Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Si bien un nuevo informe menciona los beneficios de la vacuna contra la influenza, más de la mitad de los estadounidenses siguen sin vacunarse

Beneficios de la vacunación contra la influenza

Durante la Semana Nacional de la Vacunación contra la Influenza, los CDC instan a todos los estadounidenses que aún no se han vacunado a que lo hagan.

12 de diciembre del 2013 - Un nuevo informe publicado hoy por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) durante la Semana Nacional de la Vacunación contra la Influenza (NIVW) destaca los beneficios que puede ofrecer la vacuna contra la influenza y calcula, de un modo aproximado, que la vacunación contra la influenza previno 79 000 hospitalizaciones y 6.6 millones de enfermedades la temporada pasada. El informe también pone de relieve lo grave que puede ser la influenza; e incluye un cálculo aproximado que indica que 381 000 estadounidenses fueron hospitalizados a causa de la influenza la temporada pasada. A pesar de los beneficios de la vacunación y la posible gravedad de la influenza, los CDC también anunciaron que hasta ahora se vacunó menos de la mitad de los estadounidenses. La agencia espera que esta información aliente a las personas que todavía no se han vacunado a que lo hagan antes de que comience la temporada de influenza 2013-2014.

Los datos sobre la repercusión del programa de vacunación contra la influenza 2012-2013 se publicaron en un Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) con fecha del 13 de diciembre del 2013. En este informe, los CDC utilizaron un modelo que se publicó por primera vez en junio de 2013 en PlosOne para calcular la cantidad de enfermedades relacionadas con la influenza (6.6 millones), las enfermedades con atención médica (3.2 millones) y las hospitalizaciones (79,000) que se pudieron prevenir la temporada pasada gracias a la vacunación contra la influenza. Además, el informe incluye cálculos aproximados de la cantidad de enfermedades relacionadas con la influenza (31.8 millones), enfermedades con atención médica (14.4 millones) y hospitalizaciones (381,000) que ocurrieron durante la temporada 2012-2013.

Estos son los mayores beneficios de la vacunación que se calcularon utilizando este modelo e implementándolo de manera retrospectiva hasta la temporada 2005-2006. Estas altas cifras se pueden atribuir en gran medida a la gravedad de la temporada. Esto se debe a que la vacunación previene más enfermedades durante temporadas con alta intensidad y menos, durante temporadas de menor intensidad, puesto que se pueden prevenir menos casos de influenza cuando la magnitud subyacente de la enfermedad es baja.

Estos cálculos aproximados representan una disminución del 17% en la cantidad de enfermedades y hospitalizaciones a causa de la influenza que podría haber ocurrido entre la población sin vacunar durante la temporada pasada. Según el informe, el mayor beneficio de la vacunación la temporada pasada se observó en aquellas personas más vulnerables a la influenza: los niños menores de 5 y los adultos mayores de 65 años. Se calculó que se previno alrededor del 69% de las hospitalizaciones entre niños de 6 meses a 4 años y personas mayores de 65. En estos dos grupos etarios se previno alrededor del 69% de las hospitalizaciones.

Por último, el informe indica que si bien la vacunación disminuyó sustancialmente las enfermedades relacionadas con la influenza la temporada pasada, se podrían observar mayores beneficios si aumentara la cobertura de vacunación y mejorara la efectividad de las vacunas existentes. El informe MMWR estima que si los niveles de vacunación hubieran alcanzado el objetivo del 70% según Healthy People 2020, se hubieran prevenido alrededor de 4.4 millones de enfermedades más, 1.8 millones de enfermedades con atención médica más y 30 000 hospitalizaciones más.

Los cálculos publicados hoy por los CDC son un ejemplo de los esfuerzos continuos que hace toda la agencia para evaluar mejor el impacto de las intervenciones de salud pública. Los CDC seguirán perfeccionando la metodología que usan para calcular el impacto de la vacuna contra la influenza mientras una agenda de investigación activa y continua sigue informando acerca del proceso. Hay información que indica que las cifras estimadas actuales en cuanto a la cantidad de hospitalizaciones que ocurren por año son bajas. Es probable que las próximas mejoras del modelo modifiquen los cálculos aproximados en el futuro.

Los CDC publicaron esta información conjuntamente con la NIVW, un evento que se realiza en todo el país entre el 8 y el 14 de diciembre del 2013. Los estimados anteriores de la cobertura de vacunación contra la influenza han demostrado que la actividad decae rápidamente después de finales de noviembre. La NIVW fue establecida por los CDC en 2005 con el objetivo de resaltar la importancia de la vacunación continua contra la influenza durante y después de la temporada festiva.

Los informes nacionales sobre la cobertura de vacunación a principios de la temporada, que también publicaron hoy los CDC, estiman que solo el 39.5% de las personas mayores de 6 meses recibieron la vacuna contra la influenza a principios de noviembre. Los cálculos anticipados de la temporada pasada indicaron que el 36.5% de las personas había informado que se había vacunado contra la influenza a principios de noviembre.

Otros informes de cobertura en línea indicaron que la vacunación entre embarazadas (40.7%) y proveedores de atención médica (62.9%) también sigue siendo casi igual a como fue en este periodo el año pasado. Respecto de los proveedores de atención médica, la agencia de nuevo notó que las altas tasas de vacunación se dieron entre los proveedores clínicos como farmacéuticos (89.9%) y médicos (84.3%), mientras que las tasas más bajas se observaron entre asistentes o ayudantes (49.2%) y proveedores de atención médica que trabajan en centros de cuidado a largo plazo (52.6%). Estos valores preliminares se calculan con base en los datos recogidos de encuestas realizadas por teléfono o en línea y están sujetos a algunas limitaciones. Los cálculos finales se realizarán después de que finalice la temporada de influenza.

Desde 2010, los CDC y el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) han recomendado la vacunación anual contra la influenza a todas las personas mayores de 6 meses, salvo raras excepciones. La vacunación es especialmente importante para personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves relacionadas con la influenza, incluyendo niños pequeños y las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, y las personas que padecen ciertas afecciones crónicas, como asma, diabetes y enfermedades cardiacas. Los CDC también recomiendan que los proveedores de atención médica se vacunen todos los años.

Los CDC recomiendan que los proveedores sigan ofreciendo las vacunas contra la influenza durante toda la temporada de influenza, que puede durar hasta fines de mayo. Hoy, la agencia resaltó la importancia de las constantes campañas de vacunación para ampliar la cobertura de vacunación, en especial en los grupos que no tienen al día sus niveles de cobertura. Asimismo, remarcó la importancia de las recomendaciones médicas y el ofrecimiento de vacunas como factor de motivación para que las personas se vacunen.

Si bien el informe MMWR se centró más en los beneficios de prevención de la vacunación, el importante mensaje que subyace en esta publicación es la alta carga de la enfermedad que puede causar influenza. Pese a que las temporadas de influenza varían en intensidad, la última temporada se caracterizó por presentar una gravedad moderada en términos generales, pero grave para los adultos mayores. El informe MMWR indica que aproximadamente 381 000 hospitalizaciones ocurrieron durante la temporada 2012-2013. Éste es el cálculo más alto en cuanto a la cantidad de hospitalizaciones relacionadas con la influenza en una sola temporada de influenza que se obtuvo utilizando este modelo, incluso durante la temporada 2009-2010, cuando se estima que hubo 290 000 hospitalizaciones durante la primera temporada de la pandemia de H1N1.

El cálculo de 381 000 también supera las "más de 200 000 hospitalizaciones relacionadas con la influenza" que se mencionan con frecuencia a raíz de que se dice que esta cifra se da todas las temporadas. Este cálculo surge de otro estudio que evaluó los datos obtenidos en la década de 1990. En ese estudio, los cálculos de las hospitalizaciones durante temporadas individuales pasaron de una cantidad baja de aproximadamente 158 000 hospitalizaciones en 1990-1991 a una cantidad alta de alrededor 431 000 hospitalizaciones durante 1997-1998, acentuando la extrema variabilidad que puede haber de una temporada a otra.

Conforme a los datos de los CDC, las hospitalizaciones durante la temporada 2012-2013 fueron impulsadas en gran parte por las altas tasas de hospitalización entre las personas mayores de 65 que se vieron afectadas fuertemente por la temporada predominante de influenza H3N2. En base a los datos sobre hospitalizaciones recopilados por la Red de Vigilancia de Hospitalizaciones por Influenza, la tasa de hospitalizaciones entre personas mayores de 65 fue de 182/100 000 durante la temporada 2012-2013. Los datos obtenidos por el mismo sistema de vigilancia mostraron que la tasa de hospitalizaciones entre personas mayores de 65 pasó de 14.2/100 000 a 75.9/100 000 durante las seis temporadas de influenza, desde la temporada 2005-2006 hasta la temporada 2011-2012. Durante la temporada 2009-2010, las tasas de hospitalizaciones entre personas mayores de 65 fueron relativamente bajas (31.6/100,000), quizás se deba a que muchas personas mayores contaban con algo de inmunidad preexistente al virus de la pandemia de influenza H1N1.

Algunos indicadores de gravedad también aumentaron la última temporada. Por ejemplo, los CDC registraron la mayor cantidad de casos de muerte de niños (169) relacionados con la influenza informados durante una temporada común (sin pandemia) desde que se comenzó a usar este tipo de informe en 2004. Según este informe, también aumentaron los cálculos aproximados de enfermedades y enfermedades con atención médica durante la temporada 2012-2013, pero están muy por debajo de las cifras registradas durante la temporada 2009-2010, en la que hubo aproximadamente 52 millones de enfermedades por la influenza y 24 millones de enfermedades con atención médica. Durante la temporada 2009-2010, las tasas de hospitalizaciones fueron más altas en niños de 6 meses a 7 años (71.7/100,000).

El informe MMWR de los CDC concluye con un recordatorio que dice que si bien no se puede predecir la duración de la actividad de la influenza, las semanas de mayor actividad han ocurrido entre enero y marzo, en el 90% de las últimas 20 temporadas. El último informe de vigilancia FluView señala que la temporada de influenza está por comenzar. Para los millones de estadounidenses que todavía no se han vacunado esta temporada, eso significa que todavía tienen tiempo de protegerse de la influenza. Existen varias opciones de vacunas contra la influenza para la temporada 2013-2014. Use el Buscador de vacunas de Healthmap para encontrar un lugar cercano donde vacunarse contra la influenza.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA