Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

4 casos de infección con variantes del virus asociadas a exposición a los cerdos

Los CDC recomiendan a las personas con alto riesgo evitar los cerdos y los corrales de producción porcina en las ferias

12 de agosto del 2016 - Esta semana se informaron a los CDC cuatro casos de infección en seres humanos por los virus de la influenza, que normalmente circulan entre los cerdos (influenza porcina). Cuando se detectan virus de la influenza porcina en las personas, se los llama "variantes" del virus y se los designa con la letra v al final del subtipo del virus. Los cuatro casos de infección en seres humanos fueron causados por los virus H3N2v en Ohio (2) y Michigan (2). Los cuatro pacientes informaron haber asistido a ferias donde estuvieron expuestos a cerdos durante la semana anterior a la aparición de los síntomas de la enfermedad. Los informes sobre los cerdos en las ferias señalan que supuestamente las pruebas de infección por influenza porcina A (H3N2) dieron positivas. La única relación existente entre los pacientes de Ohio es el hecho de haber asistido a la misma feria en Ohio. De manera similar, los casos de Michigan, ambas personas asistieron a la misma feria en Michigan, pero no hay otra relación entre ellas. Los CDC están trabajando con los funcionarios de salud pública estatales para brindar apoyo a las respuestas de salud humana y tienen recomendaciones para el público sobre qué medidas pueden tomar para ayudar a estar protegidos contra la influenza H3N2v y otros virus de la influenza porcina.

La influenza porcina es una enfermedad respiratoria de los cerdos, causada por los virus de influenza tipo A que pueden causar brotes en los cerdos. Entre los signos de la influenza porcina se pueden mencionar fiebre, tos (ladrido), estornudos, dificultades para respirar, ojos enrojecidos o inflamados, y no comer. No obstante, algunos cerdos infectados con el virus de la influenza pueden no presentar ningún síntoma de la enfermedad.

Los virus de la influenza porcina normalmente no causan infecciones en las personas; sin embargo, se han producido casos esporádicos de infección por estos virus en los seres humanos. Se han detectado casos de infección en seres humanos con los virus H1N1v, H3N2v y H1N2v en los Estados Unidos. Se cree que la propagación entre los cerdos y las personas sucede solamente cuando un cerdo infectado (o un ser humano) tose o estornuda y estas gotas respiratorias que contienen el virus de la influenza se diseminan por el aire. Si estas gotas respiratorias caen en la nariz, o en la boca, o son inhaladas, esa persona (o cerdo) puede contraer la infección. También hay evidencia de que el virus podría propagarse al tocar algo contaminado con el virus y luego tocarse la boca o la nariz. Una tercera forma de posible contagio es la inhalación de partículas que contienen el virus de la influenza. No se ha demostrado que la influenza se pueda transmitir a los seres humanos si se consume carne de cerdo u otros productos derivados del cerdo manipulados y preparados adecuadamente.

Más comúnmente, las infecciones en seres humanos con las variantes de los virus se producen en las personas que estuvieron expuestas a cerdos infectados (p. ej., en una feria o en el trabajo). La enfermedad asociada a la infección con variantes de los virus incluye síntomas similares a los de la influenza estacional. La mayoría de los casos de enfermedad han sido leves, pero al igual que con la influenza estacional, pueden registrarse casos de hospitalización y muerte. Se han registrado casos de varias personas que se han enfermado luego de estar expuestas a uno o a un grupo de cerdos infectados así como también casos de propagación limitada de las variantes de los virus de la influenza entre las personas.

Las infecciones en los seres humanos con un virus de la influenza no humana deberían investigarse para asegurar que tales virus no se están propagando entre los seres humanos de una manera eficaz y continua, y para limitar las futuras exposiciones de las personas a los animales infectados, si estos son identificados. En este momento, los informes de esta semana señalan que la epidemiología de las infecciones en seres humanos parece ser consistente con lo que ha ocurrido en el pasado. Ninguno de los casos de infección más recientes tuvo que ser hospitalizado y no hubo muertes. Los CDC están llevando a cabo estudios de laboratorio para averiguar más sobre estos virus.

Cada año se llevan a cabo ferias agrícolas en todo los Estados Unidos, principalmente durante los meses de verano y a principios de otoño. Muchas ferias tienen exhibiciones porcinas, donde los cerdos de diferentes lugares entran en contacto cercano entre ellos y con las personas. Estos eventos pueden aumentar el riesgo de propagación de los virus de la influenza entre los cerdos y las personas. La cifra informada de los casos de infección por variantes de los virus en los seres humanos ha variado de una temporada a la otra. Durante el verano del 2012, se detectaron 309 casos de infección en seres humanos con los virus H3N2v. Posteriormente, se detectaron 19 casos de infección por el virus H3N2v en el 2013, y solo se detectaron 3 casos de infección de cada uno durante el 2014 y el 2015.

Algunas personas tienen un alto riesgo de desarrollar una enfermedad grave por las infecciones con las variantes del virus, así como por la influenza estacional. Esto incluye a niños pequeños, personas con afecciones de salud subyacentes como asma, diabetes o enfermedades cardiacas, mujeres embarazadas y personas mayores de 65 años. A fin de reducir el posible riesgo de presentar una enfermedad grave debido al contacto que se da entre las personas y los cerdos en diferentes ferias, los CDC recomiendan que las personas con alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza eviten los cerdos y los corrales de producción porcina en las ferias. Durante los brotes de H3N2v del 2012, 16 personas fueron hospitalizadas y una murió a causa de una infección por el virus H3N2v. La mayoría de estas personas tenían alto riesgo de desarrollar graves complicaciones por la influenza.

La vacuna contra la influenza estacional 2016-2017 no está formulada para brindar protección contra el virus H3N2v. Los CDC recomiendan la vacunación anual contra la influenza estacional para todas las personas a partir de los 6 meses de vida en adelante para que tengan protección contra los virus de la influenza estacional. Los mismos medicamentos antivirales contra la influenza utilizados para tratar la influenza estacional pueden administrarse para tratar la infección por una variante de los virus en niños y adultos. Los medicamentos actualmente recomendados (oseltamivir, peramivir y zanamivir) se encuentran disponibles únicamente con receta médica. El tratamiento temprano funciona mejor y es especialmente importante para las personas que están muy enfermas o que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza.

Los CDC tienen información y orientación para funcionarios de salud pública locales y estatales sobre la vigilancia y la investigación de las infecciones en seres humanos por el virus H3N2v, y en caso de que la situación cambie, compartirán la información actualizada.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA