Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas

Recomendaciones interinas de salud pública para las personas completamente vacunadas
Actualizado el 2 de abr. del 2021

Resumen de los cambios recientes

  • Las personas totalmente vacunadas pueden reanudar los viajes nacionales y no necesitan realizarse una prueba de detección antes o después de viajar ni ponerse en autocuarentena después de viajar.
  • Las personas totalmente vacunadas no necesitan realizarse una prueba de detección antes de salir de los Estados Unidos (a menos que su lugar de destino así lo requiera) ni ponerse en autocuarentena al retornar a los Estados Unidos.

Puntos clave

Qué puede hacer cuando esté totalmente vacunado

Esta serie de recomendaciones de salud pública para personas totalmente vacunadas se actualizará y ampliará con base en el nivel de transmisión del SARS-CoV-2 en la comunidad, la proporción de la población que recibió la vacuna completa y la evidencia científica de rápida evolución sobre las vacunas contra el COVID-19.

A los fines de esta guía, las personas se consideran completamente vacunadas contra el COVID-19 ≥2 semanas después de haber recibido la segunda dosis de una serie de 2 dosis (Pfizer-BioNTech o Moderna) o ≥2 semanas después de haber recibido la vacuna de dosis única (Johnson and Johnson [J&J]/Janssen).†

Las siguientes recomendaciones alcanzan a entornos que no son de atención médica. Para obtener información relacionada para los entornos de atención médica, visite Recomendaciones actualizadas sobre el control y la prevención de infecciones en entornos de atención médica en respuesta a la vacunación contra el COVID-19.

Las personas completamente vacunadas pueden:

  • Visitar a otras personas completamente vacunadas en espacios cerrados y sin necesidad de usar mascarillas ni mantener el distanciamiento físico
  • Reunirse en espacios interiores con personas no vacunadas que viven en un mismo hogar y corren riesgo bajo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, sin necesidad de usar mascarilla o mantener el distanciamiento físico
  • Evitar la cuarentena o las pruebas de detección después de una exposición conocida, si no tienen síntomas
  • Reanudar los viajes nacionales, y abstenerse de realizar una prueba de detección antes o después de viajar o ponerse en autocuarentena después de viajar.
  • Abstenerse de realizarse una prueba de detección antes de salir de los Estados Unidos para iniciar un viaje internacional (a menos que el lugar de destino así lo requiera) y abstenerse de ponerse en autocuarentena al retornar a los Estados Unidos.

Por ahora, las personas completamente vacunadas deberán seguir haciendo lo siguiente:

  • Tomar precauciones en público, como usar una mascarilla que ajuste bien y mantener el distanciamiento físico
  • Usar mascarillas, mantener el distanciamiento físico y tomar todas las medidas preventivas al visitar a personas que no están vacunadas y corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 o que viven con una persona no vacunada con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
  • Usar mascarillas, mantener el distanciamiento físico y poner en práctica otras medidas preventivas al visitar a personas no vacunadas de diferentes hogares
  • Evitar las reuniones presenciales numerosas o medianas
  • Hacerse una prueba de detección si tienen síntomas del COVID-19 
  • Seguir las guías de cada empleador
  • Seguir las recomendaciones y respetar los requisitos de viaje de los departamentos de salud y de los CDC
Qué puede hacer cuando esté totalmente vacunado

Visión general

Las vacunas actualmente autorizadas en los Estados Unidos son altamente efectivas para proteger a las personas vacunadas contra el COVID-19 sintomático y grave. Asimismo, existe cada vez más evidencia que sugiere que es menos probable que las personas totalmente vacunadas tengan una infección asintomática y posiblemente es menos probable que transmitan el SARS-CoV-2 a otras personas. Se sigue investigando cuánto dura la protección de la vacuna y qué nivel de protección aporta contra las variantes emergentes del SARS-CoV-2. Hasta que sepamos más y aumente la cobertura de las vacunas, será necesario que todas las personas sigan tomando algunas medidas preventivas, más allá de que estén vacunadas o no. Sin embargo, los beneficios de reducir el aislamiento social y relajar algunas medidas, como los requisitos de cuarentena, podrían superar el riesgo residual que supone que las personas totalmente vacunadas se enfermen de COVID-19 o transmitan el SARS-CoV-2 a otras personas. Además, tomar medidas para relajar ciertas medidas para las personas vacunadas puede ayudar a mejorar la aceptación y adhesión a la vacuna contra el COVID-19. Por consiguiente, existen varias actividades que las personas totalmente vacunadas pueden reanudar ahora, con riesgo bajo para ellas mismas, siempre y cuando tengan en cuenta el posible riesgo de transmitir el virus a otras personas.

A los fines de esta guía, las personas se consideran completamente vacunadas contra el COVID-19 ≥2 semanas después de haber recibido la segunda dosis de una serie de 2 dosis (Pfizer-BioNTech o Moderna) o ≥2 semanas después de haber recibido la vacuna de dosis única (Johnson and Johnson [J&J]/Janssen).† Esta guía alcanza a todas las personas totalmente vacunadas. Sin embargo, las personas deberán consultar a sus proveedores si tienen alguna pregunta acerca de su situación particular, como afecciones que comprometen el sistema inmunitario u otros factores de riesgo.

Esta guía ofrece recomendaciones para personas totalmente vacunadas, e incluye:

  • Cómo pueden visitarse mutuamente las personas totalmente vacunadas o visitar a personas no vacunadas en entornos privados y de manera segura
  • Qué deberían tener en cuenta las personas totalmente vacunadas al realizar viajes nacionales e internacionales
  • Qué deben hacer las personas totalmente vacunadas en relación con el aislamiento, la cuarentena y las pruebas de detección

En espacios públicos, las personas totalmente vacunadas deben continuar siguiendo las guías para protegerse y proteger a otras personas, como usar mascarillas con buen ajusteponer en práctica el distanciamiento físico (al menos 6 pies), evitar las grandes aglomeraciones, evitar los espacios mal ventilados, cubrirse al toser y estornudar, lavarse las manos con frecuencia y seguir todas las guías correspondientes de su lugar de trabajo o escuela. Las personas totalmente vacunadas deben seguir estando atentas a la aparición de síntomas del COVID-19, especialmente después de estar expuestas a un caso presunto o confirmado de COVID-19. Si aparecen síntomas, todas las personas, más allá de que se hayan vacunado o no, deben aislarse y someterse a una evaluación clínica de COVID-19, incluida una prueba de detección del SARS-CoV-2 si está indicada.

Los CDC seguirán evaluando y actualizando las recomendaciones de salud pública para las personas vacunadas en la medida que haya más información disponible, incluida información sobre las variantes nuevas. Hay más información acerca de la evidencia y las consideraciones relacionadas con estas recomendaciones disponible en el nuevo informe científico.

Recomendaciones para encuentros con otras personas en lugares privados

Probablemente, las visitas o encuentros con pocos asistentes representen un riesgo mínimo para las personas totalmente vacunadas. Las reuniones medianas o numerosas y aquellas que incluyen a personas no vacunadas que viven en diferentes hogares aumentan el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2. Aunque el riesgo de enfermarse pueda ser mínimo para la persona totalmente vacunada, debe tener en cuenta el posible riesgo de transmitir el virus a otras personas si se infecta, especialmente si se encuentra con personas no vacunadas que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 o que viven con personas no vacunadas con mayor riesgo de enfermarse gravemente. Las personas totalmente vacunadas no deberían hacer visitas ni asistir a encuentros si recibieron un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19 en los últimos 10 días o tienen síntomas de COVID-19, más allá de que las otras personas en el encuentro estén vacunadas o no.

Visitas entre personas totalmente vacunadas

Las visitas en espacios interiores entre personas totalmente vacunadas que no usan mascarillas ni mantienen distancia física entre sí probablemente supongan un riesgo bajo. Por ejemplo, si está totalmente vacunado, probablemente invitar a otros amigos totalmente vacunados a cenar en su residencia privada sea una actividad de bajo riesgo.

Visitas entre personas totalmente vacunadas y personas no vacunadas

Las visitas en espacios interiores entre personas totalmente vacunadas y personas no vacunadas que no usan mascarillas ni mantienen distancia física entre sí probablemente sean de bajo riesgo para las personas vacunadas.

Por consiguiente, el nivel de precauciones que tomen se debe decidir en función de las características de las personas no vacunadas que quedan desprotegidas del COVID-19.

Personas vacunadas que visitan a personas no vacunadas de un mismo hogar en el que no hay personas con riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Si las personas no vacunadas viven en el mismo hogar en el que no hay personas con riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, pueden encontrarse con personas totalmente vacunadas en espacios cerrados, sin que nadie deba usar mascarilla, con un riesgo bajo de transmisión del SARS-CoV-2. Por ejemplo, los abuelos totalmente vacunados pueden encontrarse con su hija sana no vacunada y sus nietos sanos no vacunados en un espacio cerrado sin usar mascarillas ni mantener distanciamiento físico, siempre y cuando ninguno de los familiares no vacunados corra riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Personas vacunadas que se reúnen con personas no vacunadas de un mismo hogar en el que hay una persona con riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Si alguna de las personas no vacunadas o los miembros de su hogar corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, todos los asistentes deben tomar medidas de precaución, como usar una mascarilla que se ajuste bien a la cara, mantener una distancia de al menos 6 pies de otras personas y mantener el encuentro al aire libre o en un espacio bien ventilado.

Por ejemplo, si una persona totalmente vacunada se encuentra con un amigo no vacunado de setenta años de edad que, por consiguiente, pertenece al grupo de riesgo de enfermedad grave, la visita debe tener lugar al aire libre, con mascarillas que se ajusten bien al rostro y con una distancia física de al menos 6 pies entre sí.

Personas vacunadas que se encuentran con personas no vacunadas de diferentes hogares al mismo tiempo

Si las personas no vacunadas pertenecen a diferentes hogares, existe mayor riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 entre ellas. Por lo tanto, todas las personas involucradas deben tomar medidas de precaución, como usar una mascarilla que se ajuste bien a la cara, mantener una distancia de al menos 6 pies de otras personas y mantener el encuentro al aire libre o en un espacio bien ventilado.

Siguiendo con el ejemplo de arriba, si unos abuelos totalmente vacunados visitan a su hija y nietos no vacunados, y los vecinos no vacunados de la hija también se suman a la reunión, esta debería tener lugar al aire libre, con mascarillas que ajusten bien y con una distancia física de al menos 6 pies entre los asistentes. Esto se debe al riesgo mutuo que suponen dos hogares con integrantes no vacunados.

Reuniones numerosas o medianas

Todas las personas, estén o no vacunadas, deben seguir las guías actuales de evitar las reuniones presenciales medianas o numerosas y respetar cualquier guía local vigente que restrinja el tamaño de las reuniones. Si optan por participar, las personas totalmente vacunadas deben seguir tomando las medidas de prevención que reducen la propagación, lo que incluye usar una mascarilla bien ajustada, mantener distancia física de otras personas y lavarse las manos con frecuencia.

Otras actividades personales o sociales fuera del hogar

El riesgo de infección por SARS-CoV-2 en actividades sociales públicas como comer en el salón interior de un restaurante o ir a un gimnasio es más bajo para las personas totalmente vacunadas. Sin embargo, es necesario seguir tomando medidas de precaución ya que el riesgo de transmisión en estos entornos es más alto y probablemente aumente con la cantidad de personas no vacunadas presentes. Por consiguiente, las personas totalmente vacunadas que participen de actividades sociales en lugares públicos aún deben seguir todas las guías para estos entornos, como usar mascarillas bien ajustadas, mantener una distancia física de al menos 6 pies, evitar las grandes aglomeraciones y los lugares mal ventilados, cubrirse la boca al toser y estornudar, y lavarse las manos con frecuencia.

Viajes

Los viajeros totalmente vacunados tienen menor probabilidad de contraer y propagar el SARS-CoV-2 y ahora pueden viajar con un bajo nivel de riesgo para ellos mismos dentro de los Estados Unidos. Los viajeros internacionales deben prestar especial atención a la situación en sus lugares de destino internacionales antes de viajar debido a la propagación de nuevas variantes y porque la carga de COVID-19 varía a nivel global.

Las medidas de prevención de los CDC se siguen aplicando a todos los viajeros, incluidos quienes están vacunados. Todos los viajeros deben usar mascarillas en todos los aviones, autobuses, trenes y otros medios de transporte público que llegan o salen de los Estados Unidos y circulan por el país, y en centros de transporte de los EE. UU. como aeropuertos y estaciones.

Viajes nacionales (dentro de los Estados Unidos o a territorios estadounidenses)

  • Los viajeros totalmente vacunados no tiene que realizarse una prueba viral de detección del SARS-CoV-2 antes o después de un viaje nacional, a menos que las autoridades de salud locales, estatales o territoriales requieran someterse a una prueba de detección.
  • Los viajeros totalmente vacunados no tienen que ponerse en autocuarentena luego de un viaje nacional.
  • Para obtener más información, consulte Viajes dentro el país durante la pandemia del COVID-19.

Viajes internacionales

  • Los viajeros totalmente vacunados no tienen que realizarse una prueba de detección antes de salir de los Estados Unidos a menos que su lugar de destino así lo requiera.
  • Los viajeros totalmente vacunados que lleguen en avión a los Estados Unidos desde el exterior, incluidos los ciudadanos estadounidenses, aún deben presentar un resultado negativo en la prueba viral de detección del SARS-CoV-2 o la documentación de recuperación del COVID-19 correspondiente antes de abordar un vuelo hacia los Estados Unidos.
  • Aún se recomienda que los viajeros internacionales que llegan a los Estados Unidos se realicen una prueba viral de detección del SARS-CoV-2 3-5 días después del viaje independientemente de su estado de vacunación.
  • Los viajeros totalmente vacunados no tiene que ponerse en autocuarentena en los Estados Unidos luego de realizar un viaje internacional.
  • Para obtener más información, consulte Viajes internacionales durante el COVID-19.

Recomendaciones de aislamiento, cuarentena y pruebas de detección

Las siguientes recomendaciones alcanzan a entornos que no son de atención médica.

Personas totalmente vacunadas con síntomas de COVID-19

Si bien el riesgo de que las personas totalmente vacunadas se infecten por COVID-19 es bajo, cualquier persona totalmente vacunada que tenga síntomas que concuerden con los de COVID-19 se debe aislar de otras personas, someterse a una evaluación clínica de detección del COVID-19 y, si se lo indican, hacerse una prueba de detección del SARS-CoV-2. La persona totalmente vacunada sintomática debe informar a su proveedor de atención médica que se vacunó al momento de asistir a su cita.

Personas totalmente vacunadas sin síntomas que concuerden con los del COVID-19 después de una exposición

Las personas totalmente vacunadas que no tengan síntomas que concuerden con los del COVID-19 no necesitan hacer cuarentena ni someterse a pruebas de detección después de estar expuestas a una persona con COVID-19 confirmado o presunto, ya que su riesgo de infección es bajo.

Las personas totalmente vacunadas que no hacen cuarentena igual deben estar atentas a los síntomas del COVID-19 por 14 días a partir de la exposición. Si presentan síntomas, deben aislarse de otras personas, hacerse una evaluación clínica de detección del COVID-19, incluida la prueba de detección del SARS-CoV-2 si el médico así se lo indica e informar a su proveedor de atención médica si están vacunadas al momento de la cita médica.

Residentes totalmente vacunados de viviendas compartidas que no son del sector de atención médica

Los residentes totalmente vacunados de viviendas compartidas que no pertenecen al sector de atención médica (como establecimientos correccionales y de detención, viviendas grupales) deben seguir haciendo cuarentena por 14 días y hacerse una prueba de detección del SARS-CoV-2 después de una exposición a una persona con COVID-19 confirmado o presunto. Esto se debe a que los entornos de viviendas compartidas pueden tener un alto recambio de residentes, un riesgo más alto de transmisión y dificultades a la hora de mantener la distancia física recomendada.

Empleados totalmente vacunados de viviendas compartidas que no son del sector de atención médica y otros lugares de trabajo de alta densidad

Los empleados totalmente vacunados de viviendas compartidas que no pertenecen al sector de atención médica y otros lugares de trabajo de alta densidad (como plantas de procesamiento de carnes rojas y de aves o plantas de manufactura) sin síntomas que concuerdan con los del COVID-19 no necesitan hacer cuarentena después de una exposición. Sin embargo, sigue siendo recomendable hacerse una prueba de detección posterior a la exposición y a través de los programas de evaluación de rutina en el lugar de trabajo (si existen).

Esta guía alcanza a las vacunas contra el COVID-19 actualmente autorizadas para uso de emergencia por la Administración de Alimentos y Medicamentos: vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson and Johnson [J&J]/Janssen. Al considerar aplicar esta guía a vacunas que no están autorizadas por la FDA se debe tener en cuenta si la vacuna recibió autorización de emergencia por parte de la Organización Mundial de la Salud o autorización de alguna agencia reglamentaria nacional.