Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Transmisión del virus del Zika a través del contacto sexual con personas que viajan a áreas afectadas por el virus, Estados Unidos continental, 2016


Datos del artículo

Métricas alternativas:

Citas:

Vistas:  Las vistas equivalen a las vistas de páginas más las descargas de PDF

Detalles de la métrica

El 26 de febrero del 2016 se dio a conocer este informe en línea como un adelanto del MMWR.

Susan L. Hills, MBBS1; Kate Russell, MD2,3; Morgan Hennessey, DVM1,2; Charnetta Williams, MD2,4; Alexandra M. Oster, MD5; Marc Fischer, MD1; Paul Mead, MD1 (ver las afiliaciones de los autores)

Ver la referencia bibliográfica sugerida

Resumen

¿Qué se sabe sobre este tema?

El virus del Zika es transmitido, principalmente, por el mosquito de la especie Aedes; en informes recientes se describieron dos instancias de transmisión sexual del virus del Zika, y el virus replicado fue aislado del semen en un hombre con hematospermia. Los CDC publicaron directrices provisionales para la prevención de la transmisión sexual del virus del Zika el 5 de febrero del 2016.

¿Qué información agrega este informe?

Este informe proporciona información sobre seis casos confirmados y casos probables de transmisión sexual del virus del Zika de hombres que viajaron a una zona afectada a mujeres que no viajaron. Esto sugiere que la transmisión sexual del virus del Zika puede ser más común que lo que se informó anteriormente.

¿Cuáles son las consecuencias para la práctica de salud pública?

Los hombres que residen en, o viajaron a, un área con transmisión del virus del Zika y que tienen una pareja embarazada deben abstenerse de tener relaciones sexuales o usar de manera constante y correcta condones durante el contacto sexual (ya sea vaginal, anal u oral) con su pareja embarazada durante todo el embarazo.

El virus del Zika es un flavivirus estrechamente relacionado a los virus del dengue, del Nilo Occidental y de la fiebre amarilla. Aunque la transmisión es causada, principalmente, por el mosquito de la especie Aedes, se informaron dos instancias de transmisión sexual del virus del Zika (1,2), y el virus replicado fue aislado del semen del hombre con hematospermia (3). El 5 de febrero de 2016, los CDC publicaron recomendaciones para prevenir la transmisión sexual del virus del Zika (4). Se publicaron directrices de prevención el 23 de febrero.* Durante 6–22 de febrero de 2016, los CDC recibieron informes de 14 instancias de supuesta transmisión sexual del virus del Zika. Entre estos, se identificaron dos casos confirmados de laboratorio y cuatro casos probables de la enfermedad por el virus del Zika entre mujeres cuyo único riesgo conocido fue el contacto sexual con una pareja de sexo masculino sintomática que había viajado recientemente a un área con transmisión del virus del Zika. Se excluyeron dos instancias con base en información adicional, y otras seis aún están bajo investigación. Los departamentos de salud estatales, territoriales y locales, los médicos y el público en general deben estar al tanto de las recomendaciones actuales para prevenir la transmisión sexual del virus del Zika, especialmente a mujeres embarazadas (4). Los hombres que residen en, o viajaron a, un área con transmisión del virus del Zika, cuya pareja está embarazada, deben abstenerse de tener relaciones sexuales o usar condones de manera constante y correcta durante el sexo con su pareja embarazada en el embarazo (4).

La enfermedad por el virus del Zika es una enfermedad transmitida por arbovirus, de notificación obligatoria a nivel nacional en los Estados Unidos (5). Para los fines de este informe, un caso confirmado o probable de la enfermedad por el virus del Zika por transmisión sexual se definió como una enfermedad que reúne la definición de caso de vigilancia de arbovirus confirmado o probable en una persona cuyo único factor de riesgo conocido fue el contacto sexual con un compañero que haya viajado recientemente a un área con transmisión del virus del Zika (6).

Durante el periodo del 6 al 22 de febrero del 2016, varios funcionarios del sector de la salud informaron a los CDC dos casos confirmados y cuatro casos probables de transmisión sexual del virus del Zika. La edad promedio de los pacientes era de 22.5 años (rango = entre 19 y 55 años), y muchas mujeres estaban embarazadas. En todos los casos donde se documentó el tipo de contacto sexual, el contacto incluyó sexo vaginal sin condón y ocurrió cuando la pareja de sexo masculino tenía síntomas o poco después de que los síntomas desaparecieran. Se presentan tres casos ilustrativos.

Caso 1. A mediados de enero, inmediatamente después de regresar a Estados Unidos de un viaje de 10 días al Caribe, presentó la enfermedad con fiebre, artralgia, conjuntivitis bilateral y erupción maculopapular pruriginosa. La enfermedad duró 6 días. No se advirtieron hematospermia ni prostatitis. En el 1.er o 2.do día de la enfermedad, tuvo relaciones sexuales vaginales con su pareja de sexo femenino. La mujer presentó una enfermedad febril 13–14 días después del contacto sexual, con sarpullido, conjuntivitis y mialgia. El ARN del virus del Zika se detectó en el suero de la mujer mediante la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR, por sus siglas en inglés).  Los resultados de la prueba del hombre están pendientes. La mujer no tenía antecedentes de haber viajado fuera del territorio continental de los Estados Unidos, y una transmisión local del virus del Zika a través de mosquitos no se consideraba posible; los vectores que transmiten el virus no están presenten o activos donde ella vive, por el lugar y las temperaturas actuales.

Caso 2. A fines de enero, un hombre regresó a los Estados Unidos después de un viaje de 4 semanas a América Central. Ese mismo día, tuvo fiebre, artralgia, prurito en todo el cuerpo, mialgia y molestias en los ojos. Tuvo sexo vaginal sin condón con su pareja varias veces durante los 8 días siguientes. Diez días después del regreso del hombre, su pareja de sexo femenino presentó fiebre, erupción pruriginosa, artralgia, dolor en los ojos, fotofobia, dolor de cabeza, vómitos y mialgia. Una prueba de RT-PCR confirmó que la mujer tenía la infección por el virus del Zika. La prueba del suero obtenido del hombre dio positivo para anticuerpos de inmunoglobulina M (IgM) del virus del Zika; la confirmación está pendiente. La mujer no tenía antecedentes de haber viajado fuera del territorio continental de los Estados Unidos y no se consideraba posible una transmisión local del virus del Zika a través de mosquitos donde vive.

Caso 3. A mediados de enero, un hombre regresó de América Central con fiebre, sarpullido, artralgia, conjuntivitis, dolor de cabeza y mialgia. Sus síntomas comenzaron 3 días antes de llegar y continuaron hasta, aproximadamente, 3 días después. El día de su regreso, tuvo relaciones sexuales con su pareja de sexo femenino. Diez días después, la mujer desarrolló sarpullido, artralgia, conjuntivitis y mialgia. El suero obtenido de la mujer dio positivo para IgM del virus del Zika; la confirmación está pendiente. Los resultados de la prueba del hombre están pendientes. Las mujer no tenía antecedentes de haber viajado fuera de Estados Unidos continental y no se consideraba posible una transmisión local del virus del Zika a través de mosquitos donde vive.

Discusión

Los casos descritos aquí sugieren que la transmisión sexual del virus del Zika es más común que lo que se informó anteriormente. A la fecha, todos los casos informados de transmisión sexual del virus del Zika han sido de personas de sexo masculino sintomáticas. No se informó transmisión sexual del virus del Zika de mujeres infectadas a sus parejas y de personas infectadas sin síntomas. La prevención de la infección durante el embarazo es importante por la creciente evidencia que vincula a la infección por el virus del Zika con microcefalia congénita, pérdida fetal y otros resultados adversos de la salud reproductiva (7). No se conoce si la transmisión sexual del virus del Zika plantea un riesgo diferente para infección congénita que la de la transmisión a través de mosquito.

Se recomiendan pruebas del virus del Zika para establecer un diagnóstico en personas expuestas con signos y síntomas que concuerden con los de la enfermedad por el virus del Zika, las cuales se ofrecen a mujeres embarazadas asintomáticas que estuvieron expuestas al virus del Zika (8). En estas recomendaciones, la exposición se define como vivir en, o haber viajado a, un área con transmisión del virus del Zika (8). Los proveedores de atención médica deben considerar con posible exposición a cualquier persona que haya tenido sexo sin condón (por ejemplo, vaginal, anal u oral) con una pareja de sexo masculino que haya viajado a un área con transmisión del virus del Zika y que haya tenido síntomas de la enfermedad por el virus del Zika durante el viaje o dentro de las 2 semanas después de regresar. No se recomiendan las pruebas de rutina a hombres que viajaron para evaluar el riesgo de transmisión sexual (4).

Los hombres que residen en, o viajaron a, un área con transmisión del virus del Zika y que tienen una pareja embarazada deben abstenerse de tener relaciones sexuales o usar de manera constante y correcta condones durante el contacto sexual con su pareja embarazada durante todo el embarazo (4). Las mujeres embarazadas deben hablar sobre los viajes recientes de su pareja de sexo masculino y sobre alguna enfermedad con un cuadro clínico similar al de la enfermedad por el virus del Zika (http://www.cdc.gov/zika/symptoms) con su proveedor de atención médica; los proveedores pueden consultar las directrices de los CDC para la evaluación y las pruebas de las mujeres embarazadas (<;i1>;4<;/i>;). En este momento, se desconoce el tiempo en que el virus puede permanecer en el semen. Un informe reciente describió la detección del ARN del virus del Zika en el semen mediante RT-PCR siempre que se realice 62 días después de la aparición de la enfermedad; sin embargo, el virus infeccioso no se cultivó del semen (9). Se actualizarán las recomendaciones para la prevención de la transmisión sexual del virus del Zika a medida que haya nueva información disponible sobre los riesgos de transmisión.

Reconocimientos

Departamentos de salud estatales y locales por su asistencia con investigaciones de casos; Panayotta Delinois, CDC, por apoyo administrativo; los equipos de consultas clínicas y transmisión sexual del virus del Zika 2016.


Autor responsable de la correspondencia: Paul Mead, pmead@cdc.gov, 970-221-6400.

1División de Enfermedades Transmitidas por Vectores, Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas, CDC; 2Servicio de Inteligencia Epidemiológica, CDC; 3División de Influenza, Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias, CDC; 4División de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual, Centro Nacional para la Prevención del VIH/SIDA, Hepatitis Viral, ETS y tuberculosis (NCHHSTP), CDC; 5División de Prevención del VIH/SIDA, NCHHSTP, CDC.

Referencias

  1. Foy BD, Kobylinski KC, Chilson Foy JL, et al. Probable non-vector-borne transmission of Zika virus, Colorado, USA. Emerg Infect Dis 2011;17:880-2. CrossRef PubMed
  2. Dallas County Health and Human Services. DCHHS reports first Zika virus case in Dallas County acquired through sexual transmission. February 2, 2016. Dallas, TX: Dallas County Health and Human Services; 2016. http://www.dallascounty.org/department/hhs/documents/February2016Newsletter.pdf.
  3. Musso D, Roche C, Robin E, Nhan T, Teissier A, Cao-Lormeau VM. Potential sexual transmission of Zika virus. Emerg Infect Dis 2015;21:359-61. CrossRef PubMed
  4. Oster AM, Brooks JT, Stryker JE, et al. Interim guidelines for prevention of sexual transmission of Zika virus-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:120-1. CrossRef PubMed
  5. Council of State and Territorial Epidemiologists. 2015 National Surveillance Case Definition for Arboviral diseases, neuroinvasive and non-neuroinvasive. Atlanta, GA: Council of State and Territorial Epidemiologists; 2015. http://wwwn.cdc.gov/nndss/conditions/arboviral-diseases-neuroinvasive-and-non-neuroinvasive/case-definition/2015/
  6. Pan American Health Organization. Countries and territories with autochthonous Zika virus transmission in the Americas. Washington, DC: Pan American Health Organization; 2016. http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11603&Itemid=41696&lang=en
  7. Meaney-Delman D, Hills SL, Williams C, et al. Zika virus infection among US pregnant women travelers-August 2015-February 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65.
  8. Oduyebo T, Petersen EE, Rasmussen SA, et al. Update: interim guidelines for health care providers caring for pregnant women and women of reproductive age with possible Zika virus exposure-United States, 2016. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2016;65:122-7. CrossRef PubMed
  9. Atkinson B, Hearn P, Afrough B, et al. Detection of Zika virus in semen[letter]. Emerg Infect Dis 2016;22. Epub, February 11, 2016. CrossRef

Citación sugerida para este artículo: Hills SL, Russell K, Hennessey M, et al. Transmission of Zika Virus Through Sexual Contact with Travelers to Areas of Ongoing Transmission - Continental United States, 2016. Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) 2016;65:215–216. DOI: http://dx.doi.org/10.16/mmwr.mm6508e2.

El uso de nombres de marcas y fuentes comerciales se utiliza solamente para efectos de identificación y no constituye aval alguno por parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
Las referencias de sitios en Internet que no son de los CDC se ofrecen como un servicio a los lectores del MMWR y no constituyen ni implican el aval de estas organizaciones o sus programas por parte de los CDC o del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Los CDC no son responsables por el contenido de las páginas de estos sitios. Las direcciones URL enumeradas en el MMWR estaban actualizadas hasta la fecha de la publicación.

Todas las versiones HTML de los artículos del MMWR son generadas de pruebas finales a través de procesos automatizados. Esta conversión podría resultar en la traducción de caracteres o errores de formato en la versión HTML. Los usuarios deben remitirse a la versión en PDF (https://www.cdc.gov/mmwr) o a la copia original en papel del MMWR para obtener versiones para imprimir del texto, las cifras y las tablas oficiales.

Las preguntas o mensajes con respecto a errores en el formato deben dirigirse a mmwrq@cdc.gov.

ARRIBA
window.CDC.Policy.External.init();