Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Los niños, la influenza y la vacuna

Los niños, especialmente los menores de 5 años, corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. La vacuna contra la influenza ofrece la mejor defensa para protegerse contra la influenza y evitar contagiársela a otras personas. La vacunación contra la influenza puede disminuir la cantidad de casos de influenza, las consultas al médico, el ausentismo en la escuela y el lugar de trabajo y también puede prevenir las hospitalizaciones y muertes pediátricas asociadas a la enfermedad. La información en esta página es un resumen de las recomendaciones sobre la vacuna contra la influenza para los niños. Visite esta página para obtener más información acerca de los beneficios de la vacuna.

Nota: Ver Preguntas frecuentes sobre la temporada de influenza 2016-2017 para obtener información acerca de la influenza y la vacuna específica para la temporada actual.

La influenza es peligrosa en los niños

En los niños, la influenza es más peligrosa que el resfriado común. Cada año millones de niños contraen la influenza estacional; algunos de estos casos derivan en hospitalización y otros niños incluso mueren por influenza.

  • Habitualmente, los niños necesitan atención médica a causa de la influenza, especialmente antes de que cumplan 5 años.
  • Los niños menores de 5 años y, especialmente los menores de 2, corren un riesgo alto de sufrir complicaciones graves por la influenza.
  • Los niños de cualquier edad con problemas de salud crónicos tales como asma, diabetes y trastornos del cerebro o sistema nervioso también corren un alto riesgo de tener complicaciones graves por la influenza.
  • Las temporadas de influenza varían en cuanto a la gravedad:
    • Los CDC calculan que desde el 2010, las hospitalizaciones por la influenza de niños menores de 5 años oscilaron entre los 7 000 y 26 000 casos en los Estados Unidos.
    • Aunque son casos esporádicos, algunos niños mueren por influenza cada año. Desde la temporada 2004-2005, las muertes de niños asociadas a la influenza, informadas a los CDC durante temporadas regulares de influenza, han variado de 37 a 171 casos. Hay información sobre las muertes de niños registradas desde la temporada de influenza 2004-2005 en la aplicación web interactiva sobre muertes de niños.

La mejor manera de proteger a sus niños de la influenza es vacunarlos cada año.

La vacuna contra la influenza estacional lo protege contra los virus de influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes la próxima temporada. Las vacunas contra la influenza tradicionales (llamadas vacunas "trivalentes") están fabricadas para brindar protección contra los tres virus de la influenza: un virus de la influenza A (H1N1), un virus de la influenza A (H3N2) y un virus de la influenza B. Además, hay vacunas hechas para brindar protección contra los cuatro virus de la influenza (llamadas vacunas "tetravalentes"). Estas vacunas brindan protección contra los mismos tres virus que la vacuna trivalente más un virus de la influenza B.

¿Qué tipos de vacunas contra la influenza se encuentran disponibles para niños?

Hay una lista de opciones de vacunas contra la influenza para la temporada 2016-2017 en TABLA. vacunas contra la influenza Estados Unidos, temporada de influenza 2016-17. Hay diferentes productos aprobados para los distintos grupos etarios, incluidos niños de tan solo 6 meses de vida.

Tenga en cuenta que, si bien hay una vacuna en atomizador nasal tetravalente aprobada por la FDA para el mercado estadounidense, el ACIP y los CDC recomiendan no utilizar la vacuna en atomizador nasal durante la temporada 2016-2017 debido a preocupaciones acerca de su eficacia.

El proveedor de atención médicade su hijo sabrá qué vacunas son las adecuadas para el menor.

  • Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad o más se vacunen contra la influenza estacional.
    Tenga en cuenta que la vacunación es fundamental para determinadas personas que corren alto riesgo o han estado en contacto cercano con personas con alto riesgo. Esto incluye niños con un alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza y los adultos que están en contacto cercano con ellos.

Para obtener una lista completa de aquellas personas con alto riesgo, visite Personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza.

Hay instrucciones especiales para la vacunación de niños de 6 meses a 8 años

Algunos niños de 6 meses a 8 años de edad requieren dos dosis de la vacuna contra la influenza. Los niños de 6 meses de vida hasta los 8 años que se vacunan por primera vez, y aquellos que solo han recibido anteriormente una dosis de la vacuna, deben recibir la segunda dosis esta temporada. Todos los niños que hayan recibido anteriormente dos dosis de la vacuna (en cualquier momento) solo necesitan una dosis de la vacuna esta temporada. La primera dosis debe administrarse tan pronto como la vacuna esté disponible.

La segunda dosis debe administrarse una vez transcurridos al menos 28 días de la primera dosis. La primera dosis "prepara" al sistema inmunitario; la segunda, ofrece protección inmunitaria. Los niños que sólo reciben una dosis de la vacuna cuando necesitan dos pueden tener protección reducida o ninguna protección con sólo una dosis de la vacuna contra la influenza.

Si su hijo necesita dos dosis, comience el proceso temprano. Esto garantizará que su hijo esté protegido antes de que la influenza comience a circular en su comunidad.

Asegúrese de que su hijo reciba una segunda dosis si necesita una. La protección suele activarse aproximadamente dos semanas después de la segunda dosis.

Las recomendaciones sobre el control y la prevención de la influenza se publican todos los años, a finales del verano o principios del otoño. Las recomendaciones existentes están disponibles en Recursos de vacunación contra la influenza estacional para profesionales de la salud.

Algunos niños tienen un alto riesgo.

Los niños que corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza incluyen los siguientes:

  1. Niños menores de 6 meses
    Estos niños son demasiado pequeños para ser vacunados. La mejor manera de protegerlos es asegurarse de que las personas que los rodean reciban la vacuna.
  2. Niños de 6 meses hasta su 5º aniversario
    Los CDC calculan que desde el 2010, las hospitalizaciones por la influenza de niños menores de 5 años oscilaron entre los 7 000 y 26 000 casos en los Estados Unidos. Incluso los niños en este grupo etario quienes son sanos tienen riesgos simplemente debido a su edad. Además, los niños de 2 años en adelante hasta que cumplen 5 años tienen más probabilidades que los niños mayores sanos de ser llevados al médico, un centro de atención de urgencias o a una sala de emergencia por influenza1,2,3. Para proteger su salud, se deben vacunar a todos los niños de 6 meses en adelante todos los años. Vacunar los niños pequeños, sus familias y otros cuidadores puede contribuir a evitar que ellos se enfermen.
    1Informe de impacto del programa de vacunación contra la influenza de los CDC 2015-2016
    2Bourgeois F, Valim C, Wei J, et al. Influenza and Other Respiratory Virus-Related Emergency Department Visits Among Young Children. Pediatrics 2006; volumen 118 /edición 1
    3Poehling K, Edwards K, Weinberg G, et al. The Underrecognized Burden of Influenza in Young Children. The New England Journal of Medicine 2006; 355:31-4
  3. Niños de la comunidad indígena estadounidense o nativos de Alaska
    Estos niños son más propensos a sufrir enfermedades graves por la influenza que como consecuencia deriven en la hospitalización o incluso la muerte.4,5
    4CDC. Muertes relacionadas con la pandemia de influenza A (H1N1) 2009 en nativos de Alaska/tribus indígenas de Estados Unidos 12 estados, 2009. MMWR. 2009;58(48);1341-1344.
    5CDC. Prevención y control de la influenza con vacunas: Recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP), 2010. MMWR. 2010; 59(No.RR-8).
  4. Los niños de 6 meses a 18 años de edad con problemas de salud crónicos, incluyendo:
    • Asma
    • Enfermedades neurológicas y del neurodesarrollo [incluyendo trastornos del cerebro, la médula espinal, el nervio periférico y los músculos tales como parálisis cerebral, epilepsia (trastornos convulsivos), accidentes cerebrovasculares, discapacidad intelectual (retraso mental), retraso en el desarrollo de moderado a grave, distrofia muscular o lesión de la médula espinal].
    • Enfermedades pulmonares crónicas (como enfermedad pulmonar obstructiva crónica [COPD] y fibrosis quística)
    • Enfermedad cardiaca (como enfermedad cardiaca congénita, insuficiencia cardiaca congestiva y enfermedad de la arteria coronaria)
    • Trastornos sanguíneos (como anemia falciforme)
    • Trastornos endocrinos (como diabetes mellitus)
    • Afecciones renales
    • Enfermedades del hígado
    • Trastornos metabólicos (como trastornos metabólicos congénitos y trastornos mitocondriales)
    • Sistema inmunitario debilitado debido a una enfermedad o medicamento (como personas con VIH o SIDA,, o  cáncer, o aquellas personas en tratamiento con esteroides por enfermedades crónicas.
    • Niños que están recibiendo una terapia a largo plazo a base de aspirinas

Los niños deberían vacunarse todas las temporadas de influenza

Los niños deberían vacunarse todas las temporadas de influenza para recibir la mejor protección contra la influenza. En el caso de los niños que necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza, la primera dosis deberían recibirla cuanto antes, apenas comienza la temporada. En el caso de los otros niños, se recomienda vacunarlos antes de finales de octubre, si es posible. Sin embargo, la vacunación posterior a esa fecha aún puede brindar protección, siempre y cuando los virus de la influenza estén en circulación. Aunque pueden aparecer brotes de influenza estacional a principios de octubre, la mayoría de las veces el periodo de mayor actividad de la influenza suele ser entre diciembre y febrero. Como el desarrollo de anticuerpos para proteger contra la infección por virus de la influenza demora aproximadamente dos semanas a partir de la vacunación, lo mejor es que las personas se vacunen para estar protegidas antes de que la influenza comience a circular en su comunidad.

Información adicional:

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA
Error al procesar el archivo SSI