Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Datos clave de la vacuna contra la influenza estacional

La mejor manera de protegerse contra la influenza es vacunándose todos los años.

Vacunación contra la influenza

¿Por qué la gente debería vacunarse contra la influenza?

La influenza es una enfermedad potencialmente grave que puede llevar a la hospitalización y, en ciertas ocasiones, incluso provocar la muerte. Cada temporada de influenza es diferente, y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de maneras diferentes. Pero millones de personas se enferman de influenza todos los años, cientos de miles son hospitalizadas y miles o decenas de miles mueren por causas relacionadas con la influenza cada año. La vacuna anual contra la influenza estacional es la mejor forma de protegerse contra la influenza. Está demostrado que la vacunación tiene muchos  beneficios tales como reducir el riesgo de enfermedad por influenza, hospitalizaciones e incluso el riesgo de muertes pediátricas relacionadas con la influenza.

¿Cómo funcionan las vacunas contra la influenza?

Las vacunas contra la influenza hacen que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo aproximadamente dos semanas después de la vacunación. Estos anticuerpos brindan protección contra la infección con los virus incluidos en la vacuna.

La vacuna contra la influenza estacional lo protege contra los virus de influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes la próxima temporada. Las vacunas contra la influenza tradicionales (llamadas vacunas "trivalentes") están fabricadas para brindar protección contra los tres virus de la influenza: un virus de la influenza A (H1N1), un virus de la influenza A (H3N2) y un virus de la influenza B. También hay vacunas contra la influenza que protegen contra cuatro virus (denominadas vacunas "tetravalentes"). Estas vacunas brindan protección contra los mismos virus que la vacuna trivalente más un virus de la influenza B.

¿Qué tipos de vacunas contra la influenza se encuentran disponibles?

Los CDC recomiendan el uso de cualquier vacuna contra la influenza aprobada según la edad durante la temporada de influenza 2018-2019, incluidas las vacunas inactivadas contra la influenza [IIV], la vacuna recombinada contra la influenza [RIV] o la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV). No existe preferencia expresa de una vacuna contra la influenza por sobre la otra. Estarán disponibles las vacunas contra la influenza trivalente (de tres componentes) y tetravalente (de cuatro componentes).

Las vacunas trivalentes contra la influenza incluyen lo siguiente:

Las vacunas tetravalentes para la influenza incluyen lo siguiente:

  • Las vacunas inyectables contra la influenza tetravalentes de dosis estándar que se fabrican utilizando virus cultivados en huevos.  Incluidas las vacunas Afluria Quadrivalent, Fluarix Quadrivalent, FluLaval Quadrivalent y Fluzone Quadrivalent. Hay diferentes vacunas inyectables para la influenza aprobadas para diferentes grupos etarios. Algunas están aprobadas para niños de tan solo 6 meses. La mayoría de las vacunas inyectables contra la influenza se aplican en el brazo (músculo) con una aguja. Una vacuna inyectable tetravalente recombinada contra la influenza (Afluria Quadrivalent) puede aplicarse con una aguja (para personas de 5 años de edad en adelante) o con una inyección a presión (solo para personas de 18 a 64 años).
  • Una vacuna inyectable contra la influenza tetravalente a base de células (Flucelvax Quadrivalent) que contiene virus producido en cultivo celular (sin huevo), la cual está aprobada para personas de 4 años de edad en adelante.
  • Una vacuna inyectable tetravalente recombinada (Flublok Quadrivalent) aprobada para ser utilizada en personas de 18 años de edad en adelante.

¿Algunas de estas vacunas contra la influenza disponibles se recomiendan por sobre las otras?

Para la temporada de influenza 2018-2019, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomienda la vacunación anual contra la influenza para todas las personas desde los 6 meses de edad en adelante con cualquier vacuna contra la influenza aprobada acorde a la edad, incluida la vacuna inactivada contra la influenza (IIV), la vacuna recombinada contra la influenza (RIV4) o la vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV4), sin preferencia expresa por una vacuna sobre la otra.

¿Quiénes deben vacunarse en esta temporada?

Todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse contra la influenza cada temporada. Esta recomendación se ha utilizado desde el 24 de febrero del 2010 cuando el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) de los CDC votó a favor de la vacunación "universal" contra la influenza en los Estados Unidos para que más personas estén protegidas contra la enfermedad.

La vacunación para prevenir la influenza tiene una importancia particular para las personas que corren alto riesgo de presentar complicaciones graves por la enfermedad. Consulte Personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza para ver una lista completa de los factores relacionados con la edad y la salud que aumentan el riesgo.

Más información disponible en Quiénes deben vacunarse contra la influenza.

¿Quiénes no deberían recibir la vacuna?

Diferentes vacunas contra la influenza cuentan con la aprobación para ser usadas en diferentes grupos etarios. Además, algunas vacunas no están recomendadas para ciertos grupos. Los factores que permiten determinar si una persona está en condiciones de vacunarse, o de recibir una vacuna en particular, incluyen la edad, el estado de salud (actual y pasado) y cualquier alergia a la vacuna contra la influenza o sus componentes.

¿Cuándo debo vacunarme?

Debe vacunarse contra la influenza antes de que la influenza comience a propagarse. Después de dos semanas de la vacunación, los anticuerpos encargados de brindar protección contra la influenza comienzan a desarrollarse. Los CDC recomiendan que las personas se vacunen contra la influenza antes de finales de octubre.  No obstante, vacunarse más tarde todavía puede resultar beneficioso y se debería seguir ofreciendo la vacunación durante toda la temporada de influenza, incluso en enero y posteriormente.

Los niños que necesitan dos dosis de la vacuna para estar protegidos deberían comenzar el proceso de vacunación mucho antes porque las dos dosis deben ser administradas con un intervalo de al menos cuatro semanas.

¿Dónde puedo vacunarme contra la influenza?

Las vacunas contra la influenza se ofrecen en muchos consultorios médicos, clínicas, departamentos de salud, farmacias y centros de salud universitarios, además de ser provistas por empleadores e incluso algunas escuelas.

Incluso si no tiene un médico o un enfermero de cabecera, puede recibir la vacuna contra la influenza en otro lado, como en un departamento de salud, en una farmacia, en una clínica de atención de urgencias y con frecuencia en su escuela, centro de salud universitario o en su lugar de trabajo.

Visite el Buscador de vacunas de HealthMap para saber dónde puede conseguir una vacuna contra la influenza.

¿Por qué debo vacunarme contra la influenza todos los años?

Se necesita una vacuna contra influenza todas las temporadas por dos motivos. En primer lugar, la respuesta inmunitaria del cuerpo de la vacunación disminuye con el tiempo, por ende es necesario recibir una vacuna anual para que la protección sea óptima. En segundo lugar, dado que los virus de la influenza cambian constantemente, la fórmula de la vacuna contra la influenza se revisa todos los años y se actualiza, según sea necesario, para que sea efectiva ante los cambiantes virus de la influenza. Para contar con la mejor protección, todas las personas mayores de 6 meses deben vacunarse todos los años.

¿La protección que proporciona la vacuna es inmediata?

No. Luego de unas dos semanas de haber recibido la vacuna los anticuerpos comienzan a desarrollarse y a brindar protección contra la infección por el virus de la influenza. Por tal motivo es mejor vacunarse a fines de octubre, antes de que comience realmente la temporada de la influenza.

 Arriba

Eficacia de la vacuna

La efectividad de la vacuna (EV) contra la influenza puede variar de un año a otro. La protección que brinda la vacuna contra la influenza depende de la edad y el estado de salud de la persona que la recibe, y la similitud o "correspondencia" entre el o los virus en la vacuna y los que están en circulación. Para obtener más información, consulte Eficacia de la vacuna - ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza?.

¿Puedo contraer la influenza estacional aunque me haya vacunado este año?

Sí. Es posible contraer la influenza incluso si se ha vacunado (si bien no lo sabrá a ciencia cierta a menos que le hagan una prueba de diagnóstico de la influenza). Esto es posible por los siguientes motivos:

  • Puede estar expuesto a uno de los virus de la influenza justo antes de vacunarse o durante el lapso que el cuerpo tarda en desarrollar la protección posterior a la vacunación. Esta exposición puede ocasionar que se enferme de influenza antes de que la vacuna haga efecto. (Los anticuerpos que brindan protección se desarrollan en el cuerpo aproximadamente 2 semanas después de la vacunación).
  • Usted puede estar expuesto a un virus de la influenza que no esté incluido en la vacuna contra la influenza estacional. Todos los años circulan muchos virus de influenza diferentes. La vacuna contra la influenza está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes.
  • Desafortunadamente, algunas personas pueden infectarse con un virus de la influenza incluido en la vacuna contra la influenza, pese a haberse vacunado. La protección que brinda la vacuna contra la influenza puede variar ampliamente, basándose, en parte, en los factores de salud y en la edad de la persona que se vacuna. En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto en adultos jóvenes y niños más grandes sanos. Algunas personas mayores y personas con ciertas enfermedades crónicas podrían desarrollar menos inmunidad después de la vacunación. La vacuna contra la influenza no es una herramienta perfecta, pero es la mejor manera de estar protegido contra la enfermedad.

¿Qué protección ofrece la vacuna contra la influenza si contraigo la influenza?

Algunas personas que se vacunan se pueden enfermar igual. Sin embargo, según varios estudios, se ha demostrado que la vacunación contra la influenza reduce la gravedad de la enfermedad en personas que se vacunaron pero aún pueden enfermarse. Un estudio del 2017 reveló que la vacunación contra la influenza redujo los casos de muerte, los ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI), la duración de la estadía en las UCI y la duración de las hospitalizaciones en general entre los pacientes hospitalizados con influenza. Otro estudio del 2018 demostró que un adulto vacunado que fue hospitalizado por influenza tenía 59 por ciento menos de probabilidades de ser ingresado a una unidad de cuidados intensivos que alguien que no se vacunó.  Entre los adultos que se encontraban en la unidad de cuidados intensivos a causa de la influenza, los pacientes vacunados en promedio pasaron 4 días menos en el hospital que aquellos que no se habían vacunados previamente. Además, hay que recordar que la vacuna contra la influenza protege contra tres o 4 virus diferentes y son varios los virus que suelen circular durante cualquier temporada. Por estos motivos, los CDC siguen recomendando la vacunación contra la influenza a todas las personas de 6 meses en adelante incluso si se reduce la efectividad de la vacuna contra uno o más virus.

 Arriba

Beneficios de la vacuna

¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la influenza?

Existen muchos motivos para vacunarse contra la influenza cada año. A continuación hay un resumen de los beneficios de la vacunación contra la influenza y ciertos estudios científicos que respaldan estos beneficios.

  • La vacunación contra la influenza puede evitar que contraiga la enfermedad.
    • La vacuna contra la influenza previene cada año millones de enfermedades y consultas al médico relacionadas con la influenza. Por ejemplo, durante 2016-2017, la vacunación contra la influenza previno aproximadamente 5.3 millones de enfermedades por la influenza, 2.6 millones de consultas al médico asociadas a la influenza y 85 000 hospitalizaciones asociadas a la influenza.
    • En las temporadas en las cuales los virus de la vacuna coincidieron con las cepas en circulación, se ha demostrado que la vacuna contra la influenza reduce el riesgo de tener que consultar al médico por influenza de  40 a 60 por ciento.
  • La vacunación contra la influenza puede reducir el riesgo de hospitalización asociada a la influenza para niños, adultos en edad de trabajar y adultos mayores.
    • La vacuna contra la influenza previene decenas de miles de hospitalizaciones cada año. Por ejemplo, durante 2016-2017, la vacunación contra la influenza previno aproximadamente 85 hospitalizaciones relacionadas con la influenza.
    • Un estudio del 2014 demostró que la vacuna contra la influenza redujo un 74 % el riesgo que corren los niños de requerir admisión en unidades de cuidados intensivos (PICU) durante las temporadas de influenza 2010-2012.
    • En años recientes, las vacunas contra la influenza han reducido el riesgo de hospitalizaciones asociadas a la influenza entre adultos en un promedio del 40 %.
    • Un estudio del 2018 demostró que del 2012 al 2015 la vacunación contra la influenza entre adultos redujo el riesgo de ingresar a una unidad de cuidados intensivos con influenza en un 82 por ciento.
  • La vacunación contra la influenza es una herramienta de prevención importante para las personas con afecciones de salud crónicas.
  • La vacunación ayuda a  proteger a las mujeres durante y después del embarazo.
    • La vacunación reduce el riesgo de una infección respiratoria aguda asociada a la influenza en las mujeres embarazadas a la mitad.
    • Un estudio del 2018 reveló que el hecho de recibir la vacuna inyectable contra la influenza reduce aproximadamente un 40 por ciento el riesgo de hospitalización de mujeres embarazadas a causa de la influenza.
    • Vacunarse también puede ayudar a proteger a su bebé de la influenza luego del nacimiento. (La madre transmite anticuerpos al bebé en gestación durante el embarazo).
      • Varios estudios han demostrado que además de ayudar a proteger a las mujeres embarazadas, la vacuna contra la influenza que se administra durante el embarazo ayuda a proteger al bebé de la infección por influenza durante varios meses posteriores al nacimiento, cuando el bebé aún no es lo suficientemente grande como para vacunarse.
  • La vacuna contra la influenza puede salvarle la vida a los niños.
    • Un estudio del 2017 fue el primero de su tipo en demostrar que la vacunación contra la influenza puede reducir de forma significativa el riesgo de muerte por influenza en los niños.
  • Según varios estudios, se ha demostrado que la vacunación contra la influenza reduce la gravedad de la enfermedad en personas que se vacunaron pero aún pueden enfermarse.
    • Un estudio del 2017 reveló que la vacunación contra la influenza redujo los casos de muerte, los ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI), la duración de la estadía en las UCI y la duración de las hospitalizaciones en general entre los pacientes hospitalizados con influenza.
    • Un estudio del 2018 demostró que entre los adultos hospitalizados con influenza, los pacientes vacunados tenían 59 por ciento menos de probabilidades se ingresar a una unidad de cuidados intensivos  que los que no se vacunaron.  Entre los adultos que se encontraban en la unidad de cuidados intensivos a causa de la influenza, los pacientes vacunados en promedio pasaron 4 días menos en el hospital que aquellos que no se habían vacunados previamente.
  • La vacunación también protege a los que lo rodean, incluidas las personas que tienen una mayor vulnerabilidad a sufrir una enfermedad grave a causa de la influenza, como los bebés y los niños pequeños, los adultos mayores y las personas con ciertas afecciones crónicas.

*Las referencias de los estudios que se mencionan arriba se pueden encontrar en Publicaciones sobre los beneficios de la vacuna contra la influenza. Además, consulte la hoja informativa Por qué vacunarse contra la influenza  [237 KB, 2 páginas].

 Arriba

Correspondencia de la vacuna

¿Qué quiere decir la expresión "una buena correspondencia" entre los virus de la vacuna y los virus en circulación de la influenza?

Una "buena correspondencia" se da cuando los virus de la influenza contra los cuales se diseñó la vacuna y los virus en circulación entre las personas, durante una temporada determinada de influenza, están estrechamente relacionados y los anticuerpos producidos por la vacuna pueden brindar la protección necesaria contra la infección.

¿Qué sucede si los virus en circulación son diferentes de los virus de la vacuna?

Durante las temporadas en que uno o más de los virus en circulación difieren de los virus de la vacuna, la efectividad de la vacuna contra los virus con variación puede verse reducida.

¿Por qué sucede que a veces no hay una buena correspondencia entre un virus de la vacuna y los virus en circulación?

Los virus de la influenza están cambiando constantemente ("transformación antigénica"); pueden cambiar de una temporada a la siguiente o incluso pueden cambiar durante el transcurso de una misma temporada de influenza. Los expertos deben elegir qué virus incluirán en la vacuna con muchos meses de antelación a fin de producir y distribuir la vacuna a tiempo. (Para obtener más información sobre el proceso de selección de virus para vacunas, visite Selección de virus en la vacuna contra la influenza (gripe). Debido a estos factores, siempre existe la posibilidad de lograr una correspondencia menos óptima entre el virus que circula y los virus usados en la vacuna.

El proceso de producción de algunas vacunas contra la influenza estacional también puede afectar la efectividad de las vacunas contra ciertos virus, como el de la influenza A (H3N2). El cultivo en huevos es parte del proceso de producción de la mayoría de las vacunas contra la influenza estacional. Mientras que todos los virus de la influenza sufren cambios cuando se cultivan en huevos, los cambios en los virus de la influenza A (H3N2) tienden a ser más variados y más propensos a tener implicaciones antigénicas en comparación con los cambios que pueden tener otros virus de la influenza. Estos "cambios adaptados en huevos" están presentes en la mayoría de los virus de vacunas que se recomiendan usar en la producción de vacunas y pueden reducir su efectividad potencial contra los virus de la influenza en circulación. Los avances en tecnologías para la producción de vacunas y técnicas moleculares de avanzada están siendo explorados como una manera de mejorar la efectividad de la vacuna contra la influenza. Para obtener más información, visite Avances en vacunas contra la influenza..

¿Habrá una buena correspondencia entre la vacuna para esta temporada y los virus en circulación?

No es posible predecir con exactitud si la vacuna contra la influenza se corresponderá plenamente con los virus de la influenza en circulación ya que los virus cambian constantemente. Hay más información acerca de la temporada de influenza 2018-2019 y las vacunas recomendadas disponible.

 Arriba

Efectos secundarios de la vacuna (Qué esperar)

¿La vacuna contra la influenza puede contagiarme la influenza?

No, una vacuna contra la influenza no puede causarle la enfermedad. Actualmente, hay dos maneras de fabricar las vacunas contra la influenza que se administran con una aguja. La vacuna puede fabricarse con a) virus de la vacuna contra la influenza que han sido "inactivados" y, por lo tanto, no son infecciosos, o b) con proteínas de un virus de la vacuna contra la influenza en vez de varios virus de la vacuna contra la influenza (que es el caso de la vacuna recombinada contra la influenza). Sin embargo, los virus están atenuados (debilitados) y no pueden causar influenza. Los virus debilitados están adaptados al frío, esto significa que están diseñados para causar infección sólo a las temperaturas más bajas que hay dentro de la nariz. Los virus no pueden infectar los pulmones ni otras áreas en donde existan temperaturas más cálidas.

¿Qué efectos secundarios pueden ocurrir después de recibir la vacuna contra la influenza?

Si bien la vacuna contra la influenza no puede contagiarle la enfermedad, hay diferentes efectos secundarios que pueden estar relacionados con la administración de la vacuna inyectable o la vacuna en atomizador nasal. Estos efectos secundarios son leves y duran poco, en especial, si se los compara con los síntomas de un caso grave de influenza.

La vacuna inyectable contra la influenza: Los virus en la vacuna están muertos (inactivos), por lo que no puede contraer influenza por una vacuna inyectable contra la influenza. Algunos de los efectos secundarios menores que pueden aparecer son estos:

  • Dolor, enrojecimiento, sensibilidad o inflamación donde se administró la inyección
  • Fiebre (en bajos grados)
  • Dolores

El atomizador nasal: los virus en la vacuna en atomizador nasal son debilitados y no causan síntomas graves generalmente asociados con la influenza. En los niños, los efectos secundarios de la vacuna en atomizador nasal pueden incluir:

  • Secreción nasal
  • Resuello
  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Dolores musculares
  • Fiebre

En los adultos, los efectos secundarios de la vacuna en atomizador nasal pueden incluir:

  • Secreción nasal
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Tos

Si ocurren estos problemas, comienzan poco después de la vacunación, son leves y duran poco tiempo. La mayoría de las personas que reciben la vacuna contra la influenza no presentan problemas graves. Sin embargo, en extrañas ocasiones, la vacunación contra la influenza puede causar problemas graves, como reacciones alérgicas severas. Las personas que creen que la vacuna inyectable contra la influenza les ha hecho daño pueden presentar una reclamación del Programa nacional de compensación por lesiones causadas por vacunas (VICP).

Hay más información disponible acerca de la seguridad de las vacunas contra la influenza en La seguridad de la vacuna contra la influenza.

 Arriba

Distribución y suministro de vacunas

¿Cuánta vacuna contra la influenza se estima que habrá disponible para la temporada de influenza 2018-2019?

La vacuna contra la influenza es producida por fabricantes privados, por lo que el suministro depende de los fabricantes. Los fabricantes de vacunas han proyectado que habrá una disponibilidad de 163 a 168 millones de dosis de la vacuna contra la influenza para la temporada 2018-2019.

¿Dónde puedo encontrar más información sobre el suministro de vacunas?

La información acerca del suministro de la vacuna está disponible en el ​​​​​​​sitio web Suministro y distribución de la vacuna de los CDC.

 Arriba

Consideración especial sobre la alergia a los huevos

Las personas alérgicas al huevo pueden recibir cualquier vacuna aprobada contra la influenza recomendada y acorde para su edad (IIV, RIV4 o LAIV4). Personas con historial clínico de alergia grave al huevo (aquellas que han tenido otros síntomas además urticaria luego de estar expuestas a huevos) deberían recibir la vacuna contra la influenza en un entorno médico  y bajo la supervisión de un proveedor de atención médica que sea capaz de reconocer y manejar reacciones alérgicas graves.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA