Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Laos y Nicaragua protegen de la influenza a personas de alto riesgo, con ayuda de la coalición de donantes y los CDC

En Laos, una mujer embarazada recibe la vacuna inyectable contra la influenza estacional.

En Laos, una mujer embarazada recibe la vacuna inyectable contra la influenza estacional.

Se espera que la actividad de la influenza aumente en breve en partes del sureste de Asia y América Central.

Esta temporada, gracias a una creciente coalición de donantes y la mediación de los CDC, Laos puede vacunar contra la influenza estacional por segundo año consecutivo y Nicaragua amplía su programa de vacunación contra la influenza para incluir a las mujeres embarazadas.

Este proyecto de vacunación contra la influenza proporcionado por los CDC comenzó el año pasado con la donación de vacunas contra la influenza que recibió Laos de parte de Walgreens Company. Este año, a Walgreens Co. se unieron otros donantes que incluyen bioCSL, el Departamento de Defensa de los EE. UU., Becton, Dickinson and Company y UPS. El equipo de donantes ha proporcionado vacunas contra la influenza y suministros auxiliares, recortó los costos de envío de Laos y Nicaragua de modo que mantengan y amplíen sus programas de vacunación contra la influenza estacional y brindaron asesoramiento invaluable a Uganda para que establezca un programa de vacunación contra la influenza en el futuro.

En Laos, se está vacunando a mujeres embarazadas, trabajadores de los cuidados de salud, principales funcionarios de gobierno y personas mayores de 50 años. La vacuna se está distribuyendo en las diecisiete provincias, fundamentalmente a través de los hospitales provinciales y de distrito.

El año pasado, en apenas más de dos semanas, se administró más del 90 por ciento de las vacunas contra la influenza en todo el país. Luego de la campaña de vacunación, Laos recopiló sus propios datos sobre los eventos adversos posteriores a la inmunización. Esto se llevó a cabo con la ayuda de estudiantes del programa de Capacitación en Epidemiología de Campo de Laos que realizaron encuestas después de la vacunación y analizaron las respuestas como parte de un módulo de capacitación en evaluación de campo que estuvo guiado por los CDC y la Organización Mundial de la Salud. Los datos de la evaluación indican que no hubo eventos adversos graves, solo se registraron algunos moderados posterior a la vacunación. Además, la vacuna se aceptó ampliamente y la gran mayoría de las personas dijo que se había vacunado de nuevo contra la influenza. (Las vacunas contra la influenza se han usado durante décadas en los Estados Unidos y otros países y se ha demostrado que son seguras y provocan eventos adversos graves en raras ocasiones; sin embargo, los datos específicos de Laos son importantes para el Gobierno de ese país para tomar futuras decisiones sobre la administración de la vacuna en su territorio).

¿Sabía que la influenza puede ser muy grave, especialmente para las mujeres embarazadas? Los cambios que se producen en el sistema inmunitario y en las funciones del corazón y los pulmones durante el embarazo hacen que las mujeres embarazadas sean más propensas a desarrollar una enfermedad grave a causa de la influenza. Las enfermedades graves en madres embarazadas también pueden ser peligrosas para el feto, ya que aumentan la posibilidad de problemas graves como el parto prematuro.

Cuando una mujer embarazada se vacuna contra la influenza, puede pasarle los anticuerpos a su bebé en proceso de gestación y así protegerlo por hasta 6 meses después del nacimiento.

Este año, cuando una mujer embarazada se vacune contra la influenza, el enfermero le entregará una tarjeta y le pedirá que la traiga a la clínica cuando esté por dar a luz. De esta manera, se registrará el peso del bebé junto con el estado de vacunación de la madre contra la influenza. En un país donde los registros médicos son escasos y a menudo incompletos, esto le proporcionará a Laos datos indispensables en cuanto a la importancia que tiene la vacunación contra la influenza estacional para la salud de las madres y sus bebés.

En Nicaragua, la vacuna contra la influenza complementa la vacuna adicional que compró el Gobierno del mencionado país. Por lo general, Nicaragua destina las vacunas contra la influenza a niños y trabajadores del sector de la salud; pero este año, gracias a la donación, Nicaragua podrá ampliar el programa de vacunación contra la influenza estacional e incluir a las mujeres embarazadas.

Las vacunas contra la influenza se están distribuyendo a través de la red de puntos de vacunación que ya existe en el país. Al igual que Laos, Nicaragua ya cuenta con sus propios datos sobre eventos adversos, pero piensa realizar un seguimiento de las mujeres embarazadas vacunadas cuando den a luz.

Además de los donantes de este año y los CDC, otros socios han desempeñado un papel fundamental para que la donación, el envío y la administración de la vacuna contra la influenza fuera un éxito esta temporada. Esos socios incluyen la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Revolving Fund de OPS, la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), la Organización Mundial de la Salud y la Fundación de los CDC.

Como parte de su misión, el Programa Internacional de la División de Influenza de los CDC asiste a países en el establecimiento de sus programas de vigilancia y vacunación contra la influenza, y presta especial atención a la consiguiente autosostenibilidad. Las donaciones le brindan a los ministerios de salud de escasos recursos la oportunidad de demostrar la importancia de la inmunización contra la influenza, mientras asumen paulatinamente la responsabilidad de sostener el programa usando los recursos del país. Esta "prueba de concepto" se demostró en Laos en abril de 2012 y, de nuevo esta temporada.

Además de prevenir la influenza estacional, los países que cuentan con programas de vacunación contra este tipo de influenza generalmente están mejor preparados para responder con vacunas durante una pandemia usando canales de distribución de vacunas y puntos de administración comprobados.

Lea el informe anual 2011 de las actividades a nivel internacional de la División de Influenza de los CDC y obtenga más información sobre el trabajo que llevan adelante los CDC junto con amplia variedad de socios internacionales, incluyendo la Organización Mundial de la Salud, los ministerios nacionales de salud y otros, para desarrollar la capacidad de responder ante una influenza pandémica y prevenir y controlar la influenza estacional.

Recursos adicionales

Para obtener más información sobre el programa de vacunación contra la influenza del año pasado de Laos, lea La República Democrática Popular de Laos lanza un programa de vacunación contra la influenza estacional.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA