Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Temporada de influenza 2009-2010

Preguntas y respuestas

¿Cómo fue la temporada de influenza 2009-2010?

Las temporadas de influenza son impredecibles en muchos aspectos, incluyendo cuándo comienzan, cuál es la gravedad, cuánto duran y qué virus diseminarán. Hubo más incertidumbre de lo normal cuando comenzaba esta temporada de influenza 2009-2010, debido a la aparición del virus de la influenza H1N1 2009 (previamente llamado "nueva influenza H1N1" o "influenza porcina") en la primavera de 2009. Este virus causó la primera pandemia de influenza (brote global de la enfermedad causada por un nuevo virus de la influenza) en más de 40 años. Estados Unidos sufrió la primera ola de actividad de la influenza H1N1 2009 en la primavera de 2009, seguida de una segunda ola de influenza H1N1 2009 en otoño e invierno, durante la época típica para la "temporada de influenza" en Estados Unidos. Para obtener información sobre la influenza H1N1 2009, visite el sitio web de los CDC sobre la influenza H1N1 2009.

La temporada de influenza 2009-2010 comenzó muy temprano, con los virus H1N1 2009 que predominaban y causaban altos niveles de la actividad de influenza mucho antes en el año que durante la mayoría de las temporadas de influenza común. La actividad alcanzó su pico máximo en octubre y luego disminuyó rápidamente por debajo del porcentaje nacional en enero. Mientras la actividad era baja y continuaba disminuyendo, los virus H1N1 2009 se registraron aún en pequeñas cantidades durante la primavera y el verano de 20101. Se puede encontrar información adicional acerca de la actividad de la influenza durante la temporada 2009-2010 en el MMWR: Artículo: Actualización: actividad de la influenza - Estados Unidos, temporada 2009-10 .

1Mustaquim, D et al. Update: Influenza Activity - Estados Unidos, temporada 2009-10. 2010; 59: 901-908.

¿Cuándo alcanzó su pico máximo la temporada de influenza?

El porcentaje semanal de visitas ambulatorias por enfermedades similares a la influenza (ILI) alcanzó su pico máximo, 7.6%, a fines de octubre, un nivel superior a las tres temporadas de influenza anteriores, según lo reportó la Red de Vigilancia de Enfermedades Similares a la Influenza (ILI) en Pacientes Ambulatorios de EE. UU. (ILINet). Este porcentaje disminuyó a un 1% a mediados de mayo de 2010. El número de estados que reportaron la actividad generalizada de la influenza alcanzó su pico máximo, 49 estados a fines de octubre y descendió a cero a principios de enero. A mediados de mayo, ningún estado reportó actividad generalizada o regional de la influenza y la mayoría de los estados reportó actividad esporádica o nula. En la mayoría de los años, la actividad de la influenza estacional alcanzó su pico máximo en enero o febrero. (Ver el gráfico de los picos máximos de la actividad de la influenza por mes en los Estados Unidos de 1976 a 2009.)

¿Qué tan grave fue la temporada?

La actividad de la influenza H1N1 2009 fue relativamente más grave entre las personas menores de 65 años comparada con temporadas de influenza no pandémica. La actividad de la influenza estuvo relacionada con una mortalidad pediátrica considerablemente superior y tasas más elevadas de hospitalización en niños y adultos jóvenes que en temporadas anteriores. La temporada de influenza 2009-10 fue relativamente menos grave entre las personas de 65 años y mayores comparado con temporadas de influenza común. Al igual que la influenza estacional, las personas con condiciones médicas crónicas corrieron mayor riesgo de presentar complicaciones de influenza graves durante la temporada pandémica 2009-10, incluyendo hospitalizaciones y muertes. De hecho, aproximadamente el 80% de las hospitalizaciones de adultos y el 65% de las hospitalizaciones de niños relacionadas con la influenza H1N1 2009 ocurrió en personas con una o más afecciones médicas subyacentes1. Se puede encontrar información adicional acerca de la gravedad de la influenza durante la temporada 2009-2010 en el MMWR: Artículo Actualización: actividad de la influenza - Estados Unidos, temporada 2009-10 .

 Arriba

¿Cómo se caracteriza la gravedad?

El impacto de salud general (por ej., enfermedades, hospitalizaciones y muertes) de una temporada de influenza varía de año a año. Según los datos disponibles de los sistemas de vigilancia de la influenza en Estados Unidos monitoreados e informados por los CDC, la gravedad de una temporada de influenza se puede juzgar según una variedad de criterios, incluyendo:

  • El número y la proporción de las pruebas de laboratorio para la influenza que dan positivo.
  • La proporción de consultas médicas por enfermedades similares a la influenza (ILI).
  • La proporción de todas las muertes provocadas por la neumonía y la influenza.
  • La cantidad de muertes de niños asociadas con la influenza y,
  • La tasa de hospitalización asociada con la influenza entre los niños y adultos.

La gravedad de una temporada se determina evaluando varias de estas medidas y comparándolas con temporadas anteriores.

¿Cuán efectiva es la vacuna contra la influenza estacional?

La capacidad que tiene una vacuna contra la influenza de proteger a una persona depende dos cosas: 1) la edad y el estado de salud de la persona que recibe la vacuna, y 2) la similitud o "coincidencia" entre las cepas de los virus en la vacuna y los que están en circulación en la comunidad. Si los virus incluidos en la vacuna y los virus de la influenza en circulación en la comunidad coinciden demasiado, la eficiencia de la vacuna es mayor. Si no hay demasiada coincidencia entre ellos, la eficacia de la vacuna puede disminuir. Sin embargo, es importante recordar que incluso cuando no hay demasiada coincidencia entre los virus, la vacuna aún puede proteger a muchas personas y prevenir las complicaciones relacionadas con la influenza. Esta protección es posible porque la reacción de los anticuerpos contra la vacuna puede proporcionar protección (denominada protección cruzada) contra diferentes, pero relacionadas cepas de los virus de la influenza. La vacuna puede ser un poco menos eficaz en ancianos y niños muy pequeños, pero aún así, la vacunación puede ayudar a prevenir complicaciones graves a causa de la influenza.
Para obtener más información sobre la eficacia de la vacuna contra la influenza estacional, visite ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza estacional?

¿Qué hicieron los CDC para monitorear la eficacia de las vacunas contra la influenza para la temporada 2009-10?

Todos los años los CDC llevan a cabo evaluaciones y colaboran con socios externos para evaluar la eficacia de las vacunas contra la influenza estacional.

 Arriba

¿Fueron las últimas vacunas de la temporada una buena correspondencia para los virus en circulación?

Los virus de la influenza cambian constantemente (lo que se conoce como "transformación antigénica"), generalmente cambian de una temporada a otra, o incluso pueden cambiar dentro del curso de una misma temporada de influenza. Los expertos deben elegir qué virus incluirán en la vacuna con muchos meses de antelación a fin de producir y distribuir la vacuna a tiempo. (Para obtener más información acerca del proceso de selección de virus en la vacuna contra la influenza estacional, visite Selección de virus en la vacuna contra la influenza). Debido a estos factores, siempre existe la posibilidad de lograr una correspondencia menos que óptima entre los virus que circulan y los virus en la vacuna contra la influenza estacional.
Debido a que existieron pocos virus de influenza estacional (a diferencia de los virus H1N1 2009) en circulación durante la temporada 2009-2010, los estudios de eficacia de la vacuna (VE, por sus siglas en inglés) no se pudieron realizar para la vacuna de temporada 2009-2010. Los CDC no pudieron estimar la eficacia de la vacuna para la vacuna contra la influenza H1N1 2009. La eficacia estimada de la vacuna en general para la vacuna contra la influenza H1N1 2009 fue de aproximadamente 1%.

¿Por qué se necesitaron dos vacunas la temporada pasada?

La temporada 2009-2010 fue poco usual. El surgimiento de un nuevo y muy distinto virus H1N1 significó que se necesitaran dos vacunas: una para prevenir la diseminación de los virus de influenza estacional previsto y otra para prevenir la influenza causada por el virus H1N1 de 2009 que surgió recientemente. Como es habitual, los componentes de la vacuna contra la influenza estacional se determinaron mucho antes de la temporada y la producción de vacunas estaba en curso en el momento que surgió el virus H1N1 2009. Si el virus H1N1 2009 hubiera surgido después, hubiera sido incluido en la vacuna de temporada. Por lo tanto, se creó una segunda vacuna contra la influenza para proteger contra el nuevo virus de la influenza. El H1N1 2009 fue por lejos, el virus dominante en circulación la temporada pasada y la vacuna contra el H1N1 2009 tuvo una correspondencia muy buena; el 99.5% de las muestras del virus H1N1 2009 analizadas durante la temporada estaban relacionadas con el virus utilizado para desarrollar la vacuna contra el H1N1 2009.

La vacuna contra la influenza estacional de 2010-2011 protege contra el virus H1N1 de 2009 y otros 2 virus de la influenza.

¿Qué hicieron los CDC para monitorear la resistencia antiviral en los Estados Unidos durante la temporada 2009-10?

La resistencia antiviral significa que un virus ha cambiado de tal manera que los medicamentos antivirales son menos eficaces a la hora de tratar o prevenir enfermedades causadas por el virus. Las muestras de virus obtenidas en los Estados Unidos y en todo el mundo se analizan para determinar si son resistentes a cualquiera de los cuatro medicamentos antivirales para la influenza aprobados por la FDA.

Los CDC recopilan virus habitualmente a través de un sistema de vigilancia nacional y mundial para supervisar los cambios en los virus de la influenza. Los CDC llevaron a cabo la vigilancia y la prueba de los virus de la influenza estacional y los virus de la influenza H1N1 2009 para verificar la resistencia antiviral. Los CDC implementaron una vigilancia mejorada en todo los Estados Unidos para monitorear la resistencia en los virus H1N1 2009. A fines de la temporada 2009-2010, casi todos los virus (98.9%) de la influenza H1N1 2009 analizados para corroborar la resistencia antiviral en los CDC, fueron susceptibles al oseltamivir (Tamiflu®) y todos los virus analizados fueron susceptibles al zanamivir (Relenza®). Además, los CDC trabajaron con los Departamentos de Salud Pública Estatales y la Organización Mundial de la Salud para recopilar información adicional sobre la resistencia antiviral en los Estados Unidos y en todo el mundo. La información recopilada ayudó a formular recomendaciones de políticas de salud pública bien fundadas.

Más información en el sitio web de los CDC sobre la influenza H1N1 2009.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba