Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Patrones en las pruebas y en la infección del virus del Zika, por informe de síntomas y embarazo - Estados Unidos, 3 de enero-5 de marzo de 2016


Datos del artículo

Métricas alternativas:

Citas:

Vistas:  Las vistas equivalen a las vistas de páginas más las descargas de PDF

Detalles de la métrica

El 15 de abril de 2016 se publicó este informe en línea como un adelanto del MMWR.

Sharoda Dasgupta, PhD1,2; Sarah Reagan-Steiner, MD3; Dana Goodenough, MPH4; Kate Russell, MD1,5; Mary Tanner, MD1,2; Lillianne Lewis, MD1,6; Emily E. Petersen, MD7; Ann M. Powers, PhD8; Krista Kniss, MPH5; Dana Meaney-Delman, MD9; Titilope Oduyebo, MD1,7; Dan O'Leary, DVM10; Sophia Chiu, MD1,11; Pamela Talley, MD1,12; Morgan Hennessey, DVM1,8; Susan Hills, MBBS8; Amanda Cohn, MD13; Christopher Gregory, MD14; el equipo de laboratorio y epidemiología de respuesta frente al virus del Zika (ver las afiliaciones de los autores)

Ver la referencia bibliográfica sugerida

Resumen

¿Qué se sabe sobre este tema?

El virus del Zika es un flavivirus emergente transmitido por los mosquitos. Se han informado en los Estados Unidos casos de enfermedad por el virus del Zika asociados a viajes. La infección por el virus del Zika durante el embarazo de ha asociado como causal de casos de microcefalia congénita y otras consecuencias adversas en el embarazo, incluidos abortos espontáneos. El 12 de febrero de 2016 los CDC recomendaron que los proveedores de atención médica ofrecieran pruebas de detección del virus del Zika a mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición al virus del Zika.

¿Qué información agrega este informe?

Entre el 3 de enero y el 5 de marzo de 2016 se realizaron pruebas de detección del virus del Zika en 4 534 personas de los estados de EE. UU. y el distrito de Columbia (DC), entre quienes 3 335 (73.6%) eran mujeres embarazadas. Entre las 1 541 personas con uno o más síntomas asociados al virus del Zika que fueron evaluadas e informaron síntomas, en 182 casos (11.8%) se confirmó el diagnóstico de infección por el virus del Zika. Solo siete (0.3%) de 2 425 mujeres embarazadas asintomáticas que fueron evaluadas fueron casos de infección confirmada por el virus del Zika.

¿Cuáles son las consecuencias para la práctica de salud pública?

Entre las personas de los estados de EE. UU. y el DC que fueron evaluadas para detectar el virus del Zika, pocas resultaron ser casos confirmados de infección por el virus del Zika. Aproximadamente un 99% de las mujeres embarazadas asintomáticas que fueron evaluadas no estaban infectadas con el virus del Zika. En el escenario actual en los EE. UU., en la que la mayor parte de la exposición está relacionada con los viajes, la probabilidad de infección por el virus del Zika entre personas asintomáticas es baja. Dado el potencial de las consecuencias adversas en bebés y en el embarazo que se asocian al virus del Zika, los proveedores de atención médica deben seguirles ofreciendo a las mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición pruebas de detección del virus del Zika.

Los CDC recomiendan pruebas de detección del virus del Zika para personas que pudieron haber estado expuestas y que presentan signos y síntomas consistentes con la enfermedad del virus del Zika, y recomiendan que los proveedores de atención médica ofrezcan análisis de detección a mujeres embarazadas asintomáticas dentro de las 12 semanas de haber estado expuestas. Entre el 3 de enero y el 5 de marzo de 2016 se hicieron pruebas de detección del virus del Zika a 4 534 personas que vivían en áreas con transmisión activa del virus del Zika o que viajaron a ellas; 3 335 (73.6%) eran mujeres embarazadas. Entre las personas a las que se hicieron pruebas, 1 541 (34%) refirieron al menos un signo o síntoma relacionado con el virus del Zika (por ej., fiebre, sarpullido, artralgia o conjuntivitis), 436 (9.6%) refirieron al menos algún otro signo o síntoma clínico exclusivamente y 2 557 (56.4%) no refirieron ningún signo o síntoma. Entre las 1 541 personas con uno o más síntomas asociados al virus del Zika que se hicieron pruebas de detección, 182 (11.8%) fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika. Entre las 2 557 personas asintomáticas que se hicieron pruebas de detección, 2 425 (94.8%) eran mujeres embarazadas, siete (0.3%) de las cuales fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika. Si bien el riesgo de infección por el virus del Zika podría variar con base en factores relacionados con la exposición (como el lugar y duración del viaje), en el escenario actual en los EE. UU., donde no existe transmisión local, la mayoría de las mujeres embarazadas asintomáticas que se hicieron pruebas de detección no tienen infección por el virus del Zika.

El virus del Zika es un flavivirus transmitido principalmente por los mosquitos de la especie Aedes (1,2) que se ha propagado en el último tiempo en el continente americano (2). Entre el 1 de enero de 2015 y el 13 de abril de 2016 se informó un total de 358 casos de enfermedad por el virus del Zika asociada a viajes en los estados de EE. UU., 351 de los cuales eran personas que vivían en áreas con transmisión activa del virus del Zika o viajaron a ellas (http://www.cdc.gov/zika/index.html). La mayoría de las infecciones por el virus del Zika son asintomáticas o causan un cuadro clínico leve (3). Entre las personas que sí presentaron cuadros clínicos, los signos y síntomas por lo general incluyen uno o más de los siguientes: fiebre, sarpullido, artralgia y conjuntivitis (3,4). La infección por el virus del Zika durante el embarazo de ha asociado como causal de casos de microcefalia congénita y a otras consecuencias adversas en el embarazo, incluidos abortos espontáneos (58). Los CDC recomiendan que la gente que pudo haber estado expuesta al virus del Zika se haga pruebas de detección si tiene síntomas de la enfermedad del virus del Zika, dentro de las 2 semanas posteriores a la exposición. El 12 de febrero de 2016 los CDC recomendaron que los proveedores de atención médica ofrecieran pruebas de detección a mujeres embarazadas asintomáticas que pudieron haber estado expuestas al virus del Zika (9).

Los CDC calcularon la cantidad de personas de los 50 estados de EE. UU. y el distrito de Columbia (DC) que viajaron a un área con transmisión activa del virus del Zika, o que se mudaron a ella, y que se hicieron pruebas de detección de la infección por el virus del Zika a principios de 2016, y la proporción de personas que se hicieron análisis con diagnóstico confirmado con evidencia de infección por el virus del Zika o una infección por flavivirus no específico reciente, por estado de embarazo y presencia de signos y síntomas informados. Este análisis incluyó especímenes recibidos para pruebas del virus del Zika en la Subdivisión de Enfermedades Arbovirales de los CDC entre el 3 de enero y el 5 de marzo del 2016, que correspondían a las semanas epidemiológicas 1 a 9. Un diagnóstico confirmado de infección por el virus del Zika se definió como la detección de 1) ARN del virus del Zika a través de la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) o 2) anticuerpos de inmunoglobulina M (IgM) contra el virus del Zika a través del ensayo de inmunoadsorción enzimática (ELISA) con valores de anticuerpos neutralizantes contra el virus del Zika​​​​​​​, a niveles ≥4 veces más altos que los anticuerpos contra el virus del dengue. Infección por flavivirus no específico reciente se definió como la detección de anticuerpos IgM contra el virus del Zika o contra el virus del dengue a través del ELISA, con una diferencia <;4 veces en la titulación de anticuerpos neutralizantes entre los virus del Zika y del dengue. Los departamentos de salud estatales y locales recopilaron información sobre signos y síntomas clínicos. Los signos y síntomas asociados al virus del Zika se definieron como al menos uno de los siguientes: fiebre, sarpullido, artralgia o conjuntivitis (5). Otros signos y síntomas no necesariamente asociados a la enfermedad por el virus del Zika se definieron como uno o más de los siguientes: dolor de cabeza, mialgia, vómitos, diarrea, edema, ulceraciones en la boca, escalofríos, enfermedad similar a la influenza o malestar general. Las personas que no refirieron síntomas se consideraron asintomáticas. Todas las personas evaluadas en este análisis habían viajado a áreas con transmisión activa del virus del Zika, o habían vivido en ellas. Los casos de enfermedad por el virus del Zika presuntamente congénitos o transmitidos por vía sexual no se incluyeron en el análisis.

Entre el 3 de enero y el 5 de marzo de 2016 se realizaron pruebas de detección del virus del Zika en 4 534 personas (Tabla), entre quienes 3 335 (73.6%) eran mujeres embarazadas. Entre todas las personas que se hicieron pruebas de detección, 197 (4.3%) fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika, 55 (1.2%) tenían una infección por flavivirus no específico reciente y 4 282 (94.4%) no presentaron evidencia de infección reciente por el virus del Zika. Entre las 1 541 (34%) personas con uno o más síntomas asociados al virus del Zika que se hicieron pruebas de detección, 436 (9.6%) informaron al menos algún otro síntoma únicamente y 2 557 (56.4%) eran asintomáticas. Entre las personas con al menos un síntoma asociado al virus del Zika, 620 (40.2%) eran mujeres embarazadas. Entre las personas con al menos algún otro síntoma, 290 (66.5%) eran mujeres embarazadas y entre las personas que no refirieron síntomas, 2 425 (94.8%) eran mujeres embarazadas.

Durante las semanas epidemiológicas 1 a 5 (las semanas entre el 9 de enero y el 6 de febrero de 2016), <;10% de las personas que se sometieron a las pruebas de detección eran asintomáticas (imagen). Después de la publicación de la recomendación de ofrecer pruebas serológicas a mujeres embarazadas asintomáticas el 12 de febrero de 2016 (9), la proporción de personas que se sometieron a pruebas de detección de la infección por el virus del Zika asintomáticas creción de un 26.1% a un 75.9% durante las semanas epidemiológicas 6-9. La proporción de personas que se sometieron a pruebas de detección y fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika disminuyó del 33.3% (semana epidemiológica 1) al 1.5% (semana 9).

Entre todas las personas con uno o más síntomas asociados al virus del Zika, 182 (11.8%) fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika y 41 (2.7%) fueron casos de infección por flavivirus inespecífico reciente (cuadro). Entre las personas que refirieron algún o algunos otros síntomas, ocho (1.8%) fueron casos confirmados de virus del Zika y tres (0.7%) tenían una infección por flavivirus no específico reciente. Entre las personas asintomáticas, siete (0.3%) fueron casos confirmados de virus del Zika y 11 (0.4%) tenían una infección por flavivirus no específico reciente.

Entre 3 335 mujeres embarazadas que se sometieron a las pruebas de detección, 28 (0.8%) fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika y 19 (0.6%) tenían una infección por flavivirus no específico reciente. Entre las mujeres embarazadas con al menos un síntoma asociado el virus del Zika, 18 (2.9%) fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika y nueve (1.5%) tenían una infección por flavivirus no específico reciente. Entre 2 425 mujeres embarazadas asintomáticas, solo siete (0.3%) fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika y 10 (0.4%) tenían una infección por flavivirus no específico reciente. Entre las mujeres embarazadas a las que se sometió a análisis de detección después de que se ampliaran las directrices para recomendar las pruebas entre mujeres embarazadas asintomáticas (semanas epidemiológicas 6-9), siete (35%) de 20 mujeres embarazadas con diagnóstico confirmados de infección por el virus del Zika eran asintomáticas. Entre las siete mujeres embarazadas asintomáticas con diagnóstico confirmado de infección por el virus del Zika, cinco vivían en áreas con transmisión activa del virus del Zika en algún momento del embarazo y dos habían viajado por un periodo corto a una de esas áreas.

Discusión

En términos generales, la cantidad de personas que se sometieron a los exámenes de detección del virus del Zika en los CDC que arrojaron ser casos confirmados de infección por el virus del Zika fue relativamente baja, y la proporción con infeccion por el virus del Zika confirmada fue más alta entre las personas que refirieron al menos un síntoma asociado al virus del Zika que entre las personas con otros síntomas o las personas asintomáticas. Estos resultados reflejan la situación actual en los estados continentales de los EE. UU. y el DC, donde no hay transmisión local por mosquitos. Los resultados de las pruebas en áreas con transmisión activa del virus del Zika podrían ser diferentes. Si bien se confirmó la infección por el virus del Zika en siete (0.3%) mujeres embarazadas asintomáticas que se sometieron a pruebas de detección, es alentador que la proporción de mujeres embarazadas asintomáticas con diagnóstico confirmado de infección por el virus del Zika en este informe sea baja. No obstante, debido al potencial de graves consecuencias adversas en el embarazo y en los bebés recién nacidos asociadas a la infección por el virus del Zika en futuras madres, los proveedores de atención médica deberían seguir ofreciendo a las mujeres embarazadas con posible exposición al virus del Zika que se hagan pruebas de detección aun si no tienen síntomas (9). Es importante hacer un seguimiento de las mujeres con diagnóstico confirmado de infección por el virus del Zika o infección por flavivirus no específico reciente durante el embarazo para poder detectar la infección congénita por el virus del Zika y otras posibles consecuencias adversas en el embarazo.

Los hallazgos de este informe están sujetos al menos a cinco limitaciones. Primero, porque las pruebas pueden haberse realizado semanas después de la posible exposición, es posible que la gente no recordara los síntomas, especialmente si fueron leves. Segundo, únicamente las pruebas realizadas en la división de enfermedades arbovirales de los CDC se incluyeron en este análisis. Los departamentos de salud de algunos estados estaban realizando pruebas de detección del virus del Zika en el mismo momento y la cantidad total de casos informados en este periodo para los estados de EE. UU. (http://www.cdc.gov/zika/index.html) es superior a la cantidad de casos que se describen en el análisis. Tercero, este estudio no da cuenta del riesgo de exposición heterogéneo entre las personas que se sometieron a las pruebas. La exposición asociada a los viajes puede variar en función del lugar, la duración, el tipo de hospedaje y las actividades realizadas. Cuarto, las conclusiones de este informe no se pueden generalizar a residentes de áreas con transmisión activa del virus del Zika. Finalmente, los pacientes con infección por flavivirus no específico probablemente tuvieron una infección anterior o fueron vacunados contra otros flavivirus relacionados, lo que dificulta la interpretación de los resultados. En el escenario del actual brote de virus del Zika y debido a la preocupante posibilidad de que los fetos sufran efectos adversos, las mujeres embarazadas con infección por flavivirus no específico deben seguir las directrices de los CDC para mujeres embarazadas con posible infección por el virus del Zika (10).

En los estados de EE. UU. y el DC, la proporción de personas que viajaron a áreas con transmisión activa del virus del Zika o que vivieron en ellas, que se sometieron a pruebas de detección y resultaron ser casos confirmados de infección por el virus del Zika fue considerablemente más alta en personas sintomáticas que en personas asintomáticas. Más aun, el 64% de las mujeres embarazadas que fueron casos confirmados de infección por el virus del Zika tenían al menos un síntoma asociado al virus del Zika, y aproximadamente el 99% de las mujeres embarazadas asintomáticas que se sometieron a pruebas de detección no tenían infección por el virus del Zika. Debido al potencial de consecuencias adversas asociadas a la infección por el virus del Zika durante el embarazo y a la actual falta de información para evaluar los riesgos de infección en mujeres embarazadas asintomáticas, los proveedores de atención médica deben continuar ofreciendo pruebas de detección del virus del Zika a mujeres embarazadas asintomáticas con posible exposición (9). Si bien el riesgo individual de infección por el virus del Zika difiere según el nivel de exposición, estos datos sugieren que en el escenario actual en los estados de EE. UU., donde la mayor parte de la exposición está relacionada con viajes, la mayoría de las personas asintomáticas no tienen infección por el virus del Zika.


Autora para correspondencia: Sarah Reagan-Steiner, sor1@cdc.gov, 404-639-8205.

1Epidemic Intelligence Service, CDC; 2Division of HIV/AIDS Prevention, National Center for HIV/AIDS, Viral Hepatitis, STD, and TB Prevention, CDC; 3Immunization Services Division, National Center for Immunization and Respiratory Diseases, CDC; 4Oak Ridge Institute for Science and Education (ORISE) Fellow, Division of Human Development and Disability, National Center on Birth Defects and Developmental Disabilities, CDC; 5Influenza Division, National Center for Immunization and Respiratory Diseases, CDC; 6National Center for Environmental Health, Division of Environmental Hazards and Health Effects, CDC; 7Division of Reproductive Health, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, CDC; 8Division of Vector-Borne Diseases, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases, CDC; 9Office of the Director, National Center for Emerging and Zoonotic Infectious Diseases, CDC; 10Division of State and Local Readiness, Office of Public Health Preparedness and Response, CDC; 11National Institute for Occupational Safety and Health, Division of Surveillance, Hazard Evaluations, and Field Studies; 12 Minnesota Department of Health; 13Office of the Director, National Center for Immunization and Respiratory Diseases, CDC; 14Division of Global Health Protection, Center for Global Health, CDC.

El Equipo de Laboratorio y Epidemiología en Respuesta al Virus del Zika

Janeen Laven, CDC; Olga Kosoy, CDC; Amanda Panella, CDC; Marc Fischer, CDC; Amanda Calvert, CDC; Jane Basile, CDC; Christin Goodman, CDC; Robert Lanciotti, CDC; Jeremy Ledermann, CDC; Jennifer Lehman, CDC; Eric Mossel, CDC; Katherine Chu, CDC; Charles Futoran, CDC; Paul Burns, CDC; Sandor Karpathy, CDC; Joseph Singleton, CDC; Aubree Kelly, CDC; Michelle Allerdice, CDC; Rachael Priestley, CDC; Kelly Fitzpatrick, CDC; Sher'i Brooks, CDC; Avi Stein, CDC; Molly Lauterbach, CDC; Ryan Pappert, CDC; Adam Replogle, CDC; Brook Yockey, CDC; Chris Sexton, CDC; John Young, CDC (todas estas personas reúnen los criterios para ser colaboradores

Referencias

  1. Hayes EB. Zika virus outside Africa. Emerg Infect Dis 2009;15:1347-50. CrossRef PubMed
  2. CDC. Áreas con zika. Atlanta, GA: Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., CDC; 2016. http://www.cdc.gov/zika/geo/
  3. Duffy MR, Chen TH, Hancock WT, et al. Zika virus outbreak on Yap Island, Federated States of Micronesia. N Engl J Med 2009;360:2536-43. CrossRef PubMed
  4. Armstrong P, Hennessey M, Adams M, et al. Travel-associated Zika virus disease cases among US residents-United States, January 2015-February 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:286-9. CrossRef PubMed
  5. Oliveira Melo AS, Malinger G, Ximenes R, Szejnfeld PO, Alves Sampaio S, Bispo de Filippis AM. Zika virus intrauterine infection causes fetal brain abnormality and microcephaly: tip of the iceberg? Ultrasound Obstet Gynecol 2016;47:6-7. CrossRef PubMed
  6. Martines RB, Bhatnagar J, Keating MK, et al. Notes from the field: evidence of Zika virus infection in brain and placental tissues from two congenitally infected newborns and two fetal losses-Brazil, 2015. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:159-60. CrossRef PubMed
  7. Mlakar J, Korva M, Tul N, et al. Zika virus associated with microcephaly. N Engl J Med 2016;374:951-8. CrossRef PubMed
  8. Rasmussen SA, Jamieson DJ, Honein MA, Petersen LR. Zika virus and birth defects-reviewing the evidence for causality. N Engl J Med 2016. E-pub April 13, 2016. CrossRef
  9. Oduyebo T, Petersen EE, Rasmussen SA, et al. Update: interim guidelines for health care providers caring for pregnant women and women of reproductive age with possible Zika virus exposure-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:122-7. CrossRef PubMed
  10. Petersen EE, Polen KN, Meaney-Delman D, et al. Update: interim guidance for health care providers caring for women of reproductive age with possible Zika virus exposure-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:315-22. CrossRef PubMed
Volver al textoCUADRO. Resultados de las pruebas de detección del virus del Zika entre personas con especímenes analizados en la división de enfermedades arbovirales de los CDC, por estado de infección del virus del Zika, síntomas informados y estado de embarazo* - Estados Unidos, 3 de enero al 5 de marzo de 2016
Resultado de la prueba ≥1 síntoma asociado al virus del Zika<;sup1>;§<;/sup>; ≥1 otro síntoma únicamente Sin síntomas Total
n.° (%) n.° (%) n.° (%) n.° (%)
Todas las personas analizadas
Infección por el virus del Zika confirmada 182 (11.8) 8 (1.8) 7 (0.3) 197 (4.3)
Infección por flavivirus no específico reciente 41 (2.7) 3 (0.7) 11 (0.4) 55 (1.2)
Sin infección por el virus del Zika 1 318 (85.5) 425 (97.5) 2 539 (99.3) 4 282 (94.4)
Total 1 541 (100) 436 (100) 2 557 (100) 4 534 (100)
Mujeres embarazadas*
Infección por el virus del Zika confirmada 18 (2.9) 3 (1) 7 (0.3) 28 (0.8)
Infección por flavivirus no específico reciente 9 (1.5) 0 (0) 10 (0.4) 19 (0.6)
Sin infección por el virus del Zika 593 (95.7) 287 (99) 2 408 (99.3) 3 288 (98.6)
Total 620 (100) 290 (100) 2 425 (100) 3 335 (100)
Otras personas (excepto mujeres embarazadas)
Infección por el virus del Zika confirmada 164 (17.8) 5 (3.4) 0 (0) 169 (14.1)
Infección por flavivirus no específico reciente 32 (3.5) 3 (2.1) 1 (0.8) 36 (3)
Sin infección por el virus del Zika 725 (78.7) 138 (94.5) 131 (99.2) 994 (82.9)
Total 921 (100) 146 (100) 132 (100) 1 199 (100)

*Determinada al momento de la aparición de la enfermedad (o en la fecha de la recolección de especímenes entre personas asintomáticas).
Hasta el 11 de abril de 2016.
§ Fiebre, sarpullido, artralgia o conjuntivitis.
Dolor de cabeza, mialgia, vómitos, diarrea, edema, úlceras bucales, escalofríos, cuadro similar a la influenza o malestar general.

Volver al textoFIGURA. Cantidad de personas sintomáticas y asintomáticas sometidas a pruebas de detección del virus del Zika, *por estado de embarazo y porcentaje de resultados positivos entre todas las personas analizadas, personas con síntomas y personas asintomáticas, por semana epidemiológica - Estados Unidos, 3 de enero al 5 de marzo de 2016

La cifra de arriba es un gráfico combinado de barras y líneas que muestra la cantidad de personas sintomáticas y asintomáticas que se sometieron a pruebas de detección del virus del Zika, por estado de embarazo y porcentaje de resultados positivos entre todas las personas evaluadas, las personas con síntomas y las personas asintomáticas, por semana epidemiológicas, en los Estados Unidos, en el periodo comprendido entre el 3 de enero y el 5 de marzo de 2016.

*Prueba realizada en la División de Enfermedades Arbovirales de los CDC.

Hasta el 11 de abril de 2016.

Se sugiere citar este artículo: Dasgupta S, Reagan-Steiner S, Goodenough D, et al. Patterns in Zika Virus Testing and Infection, by Report of Symptoms and Pregnancy Status - United States, January 3-March 5, 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:395–399. DOI: http://dx.doi.org/10.16/mmwr.mm6515e1.

El uso de nombres de marcas y fuentes comerciales se utiliza solamente para efectos de identificación y no constituye aval alguno por parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Las referencias de sitios en Internet que no son de los CDC se ofrecen como un servicio a los lectores del MMWR y no constituyen ni implican el aval de estas organizaciones o sus programas por parte de los CDC o del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Los CDC no son responsables por el contenido de las páginas de estos sitios. Las direcciones URL enumeradas en el MMWR estaban actualizadas hasta la fecha de la publicación.

Todas las versiones HTML de los artículos del MMWR son generadas de pruebas finales a través de procesos automatizados. Esta conversión podría resultar en la traducción de caracteres o errores de formato en la versión HTML. Los usuarios deben remitirse a la versión en PDF (https://www.cdc.gov/mmwr) o a la copia original en papel del MMWR para obtener versiones para imprimir del texto, las cifras y las tablas oficiales.

Las preguntas o mensajes con respecto a errores en el formato deben dirigirse a mmwrq@cdc.gov.

ARRIBA
window.CDC.Policy.External.init();