Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Aspectos básicos del COVID-19

Aspectos básicos del COVID-19
Actualizado el 4 de nov. del 2021

Acerca del COVID-19

El COVID-19 (enfermedad del coronavirus 2019) es una enfermedad causada por un virus llamado SARS-CoV-2 y fue descubierta en diciembre del 2019 en Wuhan, China. Es muy contagioso y se ha propagado rápidamente en todo el mundo.

Los síntomas más frecuentes del COVID-19 son respiratorios, muy parecidos a los de un resfriado, influenza o neumonía. El COVID-19 puede atacar a otras partes de su organismo además de sus pulmones y sistema respiratorio. Otras partes de su cuerpo también pueden verse afectadas por la enfermedad.

  • La mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves, pero algunas se enferman gravemente.
  • Algunas personas, incluso aquellas con síntomas leves o sin síntomas, pueden sufrir afecciones posteriores al COVID-19 - o "COVID-19 persistente".
  • Los adultos mayores y las personas con ciertas afecciones subyacentes y otras condiciones tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Cientos de miles de personas murieron a causa del COVID-19 en los Estados Unidos.
  • Las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas. Las vacunas le enseñan a nuestro sistema inmunitario a combatir el virus que causa el COVID-19.

Acerca del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19

El virus que causa el COVID-19 es el SARS-CoV-2. Es parte de la familia de coronavirus, que incluyen virus comunes que causan diversas enfermedades, desde resfriados hasta enfermedades más graves (pero menos frecuentes) como el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés).

Como muchos otros virus respiratorios, los coronavirus se propagan rápidamente a través de las gotitas respiratorias que proyecta desde su boca o nariz al respirar, toser, estornudar o hablar.

La palabra corona ("crown" en inglés) se refiere a la apariencia de los coronavirus por las proteínas S o espigas que sobresalen. Las proteínas S son importantes para la biología de este virus. La proteína S es la parte del virus que se adhiere a la célula humana para infectarla y esto permite que se replique dentro de la célula y se propague a otras células. Algunos anticuerpos pueden protegerlo del SARS-CoV-2 porque atacan estas proteínas S. Debido a la importancia de esta parte específica del virus, los científicos que secuencian el virus en sus investigaciones monitorean de manera constante las mutaciones que causan cambios en la proteína S, a través de un proceso llamado vigilancia genómica.

A medida que se producen cambios genéticos en el virus con el tiempo, el virus SARS-CoV-2 empieza a crear linajes genéticos. Al igual que el árbol genealógico de una familia, el virus SARS-CoV-2 tiene una disposición similar. A veces, las ramas del árbol tienen diferentes características que cambian la forma en la que se propaga el virus, o la gravedad de la enfermedad que causa, o la efectividad de los tratamientos. Los científicos llaman "variantes" a los virus con estos cambios. Siguen siendo SARS-CoV-2, pero pueden actuar de otra forma.