Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

La temporada de influenza 2011-2012 llega a su fin

El último FluView, publicado el 25 de mayo de 2012, muestra a la actividad de la influenza en los niveles de verano

Temporada de influenza tardía y leve

25 de mayo de 2012 - Hoy, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades emitieron el informe completo final sobre la vigilancia de la influenza para la temporada 2011-2012. El informe, titulado “FluView", muestra que la actividad de la influenza en los Estados Unidos es mínima en todo el país, terminando una temporada que comenzó tarde y fue leve en comparación con la mayoría de las temporadas anteriores, para las cuales están disponibles los datos de vigilancia. De hecho, la temporada marcó un nuevo récord, con el registro más bajo y más corto de enfermedades similares a la influenza desde que comenzó este tipo de vigilancia.

Por lo general, las enfermedades similares a la influenza (ILI) comienzan a aumentar en los Estados Unidos a fines de diciembre o principios de enero y lo más común es que alcancen su punto máximo en febrero. Esta temporada, las ILI se mantuvieron bajas durante febrero y no superaron los niveles de referencia hasta mediados de marzo. Las ILI nunca superaron los niveles de referencia durante la temporada. Según el Dr. Joseph Bresee, de los CDC: "Esta es la primera vez desde que los CDC comenzaron a realizar este tipo de vigilancia de enfermedades similares a la influenza (ILI) que el porcentaje de visitas de pacientes por ILI fue elevado solo durante una semana en toda la temporada". El Dr. Bresee es Jefe del departamento de epidemiología y prevención de la División de Influenza de los CDC. En las temporadas pasadas, las ILI se han mantenido por encima de los niveles de referencia entre 8 y 20 semanas, con un promedio de 13 semanas o más en los niveles de referencia o sobre ellos, desde que comenzó este tipo de vigilancia en 1997-1998. Bresee agrega que "en cuanto a las ILI, este no es solo el periodo de tiempo más corto que estuvieron sobre los niveles de referencia, sino que también es el punto más bajo que se ha registrado". El gráfico siguiente compara las ILI de cinco temporadas diferentes, incluida la temporada actual (2011-2012), la temporada de la pandemia H1N1 2009, una temporada de influenza "moderadamente grave" (2007-2008) y una temporada clasificada como "moderada" en términos de gravedad (2002-03).

Para una vista más detallada del gráfico, haga clic en la imagen o visite el Resumen nacional semanal de ILI en detalle.
Porcentaje de consultas por enfermedades similares a la influenza (ILI) divulgado por la Red de Vigilancia de Enfermedades Similares a la Influenza en Pacientes Ambulatorios de EE. UU. (ILINet), resumen nacional semanal, temporadas seleccionadas

Las ILI fueron bajas a nivel nacional a pesar de que hubo un alto porcentaje de muestras respiratorias examinadas que dio positivo para la influenza en algunas partes del país desde principios de febrero hasta fines de mayo. Incluso en ese entonces el porcentaje de muestras que dio positivo para la influenza se mantuvo por encima del 10% en el informe de la semana 20. Los porcentajes altos de muestras respiratorias que dan positivo para la influenza suelen equivaler a una alta actividad de la influenza o brotes de influenza, e históricamente la marca del 10% se ha usado como indicador informal del comienzo y la finalización de la temporada de influenza. Esta temporada, es posible que los procedimientos mejorados de exámenes y pruebas de laboratorio hayan contribuido a obtener niveles más altos de porcentajes de pruebas que dieron positivo que lo que se veía previamente. También es posible que el retraso de la temporada haya contribuido con los niveles más altos de muestras que dieron positivo para la influenza durante más tiempo. Según Breese: "Como no mucho más cosas en circulación que podría ser causante de enfermedades similares a la influenza, tendría sentido que encontremos una mayor proporción de virus de la influenza, ya que es casi lo único que está dando vueltas en este momento". Los epidemiólogos de los CDC controlarán atentamente este indicador durante los próximos dos años para ver si ha surgido un "nuevo porcentaje normal" de muestras respiratorias que dan positivo para la influenza, como resultado de las mejoras en las pruebas y los laboratorios. No obstante, según Bresee: "los porcentajes altos de muestras con resultados positivos que vimos esta temporada eran indicadores de actividad de la influenza. Si bien estos brotes localizados de influenza ocurrieron desde febrero hasta fines de mayo, nunca fueron lo suficientemente prolongados o extensos como para aumentar de forma sustancial el nivel nacional de ILI".

Hubo también otros indicadores claves de la influenza bajos esta temporada. Hasta el 25 de mayo de 2012 se habían informado a los CDC 26 muertes pediátricas que ocurrieron durante la temporada 2011-2012. Esta es la cantidad de muertes pediátricas más baja informada durante una temporada desde que se iniciaron estos registros. Estas son muertes de niños menores de 18 que dieron positivo para la influenza. Los estados informan de forma legal sobre estas muertes a los CDC desde 2004. Desde entonces, la cantidad de muertes pediátricas ha variado desde un mínimo de 46 muertes durante la temporada 2005-2006 a un máximo de 282 muertes informadas durante la temporada 2009-2010, que incluyó muertes pediátricas durante la pandemia de H1N1 2009. Es posible que se informen muertes adicionales para la temporada 2011-2012, ya que a veces ocurren retrasos en los informes y la vigilancia de la mortalidad pediátrica ocurre durante todo el año.

 Arriba

Herramientas web interactivas

Una nueva aplicación web interactiva en "FluView" muestra la información (de esta temporada y de temporadas anteriores) relacionada con las muertes pediátricasasociadas a la influenza. Otras herramientas interactivas muestran las ILI según el paso del tiempo y los datos de laboratorio y de ILI en un nivel nacional y regional, según el paso del tiempo.

¿Por qué la influenza llegó tan tarde y fue tan leve este año?

Según Bresee, de los CDC: "La razón de que la temporada haya sido leve y tardía no ha sido definida, pero es probable que hayan existido varios factores que hayan contribuido para ello, entre los que se incluyen: un invierno leve y el hecho de que la mayoría de los virus de influenza que circularon esta temporada fueron similares a los que han circulado durante las dos últimas temporadas y el hecho de que la mayoría de los virus en circulación fueron similares a los virus contra los cuales la vacuna 2011-2012 brinda la protección". Los niveles bajos de influenza cambian durante dos años consecutivos y "es probable que el constante aumento de la cobertura de la vacunación contra la influenza en el país haya contribuido a ampliar los niveles de inmunidad de la población", señala Bresee.

Correspondencia y efectividad de la vacuna (VE)

La efectividad de la vacuna contra la influenza (o su capacidad para prevenir la influenza) puede variar ampliamente de una temporada a otra, al igual que puede variar en gran medida según dos factores: 1) las características de la persona que se vacuna (tales como su edad y salud) y 2) la similitud o "correspondencia" entre los virus de influenza de la vacuna y de los que se propagan en la comunidad. Cuanto mayor sea la correspondencia, mayor será la probabilidad de que la vacuna prevenga la influenza. Si los virus de la vacuna son muy diferentes a los virus en circulación de la influenza, los efectos de la vacuna pueden ser menores. Sin embargo, incluso durante los años en los que la correspondencia de la vacuna es muy buena, los beneficios de recibirla varían entre las poblaciones, según los factores de la persona que la recibe, tales como su salud y su edad. En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto entre las personas jóvenes saludables y los niños mayores. Los efectos menores de la vacuna contra la influenza por lo general se encuentran en niños (por ejemplo, niños menores de 2 años) y adultos mayores. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados por lo general tienen una respuesta inmunitaria de defensa más baja después de recibir la vacuna contra la influenza en comparación con las personas jóvenes y sanas. En estas personas, esto puede resultar en niveles más bajos de efectividad de la vacuna. Según Bresee, "La combinación de la correspondencia y los factores relacionados con el organismo hospedador hacen que ninguna vacuna contra la influenza que se fabrique ahora será 100% efectiva".

Durante la temporada 2011-2012, circularon al mismo tiempo en los Estados Unidos virus de influenza A (H3N2), influenza A (H1N1) 2009 e influenza B. Durante el transcurso de la temporada, los virus predominantes variaron de una región a otra y entre estados, pero a nivel nacional predominaron los virus de la influenza A (H3N2). La mayoría de los virus sometidos a pruebas esta temporada tenían buena correspondencia con los virus de la vacuna (los virus contra los cuales se diseñó la vacuna).

Los CDC trabajan con investigadores en universidades y hospitales para determinar la efectividad de la vacuna a través de estudios de observación mediante la utilización de resultados de casos de influenza confirmados en laboratorio. Los estudios de los CDC se realizan en 5 lugares a lo largo de los Estados Unidos para reunir datos representativos. Para evaluar la efectividad de la vacuna en los distintos grupos etarios, los estudios de los CDC incluyen a todas las personas mayores de 6 meses a quienes se les recomienda vacunarse anualmente contra la influenza. Una evaluación preliminar de la efectividad de la vacuna (EV), basada en datos recopilados desde enero del 2012 hasta marzo de 2012, mostró una VE del 52% (52% CI 95% a 63%), luego de ajustar el lugar del estudio, la fecha de aparición de los síntomas, el grupo etario, la raza, la cantidad de días entre la aparición de los síntomas y la prueba y el estado de salud (muy bueno/excelente vs. nulo). La recopilación de datos para este estudio continuó durante abril. Además de recopilar datos más adelante en la temporada 2011-2012, el conjunto final de datos incluirá la información recopilada de registros médicos, incluida la verificación del recibo de la vacuna.

Según Bresee, los resultados de los análisis de datos preliminares para la temporada 2011-2012 concuerdan bastante con los resultados de la temporada de influenza 2010-2011, durante la cual los virus en circulación y los de la vacuna también tenían una buena correspondencia. Los resultados de esa temporada indicaron que la efectividad de la vacuna contra la influenza fue aproximadamente del 60% en general. "Sabemos que la vacuna contra la influenza no es perfecta. No es la mejor herramienta de un mundo ideal, pero es la mejor herramienta que tenemos actualmente para protegernos contra la influenza. Estamos trabajando para descubrir cómo hacer vacunas más rápidamente, cómo hacer vacunas que funcionen mejor en los ancianos y cómo hacer vacunas que brinden una protección cruzada contra virus de influenza diferentes. Pero mientras tanto tenemos que usar la herramienta de la que disponemos, para proteger a la mayor cantidad de gente que podamos", concluye Bresee.

Los fabricantes informan haber distribuido 132 millones de dosis de la vacuna contra la influenza en los Estados Unidos durante la temporada 2011-2012.

Se encuentra disponible más información sobre la temporada de influenza 2011-2012 y la vacuna contra la influenza estacional 2012-2013 en la Actualización del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR): actividad de la influenza - Estados Unidos, temporada 2011-12 y la composición de la vacuna contra la influenza 2012-13.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA