Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Programa de vacunación en el lugar de trabajo

Programa de vacunación en el lugar de trabajo
Actualizado el 25 de mar. del 2021

Al ofrecer información acerca de la vacunación contra el COVID-19 y establecer políticas y prácticas de respaldo, los empleadores pueden ayudar a incrementar la aceptación de la vacuna entre los trabajadores esenciales. Aunque el suministro de vacunas contra el COVID-19 actualmente es limitado, no es demasiado pronto para compartir mensajes claros, completos y precisos, promover la confianza en la decisión de vacunarse, e involucrar a sus empleados en planes que aborden las posibles barreras para la vacunación. Una mayor confianza en las vacunas dentro de su lugar de trabajo hará que más personas se vacunen, lo que a su vez provocará una disminución en los casos de COVID-19 y en las hospitalizaciones y muertes a causa de la enfermedad.

La siguiente información puede ayudar a los empleadores a prepararse para la vacunación, ya sea en el lugar de trabajo o cuando haya vacunas disponibles en la comunidad. Los CDC realizan recomendaciones sobre quiénes deberían vacunarse primero, y luego cada estado elabora su propio plan.

Beneficios potenciales para los empleadores:

Beneficios potenciales para los empleados:

Beneficios potenciales para los empleadores:

  • Mantener saludable a su fuerza laboral al evitar que los trabajadores contraigan COVID-19
  • Reducir el ausentismo a causa de la enfermedad
  • Mejorar la productividad
  • Mejorar el estado de ánimo

Beneficios potenciales para los empleados:

  • Prevenir el COVID-19 
  • Reducir el ausentismo y las consultas médicas a causa de la enfermedad
  • Mejorar el estado de ánimo

Evalúe las opciones de vacunación contra el COVID-19 para sus empleados

¿Implementará la vacunación contra el COVID-19 en su comunidad?

Hay recursos disponibles para ayudarlo. El Foro Nacional sobre la Vacuna contra el COVID-19 compartió una variedad de materiales y recursos para ayudar a proporcionar la vacuna contra el COVID-19 de forma equitativa, efectiva y rápida a la mayor cantidad de personas posible en comunidades de todo el país.

Evalúe diferentes opciones para vacunar a su fuerza de trabajo. Las opciones incluyen:

  • En las instalaciones del lugar de trabajo
    • Clínicas de salud ocupacional actuales
    • Clínicas temporales de vacunación administradas por el empleador
    • Clínicas de vacunación móviles que acuden al lugar de trabajo
  • De forma externa en la comunidad
    • Clínicas de vacunación móviles/temporales instaladas en ubicaciones comunitarias (cerradas o abiertas al público)
    • Farmacias inscritas en el Programa Federal de Farmacias Minoristas
    • Hospitales y consultorios de proveedores de atención médica
    • Centros de salud habilitados por el Gobierno Federal y otras clínicas comunitarias

Evalúe los programas de vacunación en el lugar de trabajo si tiene:

  • Una gran cantidad de trabajadores en el lugar con horarios predecibles
  • La capacidad de inscribirse en el programa de vacunación de su jurisdicción como proveedor de vacunación, lo que incluye personal adecuadamente capacitado, o de contratar a un proveedor de vacunación inscrito
  • Un lugar con suficiente espacio para instalar una clínica de vacunación donde se pueda mantener el distanciamiento social durante todo el proceso, desde la evaluación hasta la observación posterior a la vacunación. Vea la guía de los CDC para las clínicas temporales de vacunación si desea obtener más detalles.

Considere la vacunación en un sitio externo si:

  • Es una organización pequeña o mediana sin los recursos necesarios para instalar una clínica de vacunación
  • Tiene poblaciones de trabajadores móviles que se trasladan con frecuencia de un lugar de trabajo a otro
  • Tiene trabajadores con horarios sumamente variables
  • La mayoría de sus trabajadores preferiría vacunarse en una clínica comunitaria en lugar de hacerlo en una clínica administrada por el empleador

Comience a generar comienza en las vacunas contra el COVID-19 ahora

La confianza en la vacuna es aquella que los empleados, sus familias y proveedores tienen en:

  • Las vacunas recomendadas
  • Los proveedores que administran las vacunas
  • Los procesos y políticas que conducen al desarrollo, aprobación o autorización, fabricación y recomendaciones de uso de las vacunas

Genere confianza en la vacuna al visibilizar esa confianza en su lugar de trabajo. Siga estos pasos:

  1. Aliente a sus líderes a ser defensores de la vacuna. Estos líderes deberían reflejar la diversidad de su fuerza laboral. Invítelos a compartir con los empleados sus motivos personales para vacunarse y a recordarles por qué es importante vacunarse.
  2. Comuníquese con transparencia con todos los trabajadores acerca de la vacunación. Vea Cosas principales que debe saber, Preguntas frecuentes y Mitos y realidades para obtener información actualizada.
  3. Elabore un plan de comunicación. Comparta mensajes clave con el personal a través de afiches en las salas de descanso, correos electrónicos y otros canales. Destaque los beneficios de protegerse y proteger a sus familias, compañeros de trabajo y comunidad. Esta hoja informativa está disponible en varios idiomas.
  4. Brinde actualizaciones regulares sobre temas como los beneficios, la seguridad, los efectos secundarios y la efectividad de la vacunación; comunique claramente lo que aún se desconoce.
  5. ¡Haga visible la decisión de vacunarse y celébrela! Proporcione autoadhesivos a los trabajadores para que los usen luego de vacunarse y aliéntelos a publicar sus selfies en los medios sociales.

Los CDC crearon el Kit de herramientas de comunicación sobre las vacunas contra el COVID-19 para trabajadores esenciales para ayudar a los empleadores a reforzar la confianza en esta importante herramienta de prevención. El kit de herramientas incluye preguntas frecuentes para empleadoresícono de pdf y preguntas frecuentes para empleadosícono de pdf.

Determine cuándo pueden ser vacunados sus empleados

  • Los CDC hacen recomendaciones sobre quiénes deberían vacunarse primero, y luego cada estado elabora su propio plan. Visite el sitio web del departamento de salud de su estado, ciudad y/o condado para conocer la última información sobre la implementación por etapas.
  • Determine el periodo (si está disponible) en los que sus empleados serán elegibles para la vacunación. Algunos empleados podrían ser elegibles en las primeras fases debido a su edad, afecciones subyacentes u otros criterios.
  • Los empleadores que operan en varios estados y condados deberían establecer un comité de vacunación y/o un defensor de inmunización. Este comité o defensor debería monitorear la implementación de la vacunación entre las diferentes jurisdicciones y notificar a los trabajadores cuando sean elegibles. Podría ser útil tomar contacto con el departamento de salud de cada jurisdicción.

Mejores prácticas

Ya sea que la vacunación se realice en el lugar de trabajo o en la comunidad, los empleadores deberían:

  • Ofrecer opciones flexibles de licencia por enfermedad sin sanciones (p. ej., licencias por enfermedad remuneradas) para los empleados que presenten signos y síntomas luego de la vacunación.
  • Esperar a que aumente la confianza en la vacuna. Los trabajadores que tienen dudas al principio podrían ganar confianza al ver que sus compañeros de trabajo se vacunan. Los empleadores con clínicas en el lugar de trabajo deberían ofrecer más de una oportunidad para vacunarse. Las clínicas móviles pueden regresar varias veces a un mismo lugar de trabajo según un cronograma rotativo. Los empleadores que utilizan ubicaciones en la comunidad pueden ofrecer políticas de apoyo (p. ej., licencias remuneradas, asistencia con el transporte) por periodos prolongados.
  • Pedirles a organizaciones y personas respetadas en las comunidades de los empleados que les ayuden a generar confianza en las vacunas contra el COVID-19.

Vacunación en las instalaciones del lugar de trabajo

  • El proceso de planificación para organizar un programa de vacunación contra el COVID-19 en el lugar de trabajo debería incluir la participación de la gerencia, recursos humanos, empleados y representantes de los trabajadores, si están presentes.
  • Los empleadores que evalúan implementar un programa de vacunación contra el COVID-19 en el lugar de trabajo deberían comunicarse con el departamento de salud de su jurisdicción para obtener más información.
  • Es posible que los empleadores deseen acudir a un proveedor/proveedor de vacunación en la comunidad. Por lo general, estos proveedores ofrecen servicios de vacunación contra la influenza en el lugar de trabajo y están ampliando su alcance para incorporar la vacunación contra el COVID-19. Tienen personal de enfermería capacitado disponible en todas las jurisdicciones, pueden facturar los costos administrativos a los seguros de salud, y pueden informar los datos de administración de las vacunas a los registros de inmunización.
  • Los proveedores de vacunación deben prepararse para monitorear y gestionar posibles casos de anafilaxia después de la vacunación.
  • Las clínicas de vacunación en el lugar de trabajo deben ofrecer la vacuna sin cargo y durante el horario laboral.
  • Permita que todas las personas que trabajan en el lugar de trabajo puedan acceder fácilmente a la vacunación, independientemente de su estado como contratista o empleado temporal.
  • Vea Key Elements of a Model Workplace Safety and Health COVID-19 Vaccination Program de los Institutos Nacionales de la Saludícono de sitio externo.

Vacunación externa en la comunidad

Si no es posible establecer una clínica de vacunación en su lugar de trabajo, evalúe otras medidas para alentar la vacunación, como las siguientes:

  • Permita que los empleados se vacunen durante el horario laboral o accedan a una licencia remunerada para vacunarse en un sitio comunitario.
  • Facilite el traslado a clínicas de vacunación externas, por ejemplo, al pagar la tarifa del taxi o de los servicios de viajes compartidos, para garantizar que los empleados puedan mantener el distanciamiento social. Consulte con su(s) departamento(s) de salud si es posible recibir asistencia, como una clínica móvil o asistencia con el transporte.
  • Algunas jurisdicciones han implementado requisitos de evaluación para garantizar que se vacunen solo quienes son elegibles. Asegúrese de informarles a los empleados lo que deben llevar consigo para poder vacunarse (credencial de identificación de empleado o etiqueta de identificación, comprobante, etc.).
  • Publique artículos en las comunicaciones de la compañía (p. ej., boletines informativos, intranets, correos electrónicos, portales) acerca de la importancia de la vacunación contra el COVID-19, además de cómo y dónde vacunarse en la comunidad.
  • Informe y ayude a los trabajadores que son elegibles para vacunarse a concertar sus citas a través de los canales disponibles.
  • Asegúrese de que los empleados sepan que la vacuna contra el COVID-19 se ofrece sin cargo. No se les debe solicitar que paguen ningún costo, incluido el costo de administración de la vacuna, y no se les puede negar la vacuna si no tienen cobertura de seguros. Los proveedores pueden facturarle a su plan o programa de seguro el costo administrativo si tienen seguro.
  • Identifique otras posibles barreras específicas de su fuerza laboral, e implemente políticas y prácticas para abordarlas.

Otras consideraciones

Es posible que deba implementar la subpriorización

Elabore un plan para priorizar a quienes deban vacunarse primero si no hay un suministro suficiente de vacunas para todos los trabajadores elegibles dentro de una fase determinada. La priorización debe establecerse según el nivel de riesgo (por ejemplo, según los requisitos laborales), edad o afecciones subyacentes, y no según los arreglos laborales (es decir, empleado o contratista). Por ejemplo, un empleador podría priorizar a los trabajadores que no pueden mantener 6 pies de distancia de las demás personas. Vea Subpriorización de la fuerza laboral de primera línea y otros trabajadores esenciales para obtener más información.

Evite la escasez de trabajadores debido a los efectos secundarios de la vacuna

Evalúe escalonar la vacunación de los empleados para evitar la escasez de trabajadores debido a los efectos secundarios de la vacuna.

Algunos empleados pueden tener efectos secundarios, los cuales son signos normales de que su cuerpo está generando protección. Estos efectos secundarios podrían afectar su capacidad para realizar las actividades diarias, pero deberían desaparecer en unos días. Tenga en cuenta que algunas personas no tienen efectos secundarios. En el caso de las vacunas de 2 dosis, los efectos secundarios son más frecuentes y fuertes después de la segunda dosis. En este momento, no sabemos cuán frecuentes pueden ser estos síntomas entre los trabajadores. Prevemos que la mayoría de los trabajadores que presenten síntomas después de vacunarse no necesitarán faltar al trabajo, pero aun así alentamos a los empleadores a ofrecer políticas flexibles de licencia para quienes presenten síntomas luego de la vacunación. Visite Guía de los CDC para obtener más información.

Además, en el caso de los empleados que reciben la vacuna de 2 dosis, escalonar los horarios podría ser más importante en el caso de la segunda dosis, después de la cual los efectos secundarios son más frecuentes. Para ayudar a garantizar la continuidad de las operaciones, los establecimientos pueden considerar escalonar la vacunación de los empleados pertenecientes a la misma categoría laboral o de aquellos que trabajan en la misma área del establecimiento. Escalonar la vacunación de los empleados puede provocar demoras a la hora de vacunar a su personal, y la decisión de escalonar la vacunación deberá sopesarse con los posibles inconvenientes que podrían reducir la aceptación de la vacuna. Los establecimientos deberían evaluar su situación específica al terminar el mejor enfoque a implementar. Los establecimientos que opten por escalonar la administración de la vacuna también deben recomendar que todos los empleados reciban la cantidad recomendada de dosis.

Vacunación de contratistas y empleados temporales

En el caso de los trabajadores empleados por firmas contratadas o agencias de ayuda temporal, la agencia de dotación de personal y el empleador principal son empleadores conjuntos y, por lo tanto, ambos son responsables de proporcionar y mantener un entorno laboral seguro. El alcance de las responsabilidades de la agencia de dotación de personal y el empleador principal variarán en función de las condiciones del lugar de trabajo, y deberían describirse en sus contratos (Cómo proteger a los trabajadores temporalesícono de pdf).

Si planea ofrecer la vacunación en su lugar de trabajo, considere ofrecer la vacuna a todas las personas que trabajan en el lugar de trabajo, independientemente de su estado como empleados contratados o temporales. Lo más importante es alentar a todas las personas del lugar de trabajo a que se vacunen, sin importar cuál sea su arreglo laboral. Si no planea o no puede ofrecer la vacunación en el sitio de trabajo, considere proporcionar información a los trabajadores del lugar acerca de cómo vacunarse en la comunidad.

Requisitos para la comunicación de datos

Los CDC y la FDA alientan al público a notificar posibles efectos secundarios (llamados "reacciones adversas") al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunasícono de sitio externo. Los empleadores también pueden alentar a los empleados a inscribirse en una nueva herramienta para smartphones denominada "v-safe". Los CDC están implementando v-safe para controlar la salud de las personas después de haber recibido la vacuna contra el COVID-19. Cuando los empleados reciben la vacuna, también deberían recibir una planilla informativa de v-safe donde se indique cómo inscribirse en v-safe. Si se inscriben, recibirán mensajes de texto de forma periódica que los dirigirán a una serie de preguntas para notificar problemas o reacciones adversas luego de recibir la vacuna contra el COVID-19. Los CDC también ofrecen recomendaciones para personas que han tenido reacciones alérgicas a otras vacunas y para quienes padecen otros tipos de alergias.

Mandatos y excepciones de vacunación

Las vacunas contra el COVID-19 no son obligatorias de conformidad con las autorizaciones de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés)

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no exige vacunarse. No obstante, que un estado, gobierno local o empleador, por ejemplo, requiera o exija la vacunación contra el COVID-19 es una cuestión de estado u otra ley aplicable.

Mandatos de vacunación del empleador y prueba de vacunación

Que un empleador requiera o exija la vacunación contra el COVID-19 es una cuestión de estado u otra ley aplicable. Si un empleador requiere que los empleados proporcionen una prueba de que han recibido la vacuna contra el COVID-19 en una farmacia o a través de su propio proveedor de atención médica, el empleador no puede exigir que el empleado proporcione ninguna información médica como parte de esa prueba.

Exenciones por afecciones o creencias religiosas del empleado

Es posible implementar dos tipos de exenciones:

  • Exenciones médicas
    Algunas personas pueden tener mayor riesgo de sufrir reacciones adversas a causa de una alergia a alguno de los componentes de la vacuna o a una afección. A esto se denomina exención médica.
  • Exenciones religiosas
    Algunas personas pueden rechazar la vacunación debido a creencias religiosas. A esto se denomina exención religiosa.

Los empleadores que ofrecen la vacuna a los trabajadores deberían conservar un registro de que les han ofrecido la vacunación y de la decisión del empleado de aceptar o rechazar la vacunaícono de sitio externo.

Pautas acerca de las exenciones

La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) ofrece una guía sobre la vacunación obligatoria contra la influenza H1N1. La guía de la EEOC puede aplicarse a la vacunación contra el COVID-19, la cual comenzó a estar disponible en diciembre del 2020.

En el caso de los empleadores alcanzados por la Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA), "...un empleado puede tener derecho a una exención con base en una discapacidad de la ADA que le impida aplicarse la vacuna contra la influenza".

En el caso de los empleadores alcanzados por el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, "cuando un empleador sea advertido de que alguna creencia, práctica o cumplimiento religioso de un empleado impide que este se aplique la vacuna contra la influenza, el empleador debe proporcionar condiciones laborales razonables a menos que represente dificultades excesivas".

"Por lo general, los empleadores que se rigen por la ADA deben simplemente recomendar a sus empleados recibir la vacuna contra la influenza en vez de exigirles que lo hagan".

Vea la pregunta 13 para obtener más información de la EEOC, disponible en Preparación para una pandemia en el lugar de trabajo y Ley sobre Estadounidenses con Discapacidadesícono de sitio externo.

Reabrir su lugar de trabajo

Kit de herramientas para reanudar las operaciones comerciales

¿No está seguro de si está listo para reanudar sus actividades comerciales? Use las herramientas de los CDC para la toma de decisiones para comenzar.

Luego de que los empleados estén totalmente vacunados, es posible que puedan comenzar a reanudar ciertas actividades que dejaron de hacer debido a la pandemia. No obstante, en entornos laborales, incluso luego de que los empleados reciban la vacuna contra el COVID-19, es posible que deban seguir tomando medidas para protegerse y proteger a las demás personas en muchas situaciones. Los empleadores deberían seguir implementando la Guía para empresas y empleadores en su respuesta al COVID-19. Esto incluye usar mascarillas que se ajusten bien al rostro, asegurarse de que los empleados mantengan una distancia de al menos 6 pies (alrededor de 2 brazos extendidos), evitar multitudes y espacios con poca ventilación y lavarse las manos con frecuencia. Cuanto más contacto tengan los empleados entre sí, más posibilidades tendrán de estar expuestos al COVID-19. Si se implementaron otras medidas de salud y seguridad en el lugar de trabajo, como controles de ingeniería (p. ej., protecciones de barreras), se deben seguir usando.

Es importante realizar una evaluación exhaustiva del lugar de trabajo para identificar peligros potenciales en el lugar de trabajo relacionados al COVID-19. La vacunación generalizada de los empleados puede ser una consideración para reanudar las operaciones y volver al lugar de trabajo. Otras consideraciones para volver al lugar de trabajo incluyen:

  1. La necesidad de los empleados de volver físicamente al lugar de trabajo y la posibilidad de seguir ofreciendo opciones de teletrabajo
  2. La transmisión del SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, en la comunidad (la cantidad de infecciones que hay y cuán rápido se está propagando)
  3. La capacidad de los empleados de practicar el distanciamiento social y otras medidas preventivas, como el uso de mascarillas, al estar en el lugar de trabajo
  4. Mandatos locales o estatales acerca de las restricciones del cierre de negocios