Cómo cuidar a una persona en casa

La mayoría de las personas que contraigan COVID-19 solo padecerán un cuadro leve y deberían recuperarse en su hogar.* Los cuidados en el hogar pueden ayudar a detener la propagación del COVID-19 y proteger a las personas con riesgo de presentar complicaciones a causa del COVID-19.

El COVID-19 se contagia entre personas que están en contacto cercano (dentro de 6 pies aproximadamente) a través de las gotitas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda.

Si debe cuidar a alguien en su casa, monitoree los signos de emergencia, evite la propagación de gérmenes, trate los síntomas, y considere cuidadosamente cuándo terminar el aislamiento en el hogar.

*Nota: Los adultos mayores y las personas de cualquier edad con ciertas afecciones graves subyacentes, como enfermedad pulmonar, enfermedades cardiacas o diabetes, tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones más graves a causa de la enfermedad del COVID-19 y deben buscar atención médica tan pronto como comiencen los síntomas.

Monitoree si los síntomas de la persona empeoran. Conozca los signos de advertencia de emergencia.

  • Tenga a mano la información de contacto de su proveedor de atención médica.
  • Si su estado empeora, llave a su proveedor de atención médica. En caso de emergencia médica, llame al 911 y notifique al personal de despacho que tiene o sospecha que podría tener COVID-19.

Si presenta signos de advertencia de emergencia del COVID-19, busque atención médica de inmediato. Los signos de advertencia de emergencia incluyen*:

  • Dificultad para respirar
  • Dolor o presión constante en el pecho
  • Confusión o dificultad para estar alerta que no haya tenido antes
  • Coloración azulada en los labios o el rostro 

*Esta lista no incluye todo. Consulte a su proveedor de atención médica ante cualquier otro síntoma grave o que le preocupe.

Evite la propagación de gérmenes al cuidar de personas enfermas

  • Haga que la persona permanezca en una habitación, lejos de los demás, incluido usted mismo, tanto como sea posible.
    • Si es posible, haga que use un baño separado.
    • Evite compartir elementos domésticos personales, como platos, toallas y ropa de cama
    • Si tiene mascarillas, haga que utilice una cuando esté en presencia de otras personas, incluido usted.
    • Si la persona enferma no puede usar mascarilla, usted debería ponerse una mientras se encuentra en la misma habitación, si es que dispone de ellas.
    • Si la persona enferma necesita estar cerca de otros (dentro del hogar, en un vehículo o en el consultorio del médico), debe usar una mascarilla.
  • Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente luego de interactuar con la persona enferma. Si no dispone de agua y jabón, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Cubra toda la superficie de sus manos y frótelas entre sí hasta que las sienta secas. 
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Cada día, limpie todas las superficies de contacto frecuente, como mostradores, mesas y picaportes
    • Use rociadores o paños de limpieza del hogar siguiendo las instrucciones de las etiquetas.
  • Lave bien la ropa.
    • Si la ropa está manchada, use guantes desechables y mantenga las prendas sucias lejos de su cuerpo mientras las lava. Lávese las manos de inmediato luego de quitarse los guantes.
  • Evite recibir visitas innecesarias.
  • Si tiene alguna otra pregunta acerca de su cuidado, contacte a su proveedor de atención médica o al departamento de salud estatal o local.

Ofrezca tratamiento para los síntomas

  • Asegúrese de que la persona enferma beba mucho líquido para mantenerse hidratado y descanse en el hogar.
  • Los medicamentos sin receta médica pueden ayudar a aliviar los síntomas.
  • En la mayoría de las personas, los síntomas duran unos pocos días y mejoran al cabo de una semana.

Cuando finalizar el aislamiento en el hogar (quedarse en casa)

  • Las personas con COVID-19 que han permanecido en su hogar (aisladas en su casa) pueden finalizar el aislamiento en el hogar bajo las siguientes condiciones:
    • Si no se realizarán una prueba para determinar si aún son contagiosas, pueden salir de su hogar una vez que sucedan estas tres cosas:
      • Que no hayan tenido fiebre durante al menos 72 horas (es decir, tres días completos sin fiebre sin el uso de medicamentos para reducirla)
        Y
      • que otros síntomas hayan mejorado (por ejemplo, cuando su tos o falta de aire hayan mejorado)
        Y
      • que hayan pasado al menos 7​​​​​​​ días desde la aparición de los síntomas
    • Si se realizarán la prueba para determinar si aún son contagiosas, pueden salir de su hogar una vez que sucedan estas tres cosas:
      • Que ya no tengan fiebre (sin el uso de medicamentos para reducirla)
        Y
      • que otros síntomas hayan mejorado (por ejemplo, cuando su tos o falta de aire hayan mejorado)
        Y
      • que hayan recibido dos pruebas negativas seguidas, con 24 horas de diferencia. Su médico seguirá las ​​​​​​​directrices de los CDC.

Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Esta página fue revisada el 18 de marzo del 2020