Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Consideraciones de vacunación para personas con afecciones subyacentes

Consideraciones de vacunación para personas con afecciones subyacentes
Actualizado el 29 de dic. del 2020

Los adultos de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes corren mayor riesgo de enfermarse gravemente si se infectan con el virus que causa el COVID-19. Las vacunas de ARNm contra el COVID-19 se pueden administrar a personas con afecciones subyacentes, siempre y cuando no hayan tenido una reacción alérgica grave o inmediata a ninguno de los ingredientes de la vacuna. El objetivo de la siguiente información es ayudar a las personas de los grupos que se enumeran abajo a tomar una decisión bien fundada acerca de recibir la vacuna de ARNm contra el COVID-19.

Personas con el sistema inmunitario debilitado

Las personas con VIH y quienes tienen un sistema inmunitario debilitado debido a otras enfermedades o por los medicamentos que toman podrían correr mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Pueden vacunarse contra el COVID-19. Sin embargo, deben estar al tanto de que los datos de seguridad son limitados:

  • Todavía no hay información disponible acerca de la seguridad de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 para personas con sistemas inmunitarios debilitados que pertenecen a este grupo.
  • Se incluyeron personas con VIH en los ensayos clínicos, aunque todavía no hay información de seguridad específica acerca de este grupo.

Las personas con un sistema inmunitario debilitado también deben saber que existe la posibilidad de que la respuesta inmunitaria a la vacuna sea más baja. También es importante que no dejen de seguir todas las guías vigentes para protegerse del COVID-19 (ver abajo).

Personas con afecciones autoinmunitarias

Las personas con afecciones autoinmunitarias pueden recibir una vacuna de ARNm contra el COVID-19. Sin embargo, deben saber que por el momento no hay datos disponibles acerca de la seguridad de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 para ellas. Las personas de este grupo eran elegibles para participar de los ensayos clínicos.

Personas que tuvieron el síndrome de Guillain-Barre

Las personas que tuvieron SGB pueden recibir una vacuna de ARNm contra el COVID-19. A la fecha no se han notificado casos de síndrome de Guillain-Barre (SGB) después de la vacuna entre participantes de los ensayos clínicos de la vacuna de ARNm contra el COVID-19. Salvo unas pocas excepciones, las directrices de vacunación según las mejores prácticas generales del Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) independiente no incluyen antecedentes de SGB como advertencia para aplicarse otras vacunas.

Personas que tuvieron parálisis de Bell

Se notificaron casos de parálisis de Bell en participantes de los ensayos clínicos de la vacuna de ARNm contra el COVID-19. Si embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no considera que estén por encima de los niveles esperables en la población en general. No ha concluido que estos casos se debieran a la vacuna. Por consiguiente, las personas que tuvieron parálisis de Bell pueden recibir la vacuna de ARNm contra el COVID-19.

Después de vacunarse, se deben seguir las directrices vigentes para prevenir la propagación del COVID-19

Hasta que los expertos cuenten con más información acerca del nivel de protección que aportan las vacunas contra el COVID-19 en condiciones de la vida real, las personas que decidan vacunarse igual deben seguir todas las guías vigentes para protegerse del COVID-19 una vez vacunadas. Eso significa:

  • Usar mascarilla
  • Permanecer al menos a seis pies de distancia de las demás personas
  • Evitar las multitudes
  • Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos o usar un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol
  • Cumplir con las guías sobre viajes de los CDC
  • Cumplir una cuarentena de conformidad con la guía si están expuestas a una persona con COVID-19
  • Cumplir con las guías para el lugar de trabajo correspondientes