Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

La influenza y los niños con enfermedades neurológicas 

Los niños de cualquier edad con enfermedades neurológicas tienen mayor probabilidad de contraer la influenza (gripe) que otros niños. Las complicaciones por la influenza pueden variar y, en algunos niños, pueden ocasionar neumonía e incluso la muerte.

Ciertos niños con enfermedades neurológicas pueden experimentar complicaciones con el funcionamiento muscular y pulmonar o dificultades para toser, tragar o eliminar líquidos a través de las vías respiratorias. Estos son problemas que pueden empeorar los síntomas de la influenza.

Las enfermedades neurológicas pueden incluir:

  • Trastornos del cerebro y la médula espinal
  • Parálisis cerebral
  • Epilepsia (trastornos convulsivos)
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Discapacidad intelectual
  • Retraso en el desarrollo de moderado a grave
  • Distrofia muscular
  • Lesión de la médula espinal

La vacunación es la mejor protección contra la influenza

La mejor manera de prevenir la influenza es que todas las personas a partir de los 6 meses reciban la vacuna contra la influenza cada año. Es sumamente importante que los niños con enfermedades neurológicas se vacunen puesto que corren un alto riesgo de presentar complicaciones si contraen la influenza.

Niño recibiendo la vacuna contra la influenza.

Algunos niños necesitarán más de una dosis de la vacuna contra la influenza para estar protegidos. Su médico puede determinar la cantidad de dosis que su hijo necesita para estar protegido contra la influenza. Los niños menores de 6 meses son demasiado pequeños para vacunarse contra la influenza. Aprenda más sobre proteger a los bebés contra la influenza.

  • Un estudio del 2017 fue el primero de su tipo en demostrar que la vacunación contra la influenza puede reducir de forma significativa el riesgo de muerte por influenza en los niños. El estudio reveló que la vacunación contra la influenza redujo a la mitad (51 %) el riesgo de muerte asociada a la influenza entre niños con afecciones subyacentes de alto riesgo y alrededor de dos tercios (65 %) entre niños sanos.

Además, es importante que los contactos cercanos de niños con enfermedades neurológicas, tales como los padres, hermanos, miembros de la familia y las personas encargadas de los cuidados, como niñeras, médicos, enfermeras y maestros, se vacunen para evitar contraer la influenza o contagiar a estos niños o a las personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves a causa de la influenza. Consulte la lista completa de las personas para quienes la vacunación es especialmente importante .

Tipos de vacunas contra la influenza para niños con enfermedades neurológicas

Las vacunas inyectables contra la influenza están aprobadas para ser utilizadas en niños de 6 meses en adelante, incluyendo a niños sanos y a niños con enfermedades crónicas.

Se recomienda la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV), o la vacuna en atomizador nasal, como una opción para  personas de 2 a 49 años de edad. La vacuna en atomizador nasal no se recomienda a las mujeres embarazadas ni a las personas con afecciones crónicas. Hay una precaución para el uso de la vacuna contra la influenza en atomizador nasal (LAIV) para las personas con ciertas afecciones médicas subyacentes, como los niños con trastornos neurológicos/neuromusculares.

Su médico u otro profesional de la salud puede responder cualquier pregunta que pudiera tener acerca de la vacuna contra la influenza.

Otras medidas preventivas para niños con enfermedades neurológicas

Además de vacunarse contra la influenza, los niños con enfermedades neurológicas deberían tomar las mismas medidas preventivas diarias que recomiendan los CDC para todas las personas, tales como cubrirse la boca y nariz al toser, lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas que están enfermas.

Medidas de salud específicas para niños con enfermedades neurológicas

  • Salud: si su hijo tiene una enfermedad crónica, asegúrese de que reciba la mejor atención médica posible.
  • Plan: tenga un plan de cómo debería cuidar a su hijo en caso de que contraiga la influenza.

Síntomas y tratamiento

Cualquier persona con una afección de salud que aumente el riesgo de desarrollar complicaciones si contrae influenza debería recibir atención médica urgente si tiene síntomas. Si su hijo padece una enfermedad neurológica y tiene fiebre o manifiesta los síntomas de la influenza, llame a su médico o llévelo inmediatamente a un doctor. Los CDC recomiendan a los médicos que traten la enfermedad de la influenza inmediatamente en las personas de alto riesgo que padecen afecciones médicas subyacentes con medicamentos antivirales contra la influenza.

Síntomas

Los síntomas de la influenza incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores corporales, dolor de cabeza, escalofríos y fatiga. Algunas personas también pueden tener vómitos y diarrea. Las personas pueden estar infectadas por la influenza y tener síntomas respiratorios sin fiebre.

Tratamiento

  • El tratamiento debe comenzar tan pronto como sea posible, ya que el tratamiento con medicamentos antivirales es más eficaz cuando se inicia temprano (dentro de las 48 horas después de la aparición de los síntomas).
  • Para recibir un tratamiento con medicamentos antivirales, tanto usted como su hijo necesitan que un médico se los recete. Estos medicamentos combaten la influenza y evitan que el virus de la influenza desarrolle más virus en su organismo.
  • Los medicamentos antivirales pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. También pueden evitar problemas serios de salud que puedan ser provocados por la enfermedad de la influenza.
  • Esta temporada hay tres medicamentos antivirales contra la influenza aprobados por la FDA y recomendados por los CDC para tratar la enfermedad.
  • No permita que su hijo salga de la casa por al menos 24 horas después de que haya bajado la fiebre sin haber usado medicamentos para bajar la fiebre, excepto que deba acudir al médico.
  • Asegúrese de que su hijo descanse bien y beba líquidos transparentes (como agua, caldo, bebidas para deportistas, etc.). Su proveedor de atención médica también puede recetarle medicamentos para bajar la fiebre*, según la edad de su hijo.

Conozca más acerca del uso de medicamentos antivirales contra la influenza en los niños que padecen enfermedades neurológicas y de otros medicamentos infantiles para el tratamiento de la influenza.

*Los niños menores de 4 años no deberían tomar medicamentos de venta libre sin consultar primero a un proveedor de atención médica. Además, es recomendable no administrar aspirina a niños con influenza menores de 18 años de edad.

Cuándo buscar cuidados de salud de emergencia

Si su hijo tiene una enfermedad neurológica y presenta los siguientes signos de advertencia de la enfermedad, ¡solicite atención médica de inmediato!

Signos de advertencia de emergencia de la influenza

Las personas que experimentan estos signos de advertencia deberían recibir atención médica de inmediato.

En los niños

  • Respiración acelerada o problemas para respirar
  • Coloración azulada en los labios o el rostro 
  • Se expande la caja torácica al respirar
  • Dolor de pecho
  • Dolor muscular intenso (el niño se rehusa a caminar)
  • Deshidratación (no orina por 8 horas, tiene la boca seca y al llorar no tiene lágrimas)
  • No está alerta ni interactúa cuando está despierto
  • Convulsiones
  • Fiebre por encima de los 104 °F
  • En el caso de niños menores de 12 semanas, cualquier cuadro febril
  • Fiebre o tos que mejora pero reincide o empeora
  • Agravamiento de las afecciones crónicas

En los adultos

  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Dolor o presión constante en el pecho o abdomen
  • Mareos persistentes, confusión, dificultad para despertarse
  • Convulsiones
  • No orina
  • Dolor muscular intenso
  • Debilidad o inestabilidad intensa
  • Fiebre o tos que mejora pero reincide o empeora
  • Agravamiento de las afecciones crónicas

 Estas listas no incluyen todo. Consulte a su proveedor de atención médica ante cualquier otro síntoma grave o que le preocupe.

Gráfico animado

Imagen animada de la vacunación de niños

¿Sabía que...? Cada año se hospitalizan alrededor de 20 000 niños menores de 5 años a causa de las complicaciones por la influenza. #CombataLaInfluenza
Imagen animada 690×388 [2.9 MB]

Folleto

Folleto sobre la vacunación de niños

Directrices sobre la influenza para padres de niños u adolescentes con afecciones crónicas
Folleto [1.1 MB, 2 páginas]

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA