Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

H7N9: Preguntas frecuentes

Nota: el contenido de esta página web seguirá actualizándose a medida que los CDC obtengan más información acerca de la situación actual del virus H7N9 en China.

Desde 2013, se han detectado en China casos de infección por el virus H7N9 en personas y aves. Aunque el virus H7N9 sigue propagándose en aves de corral con infecciones esporádicas en humanos, hasta el momento no hay evidencias de propagación continua de este virus de persona a persona. Estas son algunas preguntas y respuestas comunes acerca del virus H7N9.

¿Qué es H7N9?

"H7N9" es un subtipo de los virus de la influenza A que suele encontrarse en las aves, pero que normalmente no infecta a seres humanos. Al igual que todos los virus de la influenza A, existen diferentes cepas del virus H7N9. Por siglos, muchos virus H7 han circulado entre las aves de corral. A partir de fines de marzo de 2013, China comenzó a reportar los primeros casos de infecciones zoonóticas con una nueva cepa del virus H7N9 que era muy diferente de los virus H7N9 conocidos anteriormente. Se detectó que el virus circulaba entre aves de corral de la zona. Desde 2013, los virus H7N9 siguieron causando infecciones en aves de corral en China, con un aumento anual relacionado con la cantidad de casos de infecciones en humanos por los virus H7N9 durante los meses de otoño, invierno y primavera. Actualmente, China está atravesando su 5ª epidemia de infecciones en humanos por el virus H7N9 durante 2016-2017. La mayoría de los casos de infección en seres humanos por el virus H7N9 fueron reportados desde China del este (de sur a norte), pero también hubo casos que se reportaron desde China del noroeste. Además, se detectaron casos de infección por el virus H7N9 en seres humanos en Taiwán, Malasia y Canadá.

¿Cuántas personas han contraído el virus H7N9 y cuántas han muerto en China desde 2013?

Desde 2013, la Organización Mundial de la Salud reportó 1 364 casos de infecciones en humanos por el virus H7N9 en China, a través de un informe de la OMS del 5 de abril del 2017. Alrededor del 40% de las personas infectadas ha muerto (nota: los informes de muertes asociadas a la infección por el virus H7N9 por lo general van a la zaga de los informes de casos). La cantidad de casos de infecciones por el virus H7N9 en seres humanos reportados por epidemia anual figura a continuación:

  • 1a epidemia: 135 casos;
  • 2a epidemia: 320 casos;
  • 3a epidemia: 226 casos;
  • 4a epidemia: 123 casos;
  • 5a epidemia: actualmente (566 infecciones en humanos hasta el 5 de abril del 2017).

¿Qué se sabe acerca de la 5ª epidemia del virus H7N9 en China?

Desde octubre del 2016 hasta el 5 de abril del 2017, China reportó 566 casos de infecciones en humanos por el virus H7N9 a la Organización Mundial de la Salud. Los casos más recientes figuran en un informe de la OMS del 5 de abril del 2017. Desde diciembre del 2016, ha habido un importante aumento de casos de infecciones por el virus H7N9 en personas en China. Este aumento reciente de casos durante la 5a epidemia concuerda con el aumento anual de casos en invierno del virus H7N9 detectados en China desde 2013.

El 10 de febrero de 2017, la Organización Mundial de la Salud publicó una nueva evaluación científica sobre los virus H7N9 en China. Las investigaciones epidemiológicas y la vigilancia en China no han detectado cambios significativos en la demografía de casos de influenza H7N9 en humanos, la proporción de casos de personas que han estado expuestas a aves de corral, la cantidad y el conglomerado de casos con el virus H7N9 o la proporción de casos de mortalidad en comparación con las epidemias de influenza H7N9 anteriores. Actualmente no existe evidencia de propagación de persona a persona del virus H7N9 en China ni en ningún otro lugar. La Organización Mundial de la Salud brinda actualizaciones sobre la cantidad de casos reportados de infección por el virus H7N9 en seres humanos en su sitio web.

¿Cómo ha ido evolucionando y cambiando la situación del virus H7N9 en China desde 2013?

En diciembre de 2016, los CDC de China y de EE. UU. publicaron un estudio en colaboración sobre los brotes del virus H7N9 en China durante las primeras cuatro epidemias anuales. El estudio evalúa lo que los expertos en salud pública han aprendido acerca del virus H7N9 y cómo la situación ha cambiado desde que se detectaron los primeros casos de infecciones en humanos a principios de 2013. Teniendo en cuenta las epidemias anuales desde el punto de vista epidemiológico, las infecciones por el virus H7N9 en seres humanos se ha expandido a un área geográfica más grande de China. Durante la 4a epidemia, se reportaron más casos de infecciones por el virus H7N9 en personas que viven en áreas rurales. Además, durante la 4a epidemia, los investigadores de salud pública notaron un aumento en la proporción de personas que se enfermaron de gravedad. Las personas con infección por el virus H7N9 tenían mayor predisposición a desarrollar neumonía y a ser hospitalizadas en las unidades de cuidados intensivos (aunque no tenían mayores probabilidades de morir) que en las epidemias anteriores. Además, la 4a epidemia duró más que las tres epidemias anteriores.

No obstante, algunos aspectos de la situación del virus H7N9 en China se han mantenido constantes hasta la fecha. No hubo evidencia de un aumento en los casos de contagio del virus H7N9 de persona a persona. Además, la distribución de la edad y el sexo de los pacientes y el historial de exposición (principalmente la exposición reciente a aves de corral vivas que incluye visitas a un mercado de aves de corral vivas) se mantuvo igual. Los análisis de las propiedades genéticas de los virus H7N9 que buscan adaptaciones que pudieran resultar en resistencia antiviral o adaptaciones de mamíferos que podrían infectarse más fácilmente indican que los virus H7N9 recientes son similares a los virus H7N9 observados durante las cuatro epidemias anteriores. Los investigadores continúan monitoreando las propiedades genéticas de los virus H7N9 durante la 5a epidemia actual para detectar los cambios.

El virus H7N9 sigue teniendo el máximo potencial de causar una pandemia de los virus emergentes de la influenza A conocidos y los virus H7N9 son considerados como virus de la influenza A con el máximo potencial de tener un posible impacto en la salud pública (es decir, una posible enfermedad grave en humanos causada por el virus), de acuerdo con la Herramienta de evaluación del riesgo de influenza (IRAT, por sus siglas en inglés) de los CDC. Como resultado, los CDC, China y socios de salud mundial seguirán monitoreando la situación del virus H7N9 de cerca en China y continuarán llevando a cabo evaluaciones de riesgos a medida que la situación avance.

 Arriba

¿Cómo contraen las personas los virus de la influenza de las aves, incluido el virus H7N9?

Las infecciones en humanos por los virus de la influenza de las aves son poco comunes, pero han ocurrido en el pasado, generalmente después del contacto cercano con aves infectadas (ya sean vivas o muertas) o con ambientes contaminados con el virus de la influenza de las aves, como un mercado de aves de corral vivas.

Las aves infectadas pueden diseminar el virus de la influenza de las aves, por ejemplo, a través de excremento o mucosidad. Si alguien estuviese en contacto con aves infectadas o un ambiente contaminado con virus y luego se tocara los ojos, la nariz o la boca, podrían contagiarse con el virus de la influenza de las aves. Hay evidencia que demuestra que la infección también puede ocurrir si el virus de la influenza se vaporiza en materiales contaminados, como cuando las aves infectadas baten las alas. Si una persona inhala partículas del virus que se transportan por el aire, es posible que se infecte.

Las aves de corral infectadas por el virus H7N9 no manifiestan ningún tipo de signo o síntoma de la enfermedad. Las aves de corral infectadas por el virus H7N9 tienen buen aspecto; no obstante, la transmisión en seres humanos puede ocurrir. El virus H7N9 ha sido detectado en aves (aves de corral) y en ambientes contaminados en China en algunas de las mismas áreas donde hubo casos de infecciones en humanos. La evidencia disponible indica que la mayoría de las personas contrajeron el virus H7H9 después de haber estado en contacto con las aves de corral infectadas o en ambientes contaminados tales como un mercado de aves de corral vivas.

¿Es grave la infección con este virus?

La mayoría de los casos reportados de infección por el virus H7N9 en seres humanos ha derivado en enfermedades graves como la neumonía y alrededor del 40% de los casos reportados en seres humanos acabó en la muerte. Sin embargo, también hay una pequeña cantidad de informes de enfermedades más leves en humanos y un posible informe de una persona cuyas pruebas dieron positivo para el virus H7N9 y no manifestaban síntomas.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la enfermedad por infección del virus H7N9?

Los signos y síntomas de la infección por el virus H7N9 en las personas han comenzado con fiebre alta y tos. Muchos casos se convirtieron en enfermedad muy grave, incluyendo neumonía grave, síndrome de insuficiencia respiratoria aguda (ARDS), choque séptico e insuficiencia de varios órganos que condujeron a la muerte.

 Arriba

¿Este virus se disemina de persona a persona?

China ha realizado extensas investigaciones de casos de personas infectadas por el virus H7N9 y sus contactos cercanos y hasta ahora no se encontró evidencia de una propagación "sostenida" de persona a persona. Para que se produzca una pandemia, es necesario que la propagación del virus entre seres humanos sea constante. No obstante, una cantidad mínima (aproximadamente el 7%) de casos confirmados del virus H7N9 en China ha ocurrido en pequeños conglomerados y ciertos casos estaban asociados a una propagación de persona a persona limitada y no sostenida del virus H7N9. Por lo general, la propagación "limitada" del virus hace referencia al momento en que el virus de un animal hospedador infecta a una persona y luego contagia solo al cuidador o al contacto cercano de esa persona, pero no va más allá. Según lo que conocemos acerca de otros virus de la influenza aviar, no resulta sorprendente que se produzca una propagación limitada y no sostenida de persona a persona del virus H7N9. Se cree que la propagación limitada de persona a persona de otros virus de la influenza aviar ha ocurrido anteriormente en raras ocasiones en varios países, en especial con infección por el virus de la influenza aviar A (H5N1) tras una exposición cercana, prolongada y sin protección a un paciente muy enfermo. Esto destaca la importancia de las medidas adecuadas de control y prevención de infecciones para pacientes hospitalizados con infección por el virus H7N9. Los CDC anticipan la posibilidad de que en el futuro se produzcan más eventos de contagio limitado de persona a persona con el virus H7N9 si el virus se sigue diseminando entre aves y personas. Los CDC y expertos en salud pública mundial están monitoreando los virus H7N9 que circulan en China a fin de observar los cambios que podrían hacer que se diseminen con mayor facilidad entre las personas.

¿Es posible que este virus se disemine de persona a persona?

Sí. Teniendo en cuenta lo que sabemos acerca de las infecciones en humanos por otros virus de la influenza de las aves, es posible e incluso probable que se produzca algún tipo de propagación limitada y no sostenida de persona a persona del virus H7N9. El factor importante consistirá en determinar si los virus H7N9 logran la capacidad para propagarse fácilmente de una persona a otra. Es necesario que se produzca una propagación sostenida de persona a persona de un nuevo virus de influenza A para que se desate una pandemia. Los funcionarios de la salud están observando detenidamente la situación.

¿Existe una vacuna contra el virus H7N9?

Actualmente no hay una vacuna disponible al público que brinde protección contra la infección por el virus H7N9. Los CDC han trabajado en conjunto con la Organización Mundial de la Salud y otros socios de salud pública con el propósito de desarrollar tres virus candidatos para la vacuna (CVV, por sus siglas en inglés) que podrían utilizarse para crear una vacuna contra el virus H7N9, en caso de que se produzca una pandemia de influenza. Estos CVV fueron desarrollados de manera tal que sean similares a los virus H7N9 que circularon en China durante la 4a epidemia y se los compara constantemente con los nuevos virus H7N9 en China a medida que se descubren y reportan. Como parte de las actividades de preparación para pandemias, el Gobierno de los EE. UU. ha adquirido y almacenado cantidades limitadas de la vacuna contra el virus H7N9 producida a través de estos CVV para ser utilizadas en caso de emergencia. Los CDC y nuestros socios continúan analizando representantes de los virus H7N9 en circulación durante la 5a epidemia en China para detectar cambios que indiquen que debería crearse un nuevo CVV.

¿Existen medicamentos para tratar la enfermedad asociada a este nuevo virus?

Los CDC recomiendan oseltamivir oral (disponible en versión genérica o con el nombre comercial Tamiflu®), zanamivir para inhalar (cuyo nombre comercial es Relenza®) y peramivir intravenoso (con el nombre comercial Rapivab®) para el tratamiento de la infección por el virus H7N9. La mayoría de los virus H7N9 que se han estudiado parecen ser sensibles a los tres medicamentos antivirales para la influenza que se recomiendan para el tratamiento de la influenza estacional. Estos medicamentos son oseltamivir, zanamivir y peramivir (inhibidores de la neuraminidasa). Al igual que los virus de la influenza estacional, los virus de la influenza aviar A (H7N9) son resistentes a los medicamentos antivirales para la influenza conocidos como adamantanos.

Cabe destacar que todos los virus de la influenza están evolucionando y pueden sufrir cambios genéticos, lo cual podría disminuir la efectividad de uno o más medicamentos antivirales contra la influenza. Esto sucede con los virus de la influenza estacional y podría suceder con los virus H7N9 en el futuro. A medida que se reciban nuevas muestras aisladas del virus H7N9, los CDC harán las pruebas pertinentes a fin de determinar la susceptibilidad de otros virus H7N9 a los medicamentos antivirales existentes. Hay más información sobre la resistencia a los medicamentos antivirales en Resistencia a los medicamentos antivirales para la influenza: Preguntas y respuestas.

 Arriba

¿Cuál es el riesgo que presenta este virus en los EE.UU. en este momento?

En los Estados Unidos no se han detectado infecciones por el virus H7N9 en seres humanos ni en aves. En este momento, el riesgo para las personas en los Estados Unidos se considera muy bajo.

¿Es posible que se detecten casos de influenza H7N9 en seres humanos en los Estados Unidos?

Sí. Lo más probable a esta altura sería una infección por el virus H7N9 en una persona que ha viajado a China. Muchas personas viajan hacia y desde China y Estados Unidos. Los casos de infección por el virus H7N9 en seres humanos contraída en China han sido reportados en Taiwán y Malasia, y en 2015, se reportaron en Canadá dos casos de infección por el virus H7N9 en viajeros que regresaron del sur de China. En enero de 2016, los CDC emitieron un aviso para viajeros para personas que viajan desde y hacia China con medidas preventivas que pueden tomar para protegerse contra la infección por el virus H7N9. Los CDC han publicado directrices para aislar, evaluar y tratar dichos pacientes. Sin embargo, como el virus H7N9 no se propaga eficazmente de persona a persona, algunos casos en los Estados Unidos relacionados con viajes a China no modificarían el riesgo de infección por el virus H7N9 para el público en general en los Estados Unidos.

Visitar Virus de la influenza aviar A (H7N9) de linaje asiático para obtener la última guía y actualizaciones de la situación relacionada con estos virus.

  • Para los pacientes que posiblemente están infectados por el virus H7N9, los proveedores de atención médica deberían consultar las directrices de los CDC sobre las definiciones de casos para pruebas y tratamientos de pacientes con casos confirmados y presuntos de infecciones por el virus H7N9 y control de la infección para entidades de cuidados de salud.

¿Cómo se diagnostican las infecciones con el virus H7N9 en las personas?

En este momento, las pruebas que se usan para detectar y distinguir rápidamente la infección por el virus H7N9 de otros virus de la influenza estacional no están disponibles sin receta ni tampoco se consiguen en el consultorio del médico. Sin embargo, los CDC han desarrollado una prueba más sofisticada para detectar específicamente el virus H7N9 que sólo pueden usar los laboratorios de salud pública calificados en los Estados Unidos y en el exterior. Esta prueba requiere la recolección de una muestra de las vías respiratorias (por ej., nariz, garganta, pulmón) de un paciente enfermo. Luego, se envía la muestra a un laboratorio de salud pública donde se realiza una prueba conocida como reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (rRT-PCR, por sus siglas en inglés). La rRT-PCR es una prueba muy precisa y sensible para detectar virus de la influenza. Por lo general, los resultados de este procedimiento se obtienen dentro de las 4 horas; no obstante, el tiempo que requiere el procesamiento e informe de resultados puede variar según el laboratorio.

 Arriba

¿Los CDC recomiendan que las personas posterguen o cancelen los viajes a China por el virus H7N9?

Como en este momento el virus H7N9 no se propaga fácilmente de persona a persona, los CDC no recomiendan que se posterguen o cancelen los viajes a China. La Organización Mundial de la Salud también está observando atentamente la situación y no recomienda ningún tipo de restricción en los viajes.

¿Cuáles son los consejos de los CDC para las personas que viajan a China?

La mayoría de las infecciones en humanos por el virus H7N9 se han producido por el contacto directo o cercano con aves de corral infectadas, incluso con aquellos pollos que parecen estar en buen estado, o superficies contaminadas por aves de corral como visitas al mercado de aves de corral vivas. Por consiguiente, los CDC aconsejan a las personas que viajan a China que tomen medidas de precaución de sentido común como por ejemplo, evitar el contacto con las aves y otros animales, lavarse las manos con frecuencia y tratar de no visitar mercados de aves de corral vivas. Las aves de corral y los productos derivados de las aves de corral deben estar completamente cocidos. Los CDC actualizarán sus consejos para viajeros si la situación en China cambiara. Esta guía se encuentra disponible en Influenza aviar (H7N9) en China.

¿Las personas que viajan a China deberían obtener una receta de medicamentos antivirales antes de viajar?

En este momento, los CDC no recomiendan que se receten medicamentos antivirales para prevenir la infección por el virus H7N9 ni la automedicación. Los CDC recomiendan que todas las personas que viajen a China deben tomar medidas de precaución, de sentido común, para protegerse y controlar su salud durante y después del viaje. Cualquier persona que manifieste síntomas como fiebre, tos o falta de aire dentro de los 10 días de haber viajado a China debe consultar a un médico y comentarle acerca de su viaje reciente a China, además de informarle si ha estado en contacto con aves de corral.

 Arriba

¿Qué recomiendan los CDC a las personas en los Estados Unidos respecto del virus H7N9?

Hasta la fecha, no se han registrado casos de infecciones por el virus H7N9 en personas ni en aves. En este momento, los CDC no tienen ninguna recomendación nueva o especial para los estadounidenses en cuanto al virus H7N9, excepto para aquellos que planean viajar a China.

¿Les preocupa a los CDC que se desate una pandemia de H7N9?

Es preocupante cada vez que aparece un nuevo subtipo del virus de influenza A (por ej., H7N9) que infecta a seres humanos y causa una enfermedad grave. Los CDC consideran que las epidemias actuales de infecciones por el virus H7N9 en China representan un problema de la salud pública grave; no obstante, el riesgo actual para la salud de los estadounidenses en general se considera bajo. Desde la aparición del virus H7N9 en China en 2013, los CDC y sus socios de salud pública han monitoreado de cerca al virus H7N9 y su propagación en China. Hasta la fecha, no se ha demostrado la capacidad de los virus H7N9 para transmitirse fácilmente de persona a persona. Si el virus H7N9 llegara a modificarse y adquiriera esta capacidad, podría desatarse una pandemia (es decir, un brote mundial). Los CDC tomaron las medidas correspondientes, y lo siguen haciendo, para estar preparados ante esa posibilidad.

¿Qué están haciendo los CDC en respuesta al H7N9?

Los CDC están siguiendo muy de cerca esta situación y trabajan conjuntamente con socios nacionales e internacionales, incluyendo a los CDC de China y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, los CDC han tomado medidas de preparación de rutina y lo siguen haciendo, tales como:

  • Los CDC realizan exámenes de rutina de las secuencias genéticas de los virus H7N9 a medida que están disponibles.
  • Las secuencias de los virus H7N9 aislados durante la 4a epidemia en China durante el 2016 no han manifestado cambios genéticos considerables. (Un informe de diciembre del 2016 en el MMWR de los CDC describe la 4ª ola del virus H7N9 en China.)
  • Sin embargo, algunas de las secuencias de la 5ª epidemia disponibles más recientes muestran nuevos cambios genéticos en algunos de los virus detectados en seres humanos que podrían afectar la antigenicidad u otras características.
  • En este momento, los CDC están realizando una mayor caracterización genética y antigénica de los virus de la 5ª epidemia.
  • Anteriormente los CDC desarrollaron tres virus H7N9 candidatos para la vacuna (CVV) que podrían ser utilizados para hacer una vacuna si fuese necesaria. Estos CVV son similares a los virus que circularon en aves de corral durante la cuarta epidemia del virus H7N9 en China.
  • Los CDC están examinando los virus H7N9 de la 5ª epidemia actual para considerar si se necesita crear un virus candidato para la vacuna actualizado.
  • Los CDC también pondrán a prueba los virus H7N9 de la 5ª epidemia para comprobar si siguen siendo sensibles a los medicamentos antivirales clasificados como inhibidores de neuraminidasa (es decir, oseltamivir, zanamivir y peramivir).
  • Previamente, los CDC han elaborado y distribuido un kit de prueba para detectar el virus H7N9 y podría ser utilizado por otros laboratorios de salud pública.
  • Los CDC han realizado y siguen realizando estudios en animales para obtener más información acerca de la gravedad de la enfermedad asociada al virus H7N9 y cómo se propaga el virus.
  • Previamente, los CDC han llevado a cabo estudios sobre muestras de sangre para para saber si hay algún tipo de inmunidad existente al virus H7N9 en la población.
  • Los CDC siguen recabando información para realizar una evaluación del riesgo en la salud pública de los virus H7N9 en China. Los CDC utilizan la Herramienta de evaluación del riesgo de influenza (IRAT) para evaluar el potencial riesgo de pandemia que suponen los virus de la influenza A que actualmente circulan en animales pero no en seres humanos. En el pasado, los CDC han utilizado la IRAT para evaluar los virus H7N9. La IRAT es un proceso iterativo y los CDC volverán a revisar los resultados de los puntajes de la IRAT sobre el virus H7N9 (finalizado en 2016) a medida que haya nueva información disponible.

Esta es una situación en constante cambio y los CDC están trabajando para obtener más información.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA