Superhéroe contra la influenza: Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

Dr. Daniel Jernigan, MD, MPH (CAPT, USPHS)

El Dr. Dan Jernigan, un capitán del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos (USPHS, por sus siglas en inglés), se desempeña como director de la División de Influenza del Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias de los CDC. Desde su función, Jernigan trabaja constantemente para prepararse para la próxima pandemia de influenza. "Estamos decididos a intervenir donde podamos para detener la propagación de la enfermedad, de eso se trata la salud pública", afirma. Para la División de Influenza de los CDC, detener la diseminación de la enfermedad significa "rastrear los virus de la influenza y los casos de personas enfermas por el virus de la influenza a nivel mundial, ya se trate del virus de la influenza estacional, aviar, porcina o cualquier otro virus de la influenza nuevo. Rastreamos la enfermedad, estudiamos el virus, evaluamos el riesgo que ese virus implica, elaboramos los virus que luego se usan para producir las vacunas contra la influenza y ayudamos a generar políticas para la prevención y el tratamiento de la influenza".

Por qué sigue preocupando la pandemia de 1918 

Son numerosos los avances médicos y tecnológicos que se han logrado en la lucha contra la influenza desde 1918. "Primero que nada, hemos identificado que fue un virus de la influenza lo que causó la pandemia de 1918. En aquel momento, eso no se sabía", afirma el Dr. Jernigan. Además de la nueva información sobre los virus mismos y los conocimientos que tenemos de ellos, también contamos con nuevos avances médicos sobre cómo tratar los virus de influenza y las complicaciones derivadas de la influenza. "Tenemos medicamentos antivirales que combaten al virus. Tenemos respiradores y unidades de cuidados intensivos. Tenemos vacunas. Ahora contamos con tantas herramientas más", añade el Dr. Jernigan.

La planificación y la preparación son decisivas; los retos se mantienen

Si bien se han logrado avances significativos en la prevención de la influenza, otros desarrollos modernos pueden contribuir en el impacto de una pandemia en la actualidad. El mundo está más poblado y las comunidades de humanos y animales están en contacto permanente; ambos factores promueven la aparición de nuevos virus de influenza, afirma el Dr. Jernigan. Debido a que la mayoría de los virus de influenza que desatan una pandemia comienzan en poblaciones animales, es muy importante mejorar la vigilancia de la influenza aviar y porcina.

El trabajo diario de la División de Influenza se centra en torno al estudio de la influenza estacional y los nuevos virus de influenza con potencial pandémico, observa el Dr. Jernigan. "Los virus están en constante cambio, y ello significa que debemos monitorearlos constantemente. Tienen pequeños cambios menores que pueden ocurrir durante el año por lo que debemos observarlos todos los meses, incluso todas las semanas". Debido a que los virus de la influenza cambian constantemente, y el riesgo de que se produzca una pandemia de influenza es inminente, debemos continuar expandiendo nuestro conocimiento sobre los virus de la influenza.

Superhéroe contra la influenza

Si bien se han logrado muchos avances durante el último siglo, "aún hay retos por superar y cosas que mejorar", dice Jernigan. "Un gran desafío es la vacuna; nuestras vacunas contra la influenza necesitan mucho tiempo de producción y deben elaborarse para un virus específico.  La inmunidad de las vacunas tiende a menguar con el tiempo, por lo que las personas necesitan vacunarse nuevamente todos los años", afirma el Dr. Jernigan. "Necesitamos vacunas contra la influenza que puedan elaborarse más rápido, y que ofrezcan una protección más duradera y contra varios virus de influenza diferentes. Lo que sería maravilloso es desarrollar una vacuna universal que proteja contra todos los virus de la influenza. Pero mientras tanto, podemos producir mejores vacunas".

Los sistemas que utilizamos para la influenza estacional, la vigilancia de los virus, la elaboración de las vacunas y el desarrollo de las vacunas son la base de nuestra respuesta para las próximas pandemias de influenza. Debemos continuar mejorando todos estos avances para encontrarnos mucho más preparados y mejor protegidos en caso de que tengamos otra pandemia tan grave como la que tuvimos en 1918".

El Dr. Jernigan es uno de los muchos superhéroes de los CDC que luchan contra la influenza en conmemoración del 100° aniversario de la pandemia de influenza de 1918. Hace hincapié en que lo que ocurrió en 1918 es un recordatorio de la importancia de estar preparados para futuras pandemias. “Los virus de la influenza cambian constantemente, por lo que siempre existe la posibilidad de que surja un virus nuevo y cause una pandemia tan grave como la de 1918”, afirma el Dr. Jernigan. “Al reflexionar sobre la pandemia de 1918 podemos comprender mejor lo que sucedió y cómo respondieron las personas y las comunidades, para ayudar a informar sobre cómo deberíamos responder ante una pandemia en la actualidad”.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.