Los niños y los medicamentos antivirales contra la influenza

Medicamentos antivirales

Si bien los CDC recomiendan la vacuna anual contra la influenza como la primera medida y la más importante para la prevención de la influenza, también existen medicamentos que sirven para tratar esta enfermedad.  Estos "medicamentos antivirales" son una opción de tratamiento importante para niños con presunta infección por el virus de la influenza o con influenza confirmada.

Los medicamentos antivirales para niños vienen en presentación de pastillas, solución líquida, polvo para inhalar o solución intravenosa. Ayudan a combatir la influenza evitando que los virus de esta se reproduzcan en su cuerpo. Los medicamentos antivirales deben ser recetados por un médico, no están disponibles sin prescripción médica. Para el tratamiento, el uso de medicamentos antivirales contra la influenza debería iniciarse dentro de los 2 días después del inicio de la enfermedad; no obstante, igual se han observado beneficios clínicos cuando el tratamiento antiviral en niños con alto riesgo de tener complicaciones por la influenza o que están hospitalizados es iniciado 2 días después de la aparición de la enfermedad. Si un niño contrae influenza, los medicamentos antivirales son una opción de tratamiento segura y eficaz.

Los medicamentos antivirales contra la influenza solo funcionan contra los virus de la influenza; no lo ayudarán contra otros virus que pueden causar síntomas de enfermedades similares a la influenza.

Beneficios del tratamiento antiviral de la influenza

Los medicamentos antivirales contra la influenza pueden aliviar los síntomas de la influenza y acortar la duración de la enfermedad. Los medicamentos antivirales funcionan mejor si se comienzan a tomar inmediatamente después de que la persona se enferma (dentro de los dos días de la aparición de los síntomas). El tratamiento temprano de la influenza con medicamentos antivirales también ha demostrado eficacia en reducir la incidencia de las infecciones de oído y la necesidad de que se administren antibióticos en niños de entre 1 año y 12 años de edad. El tratamiento con medicamentos antivirales también puede disminuir las complicaciones relacionadas con la influenza  de mayor gravedad, tales como la neumonía y las hospitalizaciones. Los estudios realizados en adultos y niños indican que el tratamiento de pacientes hospitalizados puede ser beneficioso para prevenir la insuficiencia respiratoria y la muerte.

Los CDC y la American Academy of Pediatrics  (AAP) recomiendan utilizar cuanto antes los medicamentos antivirales para tratar la influenza confirmada o presunta en niños con enfermedad grave, compleja o progresiva, o en personas hospitalizadas con influenza confirmada o presunta. También se recomienda la iniciación temprana del tratamiento con antivirales para niños que corren riesgo alto de presentar complicaciones graves por la infuenza y que estén cursando una infección por el virus de la influenza o una presunta infección por la enfermedad, independientemente de cuál sea su gravedad. Los niños con riesgo alto de presentar complicaciones por la influenza incluyen niños menores de 5 años (en especial aquellos que tienen menos de 2 años) y niños de cualquier edad con ciertas afecciones crónicas como asma, diabetes o enfermedades cardiacas o pulmonares. Para obtener más información sobre las recomendaciones de la AAP, visite Red Book Online de la AAP: página de recursos sobre la influenzaícono de sitio externo.

 Arriba

Medicamentos antivirales contra la influenza aprobados para niños

Cómo mezclar las cápsulas de Oseltamivir

Si el proveedor le receta oseltamivir en cápsulas a su hijo y el pequeño no puede tragarlas, puede abrir las cápsulas que le indicaron, mezclarlas con alguna bebida dulce espesa y darle el medicamento de esa manera.

Hay cuatro medicamentos antivirales aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. y recomendados por los CDC para niños durante la temporada de influenza 2019-2020:

  • Oseltamivir (disponible en la versión genérica o con el nombre comercial Tamiflu®) está aprobado para el tratamiento de la influenza en niños a partir de las 2 semanas de vida en adelante. El oseltamivir oral viene en forma de píldoras y líquido. Aunque cabe destacar que el uso de oseltamivir oral para el tratamiento de la influenza en bebés de menos de 14 días de vida no forma parte de las indicaciones aprobadas por la FDA.
  • Zanamivir (nombre comercial Relenza®) está aprobado para el tratamiento de la influenza en niños a partir de los 7 años de edad en adelante. No se recomienda usarse en niños con enfermedad respiratoria subyacente, como el asma y otras enfermedades pulmonares crónicas.  El zanamivir para inhalar se administra a través de un inhalador especial (Diskhaler®).
  • Peramivir (nombre comercial Rapivab®) se administra por vía intravenosa y es recomendado para niños de 2 años de edad en adelante.
  • Baloxavir (nombre comercial Xofluza®) es una pastilla que se administra vía oral en una sola dosis y está aprobada para el tratamiento ambulatorio temprano en niños con influenza a partir de los 12 años de edad en adelante.

 Arriba

Efectos secundarios de los medicamentos antivirales

Los efectos secundarios son diferentes en cada medicamento. Los efectos secundarios más comunes del oseltamivir son náuseas y vómitos. El Zanamivir puede causar dificultad para respirar en aquellas personas con enfermedades pulmonares subyacentes y el Peramivir puede provocar diarrea. También se reportaron otros efectos secundarios menos comunes. Su proveedor de atención médica puede brindarle más información acerca de estos medicamentos o puede visitar el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)ícono de sitio externo  para obtener información específica acerca de los medicamentos antivirales, incluido el prospecto del fabricante.

Si su hijo contrae la influenza

El proveedor de atención médica de su hijo puede ayudar a decidir si su hijo debería tomar medicamentos antivirales en el caso de que contraiga la influenza esta temporada. Los signos y síntomas de la influenza incluyen fiebre, dolor de cabeza, cansancio extremo, tos seca, dolor de garganta, secreción o congestión nasal y dolor muscular. Cabe destacar que algunos niños con influenza no tienen fiebre.

Para obtener más información sobre los medicamentos antivirales contra la influenza, visite Tratamiento - Medicamentos antivirales.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.