Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Semana Nacional de Vacunación contra la Influenza: artículo

Este invierno, cuando vea carteles que dicen "Vacúnese contra la influenza" es posible que se pregunte: "¿No es demasiado tarde para vacunarse?". No. ¡No es demasiado tarde! Los CDC recomiendan que los esfuerzos de vacunación continúen durante la temporada de influenza. Los CDC recomiendan vacunarse contra la influenza antes de fines de octubre porque las personas tienen más probabilidades de estar protegidas contra la influenza cuando la actividad de la influenza aumenta en su comunidad; no obstante, vacunarse a partir de diciembre en adelante puede ser beneficioso durante la mayoría de las temporadas de influenza, incluida esta. El mapa del resumen de la influenza de los CDC incluye las actualizaciones semanales sobre la actividad de la influenza en los Estados Unidos.

"El período de mayor actividad de la temporada de influenza suele ser entre diciembre y marzo, pero la actividad puede durar hasta fines de mayo", expresó el Dr. Dan Jernigan, Director de la División de Influenza de los CDC. “Recomendamos que las personas que aún no se hayan vacunado esta temporada lo hagan ahora”. Después de dos semanas de la vacunación, los anticuerpos encargados de brindar protección contra la infección por el virus de la influenza comienzan a desarrollarse dentro del organismo, así que vacúnese cuanto antes.

Cada temporada, a millones de personas la influenza les causa fiebre, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores musculares, fatiga, y los obliga a pasar unos días en cama. Cada año se enferman millones de personas, cientos de miles son hospitalizadas y entre miles y decenas de miles mueren a causa de la influenza.

Existe una vacuna que puede ayudar a reducir el riesgo de contraer la influenza y tener sus posibles complicaciones graves. Si bien la efectividad de la vacuna varía, muchos estudios demuestran que la vacunación contra la influenza reduce las enfermedades por la influenza, las consultas al médico, las ausencias en el lugar de trabajo y la escuela, y también puede prevenir las hospitalizaciones relacionadas con la enfermedad. Un estudio del 2017 reveló que la vacunación contra la influenza redujo los casos de muerte, los ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI), la duración de la estadía en las UCI y la duración de las hospitalizaciones en general entre los pacientes hospitalizados con influenza. Los CDC estiman que durante la temporada de influenza 2016-2017, la vacuna contra la influenza previno aproximadamente 5.3 millones de casos de influenza, 2.6 millones de consultas al médico relacionadas con la influenza y 85 000 hospitalizaciones asociadas a la influenza. Sin embargo, menos de la mitad de las personas en los Estados Unidos reportó haberse vacunado contra la influenza durante esa temporada, de manera que millones de personas no estaban protegidas. Si apenas un 5 % más de la población se hubiera vacunado durante la temporada de influenza 2016-2017, se habrían prevenido otros 504 000 casos de influenza, 233 000 consultas médicas y 6 000 hospitalizaciones.

Los CDC recomiendan que todas las personas a partir de los 6 meses en adelante se vacunen contra la influenza todos los años como primera medida y la más importante en la protección contra los virus de la influenza estacional. Esta temporada, los CDC recomiendan a los proveedores que usen cualquier vacuna contra la influenza aprobada y acorde a la edad (vacunas inactivadas contra la influenza (IIV), vacuna recombinada contra la influenza (RIV) o vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV4)) sin preferencias por una sobre las demás.

Las vacunas contra la influenza 2018-2019 en los EE. UU. han sido actualizadas para esta temporada. Lea más acerca de las opciones de vacunas disponibles esta temporada y los datos clave sobre la vacuna contra la influenza estacional.

Algunas personas tienen un alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza que pueden derivar en una hospitalización o incluso causar la muerte. Las personas con alto riesgo incluyen  las mujeres embarazadas, los niños menores de 5 años, especialmente los niños menores de 2 años, las personas de 65 años de edad en adelante y las personas que tienen ciertas afecciones médicas como asma, diabetes y enfermedades cardíacas. La vacunación de mujeres embarazadas ayuda a protegerlas de la influenza y evita la hospitalización; además, está demostrado que ayuda a proteger al bebé de la infección por influenza durante varios meses posteriores al nacimiento, antes de que el bebé pueda ser vacunado. Además, se ha asociado la vacunación contra la influenza a índices más bajos de algunos eventos cardíacos, como un ataque cardiaco, entre personas con enfermedades cardíacas, especialmente entre aquellas que han tenido un evento cardíaco en los 12 meses previos a la vacunación contra la influenza.

En el caso de aquellas personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves a causa de la influenza, vacunarse contra la influenza es sumamente importante. También es importante recibir la vacuna si usted cuida a alguien que se encuentra en estos grupos de alto riesgo, como bebés de menos de 6 meses que son demasiado pequeños para vacunarlos. Lea más acerca de las Personas con alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza.

Algunos niños de 6 meses a 8 años de edad deberán recibir dos dosis de la vacuna contra la influenza para estar correctamente protegidos contra la influenza. Los niños de este grupo etario que reciben la vacuna por primera vez necesitarán dos dosis, administradas con al menos 28 días entre una y otra. Algunos niños que han recibido la vacuna contra la influenza previamente también pueden necesitar dos dosis. El médico de su hijo u otro profesional de la salud puede decirle si necesita dos dosis.

"Vacunarse es simple y es lo más importante que usted puede hacer para protegerse y proteger a su familia de la influenza", afirma el Dr. Jernigan. Cientos de millones de estadounidenses recibieron las vacunas contra la influenza con total seguridad en los últimos 50 años, y además se han realizado amplias investigaciones que respaldan la seguridad de las vacunas contra la influenza estacional.

Las vacunas contra la influenza se ofrecen en muchos lugares, incluidos consultorios médicos, departamentos de salud, farmacias, centros de salud y clínicas, y también es ofrecida por muchos empleadores y escuelas. Así que la próxima vez que vea un cartel que dice: "Vacúnese contra la influenza aquí", deténgase y aproveche para vacunarse y aliente a sus familiares y amigos para que también lo hagan. Use el Buscador de vacunas de HealthMap para encontrar el lugar más cercano donde pueden vacunarse usted y su familia.

Para más información acerca de la gravedad de la influenza y los beneficios de la vacuna contra la influenza, hable con su médico u otro profesional de la salud o comuníquese con los CDC al 1-800-CDC-INFO.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA