Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Temporada de influenza 2007-2008

Preguntas y respuestas

Resumen de la temporada de influenza (30 de septiembre de 2007 - 17 de mayo de 2008)**

¿Cuándo fue el comienzo, punto máximo y final de la temporada de influenza 2007-2008?

Desde octubre hasta principios de diciembre, se reportaron bajos niveles de la actividad de la influenza en Estados Unidos. El primer informe de actividad regional de la influenza provino de la región central suroeste de los Estados Unidos (Texas) durante la primera semana de diciembre. (La actividad regional de la influenza se define como el aumento de la actividad de enfermedades similares a la influenza o brotes de influenza en al menos dos, pero en menos de la mitad, de las regiones en un estado con evidencia reciente de laboratorio de la presencia de influenza en dichas regiones). La actividad aumentó lentamente desde mediados de diciembre hasta finales de año con aumentos más rápidos durante los meses de enero y hasta la semana que finalizó el 16 de febrero. La actividad de la influenza alcanzó su punto máximo a mediados de febrero y disminuyó al final de la temporada de influenza, el 17 de mayo.

¿Qué tan severa fue la temporada de influenza 2007-2008?

Una mayor proporción de muertes relacionadas con la influenza e índices un poco más altos de las hospitalizaciones de niños de 0 a 4 por enfermedades relacionadas con la influenza se registraron durante la temporada de influenza 2007-2008 en EE. UU., en comparación con los porcentajes calculados durante cada una de las tres temporadas anteriores. En comparación con las tres temporadas anteriores, la temporada 2007-2008 fue tan grave como la temporada de influenza 2004-2005 en cuanto al porcentaje de las muertes por neumonía y influenza, los índices de hospitalización pediátrica, y el porcentaje de visitas a las clínicas de cuidados de salud ambulatorios por enfermedades similares a la influenza.

¿Qué determina la gravedad de una temporada de influenza?

El impacto general sobre la salud (por ejemplo, infecciones, hospitalizaciones y muertes) de una temporada de influenza varía de un año a otro. Según los datos disponibles de los sistemas de vigilancia de la influenza en Estados Unidos monitoreados e informados por los CDC, la gravedad de una temporada de influenza se puede juzgar según una variedad de criterios, incluyendo:

  • El nivel de actividad dentro de cada estado;
  • La proporción de las pruebas de laboratorio de la influenza que dieron positivo.
  • La proporción de consultas médicas por enfermedades similares a la influenza.
  • La proporción de todas las muertes provocadas por la neumonía y la influenza.
  • La cantidad de muertes asociadas a la influenza entre niños, y
  • La tasa de hospitalizaciones asociadas a la influenza entre niños

La gravedad de una temporada de influenza se determina comparando estas medidas con temporadas anteriores.

 Arriba

¿El punto máximo de la temporada de influenza 2007-2008 fue el indicado en cuanto a su duración?

La actividad de la temporada de influenza 2007-2008 en EE. UU. alcanzó su punto máximo a mediados de febrero. La actividad de la influenza en los Estados Unidos generalmente alcanza su punto máximo entre diciembre y marzo, y la duración del punto máximo de la actividad varía de año en año. En 16 de los últimos 26 años, la temporada de influenza en EE. UU. ha alcanzado su punto máximo en el mes de febrero o más tarde, lo que hace que este año sea bastante típico en cuanto al momento indicado del punto máximo.

¿Dónde se presentó la mayor actividad de influenza en los Estados Unidos esta temporada?

Se identificaron virus de influenza en todos los estados. En febrero, cuando la temporada de influenza alcanzó su punto máximo, se reportó una actividad generalizada* de la influenza en un total de 50 estados en todas las regiones del país.

*La actividad generalizada de la influenza se define como un aumento en la actividad de enfermedades similares a la influenza o brotes de influenza en al menos la mitad de las regiones en un estado con evidencia reciente de laboratorio de la presencia de influenza en el estado.

¿Cuántas personas murieron a causa de la influenza durante la temporada 2007-2008?

Las cifras exactas de cuántas personas murieron por influenza esta temporada no se puede determinar. Las muertes asociadas a la influenza (casos de influenza confirmados por laboratorio) son sólo una afección infantil para notificar a nivel nacional; sin embargo, no es posible detectar e informar todas las muertes de niños por influenza y no es obligatorio informar las muertes de adultos a causa de la influenza. Además, muchas personas que mueren a causa de complicaciones por la influenza no se realizan las pruebas de la influenza o buscan atención médica cuando la enfermedad ya está avanzada, cuando la influenza ya no puede ser detectada por medio de muestras respiratorias. Sin embargo, los CDC realizan un seguimiento de las muertes por neumonía e influenza (N e I) a través del Sistema de Comunicación de Mortalidad de 122 Ciudades Este sistema recopila información cada semana de la cantidad total de certificados de defunción solicitados en cada una de las 122 ciudades participantes y la cantidad de certificados de defunción con la neumonía o influenza como causa de muerte. El Sistema de Comunicación de Mortalidad de 122 Ciudades ayuda a determinar la gravedad de una temporada de influenza en comparación con otros años. Sin embargo, sólo una proporción de todas las muertes por neumonía e influenza están relacionadas con la influenza y, como se ha señalado, la mayoría de las muertes por influenza no están confirmadas por laboratorio. Por lo tanto, este sistema no permite calcular el número de muertes, sólo la gravedad relativa entre diferentes temporadas de influenza. Durante la temporada 2007-2008, el porcentaje de las muertes por neumonía e influenza fue superior a los dos años anteriores, pero era similar a la temporada 2004-2005.

¿Cuáles virus de la influenza circularon esta temporada?

En los Estados Unidos, los virus de la influenza A (H1N1), A (H3N2) e influenza B circularon al mismo tiempo durante toda la temporada. Los virus de influenza A representaron un 71% de las muestras que dieron positivo en los laboratorios de salud pública mientras que los virus de influenza B representaron un 29%.

A principios de la temporada, predominaron los virus de influenza A (H1N1); sin embargo, a medida que avanzó la temporada, una creciente proporción de subtipos* de los virus de influenza A resultó atribuirse a virus de influenza A (H3N2). Al final de la temporada, cuando la actividad generalizada de la influenza fue disminuyendo, los virus más frecuentes en los informes fueron los de influenza B a diferencia de los virus de influenza A. En general, durante la temporada de influenza 2007-2008 en EE. UU., se reportó acerca de virus de influenza A (H3N2) con mayor frecuencia.

* La asignación de un subtipo es el proceso de identificar un virus de influenza A a por sus propiedades genéticas y antigénicas (biológicas) para determinar si es un virus de influenza A (H3N2) o influenza A (H1N1). Los virus de influenza A se dividen en subtipos en los laboratorios de salud pública, por ejemplo, en los laboratorios del departamento de salud del estado y en los laboratorios de la División de Influenza de los CDC.

 Arriba

¿Cuál era el porcentaje de coincidencia entre los virus en circulación y las cepas de la vacuna durante la temporada 2007-2008?

La mayoría (66%) de los virus de la influenza A (H1N1) resultaron ser similares a la cepa de la vacuna. Sin embargo, el 77% de los virus de influenza A (H3N2) y el 2% de los virus de influenza B enviados a los CDC para la realización de pruebas posteriores no coincidieron exactamente con las cepas de la vacuna contra la influenza 2007-2008.

¿Por qué había dos de las tres cepas de la vacuna contra la influenza de esta temporada que no coincidían exactamente con los virus en circulación?

Los virus de la influenza siempre están mutando. Estos virus pueden mutar desde el momento en que la vacuna es recomendada y al comienzo de la temporada de influenza, o incluso pueden mutar durante la temporada de influenza. Cada año, los expertos estudian miles de muestras de virus de la influenza de todo el mundo para averiguar qué virus son los que causan enfermedades y de qué manera se producen las mutaciones de los virus. Con esta información, ellos prevén cuáles son los tres virus más propensos a causar enfermedades en la mayoría de las personas durante la próxima temporada de influenza. Todos los años, la vacuna contra la influenza estacional contiene tres cepas del virus de la influenza: una del virus de la influenza A (H3N2), una del virus de la influenza A (H1N1) y una del virus de la influenza B. La selección de los virus que se incluirán en la vacuna debe realizarse en febrero del año anterior a fin de producir la vacuna a tiempo para su distribución la temporada siguiente. Por esta razón, siempre existe la posibilidad de que los virus de la vacuna no coincidan exactamente con los virus en circulación. Para obtener más información acerca del proceso de selección de cepas para la vacuna, visite Selección de virus en la vacuna contra la influenza.

Respecto a la selección de cepas de virus de influenza A (H3N2) para la elaboración de la vacuna 2007-2008, en febrero de 2007, había pocas muestras del virus de la influenza A (H3N2) para guiar la selección de los componentes de la vacuna H3N2. Aunque el virus H3N2 A/Brisbane que se convirtió en el virus predominante en EE. UU. esta temporada ya había aparecido por primera vez en Australia en 2007, no hubo indicios claros de que este virus se convertiría en el virus predominante y el causante de enfermedades. Además, hubo muy pocas muestras del virus de influenza A (H3N2) y ninguna cepa adecuada para la producción de la vacuna. Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud y el Comité Asesor sobre Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la FDA de EE. UU. recomendaron que los componentes de la influenza A (H3N2) de la vacuna contra la influenza 2007-2008 siguieran siendo los mismos de la temporada anterior porque los virus de la influenza A (H3N2) similares a las cepas de la vacuna todavía estaban en circulación y no había otras cepas de referencia disponibles para incluir en la vacuna. Los CDC continuaron monitoreando atentamente la situación y, a menudo, actualizaban la información sobre las cepas en circulación y las instrucciones para la salud pública y la educación pública basadas en esta información durante toda la temporada.

En cuanto a la selección del linaje de cepas B/yamagata para incluirlas en la vacuna 2007-2008, en febrero de 2007, circulaban al mismo tiempo el virus B/yamagata y el virus B/Victoria; sin embargo, el linaje de virus B/Victoria fue predominante en ese momento. Los virus B/Victoria y B/yamagata están antigénica y genéticamente muy diferenciados. Con dos linajes B circulando al mismo tiempo, es más difícil prever qué linaje B predominará durante la próxima temporada. Al momento de decidir sobre la selección de los virus de la vacuna, no estaba aún claro cuáles de los virus B/yamagata se convertirían en los virus B predominantes en circulación en los Estados Unidos en esa temporada.

¿La vacuna puede brindar protección aunque no se establezca una "buena" correspondencia?

Sí, los anticuerpos que se forman en respuesta a la vacunación a través de una cepa de virus de la influenza pueden brindar protección contra diferentes cepas, siempre que haya relación entre ellas. Una correspondencia por debajo de lo ideal puede causar una disminución de la eficacia de la vacuna contra las variantes del virus, pero aún así puede proporcionar la protección suficiente para impedir o reducir la gravedad de la enfermedad y prevenir las complicaciones por la influenza. Además, es importante recordar que la vacuna contra la influenza contiene tres cepas de virus, de manera que, incluso cuando exista una correspondencia por debajo de lo ideal o menor eficacia contra una cepa, la vacuna puede proteger contra los otros dos virus. Por estas razones, incluso durante temporadas cuando existe una correspondencia por debajo de lo ideal, los CDC continúan recomendando la vacuna contra la influenza. Esto es particularmente importante en el caso de personas con un alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza y sus contactos más cercanos.

¿Con qué frecuencia se da una buena correspondencia entre la vacuna y las cepas de los virus en circulación?

En los últimos años, la correspondencia entre los virus de la vacuna y aquellos identificados durante la temporada de influenza ha sido buena, en general. En 16 de las últimas 20 temporadas de influenza en EE. UU., incluida la temporada 2007-2008, los virus de la vacuna contra la influenza se han correspondido de manera efectiva con los virus de mayor circulación. Desde 1988, sólo ha habido una temporada (1997-1998) en que se logró una reacción cruzada muy baja entre los virus de la vacuna y los virus en circulación predominantes, y tres temporadas (1992-1993, 2003-2004, y 2007-2008) en que se logró una reacción cruzada baja.

 Arriba

¿Qué observamos durante la temporada 2007-2008 en lo que respecta al monitoreo o vigilancia de la resistencia antiviral en los Estados Unidos?

Durante la temporada de influenza 2007-2008, se observó un pequeño aumento en la cantidad de virus de la influenza resistentes al oseltamivir, un inhibidor de la neuraminidasa. Entre las muestras recogidas desde el 1 de octubre 2007, 111 (10.9%) de los 1 020 virus de la influenza A (H1N1) analizados resultaron ser resistentes al oseltamivir, un aumento de cuatro (0.7%) de 588 virus de influenza A (H1N1) analizados durante la temporada 2006-2007. No se identificó resistencia al oseltamivir entre los 444 virus de influenza A (H3N2) o los 305 virus de influenza B analizados.

La vigilancia de laboratorio de los CDC indicó la continuidad de una alta resistencia a los adamantanos (amantadina y rimantadina) entre las cepas aisladas del virus de la influenza en Estados Unidos. Entre las muestras recogidas desde el 1 de octubre de 2007, un 99.8% de los virus de influenza A (H3N2) analizados resultaron ser resistentes a los adamantanos. Se detectó un nivel inferior de resistencia a los adamantanos entre los virus de influenza A (H1N1) con un 10.8% de virus de influenza A (H1N1) resistentes a los adamantanos.

¿Hubo alguna recomendación de los CDC para modificar las instrucciones de uso de antivirales para la temporada de influenza 2007-2008?

No, los CDC no recomendaron ningún cambio en las instrucciones sobre el uso de antivirales para la influenza. Los CDC y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomendaron el uso de oseltamivir (nombre comercial Tamiflu®) o zanamivir (nombre comercial Relenza®) para el tratamiento y la prevención de la influenza en los Estados Unidos durante la temporada 2007-2008. Aunque la amantadina y la rimantadina (otros dos medicamentos antivirales contra la influenza) también están aprobados por la FDA para el tratamiento o la prevención de la influenza, NO se recomendó el uso de estos dos medicamentos en los Estados Unidos durante la temporada de influenza 2007-2008 ya que muchos de los recientes virus de la influenza son resistentes a estos medicamentos. Puede encontrar esta guía en Prevención y control de la influenza - Recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés). MMWR 13 de julio del 2007;56(RR06):1-54.

¿Cómo fue esta temporada de influenza respecto a las coinfecciones bacterianas, incluida la infección por Staphylococcus aureus?

Las infecciones bacterianas pueden darse como coinfecciones junto con la influenza u ocurrir tras una infección de influenza. En 2006-2007, los CDC notaron un aumento de la influenza y las coinfecciones por Staphylococcus aureus (S. aureus) en niños que habían muerto o habían sido hospitalizados por infección de influenza. Algunas de esas infecciones se dieron con S. aureus resistente a la meticilina(MRSA). Los CDC están trabajando junto con las autoridades de la salud pública a nivel estatal y local para controlar e investigar las coinfecciones de influenza y S. aureus, además de neumonías y otros tipos de infecciones por S. aureus. El 30 de enero del 2008, los CDC publicaron una advertencia sanitaria sobre mortalidad infantil asociada a la influenza y coinfección por Staphylococcus aureus. Para obtener más información sobre la influenza y las infecciones por estafilococos visite Infección por estafilococo y influenza estacional.

Muertes a causa de la influenza en niños

Las muertes asociadas con la influenza entre niños (definidos como personas hasta los 18 años) se convirtieron en una enfermedad para notificar a nivel nacional durante la temporada de influenza 2004-2005 y se reportaron a través del Sistema de Vigilancia de Enfermedades para Notificar a Nivel Nacional (NNDSS). La cantidad de muertes de niños asociadas a la influenza informadas durante la temporada de influenza 2007-2008 se puede encontrar en Vigilancia y actividad de la influenza .

¿Cuántos niños murieron por complicaciones asociadas a la influenza durante temporadas de influenza anteriores?

  • Durante la temporada 2003-2004, se reportaron a los CDC 153 muertes de niños asociadas a la influenza. (Estos datos fueron recopilados por los CDC).
  • Durante la temporada 2004-2005, se reportaron a los CDC 47 muertes de niños. (Este es el primer año que la mortalidad infantil por influenza se convierte en una condición para informar a nivel nacional).
  • Durante la temporada 2005-2006, se reportaron a los CDC 46 muertes de niños.
  • Durante la temporada 2006-2007, se reportaron a los CDC 76 muertes de niños.
  • Hasta el 14 de junio de 2008, se reportaron a los CDC 83 muertes de niños durante la temporada 2007-2008.

(Nota: las cifras de arriba hacen referencia a las muertes de niños asociadas a la influenza según la temporada de influenza en que ocurrieron, no al momento de informar dichas muertes a los CDC).

¿Qué se puede hacer para proteger a los niños de las enfermedades y la muerte relacionadas con la influenza?

La vacunación sigue siendo el mejor método para prevenir la influenza y sus posibles complicaciones graves en los niños. Existen dos tipos de vacunas que protegen contra la influenza. La "vacuna contra la influenza" es una vacuna inactivada (que contiene virus muertos) aprobada para utilizarla entre personas de 6 meses de edad o más, incluso en personas sanas y aquellos con afecciones crónicas (como el asma, la diabetes o enfermedades cardiacas). La vacuna contra la influenza en atomizador nasal (a veces denominada LAIV, por vacuna viva atenuada en atomizador nasal o FluMist®) contiene el virus vivo atenuado (debilitado) y se administra por atomizador nasal. Está aprobada para usarse sólo en personas sanas* de 2 a 49 años que no estén embarazadas. Los niños menores de 6 meses pueden enfermarse gravemente por la influenza, pero son demasiado jóvenes para recibir una vacuna contra la influenza La mejor manera de protegerlos es asegurándose de que todos los miembros de sus familias y sus cuidadores estén vacunados.

Los niños de 6 meses hasta 9 años que se vacunen contra la influenza por primera vez necesitarán dos dosis de la vacuna el primer año que se vacunen y lo ideal sería que reciban la primera dosis en septiembre. La segunda dosis debería darse 28 o más días después de la primera. La primera dosis “prepara” al sistema inmunitario; la segunda, ofrece protección inmunitaria. Tenga en cuenta esto si su hijo necesita las dos dosis; comience el proceso con tiempo. La protección suele activarse aproximadamente dos semanas después de la segunda dosis.

La vacunación debe comenzar en septiembre o tan pronto como esté disponible la vacuna. Aunque varía, la temporada de influenza puede durar incluso hasta mayo y se presentan casos esporádicos de influenza todo el año. Para obtener más información, consulte Los niños, la influenza y la vacuna.

* "Sano" designa a personas que no tengan un trastorno médico subyacente que las predisponga a complicaciones de la influenza.

**Puede encontrar los resúmenes de vigilancia de la influenza más actualizados en Vigilancia y actividad .

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba