Enfermedad clínica y antecedentes del virus H5 de la HPAI A

Hasta la fecha, los virus H5 de la forma altamente patógena de la influenza aviar (HPAI) que han infectado a aves en los Estados Unidos han sido causados por tres subtipos: virus H5N1, H5N2 y H5N8. Hasta ahora no se han identificado casos de infección en seres humanos por los virus H5 de la HPAI en los EE. UU. La mayoría de los brotes en las aves de corral de los Estados Unidos han sido ocasionados por los virus de la forma altamente patógena de la influenza aviar (H5N2).

  • Los virus H5N8 de la HPAI detectados en los Estados Unidos son similares a los virus que se informaron por primera vez en granjas de patos en China en 2009-2010. Durante 2014, se detectaron virus de la HPAI (H5N8) similares en aves silvestres y aves de corral en Corea y Japón. En noviembre del 2014, se informó sobre la detección del virus de la HPAI (H5N8) en aves de corral y aves silvestres en Inglaterra, los Países Bajos, Alemania e Italia. Ninguno de los casos de infección en seres humanos se relacionó con estos virus H5N8 de la HPAI.
  • Los virus de la HPAI (H5N2) detectados en los Estados Unidos son similares a los virus de la HPAI (H5N2) que se detectaron por primera vez a principios de diciembre del 2014 en granjas de aves de corral en la provincia de Columbia Británica, Canadá. Este virus de la HPAI (H5N2) es un virus realineado que combina genes de los virus H5 de la línea de Eurasia y virus N2 de América del Norte. Ninguno de los casos en seres humanos se relacionó con los virus de la HPAI (H5N2) de la línea de América del Norte ni con los de la línea de Eurasia.
  • El virus de la HPAI (H5N1) detectado en los Estados Unidos es un virus realineado con genes de los virus H5 de la HPAI de origen asiático y de los virus de baja incidencia patógena de América del Norte.

Los virus H5 de la HPAI infectan las vías respiratorias y el tracto gastrointestinal de las aves, pueden diseminarse rápidamente y tener como resultado una alta tasa de mortalidad entre las aves de corral infectadas. Muchas aves murieron y millones de pollos y pavos en varios estados fueron sacrificados para intentar controlar los brotes. Los síntomas de la forma altamente patógena de la influenza aviar en las aves de corral pueden incluir muerte súbita; falta de energía, apetito y coordinación; decoloración purpúrea o hinchazón de varias partes del cuerpo; diarrea; descarga nasal; tos; estornudos; y disminución de la producción de huevos o huevos con cascarón débil o deformes. Para obtener más información sobre los virus de la influenza aviar en las aves, consulte la sección de recursos en este sitio web del USDAExterno.

Hasta ahora no se han identificado casos de infección en seres humanos por los virus H5 de la HPAI en los EE. UU. Los estudios de laboratorio preliminares sugieren que los virus H5 de la HPAI causantes de los brotes entre aves de corral no se adaptan bien a los seres humanos. No obstante, en otros países se han detectado casos esporádicos de enfermedad respiratoria en seres humanos con una alta tasa de mortalidad a causa de infecciones por otros virus H5 de la HPAI muy relacionados (por ej., H5N1, H5N6). La mayoría de las infecciones en seres humanos por los virus H5N1 o H5N6 de la HPAI han ocurrido en personas que no usaron el EPP adecuado y que 1) entraron en contacto físico directo con aves infectadas o superficies contaminadas por los virus, 2) estuvieron a una distancia cercana (por ej., dentro de los 6 pies) de aves infectadas o 3) visitaron un mercado de aves de corral vivas. Las infecciones en los seres humanos por los virus de la influenza aviar no ocurren por comer aves de corral o productos de aves de corral correctamente cocinados. Si bien se cree que para la salud pública es bajo el riesgo de contagio de aves a seres humanos de los virus H5 de la HPAI que circulan entre las aves en los EE. UU., el contacto directo o cercano (por ej., dentro de los 6 pies aproximadamente) con aves de corral infectadas o con ambientes contaminados con el virus sin usar un EPP podría aumentar el riesgo de infección en seres humanos.

La infección por el virus H5 de la HPAI en seres humanos puede comenzar con signos y síntomas de influenza estacional sin complicaciones (por ej., fiebre, síntomas en las vías respiratorias superiores, mialgia) y luego convertirse en una enfermedad de las vías respiratorias inferiores. Se han informado síntomas atípicos de fiebre y diarrea previos al desarrollo de una neumonía. En otros países, se informaron casos de neumonía grave, insuficiencia multiorgánica, encefalitis y choque séptico junto con infección por los virus H5N1 y H5N6 de la HPAI.  Si bien se trata de un síntoma extraño de la influenza estacional, la conjuntivitis se informó como un síntoma de infección por el virus de la influenza aviar.

Las personas expuestas, incluso aquellas que usaron un equipo de protección personal (EPP), deben controlar su salud a partir del primer día de exposición y durante diez días después de la última exposición. Además, deben informar sobre cualquier signo o síntoma de enfermedad a un médico y al departamento de salud pública local y estatal lo más pronto posible.  Los signos y síntomas a los que se deben prestar atención incluyen fiebre o sensación de fiebre, tos, goteo nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolores musculares, enrojecimiento de los ojos, dificultad para respirar, falta de aire y diarrea. Se recomienda consultar y establecer mecanismos de estrecha coordinación con los departamentos de salud pública.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.