Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Temporada de influenza 2011-2012

Preguntas y respuestas

¿Cómo fue la temporada de influenza 2011-2012?

En comparación con otras temporadas, la temporada 2011-2012 marcó un nuevo récord con el registro más bajo y más corto de enfermedades similares a la influenza. La temporada fue tardía y leve en comparación con las temporadas anteriores, para las cuales están disponibles los datos de vigilancia.

Las temporadas de influenza son imprevisibles en varios sentidos, incluyendo cuándo comienzan, cuán graves son, cuánto se pueden extender, qué virus se propagarán y si los virus de la vacuna coinciden con los virus en circulación de la influenza.

Se puede encontrar información adicional acerca de la actividad de la influenza durante la temporada 2011-2012 en La temporada de influenza 2011-2012 llega a su fin y en el artículo del MMWR Actualización: actividad de la influenza - Estados Unidos, temporada 2011-12 y la composición de la vacuna contra la influenza 2012-13.

¿Cuándo alcanzó la influenza 2011-2012 su punto máximo?

Por lo general, las enfermedades similares a la influenza (ILI) comienzan a aumentar en los Estados Unidos a fines de diciembre o principios de enero y lo más común es que alcancen su punto máximo en febrero. Durante la temporada 2011-2012, las ILI se mantuvieron bajas durante febrero y no alcanzaron su punto máximo hasta mediados de marzo. Además, las ILI alcanzaron los niveles de referencia durante solo 1 semana en esta temporada. Esta es la primera vez desde que los CDC comenzaron a realizar este tipo de vigilancia de enfermedades similares a la influenza que el porcentaje de visitas de pacientes por ILI fue elevado solo durante una semana en toda la temporada. En las temporadas pasadas, las ILI se han mantenido por encima de los niveles de referencia entre 8 y 20 semanas, con un promedio de 13 semanas o más en los niveles de referencia o sobre ellos, desde que comenzó este tipo de vigilancia en 1997-1998. En cuanto a las ILI, este no es solo el periodo de tiempo más corto que alcanzaron o superaron los niveles de referencia, sino que también es el punto más bajo que se ha registrado. (Para obtener una descripción detallada sobre la vigilancia de enfermedades similares a la influenza en los Estados Unidos, consulte el Visión general de la vigilancia de la influenza en EE. UU.)

¿Qué tan grave fue la temporada?

La gravedad de la temporada es determinada por una serie de factores que incluyen: el porcentaje de muertes provocadas por neumonía o influenza, la cantidad de muertes de niños asociadas a la influenza informadas, los índices de hospitalización asociadas a la influenza y el porcentaje de visitas a las clínicas de cuidados de salud ambulatorios por ILI.

Porcentaje de muertes provocadas por neumonía o influenza

Durante la temporada de influenza 2011-12, el porcentaje de muertes atribuidas a la neumonía y la influenza estuvo por encima de los niveles de referencia solo durante 1 semana. (Como comparación, desde la temporada 2008-09 hasta la temporada 2010-11, el número total de semanas consecutivas, cuando el porcentaje de muertes atribuidas a la neumonía y la influenza alcanzaba o superaba los niveles de referencia, oscilaba entre 3 y 13).

Cantidad de muertes de niños asociadas a la influenza

A septiembre de 2014 se habían informado a los CDC 37 muertes de niños ocurridas durante la temporada 2011-2012. Desde 2004, la cantidad de muertes pediátricas ha variado desde un mínimo de 37 muertes durante la temporada 2011-2012 a un máximo de 288 muertes informadas durante la temporada 2009-2010, incluyendo las muertes pediátricas durante la pandemia de H1N1 2009.

Índices de hospitalizaciones y muertes relacionadas con la influenza

Durante la temporada 2011-2012, los índices de hospitalizaciones más elevados se registraron en personas mayores de 65 (30 en 100,000) y en niños entre 0 y 4 años (14 en 100,000). El índice general de todas las edades fue menor en 2011-2012 (8.6 en 100,000) respecto de la temporada 2010-2011 (21.3 en 100,000); los índices de grupos etarios específicos también fueron menores en 2011-2012 respecto al año anterior.

Porcentaje de visitas a las clínicas de cuidados de salud ambulatorios por enfermedades asociadas a la influenza

El siguiente gráfico compara las ILI de cinco temporadas diferentes, incluida la temporada (2011-2012), la temporada de la pandemia H1N1 2009, una temporada de influenza "moderadamente grave" (2007-2008) y una temporada "moderada" (2002-03).

Para una vista más detallada del gráfico, haga clic en la imagen o visite el Resumen nacional semanal de ILI en detalle.

Porcentaje de consultas por enfermedades similares a la influenza (ILI) divulgado por la Red de Vigilancia de Enfermedades Similares a la Influenza en Pacientes Ambulatorios de EE. UU. (ILINet), resumen nacional semanal, temporadas seleccionadas

 Arriba

¿Cómo se caracteriza la gravedad?

El impacto general sobre la salud (por ejemplo, enfermedades, hospitalizaciones y muertes) de una temporada de influenza varía de un año a otro. Según los datos disponibles de los sistemas de vigilancia de la influenza en Estados Unidos monitoreados e informados por los CDC, la gravedad de una temporada de influenza se puede juzgar según una variedad de criterios, incluyendo:

  • La proporción de todas las muertes provocadas por la neumonía y la influenza.
  • La cantidad de muertes de niños asociadas con la influenza;
  • La proporción de consultas médicas por ILI;
  • La tasa de hospitalización asociada con la influenza entre los niños y adultos; y
  • El número y la proporción de las pruebas de laboratorio para la influenza que dan positivo.

La gravedad de una temporada se determina evaluando varias de estas medidas y comparándolas con temporadas anteriores.

¿Cuáles virus de la influenza circularon esta temporada?

Durante la temporada 2011-2012, circularon al mismo tiempo en los Estados Unidos virus de influenza A (H3N2), influenza A (H1N1) 2009 e influenza B. Durante el transcurso de la temporada, los virus predominantes variaron de una región a otra y entre estados, pero a nivel nacional predominaron los virus de la influenza A (H3N2). La mayoría de los virus sometidos a pruebas esta temporada coincidieron con los virus de la vacuna (los virus de la vacuna contra la influenza estacional 2011-2012 contra los cuales se diseñó la vacuna).

¿Cuál es la efectividad de la vacuna contra la influenza estacional 2011-2012?

Los cálculos finales sobre la efectividad de la vacuna (EV) correspondientes a la temporada de influenza 2011-2012 demostraron que la vacuna contra la influenza tenía una efectividad del 47% (CI del 47%, del 95% al 56%) en cuanto a la prevención de enfermedades respiratorias graves con atención médica provocadas por los virus de la influenza A y B en circulación entre personas de todas las edades. Estos cálculos se ajustan según la edad, el sexo, la raza/etnia, el centro de investigación, la fecha de comienzo de la enfermedad, la fecha calendario, las evaluaciones de las condiciones preexistentes y la autoevaluación del estado de salud. Estos resultados muestran una efectividad moderada contra los virus de la influenza en circulación, y son similares a los cálculos preliminares de la EV que se reportaron a comienzos de la temporada 2011-2012 (52%, CI del 52%, del 95% al 63%). Hay un informe más detallado de los cálculos de EV de la temporada de influenza 2011-2012 disponible en un artículo publicado en Enfermedades infecciosas.

Encuentre más información acerca de la eficacia de la vacuna en Eficacia de la vacuna - ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza? y en Efectividad de la vacuna contra la influenza: Preguntas y respuestas para profesionales de la salud.

 Arriba

La efectividad de la vacuna (VE) ¿puede ser mayor en la vacuna contra la influenza? ¿Por qué se recomienda la vacuna contra la influenza si la VE de la vacuna de la temporada 2011-2012 alcanzó aproximadamente un 50%?

La actual vacuna contra la influenza es recomendable ya que es la mejor manera de prevenir el contagio de la influenza. La importante carga de enfermedades y muertes asociadas a la influenza en los Estados Unidos, combinada con la evidencia general de una variedad de estudios, ha demostrado que las vacunas contra la influenza no ofrecen protección contra la influenza incluso cuando el porcentaje aproximado de VE es del 50%. Actualmente se están implementando iniciativas para mejorar las vacunas contra la influenza. La comunidad de salud pública y el gobierno federal están invirtiendo en y apoyando el desarrollo de nuevas y mejores vacunas contra la influenza. (Para obtener más información sobre las nuevas iniciativas de investigación sobre vacunas, contáctese con el HHS: Autoridad de Investigación Biomédica Avanzada y de Desarrollo (BARDA, por sus siglas en inglés).. Mientras tanto, la vacuna contra la influenza es la mejor herramienta que tenemos para proteger a la mayor cantidad de personas posible contra la esta enfermedad.

¿Qué factores que influyen en la efectividad de la vacuna contra la influenza?

La efectividad de la vacuna contra la influenza (o su capacidad para prevenir la influenza) puede variar de una temporada a otra, al igual que puede variar según quien recibe la vacuna. Al menos dos factores juegan un papel importante a la hora de determinar las probabilidades de protección de la vacuna contra la influenza: 1) las características de la persona que recibirá la vacuna (edad y estado de salud) y 2) la similitud o "combinación" entre los virus de la influenza en la vacuna y los que se diseminan en la comunidad. Durante años, cuando los virus de la vacuna y los virus que circulan no se corresponden correctamente, es posible que no exista beneficio alguno a la hora de recibir la vacuna. Durante años, cuando los virus de la vacuna y los virus que circulan sí se combinan correctamente, es posible medir los sustanciales beneficios al recibir la vacuna para prevenir la influenza. Sin embargo, durante los años en los que la combinación de la vacuna es muy buena, los beneficios de recibirla varían entre las poblaciones, según las características de la persona que la recibe y hasta según qué vacuna se utilizó.

Los investigadores intentan determinar la efectividad de la vacuna para poder evaluar y confirmar continuamente el valor de las vacunas contra la influenza como intervención de la salud pública. Los resultados de los estudios sobre la efectividad de la vacuna contra la influenza pueden variar según el diseño, los resultados, la población estudiada y la temporada en la que se estudió la vacuna. Estas diferencias pueden hacer que sea difícil comparar el resultado de un estudio con otro.

Mientras que determinar la efectividad de la vacuna es todo un reto, en general, estudio recientes han demostrado que la vacunación contra la influenza beneficia la salud pública, especialmente cuando los virus de la vacuna y los virus que circulan combinan correctamente.

¿Qué hicieron los CDC para monitorear la eficacia de las vacunas contra la influenza para la temporada 2011-2012?

Los científicos siguen trabajando para encontrar mejores maneras de diseñar, llevar a cabo y evaluar estudios no aleatorios (es decir, de observación) para evaluar la efectividad de la vacuna. Los CDC han estado trabajando con investigadores en universidades y hospitales desde la temporada de influenza 2003-2004 para determinar la efectividad de la vacuna a través de estudios de observación mediante la utilización de resultados de casos de influenza confirmados por laboratorio. Estos estudios actualmente utilizan virus de la influenza confirmados por laboratorio y atendidos médicamente como resultado específico. Los estudios de los CDC se llevan a cabo en cinco sitios a lo largo de Estados Unidos para obtener información más representativa. Para evaluar la efectividad de la vacuna en diferentes grupos etarios, los estudios de los CDC sobre los efectos de la vacuna han incluido a personas desde los 6 meses y mayores recomendadas en ese momento para recibir una vacunación anual contra la influenza. Estudios similares se están llevando a cabo en Australia, Canadá y Europa.

 Arriba

¿Qué hicieron los CDC para monitorear la resistencia antiviral en los Estados Unidos durante la temporada 2011-12?

La resistencia antiviral significa que un virus ha cambiado de tal manera que el medicamento antiviral es menos eficaz para tratar o prevenir la enfermedad. Las muestras de virus obtenidas en los Estados Unidos y en todo el mundo se analizan para determinar si son resistentes a cualquiera de los cuatro medicamentos antivirales para la influenza aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Los CDC recopilan virus habitualmente a través de un sistema de vigilancia nacional y mundial para supervisar los cambios en los virus de la influenza. Los CDC llevaron a cabo la vigilancia y la prueba de los virus de la influenza para verificar la resistencia antiviral. Además, los CDC trabajaron con los Departamentos de Salud Pública Estatales y la Organización Mundial de la Salud para recopilar información adicional sobre la resistencia antiviral en los Estados Unidos y en todo el mundo. La información recopilada ayudó a formular recomendaciones de políticas de salud pública bien fundadas.

A fines de la temporada 2011-2012, casi todos los virus (98.6%) de la influenza H1N1 2009 analizados para corroborar la resistencia antiviral en los CDC, resultaron ser susceptibles al oseltamivir (Tamiflu®) y todos los virus de influenza H1N1 2009 analizados resultaron ser susceptibles al zanamivir (Relenza®). El cien por ciento de los virus de influenza H3N2 analizados resultaron ser susceptibles tanto al oseltamivir y al zanamivir. Todos los virus de influenza B analizados eran susceptibles al oseltamivir y zanamivir.

Altos niveles de resistencia a los adamantanos (amantadina y rimantadina) persisten entre los virus de pH1N1 e influenza A (H3N2) que circulan en la actualidad a nivel mundial.

¿Se detectaron infecciones con virus inusuales de la influenza en 2011-2012?

Sí. Trece casos de contagio humano con una variante nueva (H3N2v) del virus de la influenza A (H3N2) fueron informados a los CDC. Estos virus H3N2v tenían el gen M de los virus de la pH1N1 y están asociados con la exposición a los cerdos. Los trece casos fueron identificados en seis estados: Indiana (dos casos), Iowa (tres), Maine (dos), Pensilvania (tres), Utah (uno) y Virginia Occidental (dos). Uno de los 13 se registró en un adulto y 12 se registraron en niños. Tres casos necesitaron ser hospitalizados; los tres pacientes se han recuperado plenamente de su enfermedad. Seis de los 13 casos se registraron en personas que no reportaron una exposición reciente a los cerdos. Además, otros dos nuevos virus fueron identificados durante la temporada 2011-12: en Minesota se identificó una variante (H1N2v) de la influenza A (H1N2) y en Wisconsin se identificó un caso de la variante (H1N1v) de la influenza A (H1N1). Uno de los casos se identificó en una persona que reportó haber estado en contacto con los cerdos previamente a la aparición de los síntomas, ambos pacientes se han recuperado por completo.

Desde julio del 2012, se han detectado brotes de la variante del virus H3N2 con el gen matriz (M) del virus H1N1 de la pandemia 2009 en varios estados de Estados Unidos. Ver Brotes de una variante del virus de la influenza (A) para obtener más información.

Más información

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba