Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Cobertura de vacunación contra la influenza entre mujeres embarazadas, Estados Unidos, temporada de influenza 2015-16


Figura 1. Tendencia de la cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo y prevalencia del hecho de que los proveedores ofrezcan/recomienden la vacuna o que no lo hagan, entre las mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2010-11 a 2015-2016

Las mujeres embarazadas y los bebés corren mayor riesgo de presentar complicaciones y hospitalizaciones por la influenza. La vacunación contra la influenza puede reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la influenza en mujeres embarazadas y sus bebés (1). Desde el 2004, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomienda que todas las mujeres que están o planean estar embarazadas durante la temporada de influenza se vacunen, independientemente del trimestre en curso (1).

Para evaluar la cobertura de vacunación contra la influenza entre mujeres embarazadas durante la temporada de influenza 2015-16, los CDC analizaron los datos de una encuesta de panel por Internet que se realizó entre el 29 marzo y el 7 de abril del 2016. Este informe ofrece una estimación de cuántas mujeres embarazadas se colocaron la vacuna hacia finales de la temporada de influenza 2015-16. Puede haber diferencias de al menos cinco puntos porcentuales entre las estimaciones (más abajo hay detalles disponibles acerca de la metodología).

Hallazgos clave

  • A principios de abril del 2016, la cobertura de vacunación contra la influenza entre mujeres embarazadas (antes y durante el embarazo) fue del 49.9%.
    • El 14.1% se vacunó antes del embarazo y el 35.8% durante el embarazo.
  • La cobertura total de vacunación fue similar a las de las temporadas de influenza 2014-15 (50.3%), 2013-14 (52.2%) y 2012-13 (50.5%) y superior a la de la temporada 2010-11 (44%).
  • La mayoría de las mujeres embarazadas (99.4%) reportó haber consultado al médico u otro profesional de la salud al menos una vez desde el 1 de julio del 2015. Entre estas mujeres, el 67.6% reportó que un médico u otro profesional de la salud le había recomendado u ofrecido la vacuna, un 12.5% recibió solo una recomendación pero no le ofrecieron la vacuna y a un 19.9% ni le ofrecieron ni le recomendaron la vacuna contra la influenza.
    • La proporción de mujeres embarazadas que reportaron que un proveedor les recomendó y ofreció la vacunación fue similar a la de las tres temporadas anteriores.
  • Las mujeres embarazadas a las que un médico u otro profesional de la salud les recomendó y ofreció la vacunación tuvieron más probabilidades de acceder a la vacuna con respecto a las mujeres a las que se la recomendaron pero no se la ofrecieron o, a las que no recibieron recomendación.
    • La cobertura de vacunación autoinformada entre estas mujeres fue del 63.4%, 37.5% y 12.8%, respectivamente.

Conclusión/recomendación:

La implementación de las normas para las prácticas de inmunización en adultos (3), según las cuales todos los proveedores de atención médica deben evaluar, recomendar, administrar o derivar para su administración y documentar las vacunaciones, puede reducir la cantidad de oportunidades de vacunación que se pierden y aumentar la cobertura de vacunación entre las mujeres embarazadas.

¿Quién fue vacunado?

Cobertura por grupo etario

  • No se registraron diferencias en la cobertura de vacunación por edad en la temporada de influenza 2015-16.
    • La cobertura de vacunación entre mujeres embarazadas de entre 18 y 24 años aumentó del 44.1% en la temporada 2014-15 al 49.4% en la temporada 2015-16, y la cobertura entre mujeres de 35 a 49 años disminuyó de un 61.9% en la temporada 2014-15 a un 51.2% en la temporada 2015-16 entre mujeres de 35 a 49 años. La cobertura fue similar en 2014-15 y en 2015-16 entre mujeres de 25 a 34 años.
Figura 2. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por edad. Encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por raza/etnia

  • No se registraron diferencias en la cobertura de vacunación por raza/etnia en la temporada de influenza 2015-16.
    • La cobertura de vacunación entre mujeres embarazadas de raza negra aumentó de un 38.9% en la temporada 2014-15 a un 49.4% en la temporada 2015-16. La cobertura en las temporadas 2014-15 y 2015-16 fue similar en las mujeres de todos los grupos raciales/étnicos.
Figura 3. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por raza/etnia, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por educación

  • En la temporada de influenza 2015-16, la cobertura de vacunación fue más baja entre las mujeres embarazadas con un nivel educativo inferior a universitario (46.5%) y más alta entre las mujeres con título universitario (52.6%) o superior (58.2%).
    • La cobertura de vacunación entre las mujeres con un título superior al universitario se redujo de un 64.7% en la temporada 2014-15 a un 58.2% en la temporada 2015-16. La cobertura en las temporadas 2014-15 y 2015-16 fue similar en todas las categorías de educación.
Figura 4. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por educación. Encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por tipo de seguro médico

  • En la temporada de influenza 2015-16, las mujeres que reportaron tener un seguro privado únicamente (incluido el militar) durante el embarazo, registraron una cobertura de vacunación más alta (53.5%) que las mujeres embarazadas que dijeron tener cualquier tipo de seguro médico público (46.8%) y quienes reportaron no tener seguro médico (14.9%).
    • La cobertura de vacunación entre las mujeres sin seguro médico se redujo de un 27.5% en la temporada 2014-15 a un 14.9% en la temporada 2015-16. La cobertura entre las mujeres con seguro médico privado y público fue similar en las temporadas 2014-15 y 2015-16
    • Muy pocas mujeres embarazadas reportaron no tener seguro médico (aproximadamente un 2% en la temporada 2015-16).
Figura 5. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por tipo de seguro médico. Encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por índice de pobreza

  • En la temporada 2015-16, las mujeres embarazadas que vivían por encima del nivel de pobreza registraron una cobertura de vacunación más alta (52%) en relación con las mujeres que vivían por debajo del nivel de pobreza (43.1%).
    • La cobertura de vacunación entre las mujeres por debajo del nivel de pobreza aumento del 37.4% en la temporada 2014-15 al 43.1% en la temporada 2015-16.
Figura 6. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por nivel de pobreza. Encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por otras afecciones de alto riesgo

  • En la temporada de influenza 2015-16, las mujeres embarazadas con una afección de alto riesgo (además del embarazo), que las hacía más propensas a presentar un cuadro de influenza grave, registraron una tasa de vacunación más alta (55.6%) que las mujeres que no tenían otras afecciones de alto riesgo (45.7%).
    • Estos resultados fueron similares para las temporadas 2014-15 y 2015-16.
Figura 7. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por afecciones de riesgo además del embarazo‡. Encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por cantidad de consultas al proveedor desde julio*

  • En la temporada de influenza 2015-16, las mujeres embarazadas con más de 10 consultas a un proveedor de atención médica desde julio del 2015 registraron una cobertura de vacunación más alta (55.7%) que las mujeres que hicieron de 6 a 10 consultas (50%) y de 1 a 5 consultas (39.5%).
    • La cobertura de vacunación entre las mujeres con 6 a 10 consultas al proveedor disminuyó de un 55.1% en la temporada 2014-15 a un 50% en 2015-16
Figura 8. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por cantidad de visitas al proveedor, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por recomendación y ofrecimiento de la vacuna por parte del proveedor de atención médica*

  • La mayoría de las mujeres embarazadas (99.4%) reportaron haber consultado al médico u otro profesional de la salud al menos una vez desde el 1 de julio del 2015. Entre estas mujeres, el 67.6% reportó que el médico u otro profesional de salud le recomendó y ofreció la vacuna contra la influenza, el 12.5% recibió solo una recomendación pero no le ofrecieron la vacuna, y al 19.9% ni le recomendaron ni le ofrecieron la vacuna contra la influenza. Estos resultados fueron similares para la temporada de influenza 2014-15. ( Tabla 1 [245 KB, 3 páginas] )
  • En la temporada de influenza 2015-16, la cobertura de vacunación entre las mujeres embarazadas alcanzó su nivel más alto (63.4%) entre las mujeres que reportaron que su médico u otro proveedor les había recomendado y ofrecido la vacuna.
    • Entre las embarazadas que dijeron que su médico u otro profesional de la salud solo le recomendó la vacuna pero no se las ofreció, el 37.5% estaba vacunada.
    • De las mujeres embarazadas que manifestaron que ni su médico ni otro profesional de la salud les recomendó vacunarse, solo el 12.8% lo hizo.
  • De las mujeres en la temporada 2015-16 que reportaron que su proveedor les había recomendado la vacuna, pero no se las había ofrecido, el 50.9% fue derivado§ a algún lugar para vacunarse.
    • De estas mujeres que fueron derivadas a otro lado, el 47.3% se vacunó, contra el 27.3% de mujeres a las que su proveedor les recomendó la vacuna pero no las derivó.
  • La relación entre la cobertura de vacunación de las mujeres embarazadas y el hecho de si recibieron una recomendación u oferta de vacunación por parte de un proveedor de atención médica fue similar en la temporada 2015-16 y la temporada 2014-15.
  • El porcentaje de mujeres embarazadas a las que un proveedor les recomendó u ofreció la vacuna [233 KB, 3 páginas] varió según las características demográficas.
Figura 9. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por recomendación y ofrecimiento de la vacuna por parte del proveedor, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por actitud respecto de la efectividad de la vacuna contra la influenza||

  • En la temporada de influenza 2015-16, las mujeres embarazadas con una actitud positiva con respecto a la efectividad de la vacuna contra la influenza registraron una cobertura más alta (61.8%) que las mujeres con una actitud negativa con respecto a la efectividad de la vacuna contra la influenza (8%).
    • Estos resultados fueron similares para las temporadas 2014-15 y 2015-16.
Figura 10. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por actitud con respecto a la efectividad de la vacuna contra la influenza||, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura por actitud respecto a la seguridad de la vacuna contra la influenza

  • En la temporada 2015-16, las mujeres embarazadas que tenían una actitud positiva frente a la seguridad de la vacuna registraron una cobertura de vacunación más alta (62.8%) que las mujeres con una actitud negativa con respecto a la seguridad de la vacuna contra la influenza (12.2%).
    • Estos resultados fueron similares para las temporadas 2014-15 y 2015-16.
Figura 11. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por actitud con respecto a la seguridad de la vacuna contra la influenza¶, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Cobertura según la actitud respecto a la infección por el virus de la influenza**

  • En la temporada 2015-16, las mujeres embarazadas que manifestaron preocupación acerca de la infección por el virus de la influenza registraron una cobertura de vacunación más alta (54%) en relación con las mujeres que no manifestaron preocupación acerca de la infección por el virus de la influenza (43%).
    • Estos resultados fueron similares para las temporadas 2014-15 y 2015-16.
Figura 12. Cobertura de vacunación contra la influenza antes y durante el embarazo entre mujeres embarazadas, en cualquier momento entre octubre y enero, por actitud respecto al virus de la influenza**, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporadas de influenza 2014-15 y 2015-16

Arriba

Lugar de vacunación

  • Los lugares más habituales en los que las mujeres embarazadas reportaron haberse vacunado contra la influenza, durante la temporada de influenza 2015-16, fueron el consultorio de un ginecólogo/obstetra o partera (36.6%) o en el consultorio de un médico de familia o de otra especialidad (28.4%).
    • El 13.2% de las mujeres se vacunó en una farmacia o tienda.
Figura 13. Lugar donde las mujeres embarazadas reportaron haberse vacunado contra la influenza, antes o durante el embarazo, en cualquier momento entre octubre del 2015 y enero del 2016, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos (n=844)

Arriba

Motivo principal para vacunarse

  • La razón principal reportada con mayor frecuencia por las mujeres embarazadas para colocarse la vacuna inyectable contra la influenza fue para proteger a su bebé de la enfermedad (38.7%).
  • El segundo motivo principal más reportado fue protegerse ellas mismas de la influenza (26.2%).
Figura 14. Motivos principales reportados para decidir vacunarse contra la influenza entre mujeres embarazadas vacunadas antes o durante el embarazo (n=844), en cualquier momento entre octubre del 2015 y enero del 2016, encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporada de influenza 2015-16

Arriba

Motivo principal para no vacunarse

  • El motivo principal más comúnmente reportado por las mujeres embarazadas para no colocarse la vacuna inyectable contra la influenza fue que les preocupaban los posibles riesgos para la seguridad de sus bebés si lo hacían (20.4%).
  • El segundo y tercer motivos más comunes reportados para explicar la decisión de no colocarse la vacuna inyectable contra la influenza fueron la creencia de que la vacuna no era efectiva para prevenir la enfermedad (17.7%) y la preocupación de enfermarse a raíz de la vacuna contra la influenza (16.9%).
  • Las barreras para el acceso a la vacunación, como la falta de seguro médico o su costo, la falta de disponibilidad de la vacuna, la falta de conocimiento respecto a los lugares de vacunación, fueron motivos reportados con muy poca frecuencia para explicar la decisión de no colocarse la vacuna inyectable contra la influenza.
Figura 15. Motivo principal reportado entre las mujeres embarazadas para explicar la decisión de no vacunarse contra la influenza, en cualquier momento entre octubre del 2015 y enero del 2016 (n=778), encuesta de panel por Internet, Estados Unidos, temporada de influenza 2015-16

Arriba

¿Qué se puede hacer?

Durante la temporada de influenza 2015-16, la cobertura de vacunación contra la influenza entre las mujeres embarazadas se mantuvo aproximadamente en un 50% con respecto a las cuatro temporadas anteriores. Si bien las Normas sobre prácticas de inmunización en adultos (3) respaldan la metodología de recomendar y ofrecer la vacuna contra la influenza, el porcentaje de mujeres que reportaron que el proveedor les ofreció y recomendó la vacuna no aumentó en las últimas tres temporadas de influenza. Esto posiblemente se deba en parte a las diferencias en la percepción de qué constituye una recomendación de la vacuna entre los pacientes y los proveedores. En una encuesta reciente de proveedores de atención obstétrica llevada adelante por el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, todos los proveedores encuestados reportaron que recomiendan la vacuna contra la influenza a sus pacientes embarazadas, en relación con el 85% de las pacientes encuestadas en los mismos consultorios que dijeron que les habían recomendado la vacuna (4). Además, los proveedores de atención obstétrica reportaron barreras para garantizar la vacunación de pacientes adultas, las que más se destacan son los costos asociados a contar con una reserva de vacunas, la falta de tiempo y la falta de interés de las pacientes. (5).

Según este informe, el hecho de que un proveedor recomiende u ofrezca la vacuna contra la influenza a sus pacientes embarazadas está ligado a tasas más altas de pacientes que se vacunan contra la influenza. No obstante, la prevalencia de proveedores que recomendaron y ofrecieron la vacuna contra la influenza a mujeres embarazadas no aumentó en las últimas tres temporadas de influenza. La cantidad de oportunidades que un proveedor pierde para recomendar la vacuna se puede reducir al implementar un sistema de recordatorios e indicaciones de vacunación para garantizar que se recomiende la vacuna en todas las consultas antes y durante el embarazo. (6,7). También, entre las mujeres a las que no se les ofreció la vacuna, aquellas que fueron derivadas a otro proveedor mostraron más probabilidad de vacunarse que aquellas que recibieron una recomendación pero no se les ofreció la vacuna ni fueron derivadas para recibirla. Las Normas para las Prácticas de Inmunización en Adultos del Comité Asesor Nacional de Vacunas incluyen directrices para que todos los proveedores recomienden las vacunas necesarias y las administren o deriven a los pacientes a un proveedor que pueda hacerlo (3). Implementar estas normas en toda su extensión en los entornos de atención médica que atienden a mujeres embarazadas podría incrementar la cobertura de vacunación contra la influenza y proteger tanto a las madres como a los bebés.

No se reportaron diferencias en la cobertura de vacunación por raza/etnia en la temporada de influenza 2015-16. En temporadas anteriores, las mujeres de raza negra no hispanas registraron una cobertura de vacunación consistentemente más baja en relación con las mujeres blancas no hispanas, a pesar de que había porcentajes similares de mujeres de raza negra y blanca que habían reportado que sus proveedores les habían recomendado u ofrecido la vacuna (2). Según estudios anteriores, el índice de cobertura más bajo que existe desde hace mucho tiempo entre mujeres de raza negra no hispana podría deberse a que las recomendaciones de los proveedores no eran tan sólidas o eran menos efectivas, a diferencias en las normas socioculturales, a una percepción errónea acerca de la efectividad y seguridad de la vacuna, y a una resistencia o dudas respecto a vacunarse (8,9). En futuras etapas de esta encuesta se podrá obtener información respecto de si se sostuvo el cierre de esta brecha.

Se requieren esfuerzos constantes para mejorar la cobertura de vacunación contra la influenza entre las mujeres embarazadas, entre ellos, estos:

Aumentar la proporción de mujeres embarazadas a las que su médico u otro profesional de la salud les recomienda u ofrece la vacuna contra la influenza:

  • Implementar y fortalecer los sistemas de apoyo para que el proveedor recomiende y ofrezca las vacunas a las mujeres embarazadas:
    • Indicaciones permanentes
    • Sistemas de recordatorios para proveedores
    • Acceso ampliado a servicios de vacunación en diferentes entornos de atención médica (p. ej.; farmacias).

Los proveedores de atención médica deben informar a las mujeres embarazadas acerca del riesgo de contraer la infección por el virus de la influenza para ellas y sus bebés, y sobre los beneficios y riesgos de la vacunación contra la enfermedad:

Arriba

Fuentes de información y métodos

La encuesta de panel por Internet fue realizada para los CDC por Abt Associates, Inc. (Cambridge, Massachusetts) entre el 29 de marzo y el 7 de abril del 2016 con estos fines: 1) generar estimaciones de final de temporada sobre la cobertura de vacunación contra la influenza entre mujeres embarazadas para la temporada de influenza 2015–16, 2) evaluar el nivel de recomendación y ofrecimiento de vacunas contra la influenza reportado por las encuestadas y 3) obtener información actualizada acerca del conocimiento, la actitud y el comportamiento de las mujeres embarazadas respecto a la vacuna contra la influenza. Las mujeres de entre 18 y 49 años que reportaron estar embarazadas en cualquier momento desde el 1 de agosto del 2015 hasta la fecha de la encuesta podían participar. Las participantes fueron reclutadas de un panel por Internet con una población general preexistente, de cobertura nacional y participación voluntaria, operado por Survey Sampling International, que ofrece oportunidades de participar en encuestas a los miembros del panel a cambio de incentivos nominales. †† Las mujeres embarazadas del panel fueron reclutadas a través de dos metodologías: 1) una invitación por correo electrónico a todas las integrantes del panel de sexo femenino de entre 18 y 49 años que vivían en los Estados Unidos y 2) un mensaje en el sitio web del panel invitando a las integrantes del panel a responder una serie de preguntas de evaluación y, si eran elegibles, a responder la encuesta. De las 10 667 mujeres que ingresaron al sitio de la encuesta, 2 201 resultaron elegibles y 2 104 completaron la encuesta (un índice de cooperación del 95.6%).‡‡ Los datos se ponderaron para que reflejaran la edad, raza/etnia y distribución geográfica de la población total de mujeres embarazadas de los EE. UU. El análisis se limitó a las 1 692 mujeres que reportaron un embarazo en algún momento durante el pico del periodo de vacunación contra la influenza (de octubre del 2015 a enero del 2016). Una mujer se consideró vacunada si: 1) se vacunó entre el 1 de julio del 2015 y el 6 de abril del 2016 y 2) se vacunó antes o durante su embarazo más reciente. Se compararon las estimaciones de la cobertura de vacunación de las encuestas de panel por Internet realizadas las cinco temporadas anteriores para evaluar las tendencias a lo largo del tiempo. La metodología para las encuestas fue similar en las seis temporadas (2).

Se preguntó a las encuestadas acerca de si estaban vacunadas, si sus proveedores habían recomendado y/u ofrecido la vacuna contra la influenza, acerca de sus actitudes respeto de la influenza y la vacuna contra la influenza, y sus motivos para vacunarse o no contra la enfermedad. Como la muestra del panel por Internet voluntario no es probabilística, no se hicieron pruebas estadísticas.§§ Se resaltó una diferencia como incremento o reducción cuando había 5 punto porcentual o más de diferencia entre alguno de los valores comparados.

Información demográfica de la muestra

Se incluyó un total de 1 692 mujeres que habían estado embarazadas en algún momento entre el 1 de octubre del 2015 y el 31 de enero del 2016 en la encuesta de la temporada 2015-16, y un total de 1 702 que habían estado embarazadas en algún momento entre el 1 de octubre del 2014 y el 31 de enero del 2015 en la encuesta de la temporada 2014-15. Se pueden ver los tamaños de las muestras según sus características demográficas, junto con otra información acerca de la cobertura de vacunación por características demográficas en la tabla 1 [245 KB, 3 páginas].

Arriba

Limitaciones

Hay varias limitaciones para los resultados del informe:

  • Las encuestadas reportaron su propia vacunación, pero la información no se validó a través de una revisión de los registros médicos.
  • La muestra del estudio no incluyó a mujeres sin acceso a Internet. En consecuencia, posiblemente no se puedan generalizar los resultados a todas las mujeres embarazadas en los Estados Unidos.
  • Las estimaciones pueden estar distorsionadas si la decisión de una mujer de formar parte del panel por Internet o de participar de esta encuesta en particular estuvo relacionada con recibir la vacuna.
  • Las variables compuestas que se computaron para las actitudes frente a la vacunación contra la influenza y la infección no fueron validadas.

A pesar de estas limitaciones, la encuesta de panel por Internet voluntaria ofrece estimaciones oportunas sobre la cobertura de vacunación contra la influenza y profundiza acerca del conocimiento, las actitudes, los comportamientos y las barreras relacionados con la vacunación contra la influenza entre mujeres embarazadas. Las tendencias de la cobertura de vacunación reportadas en las encuestas de panel por Internet concuerdan con las reportadas en encuestas de muestras probabilísticas menos oportunas (10).

Arriba

Autores

Helen Ding, MD1,MSPH ; Carla L. Black, PhD2; Sarah Ball, ScD3; Sara Donahue, DrPH3; Rebecca V. Fink, MPH3;Walter W. Williams, MD, MPH2; Amy Parker Fiebelkorn, MSN, MPH2; Peng-Jun Lu, MD, PhD2; Katherine E. Kahn, MPH4; Denise D’Angelo, MPH5; Indu B. Ahluwalia, PhD6; Rebecca Devlin, MA7; Charles DiSogra, DrPH7; Deborah K. Walker, EdD3; Stacie M. Greby, DVM, MPH2

1CFD Research Corporation, Huntsville, AL;

2División de Servicios de Inmunización, Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias, CDC;

3Abt Associates, Inc., Cambridge, Massachusetts;

4Leidos, Atlanta, GA; CDC;

5División de Salud Reproductiva, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, CDC;

6Oficina sobre Tabaco y Salud, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud, CDC; 7Abt SRBI, Nueva York, Nueva York

(Autora para correspondencia: Helen Ding, hding@cdc.gov, 404-639-8513)

Arriba

Enlaces relacionados

Arriba

Referencias

1. CDC. Prevención y control de la influenza con vacunas: recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP), Estados Unidos, 2013-14. MMWR 2013; 62(No. RR-07).
2. Ding H, Black CL, Ball S, et al. Influenza vaccination coverage among pregnant women-United States, 2014-15, Influenza season. MMWR 2015;64:1000-5.
3. National Vaccine Advisory Committee. Recommendations from the National Vaccine Advisory Committee: Standards for Adult Immunization Practice. Public Health Rep 2014;129:115-23.
4. Stark LM, Power ML, Turrentine M, et al. Influenza vaccination among pregnant women: patient beliefs and medical provider practices. Infect Dis Obstet Gynecol 2016;2016(ID#3281975):1-8.
5. Jones KM, Carroll S, Hawks D, McElwain CA, Schulkin J. Efforts to improve immunization coverage during pregnancy among ob-gyns. Infect Dis Obstet Gynecol 2016;2016(ID #6120701):1-9.
6. The Guide to Community Preventive Services: http://www.thecommunityguide.org/vaccines/healthsysteminterventions.html. Ingresado el 8 de agosto de 2016.
7. Mazzoni SE, Brewer SE, Pyrzanowski JL, et al. Effect of a multi-modal intervention on immunization rates in obstetrics and gynecology clinics. Am J Obstet Gynecol 2016; 241; 617.e1-7.
8. Lindley MC, Wortley PM, Winston CA, Bardenheier BH. The role of attitudes in understanding disparities in adult influenza vaccination. Am J Prev Med 2006;31:281-5.
9. Fiscella K. Anatomy of racial disparity in influenza vaccination. Health Serv Res 2005;40:539-49.
10. CDC. Vigilancia de la cobertura de vacunación contra la influenza, Estados Unidos, temporadas de influenza 2007-2008 a 2011-12. MMWR 2013;62(No. SS-04).

Arriba

Notas a pie de página

*Entre las mujeres que reportaron haber hecho al menos una consulta a un proveedor desde julio.

Las estimaciones de la cobertura de vacunación en las temporadas de influenza 2012-13 a 2015-16 se calcularon con base en las vacunas aplicadas desde julio hasta mediados de abril. Las estimaciones para las temporadas de influenza 2010-11 y 2011-12 se calcularon con base en las vacunas aplicadas desde agosto hasta mediados de abril.

Afecciones asociadas a un riesgo más alto de presentar complicaciones graves por la influenza, incluidas asma crónico, afecciones pulmonares que no fueran asma, afecciones cardiacas, diabetes, afecciones renales y hepáticas, obesidad o un sistema inmunitario debilitado a causa de una enfermedad crónica o debido a los medicamentos para tratar una enfermedad crónica.

§"Derivación" se define como la respuesta afirmativa a la pregunta "¿le sugirió algún médico, enfermero o profesional de la salud que fuera a algún lugar a vacunarse contra la influenza?"

||Se creó en función de dos preguntas relacionadas con las actitudes respecto de la efectividad de la vacunación contra la influenza: 1) "la vacuna contra la influenza es algo/muy efectiva para prevenir la influenza" y 2) "la vacuna contra la influenza que recibió una mujer embarazada es algo/muy efectiva para proteger a su bebé de la influenza". Se otorgó 1 punto a cada respuesta afirmativa a cualquiera de las dos preguntas. Actitud “positiva” = puntuación sumario de 1 o 2; actitud “negativa” = puntuación sumario de 0.

Se creó en función de tres preguntas relacionadas con las actitudes respecto a la seguridad de la vacunación contra la influenza: 1) "la vacuna contra la influenza es algo/muy/completamente segura para la mayoría de las mujeres adultas", 2) "la vacuna contra es algo/muy/completamente segura para las mujeres embarazadas", 3) "la vacuna contra la influenza que recibe una mujer embarazada es algo/muy/completamente segura para su bebé". Se otorgó 1 punto a cada respuesta afirmativa para cualquiera de las 3 preguntas. “Actitud positiva” = puntuación sumario de 2 o 3; “actitud negativa” = puntuación sumario de 0 o 1.

**Se creó con base en tres preguntas relacionadas con la actitud frente a la influenza: 1) "si una mujer embarazada contrae la influenza, es algo/muy probable que haga daño a su bebé", 2) "es algo/muy probable que la infección por el virus de la influenza durante el embarazo dañe a las mujeres embarazadas y 3) "estoy algo/muy preocupada de contraer la influenza esta temporada". Se otorgó 1 punto a cada respuesta afirmativa a cualquiera de las 3 preguntas. "Preocupada" = puntuación sumario de 2 o 3; "No preocupada" = puntuación sumario de 1 o 0.

††Hay más información disponible acerca de la encuesta en línea y los incentivos para quienes participaron, en: http://www.surveysampling.com.

‡‡Una encuesta de panel por Internet voluntaria es una encuesta con muestras no probabilísticas. El denominador para el cálculo de la tasa de respuesta no se puede determinar porque no hay un marco de muestreo con probabilidades de selección en la etapa de reclutamiento. En su lugar, se ofrece la tasa de cooperación de las encuestas.

§§Hay más información disponible acerca de los obstáculos respecto a la inferencia en las muestras no probabilísticas en el informe del grupo operativo AAPOR sobre muestras no probabilísticas [950 KB, 128 páginas].

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA