Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Qué hacen los CDC respecto a la nueva influenza: investigaciones sobre los brotes

Los CDC colaboran con los departamentos de salud locales y estatales para investigar los brotes en humanos con nuevos virus de la influenza (es decir, virus de la influenza que normalmente no circulan entre las personas) y brotes en animales causados por virus atípicos o relacionados con la influenza a fin de:

  1. identificar los virus de la influenza que causan el brote,
  2. evaluar el riesgo que este brote de virus representa para la salud pública,
  3. y ayudar a evitar que las personas se infecten.

Los CDC se toman los brotes de la nueva influenza con seriedad por su potencial de causar daños a un gran número de personas. Los científicos de los CDC comienzan a preocuparse cuando:

  • Las personas contraen la infección por el virus de la infuenza en animales, incluidos los virus de la influena porcina (cerdos) y aviar (aves) o las personas contraen la infección por el virus de la infuenza en seres humanos que cambió abrupta y considerablemente, convirtiéndose en un nuevo virus de influenza A estacional en humanos (infección por el nuevo virus de influenza en personas).  Los virus de la influenza se encuentran en animales que no son los típicos organismos hospedadores de ese virus; por ejemplo, cuando los virus de influenza aviar A(H7N2) se detectaron en gatos en un refugio para animales de la Ciudad de Nueva York;
  • Los virus específicos de la influenza de especial interés para la salud pública son detectados, por ejemplo, cuando  los virus H5 y H7 de la influenza aviar altamente patógenos son detectados en aves de corral de los EE. UU.

Cuando se dan algunos de estos escenarios, los CDC trabajan con funcionarios de salud pública estatales en una investigación de salud pública y además coordinan con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y funcionarios de sanidad animal del estado, según corresponda.

En el caso de la nueva influenza, los objetivos de una investigación sobre un brote son establecidos para identificar la fuente de la infección en personas, determinar si hay una propagación del virus de persona a persona y disminuir o detener la propagación del virus en personas y, a veces, en animales.

Los epidemiólogos, que a veces se conocen como "detectives de enfermedades", realizan este tipo de trabajo de investigación. Los detectives de enfermedades utilizan varios métodos para determinar la "anatomía de un brote".   Para la influenza, puede incluir:

  • Entrevistar a personas que están enfermas.
  • Pedirles a todas las personas que reportan a su proveedor de atención médica (consultorios médicos, clínicas, hospitales y otros centros de salud) una enfermedad similar a la influenza (ILI, por sus siglas en inglés) que se sometan a una evaluación para la detección de la influenza y que sean reportadas ante el departamento de salud pública local.
  • Entrevistar a las personas cuyas pruebas de influenza arrojaron resultados positivos.
  • Evaluar la capacidad del virus en cuestión de propagarse de persona a persona a través del rastreo de contactos, que consiste en la identificación y el diagnóstico de las personas que pudieron haber estado en contacto con una persona infectada.
  • Investigar los informes de exposición a los animales conocidos por ser transmisores de virus de influenza, como los cerdos y las aves.
  • Monitorear a los que respondieron ante los brotes de influenza en animales, tales como aquellas personas que trabajaron en brotes entre cerdos y aves de corral.

A continuación hay algunos ejemplos de este proceso de investigación que demuestran cómo los CDC actúan rápidamente para responder ante los nuevos brotes de influenza para poder detener o disminuir la propagación de enfermedades.

Brotes de la influenza porcina/variante:

Cuando un virus de la influenza que normalmente se propaga en cerdos pero no en personas es detectado entre seres humanos, se lo llama "variante del virus de la influenza". Anteriormente, los CDC recibían informes de aproximadamente un caso de infección en seres humanos por virus de influenza que normalmente se detectan en cerdos cada uno o dos años; pero desde el 2012, hubo un aumento en la cantidad de este tipo de casos que se reportó a los CDC. La mayoría de las infecciones por la variante del virus de la influenza en los Estados Unidos ocurrió entre personas que asistieron a una feria agrícola donde estuvieron expuestas a cerdos infectados o a su entorno contaminado. Las ferias agrícolas son importantes eventos comunitarios donde las personas tienen la oportunidad de exponer y vender sus animales, tales como cerdos. Una gran cantidad de personas y animales asisten a las ferias agrícolas. Estos entornos permiten que las personas estén en contacto con cerdos que podrían estar infectados con los virus de la influenza y podrían contaminarse con estos virus cuando los cerdos tosen o estornudan. A continuación hay ejemplos de brotes de las variantes del virus de la influenza:

  • Brote del 2012 en varios estados:  desde julio hasta septiembre del 2012, una infección por el brote de la variante del virus de influenza A(H3N2) (o H3N2v) que abarcó a 10 estados tuvo como consecuencia 309 casos de infección reportados entre personas que asistieron a ferias agrícolas donde había cerdos. Los CDC trabajaron conjuntamente con los departamentos de salud estatales y territoriales para investigar cada caso de infecciones en seres humanos para que el riesgo de infección pudiera entenderse completamente y pudieran tomarse las medidas adecuadas de salud pública a fin de minimizar las probabilidades de que otras personas contraigan la enfermedad. El Departamento de Salud de Ohio solicitó asistencia a corto plazo a los CDC durante este brote (llamado Epi-Aid). El personal  de los CDC se reunió con el personal del departamento de salud estatal, entre otros, para apoyar sus esfuerzos para:
    • Determinar  la magnitud del brote y la gravedad de la enfermedad entre las personas infectadas;
    • Identificar cualquier caso de propagación de persona a persona; y
    • Analizar los posibles factores de riesgo de infección.

    En tan solo una feria agrícola en Ohio, los CDC y los funcionarios de salud pública del estado identificaron 20 casos confirmados y 94 casos presuntos de infección por la variante del virus (H3N2)v. No se encontró evidencia de propagación entre personas.

    Los análisis de riesgo de los CDC contribuyeron al desarrollo de una nueva recomendación para que las personas con alto riesgo de tener complicaciones graves por la influenza, incluidos niños menores de 5 años, personas de 65 años de edad en adelante, mujeres embarazadas y personas con ciertas afecciones crónicas (por ejemplo, asma, enfermedades pulmonares, diabetes, enfermedades cardíacas, sistema inmunitario debilitado y afecciones neurológicas y del neurodesarrollo) eviten estar en contacto con cerdos y corrales de producción porcina en las ferias. Infórmese más en: https://espanol.cdc.gov/enes/flu/prevent/index.html..

  • Brote del 2016 en Michigan:  en agosto del 2016, una infección por el virus de influenza H3N2v detectada en un niño que expuso cerdos durante una feria agrícola en Michigan también dio lugar a una investigación de Epi-Aid de los CDC. Un equipo del personal de los CDC, que incluye a  oficiales del Servicio de Inteligencia Epidemiológica (EIS, por sus siglas en inglés) ,viajó a Michigan para buscar casos de infecciones por la variante del virus de la influenza entre personas que exhiben cerdos en ferias del condado. Pusieron a prueba el uso de un sistema de “monitoreo de la enfermedad basado en texto”  (llamado “TIM”, por sus siglas en inglés) para buscar posibles infecciones por la variante del virus entre expositores de cerdos y otros miembros de su familia. TIM es un sistema de monitoreo de la enfermedad basado en texto que en un principio fue creado como una opción para recordarles más fácilmente  a los equipos de respuesta ante brotes y a otras personas posiblemente expuestas que reporten todos los signos y síntomas de la enfermedad al personal de salud pública.  El equipo de los CDC aprovechó esta oportunidad para evaluar la viabilidad y aceptación del uso del sistema TIM para futuros brotes de nuevos virus de la influenza. El equipo de los CDC puso a prueba el uso del sistema TIM en nueve ferias agrícolas que contaron con la participación de aproximadamente 1 052 expositores de cerdos. Utilizaron el sistema TIM para llevar a cabo una vigilancia activa de 392 personas en 87 familias para detectar signos y síntomas de la enfermedad y posibles infecciones por la variante del virus. De las 392 personas que se inscribieron para el monitoreo activo, 22 reportaron una enfermedad al departamento de salud a través del sistema TIM. Nueve de estas personas solicitaron atención médica y cinco de ellas fueron sometidas a pruebas. Entre aquellos que fueron evaluados, dos arrojaron resultados positivos de la variante del virus (H3N2)v. Gracias al sistema basado en texto para la vigilancia activa, el equipo pudo identificar a las personas con infecciones que de otro modo no hubieran sido identificadas.

Brotes de la influenza aviar:

Cada tanto, los virus de la influenza aviar que suelen afectar a aves acuáticas salvajes o aves de corral domésticas pueden infectar a otras aves, aves de corral domésticas, animales o personas provocando brotes de influenza aviar. En ciertos casos, los brotes de influenza aviar en aves de corral han sido asociados a casos de enfermedad y muerte en personas de todo el mundo, aunque no es común en América del Norte. Los virus de la influenza aviar se propagan principalmente de animales a personas a través del contacto directo con aves infectadas o sus entornos contaminados. Rara vez se reportan casos de propagación de los virus de la influenza aviar de una persona enferma a otra. Sin embargo, el hecho de hallar un virus de la influenza aviar en un organismo hospedador inesperado (como un gato doméstico) e infecciones en seres humanos por un virus de la influenza aviar  es siempre motivo de preocupación porque los seres humanos tienen poca o ninguna inmunidad contra estos virus. A continuación hay ejemplos de brotes de la influenza aviar:

  • Brote del 2016 en un refugio para animales de la Ciudad de Nueva York: en diciembre del 2016, los CDC notificaron acerca de un brote del virus de influenza aviar A (H7N2) en gatos en un refugio para animales de la Ciudad de Nueva York (NYC). Anteriormente, se detectaros en ocasiones casos de virus de la influenza aviar en gatos, pero no en una situación de brote. Los CDC y las autoridades de salud pública locales y estatales de Nueva York llevaron a cabo una investigación para identificar casos de infecciones en humanos asociados a la exposición de gatos enfermos y para garantizar que el virus no haya sido propagado de persona a persona. Durante esta investigación, aproximadamente 400 personas que estuvieron expuestas a gatos infectados durante el brote fueron evaluadas o sometidas a pruebas para detectar la infección por el virus H7N2. Este trabajo aumentó el estado de emergencia cuando la prueba realizada a un veterinario que tuvo contacto directo con gatos enfermos arrojó un resultado positivo de infección por el virus de la influenza H7N2 el 20 de diciembre del 2016, convirtiéndose en el primer caso conocido de transmisión de la influenza de un gato a un ser humano y el tercer caso humano de infección por el virus de influenza aviar H7N2 en los Estados Unidos. El veterinario tuvo síntomas de la influenza como dolor de garganta, tos y fatiga. El curso de la enfermedad fue breve y leve y se trató completamente sin necesidad de hospitalización. Al momento del brote no se identificaron más casos de infecciones en humanos.
  • Brote del 2017 en aves de corral comerciales de varios estados: a principios de marzo del 2017, funcionarios de la salud reportaron brotes causados por virus de influenza H7N9, tanto de la HPA (forma altamente patógena de la influenza aviar) como de la LPAI (foma de baja incidencia patógena de la influenza aviar) en Tennessee y posteriormente en Alabama, Kentucky y Georgia. No se detectaron infecciones en humanos asociadas con el brote. Los CDC consideraron que era bajo el riesgo para la salud pública del brote del virus H7N9 en América del Norte. Sin embargo, en el pasado se reportó una pequeña cantidad de casos de infecciones en humanos por los virus de influenza aviar A H7 en América del Norte. La mayoría de las infecciones estuvieron asociadas a la exposición de aves de corral y dieron lugar a enfermedades respiratorias leves y/o conjuntivitis. Los CDC trabajaron estrechamente con el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS y USDA, por sus siglas en inglés respectivamente) y socios de salud pública y agricultura a nivel local y estatal para minimizar cualquier riesgo que haya representado el brote de la influenza aviar, incluyendo medidas que podrían tomarse para reducir todo el riesgo posible. El monitoreo constante de los virus de la influenza que se propagan entre los animales y las personas es esencial para que los investigadores de salud pública y sanidad animal puedan identificar rápidamente a los virus de la influenza emergentes y evaluar su potencial pandémico.

Para obtener más información acerca de los últimos brotes, vea:

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA