Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Anticuerpos y COVID-19

Anticuerpos y COVID-19
Actualizado el 10 de nov. del 2021

Los anticuerpos y el sistema inmunitario

Ilustración de anticuerpos atacando al virus SARS-CoV-2
DEFINICIONES
  • El sistema inmunitario es una red compleja de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para proteger al organismo de las infecciones.
  • Los anticuerpos son proteínas que produce su sistema inmunitario para ayudar a combatir infecciones y protegerlo para que no se enferme en el futuro.
Ilustración de anticuerpos atacando al virus SARS-CoV-2

Cuando se infecta por un virus o bacteria, su sistema inmunitario produce anticuerpos específicos para combatirlos. Además, su sistema inmunitario puede aprender a producir anticuerpos de manera segura a través de la vacunación. Una vez que tiene anticuerpos para una enfermedad particular, le brindan cierto grado de protección contra esa enfermedad. Incluso si se enferma, tener anticuerpos pude protegerlo para que el cuadro no sea grave porque su organismo tiene algo de experiencia combatiendo esa enfermedad. Cuánto dura esta protección depende de cada enfermedad, de cada persona, y también está influido por otros factores. Los anticuerpos son solo una parte de su respuesta inmunitaria.

Anticuerpos y COVID-19

Los anticuerpos del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, se pueden detectar en la sangre de las personas que se recuperaron del COVID-19 o de las personas que se vacunaron contra el COVID-19. Vacunarse es más seguro que contraer el COVID-19, y se recomienda la vacunación contra el COVID-19 para todas las personas de 5 años de edad o más. Si una persona ya tuvo COVID-19, la vacunación contra el COVID-19 aumenta la respuesta de anticuerpos de su organismo, lo que mejora la protección.

Es importante recordar que algunas personas con anticuerpos contra el SARS-CoV-2 pueden infectarse de todos modos después de la vacunación (infección en vacunados) o después de recuperarse de una infección anterior (reinfección). Con base en lo que sabemos hasta el momento, el riesgo de reinfección es bajo al menos los primeros 6 meses posteriores a una infección por el virus que causa el COVID-19, diagnosticado con una prueba de laboratorio. Cuando una persona con la vacunación completa contrae el COVID-19, se conoce como infección en vacunados. No hay ninguna vacuna que tenga un 100 % de efectividad, por lo que es esperable que haya algunas infecciones en vacunados. El riesgo de infectarse, enfermarse gravemente y atravesar una hospitalización o morir es más bajo para las personas vacunadas que para las personas que no lo están. Cuando se producen reinfecciones o infecciones en vacunados, tener anticuerpos es importante para ayudar a prevenir cuadro graves, hospitalizaciones y la muerte.

Con muchas enfermedades, incluido el COVID-19, se espera que los anticuerpos disminuyan o "se desgasten" con el tiempo. Después de un período suficientemente largo, su nivel de anticuerpos puede disminuir por debajo del nivel que logra una protección efectiva. Este nivel se llama "umbral de protección". Cuando los anticuerpos caen por debajo de ese umbral de protección, es posible que sea más vulnerable a un cuadro grave. Todavía desconocemos el umbral de protección de anticuerpos para el virus que causa el COVID-19 o cuánto les lleva a estos anticuerpos debilitarse. Incluso cuando se debiliten sus anticuerpos, su sistema inmunitario podría tener células que recuerden al virus y puedan actuar rápidamente para protegerlo de enfermarse gravemente si se infecta. Estos temas están siendo estudiados por científicos de todo el mundo.

­Tengo anticuerpos del COVID-19. ¿Qué significa?

Una prueba positiva de detección de anticuerpos puede ayudar a identificar a una persona que tuvo COVID-19 en el pasado o que se vacunó contra el COVID-19. Las pruebas de anticuerpos no se usan si tiene síntomas del COVID-19 ni para diagnosticar un caso de COVID-19 en curso. Esto se debe a que la mayoría de las personas con el sistema inmunitario sano demoran de 1 a 3 semanas después de contraer el COVID-19 en generar anticuerpos. Se recomienda realizar una prueba viral para identificar una infección actual por el virus que causa el COVID-19. Obtenga más información sobre la utilidad y usos de las pruebas de anticuerpos. .

La mayoría de las personas con un resultado positivo en la prueba de anticuerpos pueden seguir con sus actividades normales, incluido el trabajo, pero igual deben tomar medidas para protegerse y proteger a los demás, lo que incluye vacunarse.

Hay estudios que han demostrado que las personas que tienen anticuerpos a raíz de una infección por el virus que causa el COVID-19 pueden mejorar su nivel de protección si se vacunan.

Un resultado positivo en la prueba de anticuerpos solo, especialmente si se trata de una infección que no sabe cuándo tuvo o que se diagnosticó con una prueba viral hace más de 6 meses, no significa necesariamente que tenga inmunidad frente al COVID-19. Si se hizo una prueba de anticuerpos, es importante que analice sus resultados con su proveedor de atención médica.

¿Cómo estudian los científicos los anticuerpos?

La ciencia de los anticuerpos se conoce como "serología". Las pruebas de anticuerpos, también llamadas "pruebas serológicas", identifican anticuerpos en muestras de sangre. Si bien hay otras partes del sistema inmunitario que también contribuyen a la protección, lo más fácil es hacer la prueba para detectar anticuerpos.

Hasta agosto del 2021, más de 80 pruebas de anticuerposícono de sitio externo habían recibido autorización para uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) de la FDA para la detección del SARS-CoV-2. Los científicos usan estas pruebas de anticuerpos para obtener más información sobre el nivel de anticuerpos necesario para proteger a las personas del COVID-19 (umbral de protección) y para saber cuánto dura esta protección. Por el momento, la FDA no recomienda las pruebas de anticuerpos para uso de rutina y extendido como base para tomar decisiones médicas, mientras se recopila y analiza esta información. Si tiene alguna pregunta sobre si una prueba de anticuerpos es la opción para usted, hable con su proveedor de atención médica o consulte a su departamento de salud estatal o local.

No todas las pruebas de anticuerpos identifican los mismos anticuerpos. Algunas pruebas de anticuerpos son más o menos sensibles a determinadas secciones de la proteína de los anticuerpos que otras. Esto significa que las diferentes pruebas de anticuerpos podrían no arrojar los mismos resultados, incluso si se utilizan para buscar anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Los científicos usan estas diferencias en las pruebas para responder algunas preguntas que surgen de sus investigaciones acerca de cómo responde el sistema inmunitario al virus que causa el COVID-19, y para entender mejor el COVID-19.

¿Qué información aportan los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 acerca de cómo responder al COVID-19?

A medida que los científicos aprendan más acerca de los anticuerpos contra el SARS-CoV-2, sabremos mucho más acerca de cómo tratar y controlar el COVID-19.

La vigilancia serológica (estudios que investigan los anticuerpos en la población) aporta información acerca de cuánto dura la protección de anticuerpos contra el COVID-19 y si esta protección es diferente entre las personas que tienen anticuerpos a raíz de una infección y las personas que tienen anticuerpos por la vacunación, o ambas.

También podemos obtener más información acerca de qué grupos de personas podrían no producir tantos anticuerpos y mantenerlos por el mismo periodo que otras personas, como las personas con compromiso inmunitario, en relación con las personas con el sistema inmunitario sano. Esta información es importante para tomar decisiones acerca de aplicar o no dosis adicionales o de refuerzo, cuándo sería recomendable aplicarlas y quiénes las necesitarían antes.

También podemos saber si los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 aportan el mismo nivel de protección contra las nuevas variantes del virus que causa el COVID-19.

Cuestionario sobre anticuerpos

Ahora que aprendió sobre anticuerpos y COVID-19, ponga a prueba sus conocimientos con este cuestionario interactivo.