo que debe saber si su médico sospecha de microcefalia del feto

Lo que debe saber si su médico sospecha de microcefalia del feto

 

Vista en miniatura de hoja informativa - Lo que debe saber si su bebé ha nacido con el síndrome congénito por el virus del Zika

Lo que debe saber si su bebé ha nacido con el síndrome congénito por el virus del Zika

Vista en miniatura de hoja informativa - Lo que debe saber si su bebé puede haber sido infectado por el virus del Zika pero no presenta afecciones de salud de nacimiento relacionadas

Lo que debe saber si su bebé puede haber sido infectado por el virus del Zika pero no presenta afecciones de salud de nacimiento relacionadas

Algoritmo de pruebas

Para bebés cuyas madres viajaron a un área con zika o vivieron allí durante el embarazo

Vista en miniatura de la infografía Directrices provisionales para evaluar y hacer pruebas a bebés cuyas madres viajaron a o residieron en un área con transmisión actual del virus del Zika durante el embarazo

Video instructivo

Medición de la circunferencia de la cabeza de un bebé: video instructivo para proveedores de atención médica
Este video muestra cómo medir la circunferencia de la cabeza de un bebé. La medición de la circunferencia de la cabeza es la principal forma de determinar la presencia de microcefalia, lo que adquiere mayor importancia durante este brote de zika. Tiene el objetivo de ayudar a los médicos a evaluar a los bebés nacidos de madres infectadas con el virus del Zika.
Español | italiano

Arriba