Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Infección con VIH y el virus del Zika

Este sitio web se actualiza con frecuencia; no obstante, es posible que parte de su contenido se vea en inglés hasta que se traduzca.

Resumen

Puntos clave: 

  • Aparentemente las personas con infección por VIH no presentan un riesgo mayor que la población en general en términos de infecciones con otros virus que son similares al virus del Zika, como el virus del dengue, el virus de la fiebre amarilla o el virus del Nilo Occidental.
  • Puesto que los adultos con VIH con inmunosupresión severa (por ej., un bajo recuento de células CD4 o enfermedad definida como SIDA) presentan complicaciones más graves con las infecciones en general, en estas situaciones debe considerarse un monitoreo clínico de la infección por el virus del Zika.

Hasta ahora no hay información respecto a si el riesgo de infección por el virus del Zika o si la gravedad de la enfermedad por el virus del Zika es diferente en el caso de las personas con infección por VIH u otras causas de inmunosupresión. Aparentemente las personas con infección por VIH no presentan un riesgo mayor que la población en general en términos de infecciones con otros virus que son similares al virus del Zika, como el virus del dengue, el virus de la fiebre amarilla o el virus del Nilo Occidental.1 Hasta ahora, se informó acerca de tres casos de virus del Zika en adultos con VIH en Brasil; se manifestó que todos presentaron enfermedades leves.2,3 En un detallado informe de caso de uno de estos pacientes, el paciente presentó síntomas moderados, no mostró anomalías de laboratorio importantes y se recuperó por completo. La infección por VIH de este paciente se trató de manera efectiva y la persona no mostró una inmunosupresión significativa (recuento de células CD4: 715 células/mm3; carga viral de VIH indetectable).2

Los adultos infectados con VIH y con un bajo recuento de células CD4 o Sida (congruente con un diagnóstico de inmunosupresión severa) pueden experimentar más complicaciones graves a causa de un arbovirus relacionado, el virus del dengue. Un estudio realizado en Tanzania no pudo demostrar la existencia de un mayor riesgo de infección por el virus del dengue4 y un estudio de control de casos en Brasil no demostró que hubiera un riesgo mayor de una enfermedad más grave a causa del virus del dengue en un grupo de 21 personas con VIH que recibía tratamiento para la enfermedad y que se estaban recuperando (el 98% tenía un recuento de células CD4 > 200 células/mm3 y un recuento de células CD4 promedio de 451 células/mm3); todos estaban virológicamente suprimidos.5 No obstante, un estudio de control de casos realizado en Singapur, que incluyó a 10 adultos infectados por el VIH y con inmunosupresión más avanzada (recuento de células CD4 en promedio: 123 células/mm3) demostró que hay una tendencia a que se presente una enfermedad por el virus del dengue más severa entre los adultos infectados con VIH.6 Se desconoce la importancia de estos estudios sobre el virus del Zika y se debería considerar la opción de vigilar de cerca a los pacientes infectados por el VIH con infección por el virus del Zika (en especial los pacientes con inmunosupresión severa: recuento de células CD4 << 200 células/mm3 o enfermedad definida como SIDA). Además, las personas que viven con VIH pueden consultar información general sobre el virus del Zika, como los síntomas de la infección por el virus del Zika y cómo prevenir la infección por el virus del Zika El tratamiento se centra en aliviar los síntomas si la infección por el virus del Zika no presenta complicaciones (no hay antivirales efectivos) y, además, no hay una vacuna contra el virus del Zika.7

Se han descrito casos de transmisión sexual del virus del Zika entre personas infectadas y sus parejas sexuales.8-10 Sin embargo, la mayor cantidad de casos de transmisión sexual documentados han sido de un hombre a su pareja sexual (ambos de hombre a hombre y de hombre a mujer); también se han documentado casos de transmisión de mujeres a hombres. El ARN del virus del Zika detectable puede persistir en el semen luego de haber sido separado de otros líquidos corporales (p. ej., sangre, orina, flujo vaginal).12,13  Se desconoce qué impacto podría tener la infección por el VIH en la persistencia del virus del Zika en el semen o flujo vaginal, o en el riesgo de transmisión sexual. El uso constante y correcto de los métodos de barrera (incluidos los condones masculinos y femeninos, y los condones bucales) además de la abstinencia sexual son métodos efectivos para prevenir la transmisión sexual del virus del Zika.

Referencias

  1. Karp CL, Auwaerter PG. Coinfección con VIH y enfermedades infecciosas tropicales. II. Patógenos helmintos, fúngicos, bacterianos y virales. Clin Infect Dis 2007;45:1214-20.
  2. Calvet GA, Filippis AM, Mendonca MC, et al. First detection of autochthonous Zika virus transmission in a HIV-infected patient in Rio de Janeiro, Brazil. J Clin Virol 2016;74:1-3.
  3. Timerman A. El zika y el VIH: conectando la ciencia. IASONEVOICE Stories 2016 Consultado el 13 de abril de 2016.
  4. Hertz JT, Munishi OM, Ooi EE, et al. Chikungunya and dengue fever among hospitalized febrile patients in northern Tanzania. Am J Trop Med Hyg 2012;86:171-7.
  5. Torrentes-Carvalho A, Hottz ED, Marinho CF, et al. Characterization of clinical and immunological features in patients coinfected with dengue virus and HIV. Clin Immunol 2016;164:95-105.
  6. Pang J, Thein TL, Lye DC, Leo YS. Resultado clínico diferencial de la infección por el virusd el dengue en pacientes con o sin infección por VIH: un estudio de control con comparación de casos. Am J Trop Med Hyg 2015;92:1156-62.
  7. Petersen LR, Jamieson DJ, Powers AM, Honein MA. El virus del Zika. N Engl J Med 2016.
  8. Foy BD, Kobylinski KC, Chilson Foy JL, et al. Probable non-vector-borne transmission of Zika virus, Colorado, USA. Emerg Infect Dis 2011;17:880-2.
  9. Hills SL, Russell K, Hennessey M, et al. Transmisión del virus del Zika a través del contacto sexual con personas que viajan a áreas con transmisión actual – Territorio continental de los Estados Unidos, 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:215-6.
  10. Trew Deckard D, Chung WM, Brooks JT, et al. Transmisión sexual del virus del Zika de hombre a hombre — Texas, enero del 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:372-4.
  11. Atkinson B, Hearn P, Afrough B, et al. Detection of Zika virus in semen [Carta]. Emerg Infect Dis 2016. Publicado en línea en marzo de 2016.
  12. Brooks JT, Friedman A, Kachur RE, LaFlam M, Peters PJ, Jamieson DJ. Actualización: Directrices provisionales para la prevención de la transmisión sexual del virus del Zika – Estados Unidos, julio del 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:745-7.
  13. Atkinson B, Hearn P, Afrough B, et al. Detection of Zika virus in semen [Carta]. Emerg Infect Dis 2016. Publicado en línea en marzo de 2016.

Este sitio web se actualiza constantemente; sin embargo, parte del contenido se presenta en inglés hasta que sea traducido.

ARRIBA