Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Lo que deben saber los residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo acerca de la vacunación contra el COVID-19

Lo que deben saber los residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo acerca de la vacunación contra el COVID-19
Actualizado el 12 de abr. del 2021

Los residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo (LTCF, por sus siglas en inglés) tienen mayor riesgo de infectarse y enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Los residentes de LTCF son adultos que residen en establecimientos que brindan una amplia gama de servicios, incluidos los servicios de atención médica y cuidados personales, a personas que ya no pueden vivir de forma independiente. La naturaleza comunitaria de estos establecimientos, cuya población suele estar compuesta por adultos mayores con afecciones subyacentes, hace que sus residentes corran mayor riesgo. Se recomienda que todos los residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo reciban la vacuna contra el COVID-19.

Consejos sobre cómo acceder a una vacuna contra el COVID-19

Si aún no se vacunó contra el COVID-19, usted puede:

  • Hablar con el personal de LTCF para determinar si existe la posibilidad de que pueda vacunarse en el lugar.
  • Pedirle a un amigo o familiar que le ayude a programar una cita de vacunación si no hay vacunas disponibles en el lugar. VaccineFinderícono de sitio externo puede servirle para encontrar proveedores de vacunación en su zona.

Información acerca de las vacunas contra el COVID-19 para los residentes de LTCF y sus familiares

Usted puede protegerse y ayudar a proteger a las personas que lo rodean si se vacuna contra el COVID-19 cuando la vacuna esté disponible.

  • Los estudios demuestran que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas.
  • La vacuna contra el COVID-19 no puede causarle una infección por COVID-19.
  • Según el tipo de vacuna contra el COVID-19 que reciba, es posible que necesite recibir una segunda dosis luego de 3 o 4 semanas de haber recibido la primera dosis.

Después de vacunarse, algunas personas tienen efectos secundarios. Los efectos secundarios más comunes incluyen:

  • El paciente tiene dolor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Náuseas

Estos son signos normales de que su organismo está generando protección contra el COVID-19. Obtenga más información acerca de los posibles efectos secundarios y qué esperar luego de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Después de la vacunación, usted o su cuidador recibirán una tarjeta de registro de vacunación. En el caso de algunas vacunas contra el COVID-19, es necesario recibir dos dosis para obtener mayor protección y las dosis se administran con varias semanas de diferencia. La tarjeta de registro de vacunación ayuda a garantizar que usted reciba la vacuna correcta para la segunda dosis (si fuese necesaria).

Una vez que haya recibido la vacuna completa contra el COVID-19, probablemente pueda empezar a hacer algunas cosas que había dejado de hacer a causa de la pandemia. Obtenga más información sobre lo que podrá hacer cuando haya recibido la vacuna completa.

No tendrá que pagar por la vacuna contra el COVID-19.

Los proveedores de vacunas contra el COVID-19 no pueden:

  • Cobrar por la vacuna.
  • Cobrarle los gastos de administración, copagos ni coseguros.
  • Negarle la vacuna a una persona que no tenga cobertura de seguro de salud, que tenga cobertura insuficiente o que no pertenezca a la red.
  • Cobrarle una consulta u otro cargo a quien recibe la vacuna si el único servicio prestado es la aplicación de la vacuna contra el COVID-19.
  • Exigir servicios adicionales a cambio de la administración de la vacuna contra el COVID-19; sin embargo, se pueden prestar otros servicios de atención médica al mismo tiempo, que se facturarán según corresponda.

Los proveedores de vacunas contra el COVID-19 pueden:

  • Solicitar el reembolso correspondiente a su plan o programa (p. ej., un seguro de salud privado, Medicare, Medicaid) por el cargo de administración de la vacuna.
  • Sin embargo, los proveedores no pueden cobrarle el saldo de la factura.

Alerta de fraude:  Si alguien le pide que pague para acceder a una vacuna contra el COVID-19, con seguridad se trata de un fraude. No comparta su información personal ni financiera si alguien lo llama o le envía un mensaje de texto o un correo electrónico en el que le prometen acceso a la vacuna por un cargo adicional.