Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Las personas de 65 años de edad en adelante y la influenza

Se ha demostrado durante muchos años que las personas de 65 años en adelante corren mayores riesgos de presentar complicaciones graves por la influenza en comparación con los adultos jóvenes sanos porque las defensas del sistema inmunitario de los seres humanos se debilitan con la edad. Si bien las temporadas de influenza pueden variar en su gravedad, en la mayoría de las temporadas, las personas mayores de 65 años son las que soportan la carga más pesada en términos de la gravedad de la influenza. Por ejemplo, en los últimos años, se calcula que entre el 70 y el 85 por ciento de las muertes relacionadas con la influenza estacional se produjeron en personas de 65 años de edad en adelante y que entre el 54 y el 70 por ciento de las hospitalizaciones relacionadas con la influenza estacional ocurrieron entre personas del mismo grupo etario. Esto significa que la influenza suele ser bastante grave para las personas mayores de 65 años.

Una vacuna contra la influenza es la mejor protección contra la enfermedad

La mejor manera de protegerse contra la influenza y las posibles complicaciones graves de la enfermedad es la que recomiendan los CDC: que todas las personas de 6 meses de edad en adelante reciban la vacuna contra la influenza estacional cada año antes de fines de octubre. No obstante, mientras los virus de la influenza sigan en circulación, la vacunación debería continuar durante toda la temporada de influenza, incluso en enero o después.

Es sumamente importante que se vacunen las personas de 65 años de edad en adelante ya que tienen alto riesgo de desarrollar complicaciones graves debido a la influenza. Las vacunas contra la influenza se actualizan cada temporada según sea necesario para adaptarse a los cambios en los virus. Además, la inmunidad va mermando a lo largo del año, por lo que es importante la vacunación anual para garantizar la mejor protección posible contra la influenza. La vacuna contra la influenza protege contra los virus de la influenza que las investigaciones indican serán los más comunes durante la próxima temporada. (Ver Selección de virus para vacunas para conocer la composición exacta de la vacuna de esta temporada). La vacuna contra la influenza para la temporada 2018-2019 ha sido actualizada respecto de la vacuna de la temporada pasada para adaptarse mejor a los virus en circulación. La inmunidad que produce la vacuna se establece después de unas dos semanas.

La vacuna contra la influenza reduce los resultados graves a causa de la influenza

Se ha demostrado que la vacuna contra la influenza reduce la aparición de enfermedades relacionadas con la influenza y el riesgo de sufrir complicaciones graves a causa de esta enfermedad que pueden dar lugar a hospitalizaciones o incluso la muerte en personas mayores. Por ejemplo, un estudio del 2017  reveló que la vacunación contra la influenza redujo los casos de muerte, los ingresos a unidades de cuidados intensivos (UCI), la duración de la estadía en las UCI y la duración de las hospitalizaciones en general entre los pacientes hospitalizados con influenza; los mayores beneficiados fueron las personas de 65 años de edad en adelante.

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados por lo general tienen una respuesta inmunitaria de defensa más baja después de recibir la vacuna contra la influenza en comparación con las personas jóvenes y sanas. Esto puede volverlas más susceptibles a la influenza.  Si bien las respuestas inmunitarias pueden ser más bajas en los adultos mayores, la eficacia de la vacuna ha sido similar en la mayoría de las temporadas entre los adultos mayores y las personas con afecciones crónicas, en comparación con las personas sanas más jóvenes. A pesar de que los adultos mayores tienen respuestas inmunitarias más débiles a las vacunas contra la influenza, hay muchos motivos por los que las personas de ese grupo etario deberían vacunarse todos los años.

Tipos de vacunas inyectables contra la influenza para personas de 65 años de edad en adelante

Las personas de 65 años de edad en adelante deberían recibir la vacuna inyectable contra la influenza en vez de la vacuna en atomizador nasal. Pueden recibir cualquier vacuna contra la influenza aprobada para ese grupo etario sin preferencias por una vacuna por sobre la otra. Existen vacunas inyectables regulares contra la influenza aprobadas para personas de 65 años de edad en adelante y también hay dos vacunas diseñadas especialmente para personas de 65 años de edad en adelante:

Vacuna contra la influenza de dosis alta:

La "vacuna de dosis alta" contiene 4 veces la cantidad de antígeno que una vacuna inyectable regular. Se asocia con una respuesta inmunitaria más fuerte tras la vacunación (mayor producción de anticuerpos). Según los resultados de un ensayo clínico con 30 000 participantes, los adultos mayores de 65 años que recibieron la vacuna de dosis alta presentaron un 24% menos de infecciones por la influenza en relación con aquellas que recibieron la vacuna de dosis estándar. La vacuna de dosis alta está aprobada para usar en los Estados Unidos desde 2009. Lea más acerca de la vacuna contra la influenza de dosis alta aquí.

Vacuna contra la influenza con coadyuvantes:

La vacuna contra la influenza con coadyuvante, Fluad, está elaborada con el coadyuvante MF59 un aditivo que genera una fuerte respuesta inmunitaria a la vacunación. Según un estudio de observación en Canadá realizado con 282 personas de 65 años de edad en adelante en la temporada 2011-12, la Fluad tuvo un 63% más de efectividad que las vacunas inyectables contra la influenza de dosis estándar sin coadyuvante. No hay estudios aleatorios que comparen Fluad con Fluzone de dosis alta. Esta vacuna estuvo disponible por primera vez en los Estados Unidos durante la temporada 2016-2017. Lea más acerca de la vacuna contra la influenza con coadyuvantes aquí.

Efectos secundarios de la vacuna contra la influenza de dosis alta y con coadyuvante 

Las vacunas contra la influenza de dosis alta y con coadyuvante probablemente tengan más de los efectos secundarios leves que pueden producir las vacunas contra la influenza estacional de dosis estándar. Los efectos secundarios leves pueden incluir dolor, enrojecimiento o inflamación en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, dolor muscular y malestar general.

Puede encontrar más información acerca de los diferentes tipos de vacunas contra la influenza aquí.

Reciba las vacunas neumocócicas

  • Las personas de 65 años en adelante también deben tener al día la vacuna neumocócicapara protegerse de enfermedades producidas por neumococo, como neumonía, meningitis e infecciones en el torrente sanguíneo. Consulte a su médico para saber qué vacunas neumocócicas son recomendables para usted.
  • La neumonía neumocócia es un ejemplo de una complicación grave por la influenza que puede causar la muerte. Puede recibir la vacuna neumocócida que le recomiende su proveedor al mismo tiempo que la vacuna contra la influenza.

Otras medidas de prevención

Además de recibir la vacuna inyectable contra la influenza, las personas de 65 años de edad en adelante deberían tomar las mismas medidas preventivas diarias Los CDC recomiendan cubrirse la boca y nariz al toser, lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas que están enfermas.

Síntomas y tratamiento

Si presenta síntomas de influenza, llame de inmediato a su médico. Hay medicamentos antivirales que pueden tratar la influenza y prevenir complicaciones graves relacionadas con esta enfermedad. Los CDC recomiendan el tratamiento inmediato para aquellas personas que estén cursando una infección por influenza o una presunta infección por la enfermedad y para quienes tengan un alto riesgo de presentar graves complicaciones por la influenza, como es el caso de las personas de 65 años de edad en adelante.

Síntomas:

Los síntomas de la influenza incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores corporales, dolor de cabeza, escalofríos y fatiga. Algunas personas también pueden tener vómitos y diarrea. Las personas pueden contagiarse con el virus de la influenza y presentar síntomas respiratorios sin fiebre.

Tratamiento:

  • El tratamiento debe comenzar tan pronto como sea posible, ya que el tratamiento con medicamentos antivirales es más eficaz cuando se inicia temprano (dentro de las 48 horas después de la aparición de los síntomas).
  • Para conseguir un medicamento antiviral, el médico debe emitir una receta. Estos medicamentos combaten la influenza y evitan que el virus de la influenza desarrolle más virus en su organismo.
  • Los medicamentos antivirales pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. También pueden evitar problemas serios de salud que puedan ser provocados por la enfermedad de la influenza.
  • Esta temporada hay tres medicamentos antivirales contra la influenza aprobados por la FDA y recomendados por los CDC para tratar la enfermedad.

Cuándo buscar cuidados de salud de emergencia

¡Si usted o un ser querido tienen 65 años de edad en adelante y presentan los siguientes signos de advertencia de la enfermedad, solicite atención médica de inmediato!

Signos de advertencia de emergencia de la influenza:

  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Dolor o presión en el pecho o abdomen
  • Mareos repentinos
  • Confusión
  • Vómitos graves o persistentes
  • Síntomas similares a los de la influenza que mejoran pero luego reaparecen con fiebre y agravamiento de la tos.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

ARRIBA