Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Actualización: Directrices provisionales para los proveedores de atención médica que atienden a mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika, Estados Unidos, julio del 2016


Datos del artículo

Métricas alternativas:

Citas:

Vistas:  Las vistas equivalen a las vistas de páginas más las descargas de PDF

Detalles de la métrica

El 25 de julio del 2016, se dio a conocer este informe en línea como un adelanto del MMWR.

Tenga en cuenta: Se publicaron directrices actualizadas. Para ver la actualización, haga clic aquí.

Titilope Oduyebo, MD1; Irogue Igbinosa, MD2; Emily E. Petersen, MD1; Kara N.D. Polen, MPH2; Satish K. Pillai, MD3; Elizabeth C. Ailes, PhD2; Julie M. Villanueva, PhD3; Kim Newsome, MPH2; Marc Fischer, MD4; Priya M. Gupta, MPH5; Ann M. Powers, PhD4; Margaret Lampe, MPH6; Susan Hills, MBBS4; Kathryn E. Arnold, MD2; Laura E. Rose, MTS3; Carrie K. Shapiro-Mendoza, PhD1; Charles B. Beard, PhD4; Jorge L. Muñoz, PhD4; Carol Y. Rao, ScD7; Dana Meaney-Delman, MD8; Denise J. Jamieson, MD1; Margaret A. Honein, PhD2 (ver las afiliaciones de los autores)

Ver la referencia bibliográfica sugerida

Los CDC han actualizado sus directrices provisionales para proveedores de atención médica en los EE. UU. que atienden a mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika, para incluir los datos emergentes que indican que se puede detectar ARN de virus del Zika por periodos prolongados en algunas mujeres embarazadas. Para aumentar la proporción de diagnósticos definitivos en mujeres embarazadas con infección por el virus del Zika, los CDC recomiendan ampliar el acceso a las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (rRT-PCR). Possible exposures to Zika virus include travel to or residence in an area with active Zika virus transmission, or sex* with a partner who has traveled to or resides in an area with active Zika virus transmission without using condoms or other barrier methods to prevent infection. Testing recommendations for pregnant women with possible Zika virus exposure who report clinical illness consistent with Zika virus disease§ (symptomatic pregnant women) are the same, regardless of their level of exposure (i.e., women with ongoing risk for possible exposure, including residence in or frequent travel to an area with active Zika virus transmission, as well as women living in areas without Zika virus transmission who travel to an area with active Zika virus transmission, or have unprotected sex with a partner who traveled to or resides in an area with active Zika virus transmission). En el caso de las mujeres embarazadas evaluadas <;2 semanas después de la aparición de los síntomas se debe hacer la prueba rRT-PCR para virus del Zika en suero y orina. En el caso de las mujeres embarazadas sintomáticas evaluadas 2–12 semanas después de la aparición de los síntomas, primero se debe hacer la prueba de detección de anticuerpos de immunoglobulina (IgM) para Zika. Si el resultado de la prueba de anticuerpos IgM es positivo o equívoco, se debe realizar la prueba rRT-PCR en suero y orina. Las recomendaciones de pruebas para mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika que no reportan un cuadro clínico que concuerde con la enfermedad por el virus del Zika (mujeres embarazadas asintomáticas) difieren con base en las circunstancias de posible exposición. En el caso de mujeres embarazadas asintomáticas que viven en áreas donde no hay transmisión activa del virus del Zika y que son evaluadas <;2 semanas después de la última posible exposición, se debe hacer una prueba rRT-PCR. Si el resultado de la rRT-PCR es negativo, se debe realizar una prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika de 2 a 12 semanas después de la exposición. En el caso de las mujeres embarazadas asintomáticas que no viven en un área con transmisión activa del virus del Zika y a las que se evalúa por primera vez 2–12 semanas después de su última posible exposición, primero se debe hacer la prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika. Si el resultado de la prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika es positivo o equívoco, se debe hacer una prueba rRT-PCR en suero y orina. Las mujeres embarazadas asintomáticas con riesgo actual de exposición al virus del Zika se deben analizar a través de la prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika como parte de su atención obstétrica durante el primer y el segundo trimestre. Se debe realizar una prueba rRT-PCR de inmediato si los resultados de la prueba de detección de anticuerpos IgM dan positivos o equívocos. Estas directrices también ofrecen recomendaciones actualizadas para el manejo clínico de mujeres embarazadas con infección por el virus del Zika presunta o confirmada. Estas recomendaciones se actualizarán cuando haya más información disponible.

Introducción

El virus del Zika se sigue propagando por todo el mundo. Al 21 de julio del 2016, 50 países y territorios habían reportado transmisión activa del virus del Zika (zonas con mosquitos que transmiten el virus del Zika a personas del área). Si bien la mayoría de las personas con infección por el virus del Zika son asintomáticas o tienen un cuadro clínico leve, la infección durante el embarazo puede causar microcefalia congénita y otros defectos cerebrales(1). El virus del Zika también se ha asociada a otras consecuencias adversas en el embarazo, incluidos abortos espontáneos y fetos muertos (1,2). The U.S. Zika Pregnancy Registry (USZPR)** and the Puerto Rico Zika Active Pregnancy Surveillance System (ZAPPS)†† were established in collaboration with state, tribal, local, and territorial health departments to monitor pregnant women with confirmed or possible Zika virus infection to determine the risk for Zika virus infection during pregnancy and the spectrum of conditions associated with congenital Zika virus infection (3). Al 14 de julio del 2016, se había registrado un total de 400 mujeres en los 50 estados de EE. UU. y el distrito de Columbia y 378 mujeres en los territorios estadounidenses (datos acumulados de los territorios del USZPR y el SVAZE) con evidencia de laboratorio de infección por el virus del Zika presunta o confirmada durante el embarazo.§§

Los datos del USZPR y los informes de casos publicados indican que el ARN del virus del Zika permanece en el suero de algunas mujeres embarazadas por más tiempo de lo que se había reportado en informes anteriores; el periodo más largo documentado durante el cual se detectó ARN de virus del Zika en suero fue de 10 semanas contadas a partir de la aparición de los síntomas (47). Además, según datos recientes, es posible detectar ARN de virus del Zika en el suero o la orina de algunas mujeres embarazadas asintomáticas (7). Se desconoce la frecuencia de este hallazgo, pero la detección de ARN de virus del Zika en suero u orina permite tener un diagnóstico definitivo de infección por el virus del Zika. Los datos preliminares sugieren que las pruebas de neutralización por reducción de placas (PRNT) podría no permitir discriminar virus del Zika de otras infecciones por flavivirus, particularmente en personas con exposición anterior a un flavivirus (8). Esto complica la interpretación de las pruebas serológicas (prueba de anticuerpos IgM y PRNT). Dados estos retos, ampliar el acceso a las pruebas rRT-PCR podría permitir llegar a un diagnóstico definitivo en más mujeres embarazadas infectadas con el virus del Zika.

Los CDC actualizaron sus directrices provisionales para proveedores de atención médica de los EE. UU. que atienden a mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika. Las recomendaciones actualizadas para pruebas de detección extienden el periodo para las pruebas rRT-PCR en suero e incluyen pruebas rRT-PCR para algunas mujeres embarazadas asintomáticas. Los CDC continúan evaluando toda la evidencia disponible y actualizarán las recomendaciones en la medida que haya más información disponible.

Recomendaciones actualizadas para la evaluación y pruebas de detección de mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika

Se debe evaluar a todas las mujeres embarazadas de los EE. UU. y de sus territorios para detectar una posible exposición al virus del Zika, en todas las consultas de atención prenatal. Los CDC recomiendan que las mujeres embarazadas no viajen a un área con transmisión activa del virus del Zika (9,10). Las mujeres embarazadas que deban viajar a una de estas áreas deben seguir estrictamente las medidas para prevenir las picaduras de mosquitos durante el viaje.¶¶ Además se recomienda que las mujeres embarazadas con una pareja sexual que haya viajado a un área con transmisión activa del virus del Zika o que viva en un área afectada usen condón u otros métodos de barrera para prevenir la infección, o que se abstengan de mantener relaciones sexuales durante el embarazo (11).

Mujeres embarazadas sintomáticas. Se debe indicar una prueba de detección de la infección por el virus del Zika a las mujeres embarazadas que reporten signos o síntomas que concuerden con la enfermedad por el virus del Zika (fiebre, sarpullido, artralgia, conjuntivitis de aparición repentina) (imagen). Las recomendaciones de pruebas para mujeres embarazadas sintomáticas son las mismas más allá de las circunstancias de posible exposición. No obstante, el tipo de prueba recomendada varía en función del momento de la evaluación en relación con la aparición de los síntomas. Las pruebas en suero y orina mediante rRT-PCR se recomiendan para mujeres embarazadas que buscan atención médica hasta 2 semanas después de la aparición de los síntomas. Esta recomendación amplía la anterior para pruebas a muestras de suero tomadas entre <;1 semana y <;2 semanas después de la aparición de los síntomas (imagen). Un resultado positivo en la prueba rRT-PCR confirma el diagnóstico de infección materna reciente por el virus del Zika. Se debe hacer la prueba de detección de IgM para virus del Zika y para virus del dengue a las mujeres sintomáticas con resultados negativos en la rRT-PCR. Si se solicita una prueba rRT-PCR para virus del Zika a laboratorios sin capacidad para pruebas de detección de anticuerpos IgM o un procedimiento para enviar los especímenes a otro laboratorio de análisis clínicos, se recomienda guardar algunas muestras más de suero para hacer pruebas de detección de anticuerpos IgM en caso de un resultado negativo en la prueba rRT-PCR (12). Si la prueba de anticuerpos IgM da resultado positivo o equívoco para virus del Zika o para virus del dengue, se debe realizar una PRNT en la misma muestra que se usó para la prueba de IgM o a una muestra tomada posteriormente para descartar un resultado falso positivo (8).

A las mujeres embarazadas sintomáticas que acudan en busca de atención 2–12 semanas después de la aparición de los síntomas primero se les debe hacer la prueba de detección de anticuerpos IgM para virus del Zika y virus del dengue (imagen). Si la prueba de detección de anticuerpos IgM para virus del Zika tiene resultados positivos o equívocos, se debe realizar una prueba rRT-PCR de reflejo automáticamente a la misma muestra de suero para determinar la presencia de ARN de virus del Zika. Un resultado positivo en la prueba rRT-PCR confirma el diagnóstico de infección materna reciente por el virus del Zika. No obstante, si el resultado de la rRT-PCR es negativo, se debe hacer una PRNT frente a un resultado positivo o equívoco de la prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika. Un resultado positivo o equívoco de anticuerpos IgM para dengue con un resultado negativo de anticuerpos IgM para virus del Zika también se debe confirmar mediante PRNT. Se ha descrito la interpretación de los resultados serológicos (8).

Mujeres embarazadas asintomáticas. Las recomendaciones de pruebas en mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición al virus del Zika difieren con base en las circunstancias de la posible exposición (es decir si se trata de una exposición constante o limitada) y el periodo transcurrido desde la última exposición al virus del Zika (imagen). Se debe ofrecer a las mujeres embarazadas asintomáticas que viven en áreas sin transmisión activa del virus del Zika y que son examinadas <;2 semanas después de una posible exposición al virus del Zika pruebas rRT-PCR en suero y orina (imagen). Un resultado positivo en la prueba rRT-PCR confirma el diagnóstico de infección materna reciente por el virus del Zika. No obstante, como el ARN viral en suero y orina va disminuyendo a lo largo de tiempo y depende de diferentes factores, es necesario hacer más pruebas de detección para descartar la infección en mujeres embarazadas asintomáticas con un resultado negativo en la prueba rRT-PCR. Estas mujeres deben regresar 2–12 semanas después de una posible exposición al virus del Zika para someterse a pruebas de detección de anticuerpos IgM. Un resultado positivo o equívoco en la prueba de anticuerpos IgM se debe confirmar con una PRNT.

Se debe ofrecer la prueba de detección de anticuerpos IgM para virus del Zika a las mujeres embarazadas asintomáticas que vivan en un área sin transmisión activa del virus del Zika y acudan en busca de atención 2-12 semanas después de una posible exposición al virus del Zika (imagen). Si la prueba de detección de anticuerpos IgM para virus del Zika tiene resultado positivo o equívoco, se debe hacer una prueba rRT-PCR de reflejo a la misma muestra. Si el resultado de la prueba rRT-PCR es negativo, se debe hacer la prueba PRNT.

Como se dijo en directrices anteriores (9,13), se recomiendan las pruebas de anticuerpos IgM como parte de la atención obstétrica de rutina durante el primer y el segundo semestre en mujeres embarazadas asintomáticas con riesgo actual de exposición al virus del Zika (es decir, mujeres que viven en un área con transmisión activa del virus del Zika o que la visitan con frecuencia) (imagen). Las pruebas rRT-PCR de reflejo se recomiendan en el caso de mujeres con resultados positivos o equívocos en la prueba de anticuerpos IgM porque las pruebas rRT-PCR permiten llegar a un diagnóstico definitivo de infección por el virus del Zika. Si se obtiene un resultado negativo en una prueba rRT-PCR después de un resultado positivo o equívoco en una prueba de anticuerpos IgM, se debe hacer una PRNT. Los funcionarios de salud locales deben tomar la decisión de implementar pruebas de detección para mujeres embarazadas asintomáticas con riesgo actual de exposición al virus del Zika en función de la información acerca de los niveles de transmisión del virus del Zika y la capacidad de laboratorio.

Mujeres embarazadas, sintomáticas o no, que acuden en busca de atención >;12 semanas después de la aparición de los síntomas o posible exposición al virus del Zika Para el caso de las mujeres sintomáticas o asintomáticas con posible exposición al virus del Zika y que consultan >;12 semanas después de la aparición de los síntomas o posible exposición, se puede evaluar realizar la prueba de anticuerpos IgM. Si se detecta la presencia de anomalías fetales, también se debe hacer la prueba rRT-PCR en suero y orina maternos. No obstante, un resultado negativo en la prueba de anticuerpos IgM o en la prueba rRT-PCR >;12 semanas después de la aparición de los síntomas o posible exposición no descarta una infección reciente por el virus del Zika porque los niveles de anticuerpos IgM y ARN viral van disminuyendo con el tiempo. Dadas las limitaciones de las pruebas más allá de las 12 semanas después de la aparición de los síntomas o posible exposición, se debe considerar hacer ecografías en serie.

Recomendaciones actualizadas para el manejo prenatal de mujeres embarazadas con confirmación por laboratorio de infección por el virus del Zika

Laboratory evidence of a confirmed recent Zika virus infection includes 1) detection of Zika virus or Zika virus RNA or antigen in any body fluid or tissue specimen or 2) positive or equivocal Zika virus or dengue virus IgM antibody test results on serum or cerebrospinal fluid with a positive (≥10) PRNT titer for Zika virus together with a negative (<10) PRNT titer for dengue virus (8). No obstante, dado que los resultados de las serologías pueden resultar difíciles de interpretar, particularmente en personas que ya habían tenido una infección o se habían vacunado contra algún flavivirus, y debido a que todavía no hay información completa acerca de las consecuencias adversas causadas por la infección por el virus del Zika durante el embarazo, se considera que las mujeres embarazadas con evidencia de laboratorio de una infección reciente con flavivirus posiblemente estén infectadas con el virus del Zika y deben ser monitoreadas con frecuencia. (Tabla).

Las mujeres embarazadas con infección por el virus del Zika presunta o confirmada se deben manejar en función de las directrices provisionales actualizadas de los CDC (cuadro). Además, las mujeres embarazadas con presunta infección reciente por el virus del Zika u otro flavivirus (es decir, resultado positivo o equívoco en la prueba de anticuerpos IgM para virus del Zika o virus del dengue que necesita confirmación mediante PRNT) también debe ser manejada en función de estas directrices actualizadas (cuadro) hasta que estén disponibles los resultados finales. Se debe considerar la posibilidad de hacer ecografías fetales en serie (cada 3–4 semanas) para evaluar la anatomía fetal, particularmente la neuroanatomía, y monitorear el crecimiento. Los hallazgos de ecografías asociados al síndrome congénito de virus del Zika incluyen microcefalia, calcificaciones intracraneales, ventriculomegalia, artrogriposis y anomalías en el cuerpo calloso, cerebro, cerebelo y ojos (1,14). La decisión o no de hacer una amniocentesis se debe tomar según cada caso individual, ya que los datos acerca de su utilidad para diagnosticar infección congénita por el virus del Zika son limitados (13). La presencia de ARN de virus del Zika en líquido amniótico podria indicar infección fetal (5, (15); no obstante, un resultado negativo no descarta infección congénita por el virus del Zika (13). Además, se ha reportado presencia persistente de ARN del virus del Zika en suero durante el embarazo (7). Se desconocen las implicancias clínicas de la detección prolongada de ARN de virus del Zika en suero, pero en algunos casos se ha repetido la prueba rRT-PCR (5, 7).

Recomendaciones actualizadas para el manejo posnatal de mujeres embarazadas con evidencia de laboratorio que confirma posible infección por el virus del Zika

Los bebés nacidos de mujeres con evidencia de laboratorio que confirme infección por el virus del Zika deben ser evaluados para detectar la infección por el virus del Zika de acuerdo a las directrices provisionales de los CDC para proveedores de atención médica que atienden a bebés con posible infección por el virus del Zika (16). Se recomiendan pruebas de detección del virus del Zika para estos bebés, más allá de la presencia o no de anomalías fenotípicas (14). Las directrices anteriores publicadas recomendaban pruebas de detección en la sangre del cordón o suero del bebé, pero el uso de sangre del cordón para diagnosticar otras infecciones virales congénitas, como VIH y sífilis, en ocasiones no permitió obtener resultados precisos (1720). Maternal blood can contaminate cord blood specimens leading to false-positive results, whereas Wharton’s jelly in the umbilical cord can yield false-negative results (19,20). Además, las muestras de sangre del cordón pueden coagularse, lo que no permite una prueba serológica correcta. Por consiguiente, si bien la recolección y análisis de sangre del cordón para detectar virus del Zika son posibles, los resultados se deben interpretar en conjunto con los resultados en suero del bebé. Los análisis de anatomía patológica de especímenes de tejido fetal (por ej.: placenta y cordón umbilical)*** son otra herramienta de diagnóstico que permite establecer la presencia de infección por el virus del Zika en la madre, y permiten llegar a un diagnóstico definitivo en mujeres embarazadas con infección por el virus del Zika cuya serología indica una infección reciente por flavivirus no especificado. Además, los hallazgos de la anatomía patológica también pueden resultar útiles para evaluar a las mujeres embarazadas que acuden en busca de atención >;12 semanas después de la aparición de los síntomas o posible exposición. Se ha reportado que el ARN de virus del Zika persiste en especímenes de tejido, incluidos el de la placenta y el cerebro fetal (21). Una rRT-PCR o tinción inmunohistoquímica positivas de la placenta indican la presencia de infección materna (21).

Se deberá ofrecer una anatomía patológica para detectar virus del Zika a las mujeres embarazadas con evidencia de laboratorio de infección por el virus del Zika confirmada o presunta que sufran muerte fetal o un aborto espontáneo; las pruebas incluyen rRT-PCR y tinción imunohistoquímica en tejido fijado (21). This testing might provide insight into the etiology of the fetal loss, which could inform a woman’s future pregnancy planning. Más información disponible en http://www.cdc.gov/zika.

Reconocimientos

Aron J. Hall, División de Enfermedades Virales, Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias, CDC; Amy J. Lambert, Ronald M. Rosenberg, División de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; Diane Morof, División de Salud Reproductiva, Centro Nacional de Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, CDC; Evelyn M. Rodriguez, División de VIH/SIDA y Tuberculosis Mundial, Centro de Salud Mundial, CDC; Gail Thompson, Toby L. Merlin, División de Preparación e Infecciones Emergentes, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; Heather J. Menzies, División para la Protección de la Salud Mundial, Centro de Salud Mundial, CDC; John R. Sims, División de Trastornos Congénitos y del Desarrollo, Centro Nacional de Defectos de Nacimiento y Discapacidades del Desarrollo, CDC; Angela D. Aina, Karen R. Broder, División para la Promoción de la Calidad en la Atención Médica, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; Rita M. Traxler, División de Patógenos y Patología de Alto Riesgo, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC.


Autora para correspondencia: Titilope Oduyebo, 770-488-7100, ZikaMCH@cdc.gov.

1División de Salud Reproductiva, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, CDC; 2División de Trastornos Congénitos y del Desarrollo, Centro Nacional de Defectos de Nacimiento y Discapacidades del Desarrollo, CDC; 3División de Preparación e Infecciones Emergentes, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; 4División de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; 5División de Nutrición, Actividad Física y Obesidad, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, CDC; 6División de Prevención de VIH/SIDA, Centro Nacional para la Prevención del VIH/SIDA, la Hepatitis Viral, las ETS y la tuberculosis, CDC; 7División de Protección de la Salud Global, Centro para la Salud Mundial, CDC; 8Oficina del Director, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC.

Referencias

  1. Rasmussen SA, Jamieson DJ, Honein MA, Petersen LR. Zika virus and birth defects-reviewing the evidence for causality. N Engl J Med 2016;374:1981-7. CrossRef PubMed
  2. Meaney-Delman D, Rasmussen SA, Staples JE, et al. Zika virus and pregnancy: what obstetric health care providers need to know. Obstet Gynecol 2016;127:642-8. CrossRef PubMed
  3. Simeone RM, Shapiro-Mendoza CK, Meaney-Delman D, et al. ; Zika and Pregnancy Working Group. Possible Zika virus infection among pregnant women-United States and Territories, May 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:514-9. CrossRef PubMed
  4. Bocanegra C, Sulleiro E, Soriano-Arandes A, et al. Zika virus infection in pregnant women in Barcelona, Spain. Clin Microbiol Infect . En imprenta, 2016.
  5. Driggers RW, Ho CY, Korhonen EM, et al. Zika virus infection with prolonged maternal viremia and fetal brain abnormalities. N Engl J Med 2016;374:2142-51. CrossRef PubMed
  6. Pacheco O, Beltrán M, Nelson CA, et al. Zika virus disease in Colombia-preliminary report. N Engl J Med 2016;NEJMoa1604037. CrossRef PubMed
  7. Meaney-Delman D, Oduyebo T, Polen KND, et al. Prolonged detection of Zika virus RNA in pregnant women. Obstet Gynecol. En imprenta, 2016.
  8. Rabe IB, Staples JE, Villanueva J, et al. Directrices provisionales para la interpretación de resultados de pruebas de anticuerpos para virus del Zika. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:543-6. CrossRef PubMed
  9. Oduyebo T, Petersen EE, Rasmussen SA, et al. Update: interim guidelines for health care providers caring for pregnant women and women of reproductive age with possible Zika virus exposure-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:122-7. CrossRef PubMed
  10. Petersen EE, Staples JE, Meaney-Delman D, et al. Interim guidelines for pregnant women during a Zika virus outbreak-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:30-3. CrossRef PubMed
  11. Oster AM, Russell K, Stryker JE, et al. Update: interim guidance for prevention of sexual transmission of Zika virus-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:323-5. CrossRef PubMed
  12. CDC. Recomendaciones de los CDC para pruebas posteriores de anticuerpos IgM para zika. Atlanta, GA: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., CDC; 2016. http://emergency.cdc.gov/han/han00392.asp
  13. Petersen EE, Polen KN, Meaney-Delman D, et al. Update: interim guidance for health care providers caring for women of reproductive age with possible Zika virus exposure-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:315-22. CrossRef PubMed
  14. Franca GV, Schuler-Faccini L, Oliveira WK, et al. Congenital Zika virus syndrome in Brazil: a case series of the first 1501 livebirths with complete investigation. Lancet 2016. Publicación electrónica, 29 de junio del 2016. http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(16)30902-3.pdf
  15. Meaney-Delman D, Hills SL, Williams C, et al. Zika Virus infection among U.S. pregnant travelers-August 2015-February 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:211-4. CrossRef PubMed
  16. Fleming-Dutra KE, Nelson JM, Fischer M, et al. Actualización: guías provisionales para los proveedores de atención médica que tratan a bebés y niños con una posible infección por el virus del Zika - Estados Unidos, febrero de 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:182-7. CrossRef PubMed
  17. Lo YM, Lo ES, Watson N, et al. Two-way cell traffic between mother and fetus: biologic and clinical implications. Blood 1996;88:4390-5. PubMed
  18. Masuzaki H, Miura K, Miura S, et al. Labor increases maternal DNA contamination in cord blood. Clin Chem 2004;50:1709-11. CrossRef PubMed
  19. Chhabra RS, Brion LP, Castro M, Freundlich L, Glaser JH. Comparison of maternal sera, cord blood, and neonatal sera for detecting presumptive congenital syphilis: relationship with maternal treatment. Pediatrics 1993;91:88-91. PubMed
  20. Workowski KA, Bolan GA. Directrices para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, 2015. Informe de rec. del MMWR 2015;64(RR-03). PubMed
  21. Martines RB, Bhatnagar J, de Oliveira Ramos AM, et al. Pathology of congenital Zika syndrome in Brazil: a case series. Lancet 2016. Publicación electrónica, 29 de junio del 2016. http://thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(16)30883-2.pdf

* Sexo se define específicamente como relaciones sexuales por vía vaginal (sexo pene a vagina), por vía anal (sexo pene a ano), por vía oral (sexo boca a pene o boca a vagina) y compartir juguetes sexuales.

Los métodos de barrera incluyen condones femeninos o masculinos para el sexo vaginal o anal, condones masculinos para el sexo oral (boca a pene) y condones masculinos cortados para crear una barrera plana o protector bucal para el sexo oral (boca a vagina).

§ La enfermedad por el virus del Zika se define como aquella en la que el paciente tiene al menos uno de estos signos y síntomas: aparición repentina de fiebre, sarpullido, artralgia, conjuntivitis; y confirmación en laboratorio de infección por el virus del Zika.

http://www.cdc.gov/zika/geo/active-countries.html.

** http://www.cdc.gov/zika/hc-providers/registry.html.

††http://www.cdc.gov/zika/public-health-partners/zapss.html.

§§https://www.cdc.gov/zika/geo/pregwomen-uscases.html.

¶¶http://wwwnc.cdc.gov/travel/page/avoid-bug-bites.

*** http://www.cdc.gov/zika/laboratories/test-specimens-tissues.html.

Volver al textoFIGURA. Directrices provisionales actualizadas: recomendaciones para las pruebas y su interpretación*,†, §,¶ en una mujer embarazada con posible exposición al virus del Zika** - Estados Unidos (incluidos los territorios de EE. UU.)

Abbreviaturas: IgM = immunoglobulina M; PRNT = prueba de neutralización con reducción de placas; rRT-PCR = prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa.

* Una mujer embarazada se considera sintomática si reporta uno o más signos o síntomas que concuerden con la enfermedad por el virus del Zika (fiebre, sarpullido, artralgia o conjuntivitis de aparicion repentina). Una mujer embarazada se considera asintomática si NO reporta estos síntomas.

Las pruebas incluyen rRT-PCR para virus del Zika en muestras de suero y orina, IgM para virus del Zika y del dengue y PRNT en muestras de suero. Los resultados de la PRNT que indiquen infección reciente por flavivirus deben interpretarse en el contexto de los flavivirus que circulan en la actualidad. Consulte las directrices de laboratorio para ver las recomendaciones actualizadas para las pruebas de detección (http://www.cdc.gov/zika/laboratories/lab-guidance.html). Debido a que la superposición de síntomas en áreas donde son endémicas otras enfermedades virales, se debe analizar para detectar posible infección por el virus del dengue o chikunguña.

§ Se recomiendan pruebas de anticuerpos IgM para dengue solo en mujeres embarazadas sintomáticas.

Si se solicita una prueba rRT-PRC para virus del Zika a laboratorios sin capacidad para hacer pruebas de detección de anticuerpos IgM o un procedimiento que permita enviar los especímenes a otro laboratorio, se sugiere el almacenamiento de más muestras de suero para hacer pruebas de detección de anticuerpos IgM en caso de que el resultado de la rRT-PCR sea negativo.

** Posible exposición al virus del Zika incluye haber viajado en un área con transmisión activa del virus del Zika o vivir en un área afectada ((http://wwwnc.cdc.gov/travel/notices/)), o mantener relaciones sexuales por vía vaginal (pene a vagina), anal (pene a ano), oral (boca a pene o boca a vagina), y compartir juguetes sexuales sin un método de barrera que prevenga las infecciones (condones masculinos o femeninos para el sexo vaginal o anal, condones masculinos para el sexo oral (boca a pene) y condones masculinos cortados para crear una barrera plana o protectores bucales para el sexo oral (boca a vagina) con una pareja que viajó a un área con transmisión activa del virus del Zika o que vive en un área afectada.

Volver al textoCUADRO. Manejo clínico de mujeres embarazadas con presunta infección por el virus del Zika
Interpretación de resultados de laboratorio* Manejo prenatal Manejo posnatal
Infección reciente por el virus del Zika Analizar hacer ecografías en serie cada 3-4 semanas para evaluar la anatomía y crecimiento fetal. La decisión de realizar una amniocentesis se debe tomar en función de cada caso y según cada circunstancia clínica particular.§ Bebés nacidos vivos: se deben analizar muestras de sangre del cordón y suero del bebé mediante rRT-PCR para virus del Zika y pruebas de detección de anticuerpos IgM para virus del Zika y del dengue. Si se toman muestras de LCR por otros motivos, también se pueden analizar. Zika virus rRT-PCR and IHC staining of umbilical cord and placenta are recommended.Fetal losses: Zika virus rRT-PCR and IHC staining of fetal tissues are recommended.
Infección reciente por un flavivirus; el virus específico no puede identificarse
Infección reciente por el virus del Zika presunta** Analizar hacer ecografías en serie cada 3-4 semanas para evaluar la anatomía y crecimiento fetal. La decisión de realizar una amniocentesis se debe tomar en función de cada caso y según cada circunstancia clínica particular. Bebés nacidos vivos: se deben analizar muestras de sangre del cordón y suero del bebé mediante rRT-PCR para virus del Zika y pruebas de detección de anticuerpos IgM para virus del Zika y del dengue. Si se toman muestras de LCR por otros motivos, también se pueden analizar. Zika virus rRT-PCR and IHC staining of umbilical cord and placenta should be considered.Fetal losses: Zika virus rRT-PCR and IHC staining of fetal tissues should be considered.
Infección reciente por flavivirus presunta**
Infección reciente por el virus del dengue Manejo clínico de acuerdo a las directrices actuales.††
Sin evidencia de infección por el virus del Zika o del dengue Prenatal ultrasound to evaluate for fetal abnormalities consistent with congenital Zika virus syndrome.Fetal abnormalities present: repeat Zika virus rRT-PCR and IgM test; base clinical management on corresponding laboratory results. Sin anomalías fetales: basar la atención obstérica en el riesgo actual de exposición al virus del Zika para la mujer embarazada.

Abbreviations: CSF = cerebrospinal fluid; IgM = immunoglobulin M; IHC = immunohistochemical; PRNT = plaque reduction neutralization test; rRT-PCR = real-time reverse transcription–polymerase chain reaction.
* Consulte las directrices publicadas para la interpretación de resultados de pruebas (http://www.cdc.gov/mmwr/volumes/65/wr/mm6521e1.htm).
Las anomalías fetales que concuerden con el síndrome congénito de virus del Zika Fetal incluyen microcefalia, calcificaciones intracraneales y anomalías cerebrales y oculares.
§ Los proveedores de atención médica deben hablar de los riesgos y beneficios de la amniocentesis con sus pacientes. Se desconoce la sensibilidad o especificidad de las pruebas rRT-PCR en líquido amniótico para la detección de infección congénita por el virus del Zika, si un resultado positivo es predictivo de una anomalía fetal posterior y, de serlo, en qué proporción de bebés nacidos después de una infección habrá anomalías.
Consulte las directrices de patología para la recolección y el envío de tejido fetal para pruebas de detección del virus del Zika para ver información detallada sobre los tipos de especímenes recomendados (http://www.cdc.gov/zika/laboratories/test-specimens-tissues.html).
** Se deben realizar pruebas rRT-PCR y PRNT en casos de resultados positivos o equívocos de IgM según lo indicado. Los resultados de la PRNT que indiquen infección reciente por flavivirus deben interpretarse en el contexto de los flavivirus que circulan en la actualidad. Consulte las directrices de laboratorio para ver las recomendaciones actualizadas para las pruebas de detección (http://www.cdc.gov/zika/laboratories/lab-guidance.html). Dada la superposición de los síntomas y de las áreas endémicas con otras enfermedades virales, evalúe la posible infección por el virus del dengue o chikunguña.
††http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/44188/1/9789241547871_eng.pdf.

Citación sugerida para este artículo: Oduyebo T, Igbinosa I, Petersen EE, et al. Actualización: directrices provisionales para proveedores de atención médica que atienden a mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika, Estados Unidos, julio del 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:739–744. DOI: http://dx.doi.org/10.16/mmwr.mm6529e1.

El uso de nombres de marcas y fuentes comerciales se utiliza solamente para efectos de identificación y no constituye aval alguno por parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Las referencias de sitios en Internet que no son de los CDC se ofrecen como un servicio a los lectores del MMWR y no constituyen ni implican el aval de estas organizaciones o sus programas por parte de los CDC o del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Los CDC no son responsables por el contenido de las páginas de estos sitios. Las direcciones URL enumeradas en el MMWR estaban actualizadas hasta la fecha de la publicación.

Todas las versiones HTML de los artículos del MMWR son generadas de pruebas finales a través de procesos automatizados. Esta conversión podría resultar en la traducción de caracteres o errores de formato en la versión HTML. Los usuarios deben remitirse a la versión en PDF (https://www.cdc.gov/mmwr) o a la copia original en papel del MMWR para obtener versiones para imprimir del texto, las cifras y las tablas oficiales.

Las preguntas o mensajes con respecto a errores en el formato deben dirigirse a mmwrq@cdc.gov.

ARRIBA
window.CDC.Policy.External.init();