Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Actualización: Transmisión actual del virus del Zika, Puerto Rico, del 1 de noviembre de 2015 al 14 de abril de 2016


Datos del artículo

Métricas alternativas:

Citas:

Vistas:  Las vistas equivalen a las vistas de páginas más las descargas de PDF

Detalles de la métrica

El 29 de abril de 2016 se publicó este informe en línea como un adelanto del MMWR.

Emilio Dirlikov, PhD1,2; Kyle R. Ryff, MPH1; Jomil Torres-Aponte, MS1; Dana L. Thomas, MD1,3; Janice Perez-Padilla, MPH4; Jorge Munoz-Jordan, PhD4; Elba V. Caraballo, PhD4; Myriam Garcia5,6; Marangely Olivero Segarra, MS5,6; Graciela Malave5,6; Regina M. Simeone, MPH7; Carrie K. Shapiro-Mendoza, PhD8; Lourdes Romero Reyes9; Francisco Alvarado-Ramy, MD10; Angela F. Harris, PhD11; Aidsa Rivera, MSN4; Chelsea G. Major, MPH4,12; Marrielle Mayshack1,12; Luisa I. Alvarado, MD13; Audrey Lenhart, PhD14; Miguel Valencia-Prado, MD15; Steve Waterman, MD4; Tyler M. Sharp, PhD4; Brenda Rivera-Garcia, DVM1 (ver las afiliaciones de los autores)

Ver la referencia bibliográfica sugerida

Resumen

¿Qué se sabe sobre este tema?

La transmisión del virus del Zika en Puerto Rico ha sido continua; el primer paciente informó sobre la aparición de los síntomas el 2015 de noviembre. La infección por el virus del Zika es una de las causas de microcefalia y de otros defectos congénitos graves. La infección por el virus del Zika también ha sido asociada al Síndrome de Guillain-Barré.

¿Qué información agrega este informe?

Entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016, se analizó un total de 6 157 especímenes de pacientes puertorriqueños con posible infección por el virus del Zika y 683 (11%) mostraron signos de infección por el virus del Zika actual o reciente. La respuesta de salud pública incluye una mayor capacidad en las pruebas para el virus del Zika con lo cual se puede prevenir la infección en las mujeres embarazadas, monitorear a las mujeres embarazadas infectadas y sus fetos ante la posibilidad de que haya resultados adversos, controlar los mosquitos y garantizar la seguridad de los productos sanguíneos.

¿Cuáles son las consecuencias para la práctica de salud pública?

Los residentes de Puerto Rico y quienes viajen a este país deberían continuar con las conductas correspondientes para evitar las picaduras de mosquitos, las precauciones para reducir el riesgo de transmisión sexual y la búsqueda de atención médica si presentan alguna enfermedad grave con sarpullido o fiebre. Los médicos que sospechan de la presencia de la enfermedad por el virus del Zika en pacientes que residen en áreas con transmisión actual del virus del Zika o que hace poco regresaron de ellas deberían informar sobre los casos a los funcionarios de salud pública.

El virus del Zika es un flavivirus que se transmite principalmente a través de los mosquitos Aedes y los síntomas de la infección pueden incluir sarpullido, fiebre, artralgia y conjuntivitis(1).* La infección por el virus del Zika durante el embarazo es una de las causas de microcefalia y de otros defectos congénitos graves (2). La infección también ha sido asociada al Síndrome de Guillain-Barré (<;i1>;3<;/i>;). En diciembre de 2015, Puerto Rico se convirtió en la primera jurisdicción estadounidense en informar casos de transmisión local del virus del Zika. El primer caso en este país informó la aparición de los síntomas el 23 de noviembre de 2015 (4). El propósito de este informe es ofrecer una actualización sobre la situación epidemiológica y la respuesta de salud pública a la transmisión actual del virus del Zika en Puerto Rico. Entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016, el Departamento de Salud de Puerto Rico (PRDH, por sus siglas en inglés) y la División del Dengue de los CDC (ubicada en San Juan, Puerto Rico) analizaron un total de 6 157 especímenes de pacientes con posible infección por el virus del Zika y 683 (11%) mostraron signos de infección actual o reciente en una o más pruebas: reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR, por sus siglas en inglés) o ensayo de inmunoadsorción enzimática (ELISA) de la inmunoglobulina M (IgM). Los pacientes infectados por el virus del Zika residían en 50 (64%) de las 78 municipalidades de Puerto Rico. La edad media era de 34 años (rango = 35 días a 89 años). Los signos y síntomas que se informaron con mayor frecuencia fueron sarpullido (74%), mialgia (68%), dolor de cabeza (63%), fiebre (63%) y artralgia (63%). Hubo 65 (10%) casos de mujeres embarazadas sintomáticas cuyos resultados dieron positivo mediante las pruebas RT-PCR o ELISA de IgM. Un total de 17 (2%) pacientes tuvieron que ser hospitalizados, incluidos 5 (1%) pacientes con posible Síndrome de Guillain-Barré. Un (<;1%) paciente murió después de tener trombocitopenia grave. La respuesta de salud pública al brote incluyó una mayor capacidad de laboratorio para analizar la infección por el virus del Zika (incluso los exámenes de donantes de sangre), la implementación de sistemas de vigilancia mejorados y actividades de prevención centrados en las mujeres embarazadas. Las actividades de control de vectores incluyen el rociado residual en interiores y exteriores, y la reducción de los lugares donde se crían los mosquitos, especialmente alrededor de las viviendas de las mujeres embarazadas. Los residentes de Puerto Rico y quienes viajen a este país deberían continuar con las conductas correspondientes para evitar las picaduras de mosquitos, las precauciones para reducir el riesgo de transmisión sexual (5) y la búsqueda de atención médica si presentan alguna enfermedad grave con sarpullido o fiebre.

Vigilancia epidemiológica

Como medida de respuesta a la aparición del virus del Zika, el Departamento de Salud de Puerto Rico (PRDH) y la División del Dengue de los CDC incorporaron el informe de casos y las pruebas de diagnóstico del virus del Zika en sus sistemas actuales de vigilancia del virus del dengue y chikunguña, y además crearon un Sistema de vigilancia pasiva de las enfermedades arbovirales en los laboratorios.<;sup1>;†<;/sup>; Los proveedores de atención médica envían al PRDH especímenes de suero de pacientes con presunta infección por el virus del Zika, chikunguña o dengue usando un formulario de informe de casos.<;sup2>;§<;/sup2>; Según la cantidad de días que transcurren entre la aparición de la enfermedad y la recolección de los especímenes, se utiliza el ensayo Trioplex RT-PCR para analizar los especímenes para los tres arbovirus, el ensayo ELISA IgM, o ambos ensayos, para detectar evidencia del virus del Zika y del dengue (<;i1>;4<;/i>;).<;sup3>;¶<;/sup3>; El diagnóstico de infección por el virus del Zika se confirmó cuando los resultados de las pruebas de los pacientes dieron positivo mediante la prueba RT-PCR (confirmada) o el ensayo ELISA IgM con resultado negativo para el virus del dengue mediante ELISA IgM (presunto positivo). Las pruebas para detectar el virus del Zika se incorporaron al sistema de vigilancia centinela mejorado del dengue, el cual analiza especímenes de todos los pacientes con fiebre que reciben tratamiento en una clínica ambulatoria o en el departamento de emergencia de un hospital en Ponce. Los especímenes de tejidos y sangre, recogidos durante la autopsia de pacientes que murieron después de tener una enfermedad febril grave, se analizan para determinar si hubo infección por el virus del Zika utilizando el sistema de vigilancia mejorado de enfermedades febriles graves y mortales.** Conforme a las directrices provisionales de los CDC (6), se utiliza el algoritmo de diagnóstico para hacer las pruebas en las mujeres embarazadas sintomáticas y el ensayo ELISA IgM para detectar evidencia de infección por el virus del Zika o el dengue en las mujeres embarazadas asintomáticas. El sistema de vigilancia pasiva del Síndrome de Guillain-Barré, que comenzó a funcionar en febrero del 2016, les permite a los proveedores de atención médica de toda la isla informar los casos con sospecha clínica de este trastorno enviando al PRDH un informe de casos y un espécimen de suero.†† Los especímenes de los pacientes con presunto Síndrome de Guillain-Barré se analizan utilizando la prueba RT-PCR o el ensayo ELISA IgM para los tres arbovirus. Los resultados de la prueba de diagnóstico se gestionan a través de un sistema integrado de gestión de datos. Los resultados se notifican a los proveedores y los datos globales están disponibles en línea en un informe semanal sobre los arbovirus.§§

Entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016, se analizaron los especímenes de 6 157 pacientes con presunta infección por arbovirus y 683 (11%) se confirmaron en laboratorio o se definieron como "presunto resultado positivo" para la infección por el virus del Zika (Tabla). De estos 683 pacientes con infección por el virus del Zika confirmada o presunta, 581 (85%) se confirmaron mediante la prueba RT-PCR, 73 (11%) arrojaron un presunto resultado positivo con el ensayo ELISA IgM y 29 (4%) dieron positivo mediante la pruebas RT-PCR y ELISA IgM. La infección por el virus del dengue, chikunguña o flavivirus sin especificar se detectó en 110 (2%), 61 (1%) y 32 (<1%) pacientes con presunta infección por arbovirus, respectivamente. No se identificaron pacientes con evidencia de coinfección por los virus del Zika, dengue o chikunguña mediante la prueba RT-PCR. De todos los pacientes infectados por el virus del Zika, 646 (95%) se informaron al sistema de vigilancia pasiva de enfermedades arbovirales. Treinta y dos (5%) pacientes con infección por el virus del Zika se informaron a través del sistema de vigilancia centinela mejorado del dengue. Cinco (1%) casos presuntos de Síndrome de Guillain-Barré informados al sistema de vigilancia pasiva del Síndrome de Guillain-Barré arrojaron un presunto resultado positivo para la infección por el virus del Zika y dos presentaron infección por flavivirus sin especificar.

El número de casos por semana de enfermedad por el virus del Zika aumentó gradualmente desde finales de noviembre de 2015, mientras que la incidencia de los casos de dengue y chikunguña sigue relativamente baja (figura 1). 50 (64%) de 78 municipalidades en total informaron casos de pacientes con infección por el virus del Zika (figura 2); 146 (21%) pacientes residían en el área metropolitana de San Juan. Entre todos los pacientes con infección por el virus del Zika identificados, 436 (64%) eran mujeres y la edad media era de 34 años (rango = 35 días a 89 años​​​​​​​). Los signos y síntomas que se informaron con mayor frecuencia fueron sarpullido (74%), mialgia (68%), dolor de cabeza (63%), fiebre (63%) y artralgia (63%). Se diagnosticó trombocitopenia (definida con niveles de plaquetas en sangre <;100 000 células/mm3) en nueve (1%) casos. Sesenta y cinco (10%) mujeres embarazadas sintomáticas eran pacientes con infección por el virus del Zika. Diecisiete (2%) pacientes tuvieron que ser hospitalizados, incluidos cinco (1%) casos con presunto Síndrome de Guillain-Barré. En un caso (<1%) identificado y asociado al virus del Zika, el paciente murió por complicaciones relacionadas a un cuadro de trombocitopenia grave.

Con el objetivo de garantizar la seguridad del banco de sangre, Puerto Rico importó todos los productos sanguíneos de los Estados Unidos entre el 5 de marzo y el 14 de abril (7). El 2 de abril, se reanudó la extracción de sangre pero se evaluaban a los donantes usando una prueba de detección de ácido nucleico experimental para el virus del Zika aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Roche Molecular Systems, Inc., Pleasanton, California). Las importaciones de sangre de emergencia finalizaron el 15 de abril. Entre el 2 y el 14 de abril, nueve (<;1%) de las 1 910 unidades de sangre donadas y analizadas arrojaron resultados positivos. Estas unidades se extrajeron del banco de sangre y las pruebas que confirman la presunta infección por el virus del Zika aún están pendientes.

Respuesta de salud pública

Con el sistema de vigilancia activa del virus del Zika durante el embarazo se monitorea a las mujeres embarazadas con infección por el virus del Zika y a sus bebés por resultados de salud adversos en la madre, el feto, el neonato, el bebé y el niño.¶¶ Los bebés de toda la isla que sobrevivan serán derivados al programa Niños con necesidades de atención médica especiales para que se vigile su desarrollo y se coordinen los servicios especializados, según sea necesario, hasta que cumplan 3 años. El sistema de vigilancia de defectos congénitos*** identificará a los recién nacidos con microcefalia congénita, incluidos aquellos que nazcan de mujeres que contrajeron el virus del Zika durante el embarazo, y derivará todos los casos a Avanzando Juntos, el Sistema de Servicios de Intervención Temprana de Puerto Rico.

Con la colaboración de los CDC, el PRDH también implementó estrategias integrales para prevenir la transmisión del virus del Zika. Se divulgaron mensajes sobre salud, que incluyen afiches y monitoreos electrónicos, y se colocaron materiales educativos sobre salud en varios lugares, incluidos los centros de atención médica y los puertos de ingreso. Las estrategias de intervención comunitarias se centraron en las mujeres embarazadas. El PRDH ha trabajado junto con las clínicas para mujeres, bebés y niños (WIC, por sus siglas en inglés), donde el 90% de las mujeres embarazadas de Puerto Rico recibieron servicios en 2015 (Dana Miró Medina, WIC Puerto Rico, comunicación personal, 2016). Hasta el 13 de abril, 13 351 mujeres embarazadas en total participaron en las orientaciones educativas sobre el virus del Zika ofrecidas por las clínicas WIC. El PRDH y la Fundación de los CDC financiaron la compra y entrega de los kits de prevención del zika, que incluyen información sobre salud adaptada al lugar, repelente de mosquitos, un mosquitero para cama, pastillas larvicidas (pastillas que se colocan en las fuentes de agua, donde los mosquitos pueden reproducirse, para evitar que las larvas se conviertan en mosquitos adultos) y condones. Además, con el fin de disminuir el número de embarazos no deseados con resultados adversos en el feto a causa de la infección por el virus del Zika, la respuesta incluyó una mayor disponibilidad de anticonceptivos (8).

Durante los meses de febrero y marzo, se realizó un estudio sobre la resistencia a los insecticidas de los mosquitos Aedes aegypti con el objetivo de elaborar estrategias de control de vectores, como el rociado de ultra bajo volumen montado en un camión y el rociado residual en exteriores. Se utilizó el bioensayo en botella de los CDC para estudiar a los mosquitos de todo Puerto Rico con el fin de determinar la susceptibilidad a los insecticidas, en especial a los piretroides. Los resultados indican un alto grado de variación geográfica con respecto a la susceptibilidad a los insecticidas; y se identificó a la deltametrina como el piretroide más adecuado para usar en los programas de control de vectores (no se muestran los datos). Se continúa vigilando la susceptibilidad a los insecticidas.

En este momento tiene vigencia un programa de control de vectores, basado en el hogar, que se centra en las mujeres embarazadas. A las mujeres se las contacta a través de la clínicas WIC y se les ofrece servicios de reducción de las fuentes (p. ej., eliminación de los recipientes con agua que pueden funcionar como lugares de reproducción de los mosquitos), aplicación de larvicidas y rociado residual con deltametrina en interiores y exteriores. El PRHD y los CDC colaboraron con el Departamento de Vivienda de Puerto Rico para incorporar estos servicios en sus actividades de control de vectores.

Discusión

El virus del Zika sigue siendo un desafío de salud pública en Puerto Rico y se estima que se seguirán registrando casos durante todo el 2016. Con base en los sistemas actuales de vigilancia de los virus del dengue y chikunguña, el PRDH colaboró con los CDC para implementar un sistema integral de vigilancia para caracterizar la incidencia y epidemiología de la enfermedad por el virus del Zika en la isla. La mayor capacidad de los laboratorios y la vigilancia permitieron que los datos estuvieran disponibles a tiempo, lo que a su vez facilitó el análisis continuo y la respuesta de salud pública adaptada. Conforme a las directrices de los CDC, las pruebas se realizan a las mujeres embarazadas sintomáticas y asintomáticas para detectar evidencia de la infección por el virus del Zika. La información recopilada a través del sistema de vigilancia activa del virus del Zika durante el embarazo se utilizará para concientizar sobre las complicaciones que puede generar el virus del Zika durante el embarazo, promover la prevención a través del uso de repelente de mosquitos y otros métodos e informar a los proveedores de atención médica sobre los cuidados adicionales que deben tener las mujeres infectadas con el virus del Zika durante el embarazo así como los niños y los fetos con exposición congénita. Además, la prevalencia de los resultados adversos en los fetos, que se documentaron a través de este sistema, pueden compararse con los índices de referencia a medida que hay más evidencia disponible sobre las asociaciones entre las infecciones por el virus del Zika y los resultados adversos, como la microcefalia (2).

El hallazgo de que las mujeres constituyen la mayor parte de los casos puede atribuirse a las actividades de asistencia social específicas y a las pruebas. Los síntomas más comunes manifestados entre los casos de enfermedad por el virus del Zika fueron sarpullido, mialgia, dolor de cabeza, fiebre y artralgia, los que son similares a los signos y síntomas más comunes informados en otras partes de América (9). Si bien las muertes por el virus del Zika son poco comunes (<;i1>;10<;/i>;), la primera muerte identificada en Puerto Rico pone de relieve la posibilidad de que haya casos graves así como la necesidad de que se implementen actividades de asistencia social para concientizar a los proveedores de atención médica acerca de las complicaciones que pueden desencadenar una enfermedad grave o incluso provocar la muerte. A fin de garantizar la seguridad ininterrumpida de la sangre, la toma de muestras de sangre se reanudó junto con la implementación de un programa de evaluación de los donantes por la enfermedad del virus del Zika, y se descartan todas las unidades con resultado positivo.

Los residentes de Puerto Rico y las personas que viajen a ese país deberían continuar con las conductas correspondientes para evitar las picaduras de mosquitos, que incluyen aplicarse repelente para mosquitos, usar pantalones y camisas de manga larga, y asegurar que las viviendas estén perfectamente cerradas (p. ej., colocar mosquiteros en puertas y ventanas, cerrar ventanas y usar el aire acondicionado) para evitar las picaduras mientras están adentro.<;sup1>;†††<;/sup>; Con el propósito de disminuir el riesgo de transmisión sexual, en especial cuando hay mujeres embarazadas involucradas, las precauciones deberían incluir el uso correcto y constante de condones, o bien, la abstinencia sexual ​​​​​​​ (<;i1>;5<;/i>;). Estas medidas también pueden ser útiles para evitar embarazos no deseados y minimizar el riesgo de infección por el virus del Zika en el feto (6). Los médicos que sospechan de la presencia de la enfermedad por el virus del Zika en pacientes que residen en áreas con transmisión actual del virus del Zika o que hace poco regresaron de ellas deberían informar sobre los casos a los funcionarios de salud pública.

Reconocimientos

Kathryn Conlon, PhD, Centro Nacional de Salud Ambiental, CDC.


Autor responsable de la correspondencia: Emilio Dirlikov, Zika@salud.gov.pr, 787-765-2929.

1Oficina de Epidemiología y Vigilancia, Departamento de Salud de Puerto Rico; 2Servicio de Inteligencia Epidemiológica, División de Educación Científica y Desarrollo Profesional, CDC; 3División de Preparación Estatal y Local, Oficina de Preparación y Respuesta de Salud Pública, CDC; 4División de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; 5Laboratorio de Emergencias Biológicas y Químicas, Oficina de Preparación y Respuesta de Salud Pública, Departamento de Salud de Puerto Rico; 6Laboratorio de Salud Pública, Departamento de Salud Puerto Rico; 7División de Trastornos Congénitos y de Desarrollo, Centro Nacional de Defectos Congénitos y Deficiencias del Desarrollo, CDC; 8División de Salud Reproductiva, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, CDC ; 9Programa para mujeres, bebés y niños de Puerto Rico; 10División de Migración Global y Cuarentenas, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; 11Bill & Melinda Gates Foundation, Seattle, WA; 12Oficina para la Ayuda Estatal, Tribal, Local y Territorial, CDC; 13Ponce Health Sciences University-Saint Luke's Episcopal Hospital Consortium, Puerto Rico; 14División de Enfermedades Parasitarias y Malaria, Centro de Salud Global, CDC; 15Sistema de Prevención y Vigilancia de Defectos Congénitos de Puerto Rico, Departamento de Salud de Puerto Rico.

Referencias

  1. Petersen LR, Jamieson DJ, Powers AM, Honein MA. Zika virus. N Engl J Med 2016;374:1552-63. CrossRef PubMed
  2. Rasmussen SA, Jamieson DJ, Honein MA, Petersen LR. Zika virus and birth defects-reviewing the evidence for causality. N Engl J Med 2016. Publicación electrónica: 13 de abril de 2016. http://www.nejm.org/doi/full/10.11/NEJMsr1604338http://www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=27074377&dopt=Abstract PubMed
  3. Cao-Lormeau VM, Blake A, Mons S, et al. Guillain-Barré syndrome outbreak associated with Zika virus infection in French Polynesia: a case-control study. Lancet 2016;387:1531-9. CrossRef PubMed
  4. Thomas DL, Sharp TM, Torres J, et al. Local transmission of Zika virus-Puerto Rico, November 23, 2015-January 28, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:154-8. CrossRef PubMed
  5. Oster AM, Russell K, Stryker JE, et al. Update: interim guidance for prevention of sexual transmission of Zika virus-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:323-5. CrossRef PubMed
  6. Petersen EE, Polen KN, Meaney-Delman D, et al. Update: interim guidance for health care providers caring for women of reproductive age with possible Zika virus exposure-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:315-22. CrossRef PubMed
  7. Vasquez AM, Sapiano MR, Basavaraju SV, Kuehnert MJ, Rivera-Garcia B. Survey of blood collection centers and implementation of guidance for prevention of transfusion-transmitted Zika virus infection-Puerto Rico, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:375-8. CrossRef PubMed
  8. Tepper NK, Goldberg HI, Bernal MI, et al. Estimating contraceptive needs and increasing access to contraception in response to the Zika virus disease outbreak-Puerto Rico, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:311-4. CrossRef PubMed
  9. Brasil P, Calvet GA, Siqueira AM, et al. Zika virus outbreak in Rio de Janeiro, Brazil: clinical characterization, epidemiological and virological aspects. PLoS Negl Trop Dis 2016;10:e0004636. CrossRef PubMed
  10. Sarmiento-Ospina A, Vásquez-Serna H, Jimenez-Canizales CE, Villamil-Gómez WE, Rodriguez-Morales AJ. Muertes asociadas al virus del Zika en Colombia. Lancet Infect Dis 2016;16:523-4. CrossRef PubMed

* http://www.cdc.gov/zika/.

http://www.salud.gov.pr/Sobre-tu-Salud/Pages/Condiciones/Zika.aspx.

§http://www.salud.gov.pr/Sobre-tu-Salud/Documents/NEW%20Arbovirus%20Case%20Investigation%20Form%20-%20March%2.029%202016.pdf.

http://www.fda.gov/%20EmergencyPreparedness/Counterterrorism/MedicalCountermeasures/MCMIssues/ucm485199.htm.

** El sistema de vigilancia mejorado de enfermedades febriles graves y mortales es administrado conjuntamente por el PRDH, el Instituto de Ciencias Forenses de Puerto Rico y los CDC.

†† Los casos de pacientes con sospecha clínica de Síndrome de Guillain-Barré registrados en la isla pueden informarse al PRDH (http://www.salud.gov.pr/Sobre-tu-Salud/Documents/ingl%c3%a9s.pdf).

§§http://www.salud.gov.pr/Estadisticas-Registros-y-Publicaciones/Pages/Informe-Arboviral.aspx.

¶¶ El sistema de vigilancia activa del virus del Zika durante el embarazo es administrado conjuntamente por el PRDH y los CDC.

*** El PRDH monitorea de forma rutinaria los defectos congénitos en toda la isla mediante el sistema de vigilancia de defectos congénitos.

†††http://www.cdc.gov/zika/prevention/.

Volver al textoTABLA. Características demográficas, curso clínico y signos y síntomas de pacientes* con enfermedad por el virus del Zika (N = 683) - Puerto Rico, entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016
Características N. ° de pacientes (%)
Historial de viajes recientes 4 (1)
Mujer 436 (64)
Embarazada 65 (10)
Hospitalizado 17 (2)
SGB presunto§ 5 (1)
Trombocitopenia 9 (1)
Muertes 1 (<1)
Signos y síntomas**
Sarpullido 505 (74)
Mialgia 462 (68)
Dolor de cabeza 433 (63)
Fiebre 429 (63)
Artralgia 428 (63)
Dolor ocular 350 (51)
Escalofríos 344 (50)
Dolor de garganta 233 (34)
Petequias 213 (31)
Conjuntivitis 137 (20)
Náuseas/vómitos 123 (18)
Diarrea 115 (17)

<;b1>;Abreviatura:<;/b>; SGB = Síndrome de Guillain-Barré.
* Los pacientes tenían entre 35 días y 89 años (edad mediana = 34 años).
Viajes fuera de Puerto Rico y de los Estados Unidos en los 14 días anteriores a la aparición de la enfermedad.
§ Todos los pacientes con SGB fueron hospitalizados.
Definida con niveles de plaquetas en sangre <;100 000 células/mm3.
** Los médicos de los pacientes informaron los signos y síntomas.

Volver al textoFIGURA 1. Casos de enfermedad por el virus del Zika (n = 683), dengue (n = 110) y chikunguña (n = 61) por semana de aparición de la enfermedad del paciente - Puerto Rico, entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016

La figura de arriba es un gráfico de líneas que muestra la cantidad de casos informados de enfermedad por el virus del Zika (n = 683), dengue (n = 110) y chikunguña (n = 61) en Puerto Rico, por semana de aparición de la enfermedad del paciente, entre el 1 de noviembre del 2015 y el 14 de abril del 2016.

Volver al textoFIGURA 2. Municipalidad en que residen las personas con enfermedad por el virus del Zika (n = 679)* - Puerto Rico, entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016

La figura de arriba es un mapa de Puerto Rico que muestra la distribución geográfica de la residencia de las personas con la enfermedad por el virus del Zika (n = 679), por municipalidad, entre el 1 de noviembre de 2015 y el 14 de abril de 2016

* Se informaron cuatro casos de los cuales se desconoce la municipalidad en que residen.

Citación sugerida para este artículo: Dirlikov E, Ryff KR, Torres-Aponte J, et al. Update: Ongoing Zika Virus Transmission - Puerto Rico, November 1, 2015-April 14, 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:451–455. DOI: http://dx.doi.org/10.16/mmwr.mm6517e2.

El uso de nombres de marcas y fuentes comerciales se utiliza solamente para efectos de identificación y no constituye aval alguno por parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Las referencias de sitios en Internet que no son de los CDC se ofrecen como un servicio a los lectores del MMWR y no constituyen ni implican el aval de estas organizaciones o sus programas por parte de los CDC o del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Los CDC no son responsables por el contenido de las páginas de estos sitios. Las direcciones URL enumeradas en el MMWR estaban actualizadas hasta la fecha de la publicación.

Todas las versiones HTML de los artículos del MMWR son generadas de pruebas finales a través de procesos automatizados. Esta conversión podría resultar en la traducción de caracteres o errores de formato en la versión HTML. Los usuarios deben remitirse a la versión en PDF (https://www.cdc.gov/mmwr) o a la copia original en papel del MMWR para obtener versiones para imprimir del texto, las cifras y las tablas oficiales.

Las preguntas o mensajes con respecto a errores en el formato deben dirigirse a mmwrq@cdc.gov.

ARRIBA
window.CDC.Policy.External.init();