Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Estudio sobre las dosis de la vacuna contra la influenza en los niños

Los niños que recibieron las 2 dosis recomendadas obtuvieron una mayor efectividad con la vacuna

Un estudio publicado en Pediatric Infectious Disease Journal subraya la importancia de que los niños reciban dos dosis de la vacuna la primera temporada en la que se vacunan y además señala que la vacunación contra la influenza puede brindar una inmunidad residual en los niños durante las temporadas siguientes. Los CDC recomiendan que los niños de 6 meses a 8 años reciban dos dosis de la vacuna contra la influenza, con al menos un mes de diferencia entre una y la otra, el primer año en se vacunan contra la enfermedad. La primera dosis "prepara" al sistema inmunitario; la segunda, ofrece protección inmunitaria. El estudio reveló que los niños de 2 a 8 años que recibieron las primeras dos dosis de la vacuna contra la influenza durante una temporada anterior mostraron una mayor efectividad de la vacuna (EV) en comparación con los niños que no recibieron ninguna.

El estudio consideró el historial de vacunación y los datos sobre la efectividad de la vacuna en pacientes de 6 meses a 8 años recopilados por clínicas en cinco estados, que forman parte de la Red de EV contra la influenza de los EE. UU., con el propósito de analizar las tendencias durante las temporadas 2011-2012 y 2012-2013. Se observaron estimaciones puntuales de la EV superiores entre niños de 2 a 8 años que recibieron dos dosis de la vacuna durante una temporada anterior en comparación con aquellos niños que no recibieron ninguna dosis contra la influenza A (H3N2) y B influenza por separado. De hecho, los niños que no recibieron las 2 dosis de la vacuna durante una temporada anterior mostraron una probabilidad dos veces superior (2. 4 veces) de enfermarse de influenza A (H3N2) que los niños que recibieron las 2 dosis durante una temporada anterior.

Otros resultados resaltan aún más la importancia de la vacuna contra la influenza en los niños en el sentido de la inmunidad residual o a largo plazo que se obtiene después de la vacunación. Aparentemente, los niños que se vacunaron contra la influenza la temporada pasada pero que no lo hicieron durante la temporada del estudio se beneficiaron de la protección residual aportada por la vacuna. Las estimaciones puntuales de la EV de alrededor del 40 % se observaron en niños de 2 a 8 años previamente vacunados que no recibieron ninguna vacuna durante las temporadas en que se realizó el estudio. Esto se notó durante la primera temporada del estudio (2011-2012) cuando los componentes de la vacuna del año anterior no se habían cambiado como en el segundo año del estudio (2012-2013) cuando se cambiaron los componentes de influenza A (H3N2) e influenza B.

Estos resultados respaldan las recomendaciones actuales de los CDC y el ACIP sobre las dos dosis de la vacuna contra la influenza que necesitan los niños pequeños que se vacunan por primera vez. El estudio también refuerza la importancia de evaluar la EV contra la influenza entre los niños en el marco del historial y la preparación de vacunación previa.

Los niños menores de 5 años, en especial los menores de 2 años, corren un alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. Se calcula que más de 20 000 niños menores de 5 años son hospitalizados a causa de complicaciones por la influenza por año en los Estados Unidos. Los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 6 meses reciban una vacuna contra la influenza anual a fin de disminuir el riesgo de contraer la influenza y sus posibles complicaciones graves. Los niños de cualquier edad con ciertas afecciones de salud, que incluyen asma, diabetes, sistema inmunitario debilitado por cualquier motivo y trastornos neurológicos o del desarrollo neurológico, corren un mayor riesgo de presentar resultados graves a causa de la infección con influenza.

La actividad de la influenza es baja en los EE. UU. en este momento pero hay indicios tempranos de que la actividad está comenzando a aumentar. Se han distribuido más de 130 millones de dosis de la vacuna contra la influenza 2015-2016 hasta ahora durante esta temporada en los EE. UU. Aunque la efectividad de la vacuna contra la influenza puede variar, la vacunación es la mejor manera de protegerse de la enfermedad. Después de la vacunación, se necesitan alrededor de dos semanas para que la protección comience a funcionar de modo que ahora es el mejor momento para vacunarse.

Las recomendaciones sobre el control y la prevención de la influenza se publican todos los años. Las recomendaciones existentes están disponibles en Recursos de vacunación contra la influenza estacional para profesionales de la salud. Las recomendaciones actualizadas para la temporada 2015-2016 están disponibles en el sitio web de los CDC.

Para obtener más información sobre los niños y la influenza, visite Los niños, la influenza y la vacuna

El estudio está disponible en línea en el Pediatric Infectious Disease Journal

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA