Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
Para tener la máxima protección contra la variante delta y evitar contagiar a los demás, vacúnese lo antes posible y use una mascarilla en público si se encuentra en espacios cerrados en un área con transmisión sustancial o alta.
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Beneficios de vacunarse contra el COVID-19

Beneficios de vacunarse contra el COVID-19
Actualizado el 18 de nov. del 2021

Las vacunas contra el COVID-19 son seguras, incluso para niños de 5 a 11 años

  • Millones de personas en los Estados Unidos han recibido la vacuna contra el COVID-19 desde que la FDA autorizó su uso de emergencia.
  • Las vacunas contra el COVID-19 se han sometido y continuarán siendo sometidas al monitoreo de seguridad más intensivo en la historia de los EE. UU. Obtenga más información acerca de cómo los socios federales siguen monitoreando de cerca la seguridad de las vacunas.
  • Cada vez más evidencias demuestran que las vacunas son seguras y efectivas.
  • Las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron mediante métodos científicos utilizados durante décadas.
  • Antes de recomendar el uso de la vacuna contra el COVID-19 en niños, los científicos realizaron ensayos clínicos. La FDA otorgó a la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech la autorización de emergencia para su uso en niños de 5 a 15 años de edad y la aprobación plena para su uso en personas de 16 años de edad o más. Obtenga más información acerca del proceso de desarrollo, autorización y aprobación de las vacunas contra el COVID-19.
  • Algunas personas no experimentan ningún efecto secundario al vacunarse contra el COVID-19. Muchas personas han notificado efectos secundarios que podrían afectar su capacidad de realizar sus actividades cotidianas, pero deberían desaparecer en pocos días.
  • No hay evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 provoquen problemas de fertilidad.
  • Los beneficios de la vacunación contra el COVID-19 superan los riesgos conocidos y potenciales. Los informes de reacciones adversas, como reacciones alérgicas o miocarditis o pericarditis, son poco frecuentes.
  • Todas las personas que reciben una vacuna contra el COVID-19 pueden participar del monitoreo de seguridad al inscribirse e inscribir a sus hijos de 5 años de edad o más en v-safe y completar las verificaciones de salud después de vacunarse contra el COVID-19.

Las vacunas contra el COVID-19 son efectivas

  • Las vacunas contra el COVID-19 son efectivas y pueden reducir el riesgo de infectarse y propagar el virus que causa el COVID-19. Obtenga más información acerca de las diferentes vacunas contra el COVID-19.
  • Las vacunas contra el COVID-19 también ayudan a prevenir que niños y adultos se enfermen gravemente en caso de contraer COVID-19.
  • Aunque el COVID-19 tiende a ser más leve en niños que en adultos, puede hacer que los niños se enfermen gravemente, necesiten hospitalización o incluso mueran. Los niños con afecciones subyacentes tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente en comparación con los niños sin afecciones subyacentes.
  • Vacunar a los niños de 5 años de edad o más puede ayudar a protegerlos de complicaciones graves a corto y largo plazo.
  • Vacunar a todas las personas de 5 años de edad o más puede proteger a las familias y comunidades, incluidos sus amigos y familiares que no son elegibles para vacunarse y a las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
Variante delta

La variante delta provoca más infecciones y se propaga más rápido que las primeras formas del virus del COVID-19. Podría provocar enfermedades más graves que las cepas anteriores en las personas no vacunadas.

  • Las vacunas siguen reduciendo el riesgo de las personas de infectarse por el virus que causa el COVID-19, incluida esta variante.
  • Las vacunas siguen siendo altamente efectivas para prevenir la hospitalización y la muerte, incluso contra esta variante.
  • Al parecer, las personas totalmente vacunadas que se infectan por esta variante son infecciosas por menos tiempo.
  • Vacúnese y use mascarilla en espacios públicos cerrados para reducir la propagación de esta variante.

Acerca de la variante deltaVariantes en los EE. UU.

Luego de completar la vacunación, las personas pueden comenzar a hacer más actividades

La vacunación contra el COVID-19 es la manera más segura de ayudar a generar protección

  • Los niños de 5 años de edad o más y los adultos que son elegibles deberían vacunarse, independientemente de que ya hayan tenido COVID-19. Está surgiendo evidencia de que las personas adquieren una mejor protección por estar totalmente vacunadas que por haber tenido COVID-19. Un estudio demostró que las personas no vacunadas que ya tuvieron COVID-19 tienen más del doble de probabilidades de volver a contraer COVID-19 que las personas totalmente vacunadas.
  • Obtenga más información acerca de las consideraciones clínicas de la vacunación contra el COVID-19 para personas que recibieron tratamiento con anticuerpos monoclonales o plasma de convaleciente para el COVID-19, o que tienen antecedentes de síndrome inflamatorio multisistémico en adultos o niños (MIS-A o MIS-C).
  • El COVID-19 continúa siendo una amenaza para las personas que no están vacunadas. Algunas personas, incluidos los niños, que se infectan por COVID-19 pueden enfermarse gravemente, dando lugar a la hospitalización, y algunas tienen problemas de salud recurrentes durante varias semanas, o incluso más tiempo, después de infectarse. Incluso las personas que no tuvieron síntomas cuando se infectaron pueden experimentar estos problemas de salud permanentes.

Inmunidad después de vacunarse contra el COVID-19

Seguimos aprendiendo acerca de las vacunas contra el COVID-19. Los CDC siguen revisando la evidencia y actualizando las guías a medida que hay más información disponible.

No sabemos cuánto dura la protección en las personas que se vacunan. Pero sí sabemos que el COVID-19 ha causado enfermedades graves y la muerte a muchas personas. Si contrae el COVID-19, también corre el riesgo de contagiar a sus seres queridos, que podrían enfermarse gravemente. La opción más segura es vacunarse contra el COVID-19.

Las personas que tienen alguna afección o que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario posiblemente no estén totalmente protegidas, incluso si tienen el esquema de vacunación completo. Deberían seguir tomando todas las medidas de precaución recomendadas para las personas no vacunadas, como usar una mascarilla que se ajuste bien a la cara, hasta que su proveedor de atención médica le indique lo contrario.

Los CDC recomiendan una dosis principal adicional para las personas con inmunodepresión moderada a grave y dosis de refuerzo para ciertos grupos de personas.

Las personas que tienen alguna afección o que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario podrían no estar protegidas, incluso si tienen la vacuna completa. Deberían seguir tomando todas las medidas de precaución recomendadas para las personas no vacunadas, como usar una mascarilla que se ajuste bien a la cara, hasta que su proveedor de atención médica le indique lo contrario.

Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 pueden infectarlo por COVID-19

Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 contiene el virus vivo que causa el COVID-19, por lo que vacunarse contra el COVID-19 no puede hacer que se enferme por COVID-19.  Aprenda más sobre cómo funcionan las vacunas ARNm contra el COVID-19.