Estimaciones provisionales de la efectividad de la vacuna contra la influenza para la temporada 2019-20 demuestran que las vacunas contra la influenza ofrecen una considerable protección, especialmente en los niños

Niño recibiendo la vacuna contra la influenza.

20 de febrero del 2020 - Hoy, los CDC publicaron nuevas estimaciones provisionales de la efectividad de la vacuna (EV) contra la influenza para la temporada de influenza 2019-2020. En lo que va de la temporada, las vacunas contra la influenza han reducido las consultas médicas por influenza a casi la mitad (45 %). Esto concuerda con las estimaciones de la efectividad de la vacuna contra la influenza de temporadas anteriores que oscilaron entre el 40 % y el 60 % cuando los virus de la vacuna contra la influenza eran similares a los virus de la influenza en circulación. La vacunación está ofreciendo una protección considerable (EV = 55 %) para los niños que fueron los más afectados por la influenza esta temporada. Estas estimaciones están disponibles en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) de los CDC titulado: “Estimaciones provisionales de la efectividad de la vacuna contra la influenza estacional 2019-20 - Estados Unidos, febrero del 2020.

Los resultados sobre la efectividad de la vacuna que se reportaron hoy brindan evidencia relevante respecto de que las vacunas contra la influenza 2019-20 son efectivas para proteger a los niños.  Esta temporada de influenza ha afectado especialmente a los niños. Las tasas de hospitalización entre niños son más altas que las que se registraron en esta misma época durante las últimas temporadas, incluida la temporada 2017-18. Del mismo modo, la cantidad de muertes pediátricas por influenza (92) ahora es mayor para el mismo periodo que en las demás temporadas desde que se comenzó a reportar en 2004-05, a excepción de la pandemia del 2009.  La vacunación contra la influenza sigue siendo la mejor forma de proteger a los niños y a las personas de todas las edades contra la influenza y sus posibles complicaciones graves.

Este estudio utilizó datos de 4 112 niños y adultos inscritos en la Red Estadounidense de Efectividad de la Vacuna contra la Influenza (U.S. Flu VE Network) entre el 23 de octubre del 2019 y el 25 de enero del 2020. Los CDC realizan estudios sobre la efectividad de la vacuna cada año para determinar cuán efectivas son las vacunas contra la influenza. Las estimaciones provisionales de la efectividad de la vacuna suelen publicarse durante la temporada de influenza y se actualizan una vez que termina la temporada.

Las estimaciones provisionales de la efectividad de la vacuna actuales también estimaron los beneficios de la vacunación en diferentes grupos etarios. Además de la estimación de la efectividad de la vacuna del 55 % que se reportó entre niños de 6 meses a 17 años de edad, se estimó que la efectividad de la vacuna era del 25 % entre los adultos de 18 a 49 años y del 43 % entre los adultos de 50 años de edad en adelante. Las estimaciones puntuales de la efectividad de la vacuna entre adultos de 18 a 49 años al parecer están asociadas a una tendencia que sugiere una menor efectividad de la vacuna en este grupo contra los virus de influenza A(H1N1)pdm09 (EV = 5 %). Los CDC seguirán monitoreando la efectividad de la vacuna en este grupo etario contra los virus de influenza  A(H1N1)pdm09 a medida que se inscriban más participantes para el estudio durante la temporada. Esto permitirá que los CDC puedan determinar si la efectividad de la vacuna contra los virus A(H1N1)pdm09 en este grupo etario es realmente menor que en temporadas anteriores y, de ser así, investigar las posibles causas.

La vacunación brinda protección contra los virus de influenza B/Victoria predominantes.  La circulación de otros virus diferentes a los virus B/Victoria a principios de esta temporada generó incertidumbre acerca de qué tan efectivas son las vacunas contra estos virus. Estos datos provisorios son alentadores ya que la efectividad contra los virus B/Victoria en lo que va de esta temporada es similar a la de las últimas temporadas cuando las vacunas tenían buena correspondencia. En lo que va de la temporada, los virus de influenza A(H3N2) en circulación eran limitados como para ofrecer estimaciones provisionales sobre el nivel de protección contra estos virus.

La temporada de influenza 2019-20 inició con una predominancia de los virus de influenza B/Victoria, seguida por un aumento en la cantidad de virus de influenza A(H1N1)pdm09, con aproximadamente la misma cantidad de virus de influenza A(H1N1)pdm09 e influenza B/Victoria que se reportó ahora para toda la temporada. Los datos de FluView han demostrado incrementos en los virus de influenza A(H1N1)pdm09 durante las últimas semanas. Tanto los virus de influenza A como los virus de influenza B pueden causar enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes a causa de la influenza. Algunos estudios previos han sugerido que las infecciones por virus de influenza B también pueden dar lugar a casos más graves entre niños.

En general, los resultados de la efectividad de la vacuna que se reportaron hoy son alentadores y sirven para destacar la importancia de las continuas campañas de vacunación en los Estados Unidos. Los CDC recomiendan que todas las personas a partir de los 6 meses de edad en adelante se vacunen contra la influenza, si aún no lo han hecho.  Es especialmente importante que los niños de 6 meses a 8 años de edad que recibieron menos de dos dosis de la vacuna contra la influenza a lo largo de sus vidas reciban dos dosis de la vacuna con un intervalo de 4 semanas como mínimo para una tener mejor protección contra la influenza esta temporada. Esta temporada es similar a las temporadas anteriores en cuanto a que la mayoría de las muertes pediátricas por influenza que se reportaron ha ocurrido entre niños no vacunados o parcialmente vacunados.

Las campañas de vacunación deberían continuar realizándose mientras los virus de la influenza sigan en circulación.  En este momento, la actividad de la influenza se mantiene alta y se espera que continúe durante semanas.

Para las personas con presunta influenza, los CDC recomiendan que se inicie el tratamiento con medicamentos antivirales contra la influenza lo antes posible en el caso de las personas hospitalizadas, las que están gravemente enfermas pero no es necesario hospitalizarlas y las que corren alto riesgo de tener complicaciones graves por la influenza según su edad o estado de salud.  En el caso de los niños menores de 2 años, se recomienda comenzar un tratamiento temprano con antivirales porque tienen alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza y podrían requerir hospitalización; se considera que todos los niños menores de 5 años tienen alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, pero los menores de 2 años son los que más riesgo corren. El tratamiento con medicamentos antivirales debería comenzarse tan pronto como sea posible y no se debe esperar la confirmación de influenza del laboratorio.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.