Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Vacúnese: Encuentre una vacuna y sepa qué puede hacer después de recibir la vacuna completa.

Los CDC recomiendan que se reanude el uso de la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson

Los CDC recomiendan que se reanude el uso de la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson
Actualizado el 6 de mayo del 2021
Lo que usted debe saber:
  • Los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) recomendaron que se reanude el uso de la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) en los Estados Unidos, después de una pausa temporal.
  • Las notificaciones de efectos adversos después de la aplicación de la vacuna J&J/Janssen sugieren un aumento en el riesgo de un evento adverso poco frecuente llamado síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés). Casi todas las notificaciones de esta afección grave, que implica la formación de coágulos de sangre con un conteo bajo de plaquetas, corresponden a mujeres adultas menores de 50 años.
  • Un análisis de todos los datos disponibles hasta el momento muestra que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen superan los riesgos conocidos y potenciales.
  • Sin embargo, las mujeres menores de 50 años de edad particularmente deben estar al tanto de un riesgo poco frecuente pero más alto de este evento adverso, y deben saber que hay otras opciones de vacunas contra el COVID-19 disponibles con las que no se ha observado este riesgo.
  • Los CDC y la FDA seguirán monitoreando la seguridad de todas las vacunas contra el COVID-19.
  • Acuda de inmediato al médico si desarrolla alguno de los síntomas después de recibir la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen.
  • Si tiene alguna pregunta o inquietud, llame a su médico, enfermero o clínica.

Preguntas y respuestas sobre la vacuna J&J/Janssen

  • Existe una relación causal plausible entre la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen y un efecto secundario adverso poco común y grave: coágulos sanguíneos con plaquetas bajas (síndrome de trombosis-trombocitopenia o TTS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, después de analizar todos los datos de seguridad disponibles, los  CDC y la FDA recomiendan que se reanude el uso de esta vacuna en los Estados Unidos, en virtud de que los beneficios conocidos y potenciales superan los riesgos conocidos y potenciales.
  • Este evento adverso es poco frecuente, con un índice de 7 por cada 1 millón de mujeres vacunadas de entre 18 y 49 años de edad. En el caso de las mujeres de 50 años de edad o más y los hombres de todas las edades, este evento adverso es incluso menos frecuente.
  • Durante tres semanas después de haber recibido la vacuna, debe prestar atención a la posible aparición de síntomas de un coágulo sanguíneo con conteo bajo de plaquetas. Estas incluyen:
    • Dolores de cabeza intensos o persistentes o visión borrosa
    • Dificultad para respirar
    • Dolor de pecho
    • Hinchazón en las piernas
    • Dolor abdominal persistente
    • Moretones que se producen fácilmente o pequeños puntos de acumulación de sangre debajo de la piel que se extienden desde la zona de la inyección

Si tiene uno o más de estos síntomas, busque atención médica de inmediato.

Sí, el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP, por sus siglas en inglés) y los CDC recomiendan que se reanude la vacunación contra el COVID-19 con la vacuna J&J/Janssen entre personas de 18 años o más. Sin embargo, las mujeres menores de 50 años particularmente deben estar al tanto de un riesgo poco frecuente pero mayor de síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés). El TTS es una afección grave que genera coágulos sanguíneos con plaquetas bajas. Existen otras opciones de vacunas contra el COVID-19 disponibles para las que no se ha observado este riesgo.

Desde que se empezaron a aplicar las vacunas contra el COVID-19 en los Estados Unidos, los científicos y médicos han analizado atentamente todas las notificaciones de efectos secundarios y eventos adversos de las vacunas. Al 23 de abril del 2021, se habían aplicado más de 8 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen en los Estados Unidos. Al 23 de abril del 2021, los científicos a cargo de la revisión de los informes de seguridad de esta vacuna encontraron 15 notificaciones de mujeres que recibieron la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen y luego desarrollaron el síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS). El TTS es una afección grave que genera coágulos sanguíneos con plaquetas bajas.

Estos informes sugieren un riesgo aumentado de TTS una o dos semanas después de la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Jansen. Al 23 de abril del 2021, todos los informes analizados correspondían a mujeres de entre 18 y 59 años, con una edad promedio de 37 años. Estos informes representan un índice de notificación de 7 de dichos eventos por cada 1 millón de vacunaciones entre mujeres de entre 18 y 49 años de edad, y un índice de 0.9 por cada 1 millón de mujeres de 50 años de edad o más que recibieron la vacuna. En el caso de todas las mujeres, se trata de un evento adverso poco frecuente. En el caso de las mujeres de 50 años de edad o más y los hombres de todas las edades, el evento adverso es incluso menos frecuente. Según los informes, los síntomas de este evento adverso aparecieron entre 6 y 15 días después de la vacunación.

Los CDC y la FDA han recomendado que se reanude el uso de la vacuna J&J/Janssen contra el COVID-19 en los Estados Unidos, a partir del 23 de abril del 2021. Un análisis de todos los datos disponibles hasta el momento muestra que los beneficios conocidos y potenciales de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen superan los riesgos conocidos y potenciales para el grupo de personas para el que se recomienda esta vacuna. No obstante, especialmente las mujeres menores de 50 años de edad deben saber que existe un riesgo poco frecuente de formación de coágulos sanguíneos junto con niveles bajos de plaquetas después de la vacunación, y que hay otras vacunas contra el COVID-19 con las que no se ha observado este riesgo.

La pausa permitió a los CDC comunicarse con los proveedores de atención médica para resaltar una vez más la importancia de notificar los eventos adversos graves en personas que recibieron esta vacuna, así como la forma en que se deben notificar dichos eventos. La pausa también les dio a los expertos tiempo para revisar cuidadosamente todos los datos disponibles y realizar un análisis de riesgo-beneficio en torno al uso de esta vacuna.

La seguridad de la vacuna contra el COVID-19 es prioritaria para el gobierno federal, y la notificación de los problemas de salud después de recibir la vacuna contra el COVID-19 se toman muy seriamente.

Detectar estos eventos adversos poco frecuentes nos permite saber que los sistemas vigentes para monitorear la seguridad de estas vacunas están funcionando. Las notificaciones de síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS) se detectaron en forma temprana, y la pausa dio cuenta del compromiso del gobierno federal hacia la transparencia y la seguridad, mientras los CDC y la FDA reunían y revisaban los datos adicionales. Las vacunas contra el COVID-19 se han sometido y continuarán siendo sometidas al monitoreo de seguridad más intensivo en la historia de los EE. UU.

Aprenda más sobre cómo funcionan los sistemas de seguridad de las vacunas.

Si experimenta algún evento adverso luego de vacunarse, notifíquelo a v-safe y al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunasícono de sitio externo (VAERS).

No. Al 23 de abril del 2021, no ha habido casos de síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS), que son coágulos sanguíneos con plaquetas bajas, asociados a las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna después de más de 210 millones de dosis administradas.

People using hormonal birth control can receive any FDA-authorized COVID-19 vaccine. There are no recommendations to stop taking hormonal birth control (birth control pills, implant, patch, ring, or shot) before or after receiving the J&J/Janssen COVID-19 Vaccine. Although the risk of blood clots is increased with some hormonal birth control methods (for example, certain types of birth control pills, patch, and ring), based on the available data, experts believe that these factors do not make people more likely to develop thrombosis with thrombocytopenia syndrome (TTS) after receiving the J&J/Janssen COVID-19 Vaccine. As noted above, TTS is a rare condition that involves blood clots with low platelets. All women younger than 50 years old (regardless of their birth control use) should be aware of the rare but increased risk for TTS following vaccination with the J&J/Janssen COVID-19 vaccine. Other COVID-19 vaccines (Pfizer-BioNTech, Moderna) are available where this risk has not been seen.  If you are concerned about your current method of birth control, please talk with your healthcare provider.

Pregnant or recently pregnant people can receive any FDA-authorized COVID-19 vaccine. Based on available data, experts believe that being pregnant or recently pregnant does not make someone more likely to develop thrombosis with thrombocytopenia syndrome (TTS) after receiving the J&J/Janssen COVID-19 Vaccine. As noted above, TTS is a rare condition that involves blood clots with low platelets. All women younger than 50 years old-regardless of whether they are pregnant or recently pregnant- should be aware of the rare but increased risk for TTS. Other COVID-19 vaccines (Pfizer-BioNTech, Moderna) are available where this risk has not been seen. CDC continues to collect information from people vaccinated during all trimesters of pregnancy about their health and the health of their babies up to three months old to understand the benefits and risks of COVID-19 vaccination during pregnancy.

ícono de mano con cruz médica

Para trabajadores del sector de la salud

Consulte la hoja informativa modificada sobre la vacuna contra el COVID-19 Janssen para proveedores de atención médica que administran la vacuna (proveedores de vacunación)ícono de sitio externo), que fue actualizada para incluir una advertencia acerca del riesgo de síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS) que sufrió una pequeña cantidad de personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 Janssen.

Lea la alerta de salud oficial de los CDC, Casos de trombosis de seno venoso cerebral con trombocitopenia después de la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson, que incluye detalles acerca de cómo evaluar y atender a un paciente que presenta trombosis y trombocitopenia.

ícono de apósito

Para proveedores de vacunas

Puede reanudar la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 Janssen.

Consulte la Hoja informativa sobre la vacuna contra el COVID-19 Janssen para proveedores de atención médica que administran la vacuna (proveedores de vacunación)ícono de sitio externo , que fue actualizada para incluir una advertencia acerca del riesgo de síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS) que sufrió una pequeña cantidad de personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 Janssen.

Hoja informativa: cómo responder las dudas de los pacientes acerca de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen
Hoja informativa: cómo responder las dudas de los pacientes acerca de la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen

A partir del 23 de abril del 2021, los CDC y la FDA recomiendan que se reanude el uso de la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) en los Estados Unidos.

ícono de pdfDescargar hoja informativa