Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Virus de la influenza aviar A (H5N1) altamente patógena en Asia

Virus H5N1 de la influenza aviar1 de septiembre del 2011 - Una reciente cobertura de medios que surge de un comunicado de prensa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) contenía información engañosa acerca de los virus ("H5N1") de la influenza aviar A (H5N1) altamente patógena en Asia. Parte de esa cobertura de los medios ha insinuado que existe una nueva variante mutante del virus H5N1 que se está diseminando en Asia y que el riesgo que este virus H5N1 presenta para la salud de los seres humanos ha aumentado recientemente de manera drástica. Esto no es cierto.

Desde diciembre de 2003, se han detectado casos de infecciones en aves silvestres y aves de corral por el virus H5N1 de la influenza aviar altamente patógena (mortal) que aumentan la tasa de mortalidad en Asia, Oriente Medio, Europa y África. Actualmente, los virus H5N1 están diseminados en aves de corral y aves silvestres en muchos países de Asia, pero raramente infectan a los seres humanos. Cuando los humanos contraen el virus H5N1, pueden sufrir casos graves de la enfermedad y la muerte. Los casos esporádicos en humanos ocurren principalmente después del contacto con aves de corral infectadas que estaban enfermas o muertas, 15 países han informado sobre estos casos. Al igual que todos lo virus de influenza, los virus H5N1 continúan evolucionando. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) realizan una vigilancia rutinaria para controlar los virus de la influenza, incluidos los virus H5N1, para detectar cambios que pueden repercutir en la salud pública y animal. Los esfuerzos de vigilancia de los CDC y la OMS están dirigidos a la salud de los seres humanos. La FAO y la OIE se encargan de temas que afectan a los alimentos y la agricultura.

Con el tiempo, los virus H5N1 han evolucionado en distintos grupos, llamados "clados". Desde 2007, se han identificado 12 clados diferentes del virus H5N1. El informe de la FAO y los subsiguientes artículos de los medios se centraron en un virus H5N1 al que se le ha dado una nomenclatura (nombre) de "clado 2.3.2.1". Sin embargo, este virus no es nuevo. Fue detectado por primera vez en aves de corral durante 2009 en Vietnam y evolucionó a partir de virus que habían estado circulando previamente en Vietnam desde 2005.

Los CDC han estado observando de cerca la evolución de todos los virus H5N1. La OMS y los CDC buscan cambios en los virus que son específicamente los que pueden significar una mayor amenaza para la salud humana. No hay nada que indique que los virus clado 2.3.2.1 supongan una amenaza para la salud humana mayor que la de cualquiera de los demás virus H5N1. Los virus clado 2.3.2.1 son muy activos y se están diseminando ampliamente entre las aves de corral y las aves silvestres. Aunque esta situación aumenta la posibilidad de exposición humana a pájaros o aves de corral infectadas, no aumenta su capacidad de infectar y contagiarse entre las personas. Sin embargo, como parte de las actividades de preparación para una pandemia del gobierno de EE. UU., ya se ha creado una posible vacuna contra el virus 2.3.2.1 para proteger a los seres humanos, de modo que se podría comenzar rápidamente con la producción de dicha vacuna si este virus cambiara para infectar y diseminarse fácilmente de persona a persona. La vacuna candidata contra el virus es una combinación exacta de los virus 2.3.2.1 que circulan actualmente.

Los CDC no creen que el riesgo que el H5N1 representa para los humanos haya aumentado; sin embargo, la evolución de los virus H5N1 tiene consecuencias para la industria avícola en partes del mundo donde los virus H5N1 se han diseminado entre las aves de corral. En muchos de estos países, se vacuna rutinariamente a las aves de corral para protegerlas contra la infección con el virus H5N1 que frecuentemente les resulta mortal. La vacunación de las aves de corral contra los virus de la influenza aviar es una herramienta que se utiliza para proteger un recurso alimenticio. El informe de la FAO dirigía la atención al hecho de que las vacunas que se utilizan actualmente en Vietnam con las aves de corral contra el virus H5N1 no protegen a dichas aves contra los nuevos clados H5N1. Esto se debe a que los virus han evolucionado desde que se seleccionaron los virus para la vacuna contra el virus H5N1 para las aves de corral en 1996. Si bien este desarrollo destaca la importancia de la actualización en la composición de antígenos de todas las vacunas contra la influenza, no tiene ninguna relevancia en el tema de protección de los seres humanos contra este virus.

En resumen, los virus H5N1 de influenza han estado circulando entre las aves durante muchos años, algunos son altamente patógenos y las infecciones en seres humanos no son comunes. No se han producido cambios recientes que supongan algún riesgo adicional para los humanos.

Puede encontrar más información sobre la influenza aviar en el sitio web de la OMS: Influenza en la Interface Humano – Animal (HAI)

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA