Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Actualización sobre la influenza aviar H7N8

Este sitio web está archivado para fines históricos y ya no se le realizan mantenimiento ni actualizaciones.

19 de enero del 2016 - El 15 de enero del 2016, el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (APHIS) del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) informó sobre la detección del virus H7N8 de la influenza aviar altamente patógena (HPAI) en una bandada de pavos para la venta en el condado de Dubois, Indiana. Posteriormente, el APHIS informó sobre la detección del virus H7N8 de la influenza aviar de baja incidencia patógena (LPAI) entre 8 bandadas de pavos cercanas*. Existen nueve subtipos conocidos de virus H7 de la influenza aviar (H7N1, H7N2, H7N3, H7N4, H7N5, H7N6, H7N7, H7N8 y H7N9); la mayoría de estos eran virus LPAI (forma de baja incidencia patógena de la influenza aviar). El H7N8 LPAI ha sido detectado anteriormente en actividades de vigilancia en aves silvestres en los EE. UU. pero esta es la primera vez que el virus H7N8 HPAI se detecta en aves de corral.

Los virus de la influenza aviar se clasifican como de baja incidencia patógena o altamente patógenos según las características moleculares del virus y su capacidad de provocar enfermedades y causar la muerte a los pollos en un laboratorio. La infección de las aves de corral con los virus de la LPAI puede causar una enfermedad leve (como plumas despeinadas y reducción de la producción de huevos) o ninguna enfermedad, y puede no ser detectada. La infección de aves de corral con virus HPAI puede provocar una enfermedad grave con alta mortalidad. Tanto los virus HPAI como los LPAI pueden diseminarse rápidamente entre las aves de corral. Los virus de la influenza cambian constantemente y se conoce que los virus H7 de la LPAI se transforman rápidamente en virus HPAI.

Evaluación de riesgos de los CDC

Las infecciones en seres humanos con los virus de la influenza aviar son poco comunes pero pueden ocurrir. Las infecciones en seres humanos con los virus de la influenza aviar han ocurrido con mayor frecuencia después de que hubiera contacto cercano sin protección con aves infectadas o con las excreciones/secreciones de aves infectadas (por ej., heces, líquidos por vía oral). Las aves infectadas diseminan el virus a través de su saliva, secreciones nasales y heces. Las infecciones en los seres humanos con los virus de la influenza aviar pueden ocurrir cuando una suficiente cantidad de virus entra a través de los ojos, la nariz o la boca de una persona, o por medio de la inhalación. Esto pasa cuando el virus está presente en el aire (en gotitas o quizás en polvo) y una persona lo inhala o cuando esta persona toca algo que contiene el virus y luego se toca la boca, los ojos o la nariz. Las infecciones en seres humanos con los virus de la influenza aviar no se han producido por comer aves de corral o productos de aves de corral correctamente cocinados.

Hasta ahora no se han registrado infecciones en seres humanos con los virus H7N8 de la influenza aviar a nivel mundial; sin embargo, otros virus H7 de la influenza aviar han sido contraídos en personas de forma esporádica, incluidos los virus H7 LPAI y HPAI. Las infecciones por el virus H7 en humanos han sido asociadas a una amplia gama de enfermedades que van desde conjuntivitis solamente a enfermedades similares a la influenza, a enfermedades respiratorias graves.

En este momento, los CDC consideran que estos virus H7 representan un bajo riesgo para el público en general; no obstante, es posible que se produzcan infecciones en seres humanos con estos virus puesto que otros virus H7 de la influenza aviar A han causado infecciones en humanos. El riesgo depende de la exposición. Las personas que han tenido contacto cercano o prolongado sin protección a aves infectadas o entornos contaminados tienen mayor probabilidad de correr un alto de infección. Es importante recalcar que esta es una situación que evoluciona con cierta incertidumbre. La evaluación del riesgo para la salud pública y las recomendaciones relacionadas pueden cambiar.

Recomendaciones de los CDC

Los CDC recomiendan las mismas medidas de protección para los brotes de H7N8 HPAI en las aves que se dieron para los brotes domésticos de H5 HPAI que ocurrieron a finales de 2014 y 2015. Esto es consecuente con las directrices para la exposición a los nuevos virus de la influenza con potencial de causar enfermedad grave en los seres humanos. Cualquier persona que haya estado expuesta a aves infectadas o entornos posiblemente contaminados debería ser monitoreada por si presenta signos y síntomas de enfermedad durante 10 días después de la última exposición posible, incluso si la exposición a las aves enfermas fue mínima o si no se usó correctamente el equipo de protección personal (EPP). La mayoría de los signos y síntomas de las infecciones por la influenza aviar en los seres humanos coinciden con los de otras enfermedades respiratorias (como la influenza estacional). Los CDC han desarrollado hojas informativas para el personal que trabaja durante los brotes de influenza, propietarios de aves de corral o personas que trabajan con ellas y que experimentan brotes de influenza aviar y  personas que viven cerca de las áreas afectadas y que podrían tener preguntas o inquietudes acerca de la situación. No hay recomendaciones para que las personas expuestas sin síntomas de enfermedad limiten las actividades de rutina o el contacto con otras personas durante el periodo de vigilancia de 10 días. Las personas expuestas que presenten síntomas compatibles con la infección por el virus de la influenza aviar deberían limitar las actividades de rutina y el contacto con otras personas lo más que puedan hasta que completen las pruebas para determinar la causa de la enfermedad.

Las directrices para médicos y profesionales de la salud en los EE. UU. sobre el seguimiento, la recolección de muestras, el procesamiento, las pruebas y el tratamiento adecuados están disponibles en https://www.cdc.gov/flu/avianflu/healthprofessionals.htm. Los CDC actualmente recomiendan los medicamentos antivirales contra la influenza oseltamivir, peramivir o zanamivir para trata la infección en seres humanos por los virus de la influenza aviar. Los médicos deberían recetar medicamentos antivirales para el tratamiento de personas que se enferman y tienen síntomas específicos, y que estuvieron expuestas a la influenza aviar y no esperaron los resultados de las pruebas.

El Departamento de Salud del Estado de Indiana está implementando un plan de monitoreo de salud pública para la HPAI (que incluye el monitoreo de los equipos de respuesta a la influenza aviar y otras personas expuestas a aves infectadas por los virus de la HPAI y LPAI) con el fin de facilitar la identificación oportuna de posibles infecciones en seres humanos con estos virus así como la evaluación médica rápida y el tratamiento si es necesario, y de reducir las oportunidades de una diseminación continua.

El APHIS del USDA está implementando el plan de preparación y respuesta a la HPAI [509 KB, 19 páginas] publicado en septiembre de 2015.

*También se está despoblando una 10ta granja con posible contaminación con el virus H7N8 LPAI, aún sin confirmar.

# # #

Información de contacto:

Teléfono del Centro de Recursos Epidemiológicos del Departamento de Salud del Estado de Indiana: 317-233-7125

Los signos y síntomas a los que hay que prestarle atención incluyen: fiebre (temperatura de 100ºF [37.8ºC] o superior) o sensación de fiebre, tos, dolor de garganta, congestión o goteo nasal, dolores musculares o corporales, dolores de cabeza, enrojecimiento de los ojos (o conjuntivitis), dificultad para respirar. También puede haber diarrea, náuseas, vómitos, cansancio, convulsiones o sarpullido.

Hay más información sobre la influenza aviar en https://www.cdc.gov/flu/avianflu/index.htm.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA