Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas completamente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Por qué vacunarse contra el COVID-19

Por qué vacunarse contra el COVID-19
Actualizado el 27 de abr. del 2022

Lo que necesita saber

Vacunarse contra el COVID-19 tiene muchos beneficios.

  • Las vacunas contra el COVID-19 disponibles en los Estados Unidos son efectivas para evitar que las personas se enfermen gravemente, deban ser hospitalizadas o incluso mueran, especialmente las personas que cuentan con dosis de refuerzo.
  • Al igual que con las vacunas para otras enfermedades, obtendrá mayor protección si está al día con la cantidad recomendada de dosis y dosis de refuerzo.
  • Las vacunas contra el COVID-19 incluso ofrecen protección a las personas que tuvieron COVID-19, lo que incluye protección contra hospitalización por nuevas infecciones.
  • Las vacunas contra el COVID-19 son seguras, mucho más seguras que contraer el COVID-19.

Vacunarse contra el COVID-19 es la forma más segura y confiable de generar protección

Vacunarse contra el COVID-19 es una forma más segura y confiable de generar protección que contraer el COVID-19. La vacunación contra el COVID-19 ayuda a protegerlo al crear una respuesta de generación de anticuerpos sin que tenga que experimentar la enfermedad, lo que podría incluir enfermarse gravemente.

Enfermarse de COVID-19 puede tener graves consecuencias.

Aunque las personas pueden obtener cierto grado de protección por haber tenido COVID-19, el nivel y la duración de esa protección varían.

  • La inmunidad (protección) de la infección puede variar según cuán leve o grave fue la enfermedad de la persona y su edad.
  • La inmunidad generada por la infección disminuye con el paso del tiempo.
  • Es importante destacar que aún no hay pruebas de anticuerpos disponibles que puedan determinar de forma confiable si una persona estará protegida ante futuras infecciones.

Las vacunas contra el COVID-19 son eficaces

Las vacunas contra el COVID-19 son eficaces para proteger a las personas y evitar que se enfermen gravemente, sean hospitalizadas e incluso mueran.

Como sucede con las vacunas para otras enfermedades, las personas están mejor protegidas cuando se mantienen al día con las vacunas contra el COVID-19. Sin embargo, la protección que brindan las vacunas disminuye con el tiempo, especialmente en ciertos grupos de personas.​​​​​​​ Por este motivo, los CDC recomiendan que todas las personas de 12 años de edad o más reciban una dosis de refuerzo para obtener la mejor protección posible contra el COVID-19.

Las personas que tienen ciertas afecciones o que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente o incluso morir a causa del COVID-19. Además, es posible que la respuesta inmunitaria a la vacuna contra el COVID-19 de su organismo no sea tan fuerte como la respuesta de las personas que no están inmunodeprimidas. Quienes tienen inmunodepresión moderada o grave deben seguir recomendaciones específicas de vacunación contra el COVID-19, lo que incluye recomendaciones sobre dosis de refuerzo.

Las vacunas ayudan a proteger a los niños de complicaciones graves

La vacunación contra el COVID-19 reduce en un 91 % la probabilidad de síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C) en la población infantil de 12 a 18 años, según un estudio de investigación.

Los niños y adolescentes que contraen COVID-19 pueden presentar complicaciones graves como el MIS-C, una afección que provoca la inflamación de diferentes partes del cuerpo, como el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos o los órganos del sistema gastrointestinal.

Hacer que los niños y adolescentes elegibles se vacunen contra el COVID-19 puede ayudar a:

  • Evitar que se enfermen gravemente si se infectan por COVID-19
  • Permitir que concurran a la escuela o guardería
  • Permitir que participen de manera segura en deportes, juegos y otras actividades grupales.
ícono de virus
Acerca de las variantes

Muchos virus cambian constantemente, incluido el virus que causa el COVID-19. Estos cambios se producen con el paso del tiempo y pueden dar lugar a la aparición de variantes que podrían tener nuevas características. Las vacunas siguen protegiendo a las personas de enfermarse gravemente, la hospitalización e incluso la muerte.

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras para niños y adultos

Si bien las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron rápidamente, se han tomado todas las medidas necesarias para garantizar su seguridad y efectividad.

  • Las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron con base en conocimientos científicos utilizados durante décadas.
  • Antes de recomendar las vacunas contra el COVID-19, incluidas las vacunas para niños de 5 a 18 años, los científicos realizaron ensayos clínicos con miles de adultos y niños, y no detectaron ningún inconveniente grave de seguridad.
  • Cientos de millones de personas en los Estados Unidos han recibido las vacunas contra el COVID-19 en el marco del programa de monitoreo de seguridad más riguroso en la historia de los EE. UU.
  • Las reacciones adversas que podrían causar un problema de salud en el largo plazo son muy poco frecuentes después de cualquier vacuna, incluida la vacuna contra el COVID-19. Los beneficios de vacunarse contra el COVID-19 superan los riesgos conocidos y potenciales.

En la mayoría de las situaciones, se prefiere el uso de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 (Pfizer-BioNTech o Moderna) por sobre la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen para la vacunación principal y de refuerzo debido al riesgo de reaccionas adversas graves.

V-safe le permite hacer chequeos de salud personalizados y confidenciales por mensaje de texto y responder cuestionarios web para poder compartir con los CDC de manera rápida y fácil información sobre cómo se sienten usted o su dependiente después de vacunarse contra el COVID-19.