Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Los medicamentos antivirales contra la influenza continúan siendo infrautilizados en pacientes de alto riesgo

Los médicos y los pacientes de alto riesgo pueden ayudar a aumentar el uso de medicamentos antivirales contra la influenza

Un estudio realizado por los autores de los CDC publicaron hoy en el diario Enfermedades infecciosas que el 15 por ciento de pacientes con un alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza y con una enfermedad respiratoria aguda y que buscó atención médica dentro de los dos días desde la aparición de los síntomas recibió una prescripción para medicamentos antivirales contra la influenza. Este estudio destaca el hecho de que los medicamentos antivirales no se utilizan seriamente en pacientes de alto riesgo en ambientes ambulatorios.

Ciertas personas, incluyendo los niños menores de 2 años, los adultos mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y las personas con afecciones de salud crónica, como enfermedades cardiacas, diabetes y enfermedad del pulmón, tienen un alto riesgo de desarrollar complicaciones graves a causa de la influenza. Los estudios de observación han mostrado que los medicamentos antivirales contra la influenza pueden reducir las complicaciones de influenza graves, lo que incluye hospitalización y muerte. Los CDC recomiendan un tratamiento antiviral empírico cuanto antes para todos los pacientes de alto riesgo y gravemente enfermos con diagnóstico presunto de influenza sin esperar los resultados de las pruebas de diagnóstico. Idealmente, el tratamiento debe comenzar dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas, pero los estudios han demostrado que el tratamiento administrado posteriormente aún puede ser útil.

Esta nueva investigación sugiere que hay dos barreras principales para pacientes tratados con antiviral según lo recomendado. Uno, los pacientes de alto riesgo generalmente esperan hasta dos días después de la aparición de los síntomas para buscar atención y, dos, aun cuando los pacientes de alto riesgo se presentan temprano, los médicos no prescriben antivirales.

En este estudio, el 70 por ciento de pacientes de alto riesgo recibieron asistencia médica más de dos días después de la aparición de los síntomas. Los adultos de 65 años de edad y mayores fueron los que tuvieron menos probabilidades de buscar asistencia temprana (25 por ciento), mientras que las embarazadas (41 por ciento) y los niños menores de 2 años (37 por ciento) tuvieron más probabilidades de recibir atención dentro de las 48 horas.

Sin embargo, aunque los pacientes recibieron atención temprana, solo el 15 por ciento de los de alto riesgo con enfermedades respiratorias agudas en este estudio que consultaron a un médico al principio recibieron antivirales para la influenza. Aunque las recetas de antivirales aumentaron un 43 por ciento entre los pacientes de alto riesgo que recibían atención dentro de las 48 horas y que tenían influenza confirmada en laboratorio, muchos pacientes de alto riesgo que se podrían haber beneficiado por el tratamiento antiviral no se le recetaron estos medicamentos. (Todos los pacientes fueron sometidos a exámenes para detectar influenza como parte del estudio, pero la mayoría de los médicos no tenían acceso a los resultados de los exámenes de influenza).

Además, los niveles actuales de actividad de la influenza impactaron en las prácticas de prescripción de medicamentos antivirales. Durante la semana pico de actividad de la influenza en el estudio, la proporción de pacientes de alto riesgo que buscaban atención temprana y que tuvieron una prescripción de medicamentos antivirales aumentó un 31 por ciento, que fue alrededor de dos veces más en comparación con la proporción de medicamentos antivirales recetados durante las otras semanas. Sin embargo, incluso en el pico de la temporada de influenza, una proporción sustancial (42 por ciento) de pacientes de alto riesgo que buscaron asistencia temprana y tenían influenza confirmada por laboratorio no le recetaron una medicación antiviral.

Los médicos pueden educar a sus pacientes de alto riesgo sobre la búsqueda temprana de tratamiento cuando desarrollan síntomas similares a la influenza y pueden considerar ofrecer acceso a un tratamiento antiviral a través de líneas de triage telefónico donde las recetas se pueden otorgar por teléfono. (Ver herramienta para evaluación mediante comunicación telefónica con el consultorio médico de los CDC, que se puede utilizar para ayudar al personal del consultorio médico a realizar el triage de las llamadas de pacientes con síntomas similares a la influenza).

Los medicamentos antivirales actuales recomendados para la influenza (oseltamivir, zanamivir y peramivir) son la única terapia específica para la influenza aprobada por la FDA con actividad contra la circulación de los virus de influenza. Hasta este momento de la temporada de influenza, alrededor de dos tercios de los virus de influenza A (H3N2) que circula no han coincidido totalmente con los virus de la vacuna H3N2, y se redujo la eficiencia de la vacuna. Por lo tanto, el pronto tratamiento antiviral para personas recomendadas es especialmente importante durante la actual temporada de influenza.

CDC - Las recomendaciones antivirales para médicos están disponibles en el sitio web de los CDC.

El artículo está disponible en el diario Enfermedades infecciosas.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA