Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Preguntas frecuentes sobre la temporada de influenza 2017-2018

Importante: Para la temporada de 2017-2018, los CDC recomiendan el uso de la vacuna inyectable contra la influenza (vacuna inactivada contra la influenza o IIV, por sus siglas en inglés) o la vacuna recombinante contra la influenza (RIV, por sus siglas en inglés). La vacuna contra la influenza en atomizador nasal, también conocida como vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV, por sus siglas en inglés), no debe usarse nuevamente durante 2017-2018. Las recomendaciones sobre la vacunación contra la influenza 2017-2018 se encuentran disponibles.

Información nueva sobre la influenza 2017-2018

Esta página es un resumen de la información correspondiente a la temporada de influenza 2017-2018.

¿Qué novedades hay esta temporada de influenza?

Hay algunas cuestiones nuevas esta temporada:

¿Qué vacunas para la influenza se recomiendan para esta temporada?

Esta temporada, solo se recomiendan las vacunas inyectables contra la influenza. Algunas vacunas inyectables contra la influenza protegen contra tres virus de la influenza, y algunas protegen contra cuatro.

Las opciones de esta temporada incluyen estas:

La vacuna contra la influenza con virus vivos atenuados (LAIV) - o vacuna en atomizador nasal -  no se recomienda utilizar en la temporada 2017-2018 por las dudas que existen acerca de su efectividad.

Hay una tabla que muestra todas las vacunas contra la influenza que están aprobadas por la FDA para su uso en los Estados Unidos en la temporada 2017-2018.

¿Contra qué virus protegerá la vacuna de la temporada 2017-2018?

Existen diferentes tipos de virus de la influenza que están en constante cambio. La composición de las vacunas contra la influenza para los EE. UU. se revisa todos los años y se actualiza, según corresponda, para que coincida con los virus de la influenza en circulación. Las vacunas contra la influenza protegen contra los tres o cuatro virus (según la vacuna) que serán los más comunes de acuerdo a lo que sugieren las investigaciones. Para la temporada 2017-2018, se recomienda que las vacunas de tres componentes contengan esto:

  • un virus tipo A/Michigan/45/2015 (H1N1)pdm09 (actualizado)
  • un virus tipo A/Hong Kong/4801/2014 (H3N2)
  • un virus tipo B/Brisbane/60/2008 (linaje B/Victoria)

Se recomienda que las vacunas tetravalentes (cuatro componentes) que protegen contra un segundo linaje de los virus B se fabriquen con los mismos virus recomendados para las vacunas trivalentes, así como el virus tipo B/Phuket/3073/2013 (linaje B/Yamagata).

¿Cuándo debo vacunarme?

Lo mejor es vacunarse antes de que la influenza comience a propagarse en su comunidad; no obstante, los CDC siguen recomendando la vacunación contra la influenza siempre que los virus de la influenza estén en circulación ya que aunque se vacunen más tarde, la vacuna puede brindar protección en la mayoría de las temporadas. Debido a los niveles de actividad de la influenza al 3 de febrero del 2018 y a la creciente proporción de virus de la influenza B y H1N1 detectada, los CDC siguen recomendando la vacunación contra la influenza durante esta temporada. El desarrollo de anticuerpos para proteger contra la influenza demora aproximadamente dos semanas a partir de la vacunación.

Los niños que necesitan dos dosis de la vacuna para estar protegidos deberían comenzar el proceso de vacunación mucho antes porque las dos dosis deben ser administradas con un intervalo de al menos cuatro semanas.

¿Puedo vacunarme contra la influenza si soy alérgico al huevo?

Las recomendaciones para las personas con alergias al huevo son las mismas que en la temporada anterior.

  • Las personas que solo hayan tenido episodios de urticaria después de una exposición al huevo pueden administrar una vacuna aprobada contra la influenza que sea adecuada para su edad y estado de salud.
  • Las personas con otros síntomas aparte de urticaria después de una exposición al huevo, como angioedema, dificultad respiratoria, debilidad o emesis recurrente, o que hayan necesitado epinefrina u otra intervención médica de emergencia, también pueden recibir cualquier vacuna contra la influenza aprobada que sea adecuada para su edad y estado de salud, pero deben vacunarse en un entorno médico y bajo la supervisión de un proveedor de atención médica que esté en condiciones de reconocer y tratar brotes alérgicos graves. (Estos entornos incluyen hospitales, clínicas, departamentos de salud y consultorios médicos). La gente alérgica al huevo ya no debe esperar 30 minutos después de haberse vacunado.
 Arriba

Consecuencias de las vacunas a base de células

¿Por qué es importante que se hayan utilizado los virus de referencia de la vacuna con cultivo celular (H3N2) para producir la vacuna contra la influenza?

Los virus de referencia cultivados en célula no tienen los cambios que poseen los virus de referencia cultivados en huevo de modo que deberían ser más parecidos a los virus del "tipo salvaje" en circulación. La efectividad de la vacuna depende en parte de la correspondencia entre los virus de la vacuna y los virus de la influenza en circulación.

¿La vacuna contra la influenza realizada con virus de referencia cultivados en células y tecnología con base en células es más efectiva que la vacuna producida con los virus de referencia cultivados en huevos y tecnología con base en huevos?

Si bien el uso de los virus de referencia cultivados en células y la tecnología con base en células pueden ofrecer la posibilidad de una mejor protección a diferencia de las tradicionales vacunas contra la influenza con base en huevos ya que resultan en virus de la vacuna que son más similares a los virus de la influenza en circulación, aún no hay datos que respalden esto. No hay recomendaciones que indiquen una preferencia por una vacuna inyectable contra la influenza por sobre la otra.

 Arriba

Actividad de la influenza

¿Qué tipo de temporada de influenza estamos teniendo?

La actividad de influenza esta temporada comenzó a incrementarse a principios de noviembre y aumentó abruptamente desde diciembre hasta principio de febrero. Se observaron altos niveles de enfermedades similares a la influenza (ILI) y tasas de hospitalizaciones. Para obtener más información, consulte MMWR.

¿Circularán nuevos virus de influenza esta temporada?

Prácticamente todos los virus de la influenza examinados esta temporada siguen siendo similares a los virus de referencia cultivados en células  presentes en la vacuna lo que significa que no hay una transformación antigénica significativa en los virus en circulación de acuerdo con las pruebas de laboratorio de los CDC.

¿Habrá en los Estados Unidos una epidemia de influenza?

Estados Unidos experimenta epidemias de influenza estacional todos los años. Esta época del año se denomina "temporada de influenza". En los Estados Unidos, los virus de la influenza son más comunes durante los meses de otoño e invierno. La actividad de la influenza a menudo comienza a aumentar en octubre y noviembre. La mayoría de las veces, la actividad de la influenza alcanza su máximo nivel entre diciembre y febrero y puede extenderse hasta mayo. Los CDC monitorean determinados indicadores claves de la influenza (por ejemplo, las consultas externas a pacientes con una enfermedad similar a la influenza (ILI, por sus siglas en inglés), los resultados de pruebas de laboratorio e informes de hospitalizaciones y muertes por influenza).  Cuando estos indicadores aumentan y se mantienen elevados durante varias semanas consecutivas, se dice que la "temporada de influenza" ha comenzado. Normalmente las ILI aumentan en primer lugar, luego se registra un aumento en las hospitalizaciones por la influenza, que están seguidas por un mayor número de muertes asociadas la enfermedad. Esta temporada, los niveles de ILI estuvieron por encima del nivel de referencia a fines de noviembre y se han mantenido elevados hasta el 3 de febrero del 2018.

Para obtener la información más actualizada sobre la vigilancia de la influenza, consulte el informe Fluview en Informe semanal de vigilancia de la influenza en los EE. UU.

¿Cuándo comenzará la actividad de la influenza y cuándo alcanzará su punto máximo?

La época en que circula la influenza es muy impredecible y puede variar en diferentes partes del país y de una temporada a la otra. La actividad de la influenza estacional comenzó a principios de noviembre, incrementó abruptamente durante diciembre hasta enero y se mantuvo elevada hasta el 3 de febrero del 2018. La actividad de la influenza suele alcanzar su punto máximo en los Estados Unidos entre diciembre y febrero.

¿Cuántas personas se enferman a causa de la influenza cada año?

Se desconoce la cantidad exacta de enfermedades por influenza que ocurren cada temporada ya que la influenza no es una enfermedad de notificación obligatoria y no todas las personas que la padecen buscan atención médica o se hacen pruebas diagnósticas. Los CDC realizan tareas de vigilancia de la enfermedad relacionada con la influenza a través de la Red de Vigilancia de Enfermedades Similares a la Influenza en Pacientes Ambulatorios (ILINet) y FluSurv-Net (ver más información sobre FluSurv-Net en la siguiente pregunta). ILINet recoge información sobre la enfermedad en pacientes ambulatorios y FluSurv-Net recoge información sobre las hospitalizaciones. Durante el 1 de octubre del 2017 y el 3 de febrero del 2018, el procentaje semanal de consultas de pacientes a proveedores de atención médica participantes en ILINet por enfermedades similares a la influenza osciló entre el 1.3 por ciento al 7.7 por ciento. El porcentaje primero superó el nivel de referencia nacional de 2.2 por ciento durante la semana que finaliza el 25 de noviembre del 2017 y permaneció igual o superó el nivel de referencia nacional durante 11 semanas consecutivas hasta ahora en lo que va de la temporada. Los niveles de actividad de ILI durante 2017-2018 han sido los más altos registrados en los Estados Unidos desde la pandemia del 2009. Los sistemas de ILINet no registran todas las enfermedades relacionadas con la influenza en los Estados Unidos de modo que para calcular los inconvenientes ocasionados por la enfermedad de la influenza en los Estados Unidos, incluidos todos los casos de influenza, los CDC utilizan un modelo matemático en combinación con datos obtenidos de estos sistemas tradicionales de vigilancia de la influenza.  Los CDC calculan que la influenza ha provocado entre 9.2 millones y 35.6 millones de enfermedades anualmente en los Estados Unidos. Esta temporada se esperan aún varias semanas más de alta actividad de influenza, por lo cual es demasiado pronto para evaluar la gravedad general de la temporada. Los cálculos aproximados de la carga de la influenza desde las temporadas 2012-13 y 2014-15 brindan un indicio de lo que podría anticiparse para la temporada 2017-18. Los CDC estimaron que durante cada una de estas temporadas la influenza fue la responsable de más de 35.6 millones de enfermedades, 16.6 millones de consultas médicas, 710 000 hospitalizaciones y 56 000 muertes. Para obtener más información sobre estos cálculos, consulte la página Carga de la enfermedad de la influenza de los CDC.

¿Cuántas personas son hospitalizadas por influenza cada año?

Los CDC calculan la cantidad total de hospitalizaciones asociadas a la influenza en los Estados Unidos. El sistema de vigilancia de la influenza de los CDC, FluSurv-NET, monitorea las tasas de hospitalizaciones asociadas a la influenza confirmadas por laboratorio de alrededor del 9% de la población estadounidense y recaba información únicamente acerca de las hospitalizaciones cuyas pruebas arrojaron un resultado positivo de la influenza. Sabemos que no todas las personas que son hospitalizadas a causa de una enfermedad relacionada con la influenza serán incluidas en este sistema ya que no todas son sometidas a una prueba de la influenza y en el caso de aquellas que sí, es posible que el resultado no sea positivo si pasaron muchos días desde el momento en que se enferman.   Por esta razón, los CDC también utilizan el modelo matemático para completar los datos sobre la carga de la enfermedad. Desde el 2010, los CDC calculan que la influenza ha provocado entre 140 000 y 710 000 hospitalizaciones al año.  Para obtener más información, consulte la página Carga de la enfermedad de la influenza de los CDC.

¿Cuántas personas mueren a causa de la influenza por año?

Si bien las muertes por influenza en niños deben reportarse a los CDC, las muertes por influenza en adultos no son de notificación obligatoria a nivel nacional. Para monitorear las muertes relacionadas con la influenza en todos los grupos etarios, los CDC realizan un seguimiento de las muertes por neumonía e influenza (N e I) a través del Sistema de Informes sobre Mortalidad del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS, por sus siglas en inglés). Este sistema realiza un seguimiento de la proporción de certificados de defunción procesados que indican que la neumonía o la influenza fue la causa subyacente de muerte o que la propiciaron. Este sistema brinda un indicio general de si la cantidad de muertes asociadas a la influenza es elevada pero no arroja un número exacto de la cantidad de personas que murieron a causa de la enfermedad. Desde el 1 de octubre del 2017 hasta el 20 de enero del 2018, el procentaje semanal de muertes atribuidas a la N e I fue del 5.8 por ciento al 10.1 por ciento y excedió el umbral de epidemia por cinco semanas consecutivas. Durante las últimas cinco temporadas, la cantidad promedio de semanas que este indicador se mantuvo por encima del nivel fue 11 (entre 7 y 15 semanas). Es probable que los porcentajes para las semanas recientes sean artificialmente bajos debido a la demora en la codificación manual para las muertes ocurridas en el 2018, y el porcentaje de muertes causadas por N e I es mayor entre los certificados de defunción codificados manualmente que entre los certificados codificados a máquina. Para obtener más información, consulte Visión general de la vigilancia de la influenza en EE. UU, "vigilancia de la mortalidad".

Como sucede con los casos de influenza, las visitas al médico y las hospitalizaciones, los CDC también calculan las muertes en los Estados Unidos mediante un modelo matemático. Los CDC estiman que entre 2010-2011 y 2013-2014, las muertes asociadas a la influenza en los EE. UU. oscilaron de apenas unos 12 000 casos (durante la temporada 2011-2012) a 56 000 (durante la temporada 2012-2013). Los datos del certificado de defunción y la información semanal de vigilancia del virus de la influenza fueron utilizados para calcular cuántas muertes relacionadas con la influenza se produjeron entre personas cuya causa de muerte subyacente se mencionó en el certificado de defunción como enfermedad respiratoria o circulatoria. Para obtener más información, consulte Cálculo de muertes asociadas a la influenza estacional en los Estados Unidos y la página Carga de la enfermedad de la influenza de los CDC.

¿Por qué es difícil conocer con exactitud la cantidad de personas que mueren por la influenza?

Existen varios factores que hacen que sea difícil determinar con precisión la cantidad de muertes producidas por la influenza, independientemente de si se informaron. Algunos de los retos para contabilizar las muertes asociadas a la influenza incluyen lo siguiente:

  • la enorme cantidad de casos de muerte,
  • la falta de pruebas (no se realizan las pruebas de la influenza a todas las personas que mueren con alguna enfermedad similar a la influenza),
  • y la diferente codificación de cada muerte (las muertes asociadas a la influenza son a menudo el resultado de complicaciones secundarias por problemas médicos subyacentes, que puede ser difícil de clasificar).

Para obtener más información, consulte Cálculo de muertes por influenza estacional en EE. UU.: Estudio de los CDC confirma variabilidad de la influenza

 Arriba

Medidas de protección

¿Qué debería hacer para protegerme de la influenza esta temporada?

Los CDC recomiendan la vacuna anual contra la influenza a todas las personas de 6 meses en adelante incluso cuando se espera una disminución de la efectividad de la vacuna contra uno o más virus.

Además de vacunarse contra la influenza estacional, puede tomar medidas de prevención diarias tales como permanecer alejado de personas enfermas y lavarse las manos para reducir la propagación de gérmenes. Si ha contraído la influenza, permanezca en su casa y no asista al trabajo o la escuela para prevenir el contagio de la influenza a otras personas. Además, hay medicamentos recetados llamados "medicamentos antivirales" que se pueden usar para tratar la influenza. Visite Lo que debe saber sobre los medicamentos antivirales contra la influenza para obtener más información.

¿Qué debería hacer para que mis seres queridos estén protegidos contra la influenza esta temporada?

Se esperan niveles altos de actividad de la influenza que continuarán durante varias semanas de modo que aún hay tiempo para alentar a sus seres queridos a vacunarse. La vacunación reviste especial importancia en las personas con alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza y sus contactos más cercanos. Además, si alguno de sus seres queridos corre alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza y si presenta síntomas de la enfermedad, aliéntelos a realizarse un examen médico para determinar si necesita ser tratado con medicamentos antivirales contra la influenza. Estos medicamentos funcionan mejor si se administran dentro de las 48 horas de la aparición de los síntomas. Los CDC recomiendan que las personas con alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza y que presentan síntomas de la enfermedad durante la temporada de influenza sean tratadas con medicamentos antivirales contra la influenza lo antes posible sin esperar a tener las pruebas de confirmación. Las personas que no tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves por influenza también pueden ser tratadas con medicamentos antivirales contra la influenza, especialmente si el tratamiento se inicia dentro de las 48 horas.

¿Algunos niños necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza?

Sí. Algunos niños de 6 meses a 8 años de edad necesitarán dos dosis de la vacuna contra la influenza para lograr una protección adecuada contra la influenza. Los niños de este grupo etario que reciben la vacuna por primera vez necesitarán dos dosis, administradas con al menos 28 días entre una y otra. Los niños que solo han recibido una dosis en su vida también necesitan dos dosis. El médico de su hijo u otro profesional de la salud puede decirle si su hijo necesita dos dosis de la vacuna contra la influenza. Visite Los niños, la influenza y la vacuna para obtener más información.

¿Qué puede hacer para proteger a los niños que son demasiado pequeños para vacunarse?

Los niños menores de 6 meses tienen un alto riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza, pero son demasiado pequeños para recibir la vacuna contra la influenza. Es por esto que es especialmente importante protegerlos de esta enfermedad. Si usted vive con un bebé de menos de 6 meses o cuida de él, usted debe vacunarse contra la influenza para que el bebé esté protegido. Ver Consejos para cuidadores de niños pequeños para obtener más información. Las demás personas que tienen contacto con el bebé también deben vacunarse. Además, los estudios han demostrado que la vacunación de la madre contra la influenza en el embarazo puede proteger al bebé de la infección por influenza después del nacimiento y durante varios meses.

Además de vacunarse, usted y sus seres queridos pueden tomar acciones de prevención diarias tales como permanecer alejado de personas enfermas y lavarse las manos para reducir la propagación de gérmenes. Si ha contraído la influenza, permanezca en su casa y no asista al trabajo o la escuela para prevenir el contagio de la influenza a otras personas.

 Arriba

La vacuna y la vacunación

¿Cuántas vacunas contra la influenza habrá disponibles esta temporada?

La vacuna contra la influenza es producida por fabricantes privados, por lo que el suministro depende de ellos. Para la temporada 2017-2018 los fabricantes tienen previsto producir entre 151 y 166 millones de dosis de la vacuna inyectable para el mercado estadounidense. (Las proyecciones pueden cambiar a medida que avanza la temporada). Las actualizaciones de los suministros de la vacuna contra la influenza se entregarán en la medida que estén disponibles en Vacuna contra la influenza estacional y total de dosis distribuidas.

¿Estará disponible esta temporada la vacuna contra la influenza atenuada en virus vivos en atomizador nasal (LAIV) aunque no se recomiende su uso?

La vacuna tetravalente FluMist® Quadrivalent sigue siendo un producto aprobado por la FDA. Como tal, es posible que haya suministro de FluMist® Quadrivalent en el mercado estadounidense durante la temporada 2017-2018. Es importante que los médicos y el público estén al tanto de que debido a que existen dudas acerca de la efectividad de esta vacuna, los CDC recomiendan no utilizar esta vacuna durante la temporada de influenza 2017-2018.

¿Qué vacuna contra la influenza debo recibir en lugar de la vacuna en atomizador nasal?

Las personas que usualmente reciben la vacuna en atomizador nasal (nombre comercial: FluMist Quadrivalent®) deben recibir una vacuna inyectable contra la influenza, aprobada y recomendada, durante 2017-2018. Existen diferentes formulaciones de vacunas inyectables contra la influenza, aprobadas para su uso en diversas personas. Hay una tabla que muestra todas las vacunas contra la influenza que están aprobadas por la FDA para su uso en los Estados Unidos durante la temporada 2017-2018

Mi hijo recibe usualmente la vacuna en atomizador nasal. ¿Puedo dejar de vacunarlos si la vacuna contra la influenza en atomizador nasal no se recomienda?

Es muy importante que sus hijos se vacunen contra la influenza esta temporada.  Los CDC, la Academia Estadounidense de Pediatría y otros socios apoyan la vacunación anual contra la influenza en los niños, incluido el uso de las vacunas inyectables durante 2017-2018. La influenza puede ser una enfermedad grave en niños y estos (principalmente los niños en edad escolar) son más propensos a contraer la influenza. Millones de niños se enferman de influenza todas las temporadas. Un cuadro típico de influenza implica perderse una semana de clases o más y miles de niños son hospitalizados debido a la influenza cada temporada de influenza. Una vez infectados, los niños pueden transmitir la influenza a otros. La vacuna inyectable contra la influenza puede evitar que su hijo contraiga la enfermedad. Al vacunar a su hijo también protege a las personas que lo rodean (como los abuelos, los bebés y las personas con problemas de salud de larga duración) y que son más vulnerables a la influenza. La vacuna contra la influenza en atomizador nasal (marca comercial FluMist®) no se recomienda esta temporada ya que no está comprobada su efectividad. Hay más información disponible acerca de la vacunación contra la influenza en niños esta temporada en "Información sobre la influenza para padres de niños pequeños".

¿Cuándo debo vacunarme?

Vacunarse antes de que comience la actividad de la influenza lo ayuda a protegerse una vez que comienza la temporada de influenza en su comunidad. Luego de unas dos semanas posteriores a la vacunación, la respuesta inmunitaria del cuerpo comienza a actuar y a protegerlo; por eso, haga planes para vacunarse. Los CDC recomiendan que las personas se vacunen contra la influenza antes de finales de octubre, si es posible. No obstante, vacunarse más tarde todavía puede resultar beneficioso. Los CDC recomiendan la vacunación contra la influenza mientras los virus de la influenza estén en circulación, incluso en enero y más adelante. Los niños de 6 meses a 8 años que necesitan dos dosis de la vacuna deben recibir la primera dosis tan pronto como sea posible a fin de disponer de tiempo para recibir la segunda dosis antes del inicio de la temporada de influenza. Las dos dosis deben ser administradas en un intervalo de 28 días.

¿Dónde puedo vacunarme contra la influenza?

Las vacunas contra la influenza se ofrecen en muchos consultorios médicos, clínicas, departamentos de salud, farmacias y centros de salud universitarios, además de también ser provistas por empleadores e incluso algunas escuelas.

Incluso si no tiene un médico o un enfermero habitual, puede recibir la vacuna contra la influenza en otro lado, como en un departamento de salud, en una farmacia, en una clínica de atención de urgencias y con frecuencia en su escuela, centro de salud universitario o el trabajo.

Visite el Buscador de vacunas de HealthMap para saber dónde puede conseguir una vacuna contra la influenza.

¿Qué es la vacunación contra la influenza por medio de una inyección a presión?

El 14 de agosto de 2014, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) aprobó el uso de un dispositivo de inyección a presión (la inyección a presión sin agujas PharmaJet Stratis de 0.5ml) para administrar una vacuna contra la influenza en particular (AFLURIA® de bioCSL Inc.) en personas de 18 a 64 años de edad. Una inyección a presión es un dispositivo médico que se utiliza para la vacunación y que emplea una descarga de líquido a alta presión para penetrar la piel en lugar de una aguja hipodérmica. Para obtener más información, consulte Vacunación contra la influenza por medio de una inyección a presión.

¿Qué es la vacuna contra la influenza con coadyuvante?

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. aprobó una nueva vacuna contra la influenza estacional que contiene un coadyuvante para adultos mayores de 65 años. Un coadyuvante es un ingrediente que se agrega a la vacuna para generar una respuesta inmunitaria más fuerte a la vacuanción. FLUAD™ [155 KB, 13 páginas] fue aprobada en noviembre del 2015 y estará disponible durante la temporada de influenza 2017-2018. Contiene el coadyuvante MF59, una emulsión de aceite escualeno del tipo aceite en agua. FLUAD™ es la primera vacuna contra la influenza estacional con coadyuvante que se comercializa en los Estados Unidos. Para obtener más información, visite: Vacuna contra la influenza con coadyuvante FLUAD™.

¿Por cuánto tiempo me protege la vacuna contra la influenza?

Varios estudios realizados durante diferentes temporadas y en diversos tipos de vacunas contra la influenza y subtipos de virus de la influenza han demostrado que la inmunidad del organismo ante los virus de la influenza (adquiridos por infección natural o vacunación) disminuye con el paso del tiempo. La disminución de anticuerpos es influenciada por varios factores, incluidos el antígeno que se utiliza en la vacuna, la edad de la persona que recibe la vacuna y la salud en general (por ejemplo, ciertas afecciones crónicas pueden tener un impacto en la inmunidad). Cuando la mayoría de las personas sanas con sistemas inmunitarios normales se vacuna, sus cuerpos producen anticuerpos y quedan protegidos durante toda la temporada de influenza, incluso a medida que los niveles de anticuerpos disminuyen con el tiempo. Las personas mayores y otras con sistemas inmunitarios debilitados pueden no generar la misma cantidad de anticuerpos después de la vacunación; además, es posible que sus niveles de anticuerpos bajen más rápidamente en comparación con las personas jóvenes y sanas.

Vacunarse todos los años proporciona la mejor protección contra la influenza durante toda la temporada de influenza. Es importante vacunarse contra la influenza todas las temporadas, incluso si se vacunó la temporada anterior y los virus de la vacuna contra la influenza no han cambiado en la temporada actual.

¿La vacuna contra la influenza puede brindar protección aunque la vacuna no se corresponda "plenamente"?

Sí, los anticuerpos que se forman en respuesta a la vacunación a través de un virus de la influenza a veces pueden brindar protección contra virus diferentes, pero relacionados. Una correspondencia que no sea la indicada puede provocar la disminución de la efectividad de la vacuna con respecto al virus de la influenza que difiere del que se encuentra en la vacuna contra la influenza, aún así puede ofrecer algún tipo de protección contra la enfermedad por influenza.

Además, es importante recordar que la vacuna contra la influenza contiene tres o cuatro virus de la influenza (según el tipo de vacuna que reciba) de modo que, aún cuando exista una correspondencia por debajo de lo ideal o una menor eficacia contra un virus, la vacuna contra la influenza puede protegerle contra los otros virus de la influenza.

Por estas razones, incluso durante temporadas cuando existe una correspondencia por debajo de lo ideal, los CDC continúan recomendando vacunar a todas las personas contra la influenza a partir de los 6 meses de edad. La vacunación es particularmente importante para las personas con alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza, y sus contactos más cercanos.

¿Puedo vacunarme y aún así contraer influenza?

Sí. Es posible contraer la influenza incluso si se ha vacunado (aunque no lo sabrá con certeza a menos que se haga la prueba de la influenza). Esto es posible por los siguientes motivos:

  • Puede estar expuesto a uno de los virus de la influenza justo antes de vacunarse o durante el lapso que el cuerpo tarda en desarrollar la protección posterior a la vacunación. Esta exposición puede ocasionar que se enferme de influenza antes de que la vacuna haga efecto. (Los anticuerpos que brindan la protección se desarrollan en el organismo aproximadamente 2 semanas después de la vacunación).
  • Usted puede estar expuesto a un virus de la influenza que no esté incluido en la vacuna contra la influenza estacional. Todos los años circulan muchos virus de influenza diferentes. La vacuna contra la influenza está hecha para brindar protección contra los tres o cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes.
  • Desafortunadamente, algunas personas pueden contraer la infección del virus de la influenza a pesar de haberse vacunado con la vacuna diseñada para brindar protección contra el mismo. La protección que brinda la vacuna contra la influenza puede variar ampliamente, basándose, en parte, en los factores de salud y en la edad de la persona que se vacuna. En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto en adultos jóvenes y niños mayores saludables. Algunas personas mayores y personas con ciertas enfermedades crónicas podrían desarrollar menos inmunidad después de la vacunación. La vacuna contra la influenza no es una herramienta perfecta, pero es la mejor manera de estar protegido contra la enfermedad.
 Arriba

Eficacia de la vacuna contra la influenza

¿Cuán efectivas serán las vacunas contra la influenza esta temporada?

La efectividad de la vacuna (EV) contra la influenza puede variar de una temporada a la otra y entre diferentes grupos etarios y de riesgo e incluso según el tipo de vacuna. La efectividad de la vacuna puede depender, en cierta medida, de la correspondencia entre el virus de la vacuna que se utilizó para fabricarla y los virus que circulan esa temporada. No es posible predecir qué virus de la influenza prevalecerán durante una temporada. Los CDC monitorean los virus que circulan durante el año y ofrecen información nueva y actualizada acerca de su similitud con los virus de la vacuna contra la influenza, en la medida que esté disponible. La información se publica todas las semanas en FluView y se resume con cierta frecuencia en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR).

Los cálculos provisionales de los CDC sobre la EV correspondientes a la temporada de influenza 2017-2018 se publicaron el  15 de febrero del 2018, en un MMWR. Para más información, vea la siguiente pregunta "¿Qué revelan los cálculos provisionales de la EV de los CDC acerca de qué tan bien funcionan las vacunas contra la influenza esta temporada?". Los cálculos finales de los CDC para la temporada 2017-2018 no estarán disponibles hasta después de que la temporada haya finalizado y es probable de que sean inferiores a los cálculos provisionales. Para obtener más información acerca de la efectividad de la vacuna anterior, consulte ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza?.

¿Qué revelan los cálculos provisionales de la EV de los CDC acerca de qué tan bien funcionan las vacunas contra la influenza esta temporada?

El  15 de febrero del 2018, los CDC publicaron cálculos provisionales sobre la EV para la temporada de influenza 2017-2018 en los Estados Unidos. Estos cálculos incluyen los datos recabados de 4 562 niños y adultos inscritos en la Red de EV contra la Influenza de los Estados Unidos durante el 2 de noviembre del 2017 y el 3 de febrero del 2018.  Durante este período, la EV ajustada contra la influenza A y B fue del 36% (95% IC: 27% a 44%). Esto significa que la vacuna contra la influenza estacional en general redujo el riesgo de contraer la enfermedad y consultar al médico a causa de la influenza alrededor de un tercio. Los virus de la influenza H3N2 fueron los responsables de la mayoría (69%) de los casos de infecciones por influenza reportados en este estudio, y tal como se esperaba, en el 25% (95% IC: 13%-36%), la EV fue inferior contra los virus de la influenza A(H3N2). Cabe señalar que la EV contra el virus H3N2 fue alta en niños de 6 meses a 8 años de edad [51% (95% IC: 29%-66%)]. Esto significa que el riesgo de enfermedad por el virus H3N2 que exige una consulta médica se vio reducido a más de la mitad entre este grupo de niños vacunados. La EV contra otros virus de la influenza, incluidos los virus de la influenza A(H1N1) y la influenza B, también fue mayor que contra los virus de la influenza A(H3N2). La EV fue del 67% (IC: 54%-76%) contra los virus de la influenza A(H1N1)pdm09 y del 42% (IC: 25%-56%) contra los virus de la influenza B.

¿La efectividad provisional de la vacuna para niños de 9-17 años para 2017-2018 figura como -8 % efectiva? ¿Qué significa eso? ¿La vacunación aumentó el riesgo de contraer la influenza?

La estimación puntual negativa mencionada se refiere a la efectividad provisional de la vacuna contra la influenza contra los virus H3N2 entre niños de 9-17 años para la temporada 2017-2018 y se establece con base en la información recabada hasta el 3 de febrero de 2018. Al interpretar los resultados es necesario prestar atención a la estimación puntual (-8%) y al intervalo de confianza del 95%  (-62% a 29). Cuando el intervalo de confianza cruza la barrera del cero, como en este caso, significa que no puede medirse ningún tipo de efectividad de la vacuna (EV) contra enfermedades que requieren atención médica. La cantidad de personas que participaron en este estudio en ese grupo etario fue pequeña, que probablemente ha contribuido al amplio intervalo de confianza. Cabe señalar que la efectividad de la vacuna contra el virus H3N2 en niños de 6 meses a 8 años fue del 51%. Hay más información acerca de cómo los CDC calculan la efectividad de la vacuna, incluido cómo interpretar los intervalos de confianza, disponible en https://www.cdc.gov/flu/about/qa/vaccineeffect.htm.

¿Tendrá la vacuna contra la influenza de esta temporada una buena correspondencia con los virus en circulación?

Durante el transcurso de la temporada de influenza, los CDC estudian muestras de los virus de la influenza que circulan para evaluar cuán cerca están de lograr que haya correspondencia entre los virus que se utilizaron para fabricar la vacuna contra la influenza y los virus circulantes. Los datos de laboratorio que utilizan técnicas actuales no han detectado ningún tipo de variación antigénica considerable entre los virus de la vacuna y los virus en circulación.

La efectividad de la vacuna contra la influenza, ¿varía por tipo o subtipo?

Sí. La protección que ofrecen las vacunas puede variar según el tipo o subtipo de virus de la influenza, incluso cuando los virus de la vacuna contra la influenza recomendada y los virus de la influenza que circulan sean los mismos (coincidan). Desde 2009, los estudios de eficacia de la vacuna que protege contra una enfermedad que requiere atención médica han sugerido que, cuando los virus de la vacuna y los virus de la influenza que circulan coinciden en gran medida, las vacunas contra la influenza brindan una mejor protección contra los virus de la influenza B o influenza A (H1N1) que contra los virus de la influenza A (H3N2). Un estudio [505 KB, 10 páginas] que analizó una cantidad de valores provisorios de efectividad de la vacuna (VE) de 2004-2015 señaló una VE promedio del 33% (CI = 26%-39%) contra los virus H3N2, en comparación con el 61% (CI = 57%-65%) contra los virus H1N1 y el 54% (CI = 46%-61%) contra los virus de la influenza B. Las estimaciones de VE fueron más bajas cuando los virus de la vacuna y los virus que circulaban eran diferentes (sin coincidencia). El mismo estudio descubrió una VE combinada del 23% (95% CI: 2% a 40%) contra los virus H3N2 cuando los virus que circulaban eran significativamente diferentes (sin coincidencia) del componente recomendado para la vacuna contra la influenza A (H3N2). Los datos más actuales sobre la efectividad de las vacunas contra la influenza 2017-2018 en los Estados Unidos según el subtipo se publicaron en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) del 15 de febrero del 2018. Estos datos, que fueron recabados a través de la Red de Efectividad de la Vacuna contra la Influenza de EE. UU. desde el 2 de noviembre del 2017 hasta el 3 de febrero del 2018, revelaron una EV total ajustada contra la infección por el virus de la influenza A y B del 36 por ciento. Dividida en subtipos, la EV contra los virus A(H3N2) fue del 25 por ciento y del 67 por ciento contra los virus A(H1N1). La EV contra los virus B de la influenza fue del 42 por ciento.

¿Por qué la vacuna contra la influenza es, por lo general, menos efectiva contra los virus de la influenza A (H3N2)?

Existen diversos motivos por los cuales la efectividad de la vacuna contra los virus de la influenza A (H3N2) puede ser menor.

  1. Si bien todos los virus de la influenza se vieron afectados por cambios genéticos frecuentes, los cambios ocurridos en los virus de la influenza A(H3N2) han resultado con mayor frecuencia en diferencias entre los componentes de la vacuna contra la influenza y los virus de la influenza en circulación (es decir, variación antigénica), en comparación con los virus de la influenza A (H1N1) e influenza B. Eso significa que en el tiempo que transcurre entre la recomendación de la composición de la vacuna y la entrega de la misma, es más probable que los virus H3N2 hayan mutado más que los virus H1N1 o de la influenza B de maneras que pueden impactar sobre la efectividad de la vacuna.
  2. Además, ciertos factores del organismo hospedador pueden afectar los beneficios recibidos a través de la vacunación contra la influenza. Los factores relacionados con el organismo hospedador indican cómo el sistema inmunitario exclusivo de una persona responde a las vacunas o a la infección por influenza. La ciencia actual sugiere que los virus de la influenza a los que las personas están expuestas en las primeras etapas de la vida afectarán la manera en que sus sistemas inmunitarios respondan ante la infección por influenza o la vacunación más adelante en sus vidas.
  3. El cultivo en huevos es parte del proceso de producción de la mayoría de las vacunas contra la influenza estacional. Mientras que todos los virus de la influenza sufren cambios cuando se cultivan en huevos, los cambios en los virus de la influenza A (H3N2) tienden a ser más variados y más propensos a tener implicaciones antigénicas en comparación con los cambios que pueden tener otros virus de la influenza. Estos denominados "cambios adaptados en huevos" están presentes en el virus de la vacuna que se recomienda para el uso en la producción de vacunas y puede reducir su efectividad potencial contra los virus que circulan. Otras tecnologías de producción de vacunas, como por ejemplo, la producción de vacunas a base de célulaso vacunas recombinantes contra la influenza, podrían superar estas limitaciones asociadas al uso de virus candidatos a la vacuna y cultivados en huevos mediante la tecnología de producción a base de huevos, pero los CDC también están usando técnicas  moleculares avanzadas  para poder superar esta desventaja.
 Arriba

En caso de enfermarse

¿Qué sucede en el organismo cuando una persona tiene influenza?

Los virus de la influenza usualmente infectan las vías respiratorias (es decir, las vías aéreas de la nariz, la garganta y los pulmones).  En la medida que la la infección aumenta, el sistema inmunitario del organismo responde para luchar contra la infección provocada por el virus. Esto provoca inflamación que trae como consecuencia la aparición de síntomas respiratorios como tos y dolor de garganta.  La respuesta del sistema inmunitario también puede provocar fiebre y dolores musculares y corporales.  Cuando una persona infectada tose, puede transmitir los virus de la influenza a través de diminutas gotas que viajan por el aire a la persona que esté más cerca; las personas también pueden infectarse mediante el contacto con secreciones infecciosas o superficies contaminadas.  La mayoría de las personas que se enferman se recuperan al cabo de unos pocos días a dos semanas, pero algunas personas pueden enfermarse de gravedad.  A raíz de una infección por influenza, pueden aparecen infecciones secundarias del oído y los senos nasales. Por ejemplo, algunas personas pueden desarrollar neumonía. Esto le puede suceder a cualquier persona, pero puede ser más probable en aquellas que padecen ciertas afecciones crónicas o en las personas mayores.

¿Qué debería hacer si contraigo la influenza?

La mayoría de las personas enfermas de influenza padecerán una enfermedad leve y no necesitarán atención médica o medicamentos antivirales. Si presenta síntomas de influenza, en la mayoría de los casos debe permanecer en su casa y evitar el contacto con otras personas, excepto para recibir atención médica.

Sin embargo, si usted presenta síntomas de la influenza y forma parte de un grupo de alto riesgo, o se siente muy enfermo o está muy preocupado por su enfermedad, comuníquese con su proveedor de atención médica (médico, asistente médico, etc.). Existen medicamentos llamados "antivirales" que su médico puede indicarle para tratar la influenza.  Estos medicamentos pueden hacer que se sienta mejor rápidamente y también prevenir complicaciones graves.

Los medicamentos antivirales son medicamentos recetados que se pueden utilizar para tratar la influenza. Las personas en alto riesgo de presentar complicaciones (tales como niños menores de 5 años, adultos de 65 años y más, mujeres embarazadas, personas con ciertas afecciones médicas de larga duración y residentes de asilos de ancianos y otros centros de cuidado a largo plazo) y las personas que están muy enfermas con la influenza (como los hospitalizados por la influenza) deben recibir medicamentos antivirales. Otras personas pueden ser tratadas con antivirales, según lo considere necesario su profesional de la salud. Es muy importante tratar con medicamentos antivirales a las personas que corren alto riesgo o que están muy enfermas de influenza. Estudios indican que el tratamiento inmediato con medicamentos antivirales puede prevenir el desarrollo de complicaciones graves por la influenza. El tratamiento inmediato puede marcar la diferencia entre tener una enfermedad más leve y una enfermedad grave que podría requerir hospitalización.

El tratamiento con antivirales da mejores resultados cuando se lo inicia dentro de las 48 horas de enfermarse pero aún puede aportar beneficios al recibirlo más adelante en el proceso de la enfermedad. Los medicamentos antivirales son efectivos en todos los grupos etarios y de riesgo. Los estudios realizados demuestran que los medicamentos antivirales son muy poco recetados para las personas que corren alto riesgo de presentar complicaciones por la influenza. Para la temporada de influenza 2017-2018, se recomienda la utilización de tres medicamentos antivirales aprobados por la FDA: oseltamivir (disponible en versiones genéricas y bajo el nombre comercial de Tamiflu®), zanamivir (Relenza®) y peramivir (Rapivab®).​​​​​​​ Puede encontrar más información sobre los medicamentos antivirales en Tratamiento - Medicamentos antivirales.

Vea "La influenza: lo que se debe hacer en caso de enfermarse" para obtener más información.

 Arriba

Vigilancia

¿Cómo rastrean los CDC la actividad de la influenza?

El Departamento de Epidemiología y Prevención de la División de Influenza de los CDC recopila, reúne y analiza información sobre la actividad de la influenza durante todo el año en los Estados Unidos y elabora FluView, un informe semanal sobre vigilancia de la influenza, y FluView Interactive, que permite un análisis más profundo de los datos de vigilancia de la influenza. El sistema de vigilancia de la influenza de los EE. UU. es un esfuerzo cooperativo entre los CDC y muchos de sus socios en los departamentos de salud estatales, locales y territoriales; laboratorios clínicos y de salud pública; oficinas de estadísticas demográficas; proveedores de atención médica; clínicas y departamentos de emergencia. La información en cinco categorías es recogida de ocho fuentes diferentes de datos que permiten a los CDC:

  • Descubrir cuándo y dónde se produce la actividad de la influenza
  • Hacer un seguimiento a enfermedades relacionadas con la influenza
  • Determinar qué virus de la influenza están circulando
  • Detectar cambios en los virus de la influenza
  • Medir el impacto que está teniendo la influenza en las hospitalizaciones y muertes en Estados Unidos.

Para obtener más información, visite "Visión general de la vigilancia de la influenza en EE. UU”.

¿Cuántos casos de muerte asociados a la influenza hubo esta temporada? ¿Cuántos de estos casos ocurrieron en personas vacunadas?

Para obtener respuestas a preguntas frecuentes acerca de las muertes asociadas a la influenza en los Estados Unidos, consulte la página web de los CDC:  Muertes asociadas a la influenza estacional en los Estados Unidos.

La temporada de la influenza actual 2017-2018 fue comparada con la temporada 2014-2015, ¿qué tan grave fue la temporada de influenza 2014-2015? ¿Cambió la determinación de la gravedad de la temporada 2014-2015 por parte de los CDC cuando los CDC actualizaron su marco de gravedad en 2017?

Ahora los CDC caracterizan la temporada de influenza 2014-2015 como  de "mucha" gravedad.  Antes de que los CDC actualizaran su marco de gravedad en octubre del 2017, los CDC en un principio caracterizaron la temporada 2014-2015 como de "gravedad moderada". Con el nuevo marco que los CDC lanzaron en una  publicación en octubre del 2017 , los CDC caracterizaron retrospectivamente la gravedad de todas las temporadas de influenza desde 2003-2004 hasta 2015-2016. Hubo solo dos temporadas durante ese lapso que fueron caracterizadas de gravedad "alta": las temporadas 2014-2015 y 2003-2004, las cuales fueron temporadas de influenza en las que predominaron los virus de la influenza A (H3N2).

Para clasificar la temporada 2014-2015 y otras temporadas anteriores, los investigadores de los CDC recopilaron los siguientes datos de las  11 temporadas de influenza*:

  1. La proporción de visitas a las clínicas de cuidados de salud ambulatorios por enfermedades similares a la influenza;
  2. Los índices de hospitalizaciones asociadas a la influenza; y
  3. La proporción de muertes por neumonía o influenza.

* Estas 11 temporadas abarcaron desde 2003-2004 hasta 2015-2016, y excluyeron la pandemia de H1N1 del 2009.

Los investigadores utilizaron el Método de Epidemias Móviles (MEM) que interpretó esos índices y porcentajes en umbrales de intensidad estandarizados. Para cada sistema, se generaron tres umbrales diferentes:

  • uno que marcó un corte entre poca gravedad y gravedad moderada;
  • uno que marcó un corte entre gravedad moderada y gravedad alta; y
  • uno que marcó un corte entre gravedad alta y gravedad muy alta. (Nota: los expertos esperan que la clasificación de gravedad "muy alta" se utilice en raras ocasiones, como por ejemplo durante una pandemia).

Conjuntamente, los umbrales de intensidad fueron utilizados como una vara de medición para determinar la gravedad de cada temporada de influenza en particular. La gravedad de cada temporada se determinó de la siguiente manera:

  • La gravedad ha sido clasificada como baja si al menos 2 de cada 3 indicadores para la población general alcanzaron su punto máximo por debajo de los umbrales de intensidad de sus respectivos sistemas.
  • La gravedad ha sido clasificada como moderada si al menos dos indicadores para la población general alcanzaron su punto máximo entre los umbrales de intensidad más bajos e intermedios de sus respectivos sistemas.
  • La gravedad ha sido clasificada como alta si al menos dos indicadores para la población general alcanzaron su punto máximo entre los umbrales de intensidad intermedios y altos de sus respectivos sistemas.
  • La gravedad ha sido clasificada como muy alta si al menos dos indicadores para la población general alcanzaron su punto máximo por encima de los umbrales de intensidad más altos de sus respectivos sistemas.

Según esta escala estandarizada, durante la temporada 2014-2015, las ILI, los índices de hospitalización y la proporción de muertes a causa de la influenza y neumonía alcanzaron su punto máximo por encima de los indicadores intermedios de sus respectivos sistemas, generando una clasificación de una temporada de "gravedad alta".

Anteriormente, los CDC han clasificado a la temporada 2014-2015 como de "gravedad moderada". Esa descripción fue determinada de acuerdo con una amplia variedad de criterios que incluyen los tres criterios mencionados anteriormente y

  1. la cantidad y la proporción de especímenes respiratorios que arrojaron resultados positivos para la influenza; y
  2. la cantidad de muertes asociadas a la influenza entre niños.

La gravedad de la temporada fue evaluada comparando los datos de estas medidas con datos de las temporadas anteriores, lo cual arrojó una indicación de gravedad  relativa . Este método es meramente informativo y no cuenta con unidades de mediciones fijas. En cambio, la clasificación actual de gravedad alta fue determinada mediante la comparación de indicadores de 2014-2015 en contraposición con los umbrales estandarizados, lo que les permitió a los investigadores poder determinar el nivel de gravedad con mayor precisión.

¿Qué harán los CDC para monitorear la efectividad de la vacuna contra la influenza para la temporada 2017-2018?

Los CDC colaboran con sus socios todas las temporadas para evaluar el buen funcionamiento de las vacunas estacionales contra la influenza. Durante la temporada 2017-2018, los CDC están planeando realizar múltiples estudios sobre la eficacia de las vacunas inyectables contra la influenza. Estos estudios evalúan la eficacia de la vacuna en la prevención de la influenza confirmada en laboratorio entre personas de más de 6 meses de vida. Puede encontrar un resumen de los últimos cálculos de los CDC sobre la efectividad de la vacuna en Efectividad de la vacuna contra la influenza estacional, 2005-2018.

¿Qué hacen los CDC para supervisar la resistencia antiviral en los Estados Unidos durante la temporada 2017-2018?

Resistencia antiviral significa que un virus cambió de tal manera que los medicamentos antivirales son menos efectivos o no tienen efectividad alguna para tratar o prevenir enfermedades causadas por ese virus. Los CDC seguirán recolectando y monitoreando los virus de la influenza para observar cambios a través de una red consolidada de sistemas de vigilancia nacionales e internacionales. Los CDC también están trabajando conjuntamente con los Departamentos de Salud Pública Estatales y la Organización Mundial de la salud para recopilar información adicional sobre la resistencia antiviral en los Estados Unidos y en todo el mundo. La información recopilada servirá para hacer recomendaciones fundamentadas sobre el uso de los medicamentos antivirales para tratar la influenza.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA