Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Brote de influenza canina (influenza del perro) en la zona de Chicago

Este sitio web está archivado para fines históricos y ya no se le realizan mantenimiento ni actualizaciones.

8 de abril de 2015 - Los CDC están al tanto de los informes sobre un brote de influenza canina (influenza del perro) en la zona de Chicago. La influenza del perro es una enfermedad respiratoria contagiosa que portan los perros pero no ocasiona enfermedades en los seres humanos. La vacuna contra esta enfermedad en los perros ha estado disponible desde 2009. Los CDC recomiendan que las personas que estén preocupadas por la influenza del perro hablen con el veterinario.

Los síntomas de infección con influenza canina incluyen tos, secreción nasal y fiebre; sin embargo, no todos los perros los presentan. La gravedad de la enfermedad asociada a la influenza canina puede variar desde la ausencia de síntomas hasta una condición grave que resulte en neumonía y, a veces, la muerte. Hay pruebas disponibles para determinar si un perro está infectado, y su veterinario podrá decirle si es adecuado realizar la prueba. Usted y su veterinario también pueden ver si es necesario vacunar a su perro contra la influenza canina.

La influenza canina es ocasionada por el virus de la influenza A (H3N8), el cual está estrechamente relacionado con un virus de la influenza que se ha detectado en caballos durante más de 40 años. Los expertos creen que este virus de la influenza equina cambió de tal forma hasta adquirir la capacidad de infectar a los perros. Las primeras infecciones con influenza canina a causa de estos virus se informaron en 2004, inicialmente en galgos. Actualmente, este virus se considera como un linaje del virus de la influenza A (H3N8) específico de perros. Prácticamente todos los perros pueden ser susceptibles a la infección; y la enfermedad tiende a propagarse entre los perros alojados en perreras y refugios.

Hasta ahora, no hay pruebas que demuestren la existencia de contagio de influenza canina de perros a personas y, además, no se ha informado ni un solo caso de infección en seres humanos con el virus de esta enfermedad.

Para obtener más información sobre la influenza canina, visite:

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA