Estudio colaborativo de los CDC: Capacidad global mejorada para la vigilancia de la influenza

Laboratorio internacional de influenza y trabajo de vigilancia.

Laboratorio internacional de influenza y trabajo de vigilancia.

Un estudio realizado por los autores de los CDC que se publicó hoy en Emerging Infectious Diseases reveló que los esfuerzos para el desarrollo de las capacidades impulsados por los CDC a nivel internacional durante un lapso de 10 años (2004-2013) mejoraron significativamente la capacidad de los países extranjeros para realizar la vigilancia de la influenza y detectar las amenazas virológicas emergentes. Los investigadores analizaron los datos de la vigilancia y los indicadores de evaluación del programa de 35 países. Los principales hallazgos mostraron un importante aumento en las capacidades de vigilancia centinela y de laboratorio, las cuales son imprescindible para conocer qué cepas del virus del influenza circulan en el mundo, detectar la aparición de la nueva influenza, identificar los virus para la selección de las vacunas y determinar la epidemiología de la enfermedad respiratoria. Otros hallazgos destacaron el adelanto que se logró en la calidad de las pruebas de detección de la influenza, los aportes globales a la selección de la cepa para la vacuna y el alcance que los países creen que tuvo el programa con respecto a su capacidad para recopilar y reportar los datos a FluNet de la OMS y para prepararse para la pandemia de influenza A(H1N1) (pH1N1) 2009.

De los 39 países que se asociaron a los CDC para mejorar las capacidades de vigilancia de la influenza, 36 (92 %) celebraron el acuerdo de cooperación sostenible de 5 años de los CDC. La cantidad de países que llevan adelante la vigilancia virológica de rutina de la influenza aumentó de 19, cuando comenzó el programa de fortalecimiento de capacidades, a 35 en 2013. Todos los laboratorios nacionales, que reciben apoyo a través del programa, ahora utilizan la prueba RT-PCR en tiempo real como el principal método para detectar los virus de la influenza en circulación.  La proporción de países que comunican los datos a FluNet de la OMS durante más del 90 % de las semanas por año aumentó considerablemente durante la temporada 2004-2013. Entre los 35 países que respondieron, 26 implementaron el programa de fortalecimiento de capacidades antes de que apareciera el brote de pH1N1 y muchos creyeron que el fortalecimiento de capacidades jugó un rol crítico o importante en su respuesta ante una pandemia. Otras capacidades clave que se describieron fueron la habilidad para interpretar las tendencias estacionales, el establecimiento de laboratorios de diagnóstico subnacionales y el desarrollo de sistemas para compartir información entre los laboratorios y los centros de vigilancia centinela. En general, el 97 % de los países manifestaron que podían, en mayor o menor medida, satisfacer sus necesidades a través del programa.

El programa de 10 años se administró mediante un acuerdo de cooperación entre los CDC y el ministerio de salud de un país o agencia de salud nacional equivalente. Los primeros 5 años del enfoque escalonado del programa se centraron en el desarrollo de capacidades; en los siguientes 5 años, el apoyo financiero provisto por los CDC se redujo paulatinamente con la finalidad de lograr que el apoyo financiero a los sistemas de vigilancia de rutina pase a manos de los países. El programa, mediante el mecanismo de acuerdo de cooperación, brindó apoyo de 3 maneras: otorgando fondos para equipos, materiales y personal contratado localmente; organizando capacitaciones prácticas y seguimiento técnico a largo plazo con personal nacional; y proporcionando evaluaciones estandarizadas y participativas de los laboratorios de influenza nacionales, los sistemas de vigilancia y las capacidades centrales para la preparación ante una pandemia de influenza, cada una con recomendaciones técnicas específicas.

La tarea de fortalecimiento de capacidades se centra en dos sistemas clave para la preparación para la influenza: diagnósticos de laboratorio de rutina para detectar los virus de la nueva influenza y de la influenza estacional, y vigilancia centinela de rutina para enfermedades similares a la influenza (ILI, por sus siglas en inglés) e infecciones respiratorias agudas (SARI, por sus siglas en inglés).

Para obtener más información sobre la vigilancia global de la influenza, visite: https://www.cdc.gov/flu/international/index.htm.

El estudio está disponible en línea en Emerging Infectious Diseases

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.