Directrices provisionales sobre cómo prevenir la influenza pandémica para el personal de camiones de carga

Estos recursos están archivados con fines históricos y se revisan y actualizan sistemáticamente. Se publicarán en línea a medida que estén disponibles.

El transporte de carga es parte de una infraestructura muy importante y esencial para mantener la continuidad de las operaciones del país en caso de una pandemia (un brote mundial de un virus nuevo) de influenza. Este borrador de las directrices provisionales tiene como objetivo informar y capacitar al personal administrativo y de las tripulaciones en camiones de carga sobre las precauciones y las prácticas laborales apropiadas para minimizar la exposición y prevenir el contagio de la influenza en el lugar de trabajo, en caso de una pandemia. Estas recomendaciones están basadas principalmente en las prácticas estándares de control de infección y en la información sobre la prevención de la influenza estacional y en cuestiones específicas asociadas con un brote potencial de influenza pandémica.

Estas pautas se desarrollaron para los tres segmentos principales del sector de camiones de EE.UU.: las entidades gubernamentales, los transportistas de carga privados y los transportistas de alquiler; pero también se pueden aplicar a servicios postales, a empresas de entregas locales y a otras operaciones de camiones como la recolección de desechos. Estas directrices y recomendaciones pueden cambiar a medida que se conoce más sobre las especificidades de una pandemia de influenza en particular, del virus que se considera responsable, y según se tenga más información sobre la eficacia de las medidas de control de salud pública.

Implementación de estas recomendaciones

Para lograr el máximo beneficio, la administración debe comenzar a implementar estas directrices y recomendaciones durante las etapas iniciales de una pandemia; específicamente durante las fases pandémicas 4 y 5 (evidencia de un contagio mayor o significativo de influenza entre humanos) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la etapa 2 de respuesta equivalente del gobierno de EE.UU. Se recomienda la adopción temprana de estas directrices para prevenir la infección de la influenza pandémica, en la mayor medida posible, así como disminuir su propagación y contagio en el personal de transporte de carga. Los riesgos de exposición de dicho personal probablemente aumenten a medida que la pandemia progresa a las fases 5 y 6 de la OMS (contagio significativo y continuo entre humanos).

Antecedentes

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ha identificado al sector del transporte como una de las 13 infraestructuras críticas consideradas esenciales para mantener la continuidad de las operaciones del país en caso de una pandemia de influenza. Entre los sectores críticos del transporte se encuentran los camiones de carga, responsables del envío de productos esenciales a los negocios, y que son un contribuyente clave en los aspectos diarios de la salud, seguridad y bienestar públicos, y de la defensa nacional.

En caso de una pandemia, es probable que aumente el ausentismo de empleados en toda la fuerza laboral, en algunos casos hasta el 40 % de los trabajadores. El ausentismo en el trabajo, por enfermedad y/o por hacerse cargo de familiares enfermos o de hijos que no pueden asistir a la escuela, puede provocar graves interrupciones en el comercio. Estas interrupciones podrían tener un impacto significativo en la economía y en el bienestar público general de EE.UU., si sucediera que se interrumpe, demora o cancela la entrega de suministros esenciales como comida, medicamentos y otros materiales y productos básicos. Debido a la importancia de mantener las operaciones de camiones de carga durante una pandemia de influenza, los gerentes y los empleados que trabajan en este sector deben entender la importancia de (1) planificar la continuidad de las operaciones (COOP, por sus siglas en inglés) y (2) las prácticas laborales apropiadas y recomendadas, y las precauciones estándares para minimizar el riesgo de que los empleados se enfermen y contagien la influenza en el lugar de trabajo.

Riesgos de exposición para personal de camiones de carga

Los conductores de camiones en Estados Unidos trabajan muchas horas (quienes conducen entre ciudades hacen un promedio de 65 horas por semana) y desarrollan actividades laborales frecuentes que implican contacto personal y cercano con otras personas. Mientras que las tripulaciones de los camiones de carga pasan la mayor parte del tiempo manejando, un estudio reciente en el Estado de Washington mostró que hasta un 25 % del tiempo de los conductores de camiones implica manejar la carga y otros materiales.1 El contacto cercano y frecuente con otras personas durante la recolección, la entrega y la manipulación de elementos posiblemente contaminados (como bolígrafos, tablas portapapeles, dispositivos escáneres manuales, etc.) probablemente es el riesgo más importante de exposición de las tripulaciones de camiones. El contacto cercano con una variedad de personas durante el día aumenta el riesgo de encontrarse con alguien que esté infectado con influenza y así se aumenta el riesgo de transmisión de los virus de influenza por contacto, aerosol o por gotitas en el aire.

Directrices para prepararse para una pandemia de influenza en los lugares de trabajo2 , este es un documento desarrollado en forma conjunta por el Departamento del Trabajo y el Departamento de Salud y Servicios Humanos que describe diferentes prácticas de preparación y prevención destinada a todos los trabajadores. Este documento presenta una pirámide de riesgo de exposición ocupacional e indica los niveles de riesgos de exposición desde bajo hasta muy alto. Dentro de esa pirámide, los trabajadores del transporte de carga, especialmente aquellos que realizan viajes extensos o trabajan muchas horas mientras están en contacto con otros trabajadores o el público, se consideran que son trabajadores con un riesgo medio de contraer influenza. Los empleadores y empleados de la industria del transporte deben analizar este documento para comenzar la planificación COOP y pandémica en sus lugares de trabajo.

El contacto cercano con personas infectadas es el mayor factor de riesgo de transmisión de la influenza pandémica que tiene el personal de transporte. Los virus de influenza se propagan de persona a persona, principalmente al exhalar gotitas que van por el aire con partículas grandes de las vías respiratorias (por ej., cuando una persona infectada tose o estornuda cerca o sobre una persona vulnerable). El contagio a través de gotas con partículas grandes necesita el contacto cercano entre personas porque estas gotas no permanecen suspendidas en el aire y generalmente se mueven solo a una distancia corta (aproximadamente de 3 a 6 pies) por el aire. El contacto con superficies contaminadas por las gotitas suspendidas en el aire es otra fuente probable de transmisión de la influenza. El contagio localizado por vía aérea puede ocurrir por medio del núcleo o partículas de las gotitas, que son lo suficientemente pequeñas como para ser inhaladas, pero se piensa que el contacto directo con las personas infectadas y el contagio por contacto son las vías más comunes de transmisión del virus.

Limitar los riesgos de exposición a la influenza evitando el contacto con otras personas; medidas generales de control de infecciones

Resulta imposible eliminar por completo el contacto "frente a frente" y cercano con otras personas, por tanto, el cumplimiento estricto (y la comprensión) de las prácticas generales de control de infecciones será una estrategia importante para reducir los riesgos.

Limitar el contacto cercano "frente afrente" con otras personas se conoce como distanciamiento social. Es una conducta protectora importante para limitar el riesgo de exposición a las gotitas suspendidas en el aire, a las partículas en el aire o al contagio por contacto en caso de una pandemia de influenza. El distanciamiento social generalmente significa mantener una distancia de 3 pies o más entre personas.

El distanciamiento social en el contexto del transporte de carga implica:

  • Limitar la frecuencia del contacto "frente a frente" durante la recogida y entrega
  • Limitar las interacciones casuales (sociales) que ocurren normalmente en el trabajo
  • No presentarse a trabajar si está enfermo
  • Planificar tiempos libres escalonados
  • Establecer horas de trabajo flexibles o un horario de entrega alternativo
  • Usar mensajes de texto y teléfonos celulares personales para comunicarse en vez del contacto "frente a frente".
  • Evitar los congresos y las reuniones de grupo durante una pandemia

Para los conductores de trayectos largos, evitar los lugares donde se congrega la gente (como las paradas de camiones) es un ejemplo del distanciamiento social. Otro es mantener la separación (aproximadamente de 3 pies) cuando se encuentra en las áreas de despacho, los vestuarios, mientras se carga combustible, durante la recogida y entrega de carga, y cuando se trabaja en un área donde probablemente haya un grupo de personas.

En caso de una pandemia, anticipar la necesidad y los pasos necesarios para el distanciamiento social será clave para la implementación efectiva y la disminución de interrupciones en el negocio.

El protocolo para el manejo de la tos es una conducta que puede limitar la transmisión de los núcleos de gotitas suspendidos en el aire y de partículas en el aire cuando se tose o estornuda. Practicar los buenos modales al toser cubriendo siempre la boca con un pañuelo o tosiendo o estornudando en la manga de la camisa (manteniendo la cara dentro del codo) puede ayudar a contener y prevenir que los virus de influenza sean liberados al aire y contaminen otras superficies (incluidas las manos) que otras personas pudieran tocar o que entren en contacto con personas.

Lavarse las manos será una práctica muy importante en caso de una pandemia. Lavarse las manos muchas veces al día es una de las mejores maneras de protegerse. Algunas partículas de virus potencialmente infecciosas pueden estar presente en la piel, pero también pueden ser retiradas efectivamente con agua y jabón o desactivadas con geles de limpieza a base de alcohol (al menos 60 % de alcohol) sin agua.

Como regla general, lávese las manos cada vez que estornude o tosa, toque las manos de otras personas o toque superficies potencialmente contaminadas con el virus (superficies que tocan todos). Durante una pandemia, evite estrechar la mano de otra persona u otro contacto físico innecesario. Estos son algunos ejemplos de superficies potencialmente contaminadas:

  • Picaportes de puertas de cabinas y área de carga, cinturones de seguridad, volantes, espejos, palancas de cambio, palancas y botones de control, pestillos y manillas
  • Objetos que se comparten como tablas portapapeles, bolígrafos y lápices, dispositivos de escaneo de códigos de barras, carretillas y carritos
  • Superficies en lugares públicos como picaportes de puertas y grifos, teléfonos, cajeros ATM, teclados o pantallas táctiles

Los jabones antibacterianos y los desinfectantes de manos (es decir, los que contienen Triclosan o los que se anuncian como “antibacterianos”) no son mejores que el agua y el jabón para desinfectar las manos.3 Las pautas para el lavado de manos están disponiblesen los CDC. Se recomienda lo siguiente:

Lavarse las manos con agua y jabón

  • Mójese ambas manos con agua corriente limpia y aplique jabón. Utilice agua tibia si es posible.
  • Frótese las manos, haga espuma y frote todas las áreas de las manos y los dedos.
  • Continúe haciendo espuma y frotándose las manos durante unos 20 segundos (es el tiempo que lleva taraterar la canción “Happy Birthday” dos veces).
  • Enjuáguese bien las manos con agua corriente para retirar la espuma.
  • Séquese las manos con una toalla de papel o secador de manos. Si utiliza una toalla de papel, úsela también para cerrar el grifo y abrir la puerta del baño. También puede abrirla con el pie si se abre hacia fuera.

Utilizar un desinfectante para manos a base de alcohol

  • Aplique una pequeña cantidad del producto, del tamaño de la uña del pulgar, en la palma de la mano.
  • Frote el producto por toda la superficie de las manos y los dedos hasta que sus manos se sequen.
  • Nota: cuando las manos están visiblemente sucias o “con tierra”, los desinfectantes pueden ser menos efectivos y se recomienda lavarse las manos con agua y jabón.

Cuándo lavarse o desinfectarse las manos

  • Después de tocar cualquier superficie que tocan frecuentemente otras personas
  • Después de estrechar la mano de otra persona (lo cual no se aconseja durante una pandemia)
  • Después de limpiarse la nariz, toser o estornudar (pero no tosa ni estornude en su mano, utilice un pañuelo o la manga de la camisa)
  • Antes de preparar la comida y de comer
  • Después de ir al baño
  • Después de tocar un animal o de manipular desecho animal
  • Después de manipular basura
  • Antes y después de tratar una herida, corte o abrasión

El equipo de protección personal (EPP) también puede ayudar a reducir los riesgos de exposición por inhalación y por contacto con gotitas y partículas en el aire que contengan la influenza. Tenga en cuenta que cualquier uso obligatorio (es decir, requerido en el lugar de trabajo) de protección respiratoria requiere un programa de protección respiratoria que incluya lo siguiente:

  • Un programa escrito
  • Evaluación médica
  • Capacitación
  • Prueba de ajuste
  • Almacenamiento adecuado
  • Registros.

La planificación y el almacenamiento adecuados antes de la aparición de la pandemia facilitarán lograr estos objetivos de protección. Estos son algunos ejemplos de EPP:

  • Utilizar mascarillas de respiración con filtro N, P o R95 (o de mayor eficiencia, 99 o 100) aprobadas por el NIOSH si no puede evitar el contacto cercano con una persona que tiene síntomas de influenza
  • Utilizar guantes protectores al manipular la carga

Riesgo de infección al manipular la carga de camiones

Según algunos estudios, los virus A (y B) de influenza pueden sobrevivir en superficies porosas y no porosas durante horas y días. Si una superficie está contaminada por un virus de influenza, los miembros de la tripulación se podrían infectar al tocar esa superficie y luego tocar las membranas mucosas de sus ojos, nariz o boca. La limpieza y la desinfección de rutina de las superficies ambientales duras que se tocan con mucha frecuencia es una precaución razonable. Pero la efectividad de la desinfección puede variar según la superficie, el método de limpieza y el agente limpiador y desinfectante que se utiliza.

Prácticas recomendadas para la limpieza y desinfección de cabinas y remolques

Para desinfectar superficies duras (plástico y metal), límpielas con jabón o detergente en agua para retirar la suciedad, y utilice desinfectantes para desactivar los virus de influenza. Al desactivar o reducir la cantidad de virus de influenza en una superficie, puede disminuir las posibilidades de contaminación por medio de las manos, de transmisión del virus y de infección de los trabajadores. Los virus de influenza pueden neutralizarse con desinfectantes químicos como los siguientes:

  • Cloro o hipoclorito de sodio (cloro diluido para el hogar )
  • Aldehídos (¡cuidado! el formaldehído y el glutaraldehído son efectivos pero bastante tóxicos)
  • Componentes de amoníaco cuaternario (como el desinfectante en aerosol Lysol®)
  • Fenólicos (productos de esencia de pino, algunos enjuagues bucales)
  • Alcoholes y compuestos de peroxígeno (peróxido de hidrógeno)

Los fabricantes de varios desinfectantes comerciales aprobados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) afirman que los mismos pueden inactivar los virus de la influenza aviar y que son efectivos cuando se utilizan según las instrucciones del fabricante. Más información acerca de los desinfectantes registrados por la EPAícono de sitio externo está disponibleícono de sitio externo. Utilice desinfectantes registrados en la EPA para limpiar superficies duras.

Para limpiar o desinfectar superficies duras en la cabina del camión o en el remolque de carga, pueden usarse técnicas y prácticas de limpieza general junto con una variedad de productos comerciales comunes que tengan detergente (para limpiar) o un desinfectante (para desactivar) el virus de la influenza:

  • Siga las instrucciones del fabricante (para el uso y las cantidades) cuando utiliza un limpiador estándar para el hogar (un jabón o un detergente)
  • Luego enjuague con agua limpia
  • Después, utilice un desinfectante

Para superficies visiblemente sucias como el interior del remolque de carga, haga lo siguiente:

  • Limpie las superficies que se tocan frecuentemente o que se suponen que están contaminadas
    • Primero limpie la suciedad
    • Enjuague
    • Después, utilice un desinfectante. Si no hay desinfectantes disponibles, use una solución de lejía diluida. Agregue cuidadosamente 2 cucharaditas de cloro para el hogar (5,25 %–6 %) en un cuarto de galón (4 tazas) de agua limpia. Utilice guantes de goma y un paño para aplicar la solución a las superficies y déjelo así durante 3–5 minutos antes de enjuagar con agua limpia.  Para una provisión mayor de desinfectante, agregue ¼ taza de lejía en un galón (16 tazas) de agua.
  • Utilice un paño o un aerosol desinfectante para limpiar los elementos que más se tocan, como bolígrafos, dispositivos de escaneo de códigos de barras, volantes, palancas de cambio, picaportes, etc. Siempre lea primero las indicaciones del fabricante cuando utilice productos de limpieza; preste atención a las advertencias de peligro en las etiquetas y a las instrucciones para la eliminación adecuada.
  • No mezcle nunca los desinfectantes y los productos químicos de limpieza a menos que las etiquetas digan que es seguro hacerlo. Combinar ciertos productos, como la lejía y los limpiadores con amoníaco, puede crear vapores químicos tóxicos que, si se inhalan, pueden provocar lesiones graves o incluso la muerte.

Algunos productos desinfectantes (paños y líquidos desinfectantes) disponibles en las tiendas de comestibles y en las ferreterías, y algunos productos de limpieza comerciales han sido aprobados por la EPA. Utilice productos aprobados por la EPA cuando estén disponibles. Siempre siga cuidadosamente las instrucciones de las etiquetas cuando utilice estos productos.

Concientización de la tripulación sobre los síntomas de una posible influenza pandémica

Las tripulaciones del transporte de carga deben estar atentas a los síntomas de influenza en ellos mismos y en los otros trabajadores durante una pandemia. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Fiebre (a menudo alta)
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Fatiga
  • Tos seca

Otros síntomas pueden incluir náuseas, vómitos y diarrea, lo cual es más común en niños que en adultos. Los tipos y la gravedad de los síntomas pueden ser diferentes con una cepa nueva (o pandémica) de la influenza.

Manejo del personal enfermo

Los miembros de la tripulación de transporte de carga que se enferman de influenza deben tomar las siguientes precauciones:

  • Si presenta síntomas de influenza (o tiene personas enfermas en su hogar), no vaya a trabajar ni viaje. La excepción son los viajes locales en un vehículo propio para ir a un establecimiento de cuidados de salud para recibir tratamiento.
  • Los miembros de la tripulación en la misma cabina deben usar mascarillas de respiración con filtro N95 (o de eficiencia mayor, como las N99 o N100) aprobadas por los NIOSH mientras llevan a la persona enferma a que reciba cuidados de salud.

Los empleadores deben seguir estos pasos:

  • Si un miembro de la tripulación se enferma mientras está trabajando, envíelo a su casa lo más pronto posible. Hasta ese momento, la persona enferma debe usar una mascarilla quirúrgica para disminuir la posibilidad de contagiar la enfermedad a otros.
  • Si los miembros de la tripulación necesitan ir a un consultorio médico, a una clínica o a una sala de emergencia, informe al proveedor de atención médica antes de la visita que la persona enferma busca tratamiento por una supuesta influenza pandémica.

Prevención de la enfermedad en el personal sano

Los empleadores deben seguir estos pasos:

  • Aliente a los empleados para que se vacunen con las vacunas anuales contra la influenza y con la vacuna contra la influenza pandémica, en caso de que esté disponible.
  • Asegúrese de que las tripulaciones de camiones entiendan los riesgos de exposición a una influenza pandémica y las precauciones para prevenir el contagio.
  • Tome medidas que alienten las prácticas de control de infecciones en el lugar de trabajo, como mostrar carteles dirigidos a los trabajadores que les recuerden sobre la correcta higiene respiratoria y de las manos y el protocolo para el manejo de la tos.
  • Provea desinfectantes a base de alcohol para manos (o paños desinfectantes) en áreas como las plataformas de carga y las áreas de despacho
  • Provea pañuelos de papel y recipientes adecuados para desechos, para uso de las tripulaciones
  • Según sea adecuado, provea a las tripulaciones con EPP, como guantes protectores y mascarillas de respiración con filtro aprobadas por NIOSH, como las N95, para uso de los trabajadores que lo necesiten durante el trabajo.
  • Planifique el impacto de una pandemia en su negocio.
  • En caso de una pandemia, piense en las políticas de licencias que alienten y permitan a los empleados enfermos a quedarse en casa para cuidarse a sí mismos, a familiares enfermos o a los hijos que no pueden asistir a la escuela.
  • Aliente a los miembros de la tripulación que tienen personas en su hogar con influenza probable o confirmada a que se queden en casa durante 7 días.

1 Iniciativa del Departamento de Trabajo y de la Industria del Transporte del Estado de Washingtonícono de sitio externo

2 Directrices sobre la preparación para una pandemia de influenza en los lugares de trabajo  ícono de pdf[PDF 614 KB]ícono de sitio externo

3 Intervenciones no farmacéuticas para medidas comunitarias y nacionales contra la influenza pandémica.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.