Superhéroe contra la influenza: Dr. Martin Cetron, MD

Martin Cetron, MD, Director, División de Migración Global y Cuarentenas (DGMQ)

Dr. Martin Cetron, MD

Martin Cetron habla detrás del podio.

Dr. Martin Cetron, MD

Martin (Marty) Cetron es líder en salud mundial y migración que se especializa en infecciones emergentes, enfermedades tropicales y enfermedades que se pueden prevenir con vacunas en poblaciones en movimiento.

Dr. Martin Cetron, MD

Actualmente los viajes aéreos pueden facilitar la propagación de enfermedades alrededor del mundo con cada vuelo que se realiza. La División de Migración Global y Cuarentenas (DGMQ, por sus siglas en inglés) de los CDC ayuda a proteger la salud de nuestras comunidades en un mundo en constante movimiento a nivel global. Como director de la DGMQ, el Dr. Martin (Marty) Cetron es líder en salud mundial y migración que se especializa en infecciones emergentes, enfermedades tropicales y enfermedades que se pueden prevenir con vacunas en poblaciones en movimiento. Según él, la pandemia de influenza de 1918 fue "masiva y por haber sido un evento sin precedentes en la historia de la humanidad nos dio lecciones verdaderamente importantes. No solo se cobró muchas vidas sino que además ha servido como un recordatorio escalofriante de lo que implica luchar contra microbios patógenos". Lo que importa es la preparación para emergencias. "Se requiere mucha preparación anticipada, coordinación entre todos los sectores de la sociedad civil, las comunidades y las agencias gubernamentales locales, estatales y federales y, en ciertos caso, incluso respuestas globales".

Superhéroe contra la influenza

Como director de la División de Migración Global y Cuarentenas (DGMQ), el Dr. Marty Cetron supervisa las tareas para prevenir la importación y propagación de enfermedades infecciosas incluida la influenza pandémica. "Nos dimos cuenta de que la lucha contra las enfermedades infecciosas no ha terminado y, de hecho, es una lucha constante que nunca termina. En la era de la globalización los retos son aún mayores cuando una persona infectada puede viajar a cualquier lugar del mundo en tan solo 24 horas, en muchos casos tardan menos de lo que demora una persona en manifestar los síntomas de la enfermedad", manifestó el Dr. Cetron.

La propagación de la pandemia aumentó considerablemente y se vio favorecida por dos factores. "El traslado de las tropas durante la Primera Guerra Mundial jugó un papel determinante en la propagación de la pandemia, si bien en aquel entonces las personas se desplazaban con mayor lentitud". El otro factor era la concentración de personas y conglomeraciones en cuarteles cerrados. "Con el aumento considerable de viajes internacionales con más de mil millones y medio de cruces de fronteras internacionales al año, realmente ha cambiado la manera de pensar acerca del concepto de cuarentena y protección de personas y comunidades en un mundo en constante movimiento a nivel global", expresó el Dr. Cetron.

Por qué sigue preocupando la pandemia de 1918 

"En nuestro mundo actual, las cosas y las personas se desplazan con mayor rapidez que el periodo de incubación de la mayoría de las enfermedades infecciosas". Es importante tener una mirada retrospectiva de la pandemia de influenza de 1918 y llevar a cabo investigaciones históricas para saber cómo prepararnos para las futuras pandemias. Junto con investigadores académicos, "combinamos una mirada retrospectiva de la pandemia de 1918 con el uso de métodos estadísticos contemporáneos para descubrir cómo se desarrolló la pandemia en el transcurso de la historia", afirmó el Dr. Cetron. "Fuimos capaces de reconstruir una curva epidemiológica de la pandemia de acuerdo con los índices de mortalidad semanales. Hemos descubierto que muchas ciudades utilizaron intervenciones no farmacéuticas (NPI, por sus siglas en inglés), como el aislamiento de las personas enfermas en cuarentena que estuvieron expuestas y el cierre de escuelas, la cancelación de reuniones públicas y otros eventos para disminuir la propagación de la influenza", manifestó el Dr. Cetron.

Estas herramientas tradicionales del control de salud pública para enfermedades infecciosas fueron clave. "A medida que las personas se daban cuenta de lo grave que era la pandemia, las comunidades intentaban anticiparse a los resultados e impulsaban el aislamiento, la cuarentena, el cierre de escuelas, la suspensión de reuniones públicas masivas y conglomeraciones en iglesias, restaurantes y bares",  expresó el Dr. Cetron. El análisis histórico que se publicó en 2007 en el Journal of the American Medical Association arrojó que las ciudades que tomaron medidas preventivas ante el primer indicio de influenza con la implementación temprana de NPI tenían una mayor defensa contra la pandemia. "Las intervenciones tempranas, sostenidas y estratificadas de hecho redujeron la curva de mortalidad y cambiaron radicalmente la forma de la pandemia de 1918", afirmó el Dr. Cetron.

La planificación y la preparación son decisivas; los retos se mantienen

"Aquello que en algún lugar remoto del mundo es algo local puede convertirse rápidamente en una amenaza mundial", manifestó el Dr. Cetron. Los CDC saben que la preparación es importante. "Realizar la combinación adecuada de estrategias de mitigación en la comunidad, incluso aquellas que son parcialmente efectivas en diferentes estratos, hacerlo con anticipación y mantenerlas, permitirá ganar tiempo para preparar un gran arsenal", expresó el Dr. Cetron. También hizo hincapié en que sigamos desarrollando herramientas para crear una fuerte defensa contra la amenaza de otra pandemia. El Dr. Cetron agregó: "Si no podemos detenerla, al menos podemos contenerla o mitigarla con vacunas, medidas paliativas, NPI y la implementación de planes de preparación para pandemias".

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.