Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Actualización importante: establecimientos de atención médica
Los CDC han actualizado algunas de las formas de operar los sistemas de atención médica de manera efectiva en respuesta a la vacunación contra el COVID-19. Conozca más
ACTUALIZACIÓN
Dada la nueva evidencia sobre la variante B.1.617.2 (Delta), los CDC actualizaron la guía para personas totalmente vacunadas. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los maestros, miembros del personal, estudiantes y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación. Los niños deberían retomar las clases presenciales a tiempo completo en otoño con la implementación de estrategias de prevención estratificadas.
ACTUALIZACIÓN
La Casa Blanca anunció que todos los viajeros internacionales que ingresan a los Estados Unidos deberán estar vacunados y este requisito comenzará a regir a partir del 8 de noviembre de 2021. Para poder ingresar a los Estados Unidos, se aceptarán las vacunas aprobadas o autorizadas por la FDA y las vacunas incluidas en la lista de uso de emergencia de la OMS. Hay más información disponible aquí.
ACTUALIZACIÓN
Los requisitos de viaje para ingresar a los Estados Unidos se modificarán a partir del 8 de noviembre del 2021. Hay más información disponible aquí.

Preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19

Preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19
Actualizado el 23 de nov. del 2021

A continuación encontrará las respuestas a las preguntas más frecuentes acerca de la vacunación contra el COVID-19.

¿Tiene más preguntas? Consulte las preguntas frecuentes acerca de la vacunación en niños y Mitos y datos sobre las vacunas contra el COVID-19.

La seguridad

Aunque el proceso de desarrollo de las vacunas contra el COVID-19 ha sido rápido, se tomaron todas las medidas necesarias para garantizar su seguridad y efectividad:

  • Enfoque del desarrollo: los científicos llevan muchos años trabajando en el desarrollo de vacunas contra virus como el virus que causa el COVID-19. Los conocimientos adquiridos aceleraron el desarrollo inicial de las actuales vacunas contra el COVID-19.
  • Ensayos clínicos: todas las vacunas en los Estados Unidos deben pasar por tres fases de ensayos clínicos para garantizar su efectividad y seguridad. Durante el proceso de desarrollo de las vacunas contra el COVID-19, se superpusieron las fases para acelerar el proceso, pero se completaron todas las fases.
  • Autorización o aprobación: antes de que las vacunas se pongan a disposición de las personas, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) evalúa los resultados de los ensayos clínicos. La FDA determinó que tres vacunas contra el COVID-19  cumplen con los estándares de seguridad y efectividad de la FDA, y les otorgó las correspondientes Autorizaciones de Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés)ícono de sitio externo. Esto permitió que las vacunas se distribuyan rápidamente para poder controlar la pandemia. Antes de recomendar el uso de la vacuna contra el COVID-19 en niños, los científicos realizaron ensayos clínicos. La FDA otorgó a la vacuna de Pfizer-BioNTech la autorización de emergencia por COVID-19 para su uso en niños de 5 a 15 años de edad y la aprobación plena para su uso en personas de 16 años de edad o más. Lea más sobre la primera vacuna contra el COVID-19 en recibir la aprobación de la FDAícono de sitio externo.
  • Fabricación y distribución: el gobierno de los EE. UU. ha invertido una gran cantidad de recursos para la fabricación y distribución de las vacunas contra el COVID-19. Esto permitió que la distribución de la vacuna comenzara apenas la FDA autorizó cada vacuna.
  • Seguimiento de seguridad a través de sistemas de monitoreo de las vacunas: el monitoreo de seguridad de las vacunas contra el COVID-19 ha sido el más intenso y exhaustivo en la historia de los EE. UU. Cientos de millones de personas en los Estados Unidos se vacunaron contra el COVID-19. A través de varios sistemas de monitoreo, los CDC y la FDA siguen brindando información actualizada sobre la seguridad de estas vacunas.

Obtenga más información acerca del desarrollo de las vacunas contra el COVID-19.

Los ingredientes de la vacuna varían según el fabricante. Ninguna de las vacunas contienen huevos, látex ni conservantes. Las vacunas contra el COVID-19 no contienen metales como hierro, níquel, cobalto, litio ni aleaciones de tierras raras. Tampoco contienen productos manufacturados como artículos de microelectrónica, electrodos. nanotubos de carbono ni semiconductores de nanocableado.

Si desea obtener más información acerca de los ingredientes de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas, vea:

Sí, se recomienda vacunar contra de COVID-19 a las personas embarazadas, en periodo de lactancia, que están intentando quedar embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Tal vez desee hablar con su proveedor de atención médica acerca de la vacunación contra el COVID-19. Si bien dicha consulta puede resultarle útil, no es un requisito que deba cumplir antes de la vacunación. Aprenda más sobre las consideraciones de vacunación para personas embarazadas y en periodo de lactancia.

Si está embarazada y ha recibido la vacuna contra el COVID-19, la alentamos a inscribirse en v-safela herramienta para smartphones de los CDC que ofrece verificaciones personalizadas de salud luego de la vacunación. Se ha establecido un registro de embarazos de v-safe para recabar información acerca de la salud de las personas embarazadas que han recibido la vacuna contra el COVID-19.

Vacunar a los niños de 5 años de edad o más puede ayudar a protegerlos de contraer COVID-19, propagar el virus a otras personas y enfermarse si se infectan. Aunque el COVID-19 tiende a ser más leve en niños que en adultos, puede hacer que los niños se enfermen gravemente, necesiten hospitalización o incluso mueran. Los niños con afecciones subyacentes tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente en comparación con los niños sin afecciones subyacentes.

Vacunar a su hijo ayuda a proteger a su hijo y a su familia, incluidos los hermanos que no son elegibles para vacunarse y los miembros de la familia que podrían tener mayor riesgo de enfermarse gravemente si se infectan. Ahora se recomienda que todas las personas de 5 años de edad o más se vacunen. Actualmente, la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech es la única disponible para niños de 5 años de edad o más.

Las vacunas contra el COVID-19 se aplican bajo el monitoreo de seguridad más estricto de la historia de los Estados Unidos. Los científicos han realizado ensayos clínicos con miles de niños, y los resultados muestran que las vacunas contra el COVID-19 son seguras y efectivas.

Su hijo no puede contraer COVID-19 a través de ninguna de las vacunas contra el COVID-19, y no existe evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 causen problemas de fertilidad.

Su hijo puede tener algunos efectos secundarios, los cuales son similares a los observados con otras vacunas de rutina y son un signo normal de que el organismo está generando protección. Estos efectos secundarios podrían afectar su capacidad para realizar las actividades diarias, pero deberían desaparecer en unos días. Algunas personas no experimentan ningún efecto secundario y las reacciones alérgicas graves son muy poco frecuentes.

Páginas relacionadas:

Vacunarse

Esquema principal de la vacuna contra el COVID-19

La cantidad de dosis de la vacuna que necesite dependerá de la vacuna que reciba.

  • Las dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech deben administrarse con 3 semanas (21 días) entre una aplicación y otra.
  • Las dos dosis de la vacuna de Moderna deben administrarse con 4 semanas (28 días) entre una aplicación y otra.
  • Solo debe administrarse una dosis de la vacuna Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) .

Si recibe una vacuna que requiere dos dosis, debe darse la segunda dosis lo más cerca posible del intervalo recomendadoNo debe recibir la segunda dosis antes del intervalo recomendado.

Las vacunas contra el COVID-19 no son intercambiables en su esquema principal de la vacuna contra el COVID-19.

Si recibió la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna como primera dosis, debería recibir el mismo producto en su segunda dosis.

Dosis principal adicional si está inmunodeprimido

Si recibió la serie principal de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech (12 años de edad o más) o Moderna (18 años de edad o más) y su sistema inmunitario está moderadamente a gravemente deprimido, debería recibir una dosis principal adicional de la misma vacuna de ARNm contra el COVID-19 al menos 28 días después de la segunda dosis.

Las dosis principales adicionales no son intercambiables. La vacuna usada para la dosis principal adicional debería ser la misma que la vacuna usada para el esquema de vacunación principal. Si la vacuna de ARNm administrada para las dos primeras dosis no está disponible o no se sabe cuál ha sido administrada, se puede administrar cualquier vacuna de ARNm contra el COVID-19.

Actualmente, los CDC no recomiendan administrar una dosis principal adicional a personas que recibieron la vacuna contra el COVID-19 de dosis única de J&J/Janssen ni a niños menores de 12 años de edad con el sistema inmunitario moderadamente o gravemente deprimido.

Vacuna de refuerzo

Todas las personas de 18 años de edad o más que están totalmente vacunadas son elegibles para recibir un refuerzo.

 

Si recibe una dosis de refuerzo, tiene la opción de recibir la misma vacuna contra el COVID-19 de su esquema principal, o puede recibir una vacuna contra el COVID-19 diferente. Es posible que prefiera el tipo de vacuna que recibió originalmente, pero también podría preferir recibir un refuerzo diferente. Ahora las recomendaciones de los CDC autorizan este tipo de combinaciones para las dosis de refuerzo (Pfizer-BioNTech, Moderna o J&J/Janssen). Puede considerar los beneficios y riesgos de cada producto y preguntarle a su proveedor de atención médica qué vacuna contra el COVID-19 es la dosis de refuerzo más adecuada para usted.

Actualmente, no se recomienda administrar dosis de refuerzo en niños menores de 18 años de edad.

Debería administrarse la segunda dosis lo más cerca posible del intervalo recomendado de 3 o 4 semanas. Actualmente, hay información limitada disponible sobre la efectividad de recibir su segunda dosis pasadas las 6 semanas luego de su primera dosis. Sin embargo, si recibe la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 después de la fecha recomendada, no tiene que reiniciar el esquema de vacunación, y se lo considerará totalmente vacunado 2 semanas después de haber recibido la segunda dosis. Esta guía podría actualizarse a medida que haya más información disponible.

Aprenda más sobre las vacunas contra el COVID-19 que requieren 2 dosis.

Aún no se sabe con certeza cuánto dura la protección de la vacuna contra el COVID-19. Estudios recientes muestran que la protección contra el virus puede disminuir con el tiempo. Esta reducción de la protección ha hecho que los CDC recomienden que ciertos grupos reciban una dosis de refuerzo al menos 6 meses después de completar su esquema inicial de vacunación.

Aprenda más sobre quién es elegible para recibir la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19.

Páginas relacionadas:

Preparación para la vacunación

Puede vacunarse contra el COVID-19 junto con otras vacunas, incluida la vacuna contra la influenza, en la misma visita. La experiencia con otras vacunas ha demostrado que la forma en que nuestros organismos crean protección, que se conoce como respuesta inmunitaria, y los posibles efectos secundarios posteriores a la vacunación por lo general son los mismos si se aplican solas o con otras vacunas. Aprenda más sobre el momento de recibir otras vacunas.

Sí, debería vacunarse más allá de que haya tenido COVID-19 o no, porque:

  • Las investigaciones aún no han demostrado por cuánto tiempo una persona está protegida del COVID-19 después de haberse recuperado de una infección por COVID-19.
  • La vacunación le brinda protección incluso si ya tuvo COVID-19.

Está surgiendo evidencia de que las personas adquieren una mejor protección por estar totalmente vacunadas que por haber tenido COVID-19. Un estudio demostró que las personas no vacunadas que ya tuvieron COVID-19 tienen más del doble de probabilidades de volver a contraer COVID-19 que las personas totalmente vacunadas.

Si recibió un tratamiento para el COVID-19 con anticuerpos monoclonales o plasma de convaleciente, debe esperar 90 días para vacunarse contra el COVID-19. Hable con su médico si no sabe con certeza qué tratamientos recibió, o si tiene más preguntas acerca de vacunarse contra el COVID-19.

Si usted o su hijo tienen antecedentes de síndrome inflamatorio multisistémico en adultos o niños (MIS-A o MIS-C, por sus siglas en inglés), considere postergar la vacunación hasta que usted o su hijo se hayan recuperado de la enfermedad y durante 90 días después de la fecha de diagnóstico del MIS-A o MIS-C. Aprenda más acerca de las consideraciones clínicas para personas con antecedentes de MIS-C o MIS-A.

Los expertos siguen estudiando para determinar durante cuánto tiempo brindan protección las vacunas contra el COVID-19. Los CDC mantendrán al público informado a medida que haya nueva evidencia disponible.

Páginas relacionadas:

No. Las personas con COVID-19 que tienen síntomas deben esperar para vacunarse hasta haberse recuperado de la enfermedad y hasta que reúnan los criterios para suspender el aislamiento; las personas sin síntomas también deben esperar hasta que reúnan los criterios para vacunarse. Esta pauta alcanza también a las personas que se enferman de COVID-19 antes de su segunda dosis de la vacuna.

Las personas con una exposición conocida al COVID-19 no deberían vacunarse hasta que haya finalizado el periodo de cuarentena para evitar la posible exposición del personal de atención médica y de otras personas durante la consulta de vacunación. Esta recomendación también se aplica a las personas con una exposición conocida al COVID-19 que han recibido la primera dosis de una vacuna de ARNm, pero no han recibido la segunda.

Páginas relacionadas:

Actualmente, la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech es la única disponible para niños de 5 a 17 años de edad. En adultos de 18 años de edad o más, los CDC no recomiendan ninguna vacuna por sobre otra. Todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y recomendadas actualmente son seguras y efectivas. La decisión más importante que puede tomar es vacunarse contra el COVID-19 lo antes posible. La vacunación a una proporción grande de la población es una herramienta fundamental para detener la pandemia.

Las personas deben tener en cuenta que se ha notificado el riesgo de una enfermedad poco frecuente denominada síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés) luego de recibir la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen. El TTS es una afección grave que genera coágulos sanguíneos con conteo de plaquetas bajo. Este problema no es tan frecuente y la mayoría de los informes fueron de mujeres de entre 18 y 49 años. En el caso de las mujeres de 50 años de edad o más y los hombres de todas las edades, este problema es incluso menos frecuente. Existen otras opciones de vacunas contra el COVID-19 disponibles para las que no se ha observado este riesgo (Pfizer-BioNTech, Moderna).

Obtenga más información sobre su vacunación contra el COVID-19, lo que incluye cómo encontrar un lugar para vacunarse y qué esperar durante su cita de vacunación, entre otros aspectos.

Página relacionada:

Después de vacunarse

Si necesita una tarjeta de vacunación nueva, puede contactar al centro de vacunación en el que recibió su vacuna. Su proveedor debería darle una tarjeta nueva con la información actualizada acerca de las vacunas que recibió.

Si el centro en el que se vacunó contra el COVID-19 ya no está disponible, contacte al Sistema de información sobre inmunizaciones (IIS, por sus siglas en inglés) de su departamento de salud estatal o local para solicitar ayuda.

Los CDC no llevan registros de vacunación ni determinan la forma en que se usan esos registros, y tampoco entregan a las personas tarjetas de registro de vacunación contra el COVID-19 con membrete de los CDC. Los departamentos de salud estatales o locales distribuyen estas tarjetas entre los centros de vacunación. Recuerde contactar a su departamento de salud local o estatal si tiene más preguntas sobre las tarjetas o registros de vacunación.

Página relacionada:

Después de completar el esquema de vacunación contra el COVID-19, tome estas medidas para protegerse y proteger a los demás:

Los CDC no conservan registros de vacunación ni determinan cómo se utilizan los registros de vacunación. Para actualizar sus registros con las vacunas que recibió fuera de los Estados Unidos, puede:

  • Comunicarse con el sistema de información sobre inmunizaciones (IIS) en su estado. Puede encontrar información del IIS estatal en el sitio web de los CDC.
  • Comunicarse con su proveedor de atención médica o programa de vacunación local o estatal a través de su departamento de salud estatal.

Las tarjetas de registro de vacunación contra el COVID-19 blancas con la identificación de los CDC solo se emiten para personas vacunadas en los Estados Unidos. Los CDC recomiendan conservar su documento de vacunación en el otro país como prueba de vacunación. Los CDC también recomiendan consultar a su proveedor de atención primaria o departamento de salud estatal si desea conocer sus opciones para documentar su estado de vacunación a nivel nacional.

Se lo considera totalmente vacunado si:

  • Recibió una vacuna contra el COVID-19 de dosis única que está autorizada o aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) o figura en la lista de vacunas para uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • *Recibió cualquier combinación de dos dosis de una vacuna aprobada/autorizada por la FDA o que figure en la lista para uso de emergencia de la OMS de un esquema de vacunación contra el COVID-19 de dos dosis con un intervalo mínimo de 17 días entre las dosis.

*Los CDC no recomiendan mezclar diferentes vacunas contra el COVID-19 en el esquema de vacunación principal; no obstante, los CDC son conscientes de que esto es cada vez más común en muchos países fuera de los Estados Unidos. Por consiguiente, para la interpretación de los registros de vacunación, estas personas se consideran totalmente vacunadas.

Vacunas contra el COVID-19 aceptadas

Vacunas contra el COVID-19 aceptadas
Vacunas aprobadas o autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos Vacunas aprobadas para uso de emergencia (EUL, por sus siglas en inglés) por la Organización Mundial de la Salud
Dosis única
  • Janssen/J&J
  • Janssen/J&J
Esquema de 2 dosis
  • Pfizer-BioNTech
  • Moderna
  • Pfizer-BioNTech
  • Moderna
  • AstraZeneca
  • Covishield
  • BIBP/Sinopharm
  • Sinovac
  • Bharat Biotech (COVAXIN)

 

Si recibió una vacuna contra el COVID-19 que no está autorizada o aprobada por la FDA ni figura en la lista para uso de emergencia de la OMS, puede volver a repetir el esquema de vacunación con una vacuna contra el COVID-19 autorizada o aprobada por la FDA. Tenga en cuenta que no hay datos imponibles sobre la seguridad ni efectividad de vacunarse contra el COVID-19 después de recibir una vacuna contra el COVID-19 no autorizada o aprobada por la FDA. Espere al menos 28 días después de recibir la última dosis de una vacuna no autorizada o aprobada por la FDA antes de recibir una vacuna contra el COVID-19 autorizada o aprobada por la FDA.

Visite la página web sobre consideraciones clínicas para obtener más información.

Los CDC no conservan registros de vacunación ni determinan cómo se utilizan los registros de vacunación. Para actualizar sus registros con las vacunas que recibió fuera de los Estados Unidos, puede:

  • Comunicarse con el sistema de información sobre inmunizaciones (IIS) en su estado. Puede encontrar información del IIS estatal en el sitio web de los CDC. 
  • Comunicarse con su proveedor de atención médica o programa de inmunizaciones local o estatal a través de su departamento de salud estatal.

Las tarjetas de registro de vacunación contra el COVID-19 blancas con la identificación de los CDC solo se emiten para personas vacunadas en los Estados Unidos. Los CDC recomiendan conservar su documento de vacunación en el otro país como prueba de vacunación. Los CDC también recomiendan consultar a su proveedor de atención primaria o departamento de salud estatal si desea conocer sus opciones para documentar su estado de vacunación a nivel nacional.

Si ha recibido todas las dosis recomendadas de una vacuna contra el COVID-19 que ha sido autorizada o aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) o que figura en la lista para uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entonces se considera que está totalmente vacunado. Actualmente, se incluyen las siguientes vacunas:

  • Vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech - Autorizada por la FDA, (denominada COMIRNATY en la Unión Europea), 2 dosis, para adolescentes de 12 a 15 años de edad
  • Vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech (COMIRNATY) - Aprobada por la FDA, 2 dosis, para personas de 16 años de edad o más
  • Vacuna contra el COVID-19 de Moderna - Autorizada por la FDA, 2 dosis, para personas de 18 años de edad o más
  • Vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson and Johnson - Autorizada por la FDA, (denominada Janssen-Cilag en la Unión Europea), 1 dosis, para personas de 18 años de edad o más
  • Vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca - Incluida en la lista de la OMS, (denominada COVISHIELD en Canadá y otros países, denominada AstraZeneca/SKBio en la República de Corea), 2 dosis, para personas de 18 años de edad o más
  • Vacuna contra el COVID-19 de Sinopharm BIBP - Incluida en la lista de la OMS, 2 dosis, para personas de 18 años de edad o más
  • Vacuna contra el COVID-19 de Sinovac-CoronaVac - Incluida en la lista de la OMS, 2 dosis, para personas de 18 años de edad o más

Si recibió una vacuna contra el COVID-19 que no está autorizada o aprobada por la FDA ni figura en la lista para uso de emergencia de la OMS, puede volver a repetir el esquema de vacunación con una vacuna contra el COVID-19 autorizada o aprobada por la FDA. Tenga en cuenta que no hay datos imponibles sobre la seguridad ni efectividad de vacunarse contra el COVID-19 después de recibir una vacuna contra el COVID-19 no autorizada o aprobada por la FDA. Espere al menos 28 días después de recibir la última dosis de una vacuna no autorizada o aprobada por la FDA antes de recibir una vacuna contra el COVID-19 autorizada o aprobada por la FDA.

Visite la página web sobre consideraciones clínicas para obtener más información.

Aunque el proceso de desarrollo de las vacunas contra el COVID-19 ha sido rápido, se tomaron todas las medidas necesarias para garantizar su seguridad y efectividad:

  • Enfoque del desarrollo: los científicos llevan muchos años trabajando en el desarrollo de vacunas contra virus como el virus que causa el COVID-19. Los conocimientos adquiridos aceleraron el desarrollo inicial de las actuales vacunas contra el COVID-19.
  • Ensayos clínicos: todas las vacunas en los Estados Unidos deben pasar por tres fases de ensayos clínicos para garantizar su efectividad y seguridad. Durante el proceso de desarrollo de las vacunas contra el COVID-19, se superpusieron las fases para acelerar el proceso, pero se completaron todas las fases.
  • Autorización o aprobación: antes de que las vacunas se pongan a disposición de las personas, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) evalúa los resultados de los ensayos clínicos. La FDA determinó que tres vacunas contra el COVID-19  cumplen con los estándares de seguridad y efectividad de la FDA, y les otorgó las correspondientes Autorizaciones de Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés)ícono de sitio externo. Esto permitió que las vacunas se distribuyan rápidamente para poder controlar la pandemia. La vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech (COMIRNATY) ya cuenta con la aprobación de la FDAícono de sitio externo para personas de 16 años de edad o más. Lea más sobre la primera vacuna contra el COVID-19 en recibir la aprobación de la FDAícono de sitio externo.
  • Fabricación y distribución: el gobierno de los EE. UU. ha invertido una gran cantidad de recursos para la fabricación y distribución de las vacunas contra el COVID-19. Esto permitió que la distribución de la vacuna comenzara apenas la FDA autorizó cada vacuna.
  • Seguimiento de seguridad a través de sistemas de monitoreo de las vacunas: el monitoreo de seguridad de las vacunas contra el COVID-19 ha sido el más intenso y exhaustivo en la historia de los EE. UU. Cientos de millones de personas en los Estados Unidos se vacunaron contra el COVID-19. A través de varios sistemas de monitoreo, los CDC y la FDA siguen brindando información actualizada sobre la seguridad de estas vacunas.

Obtenga más información acerca del desarrollo de las vacunas contra el COVID-19.

Puede vacunarse contra el COVID-19 junto con otras vacunas, incluida la de la influenza, en la misma visita. La experiencia con otras vacunas ha demostrado que la forma en que desarrollan protección nuestros organismos, proceso conocido como respuesta inmunitaria, y los posible efectos secundarios después de vacunarse por lo general son los mismos si se aplica una sola vacuna o varias a la vez. Aprenda más sobre el momento de recibir otras vacunas.

Sí, debería vacunarse más allá de que haya tenido COVID-19 o no, porque:

  • Las investigaciones aún no han demostrado por cuánto tiempo una persona está protegida del COVID-19 después de haberse recuperado de una infección por COVID-19.
  • La vacunación le brinda protección incluso si ya tuvo COVID-19.

Está surgiendo evidencia de que las personas adquieren una mejor protección por estar totalmente vacunadas que por haber tenido COVID-19. Un estudio demostró que las personas no vacunadas que ya tuvieron COVID-19 tienen más del doble de probabilidades de volver a contraer COVID-19 que las personas totalmente vacunadas.

Si recibió un tratamiento para el COVID-19 con anticuerpos monoclonales o plasma de convaleciente, debe esperar 90 días para vacunarse contra el COVID-19. Hable con su médico si no sabe con certeza qué tratamientos recibió, o si tiene más preguntas acerca de vacunarse contra el COVID-19.

Si usted o su hijo tienen antecedentes de síndrome inflamatorio multisistémico en adultos o niños (MIS-A o MIS-C, por sus siglas en inglés), considere postergar la vacunación hasta que usted o su hijo se hayan recuperado de la enfermedad y durante 90 días después de la fecha de diagnóstico del MIS-A o MIS-C. Aprenda más acerca de las consideraciones clínicas para personas con antecedentes de MIS-C o MIS-A.

Los expertos siguen estudiando para determinar durante cuánto tiempo brindan protección las vacunas contra el COVID-19. Los CDC mantendrán al público informado a medida que haya nueva evidencia disponible.

Páginas relacionadas:

No. Las personas con COVID-19 que tienen síntomas deben esperar para vacunarse hasta haberse recuperado de la enfermedad y hasta que reúnan los criterios para suspender el aislamiento; las personas sin síntomas también deben esperar hasta que reúnan los criterios para vacunarse. Esta pauta alcanza también a las personas que se enferman de COVID-19 antes de su segunda dosis de la vacuna.

Las personas con una exposición conocida al COVID-19 no deberían vacunarse hasta que haya finalizado el periodo de cuarentena para evitar la posible exposición del personal de atención médica y de otras personas durante la consulta de vacunación. Esta recomendación también se aplica a las personas con una exposición conocida al COVID-19 que han recibido la primera dosis de una vacuna de ARNm, pero no han recibido la segunda.

Páginas relacionadas:

Los ingredientes de la vacuna varían según el fabricante. Ninguna de las vacunas contienen huevos, látex ni conservantes. Las vacunas contra el COVID-19 no contienen metales como hierro, níquel, cobalto, litio ni aleaciones de tierras raras. Tampoco contienen productos manufacturados como artículos de microelectrónica, electrodos. nanotubos de carbono ni semiconductores de nanocableado.

Si desea obtener más información acerca de los ingredientes de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas, vea:

No sabemos cuánto dura la protección en las personas que se vacunan. Lo que sí sabemos es que hay casos muy graves y muertes por COVID-19 en muchas personas. Si contrae el COVID-19, también corre el riesgo de contagiar a sus seres queridos, que podrían enfermarse gravemente.

Las personas con inmunodepresión moderada a grave deberían recibir una dosis adicional principal de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 luego de las 2 dosis iniciales.

Aprenda más sobre la inmunidad en la población.

 

Páginas relacionadas:

Si necesita una tarjeta de vacunación nueva, puede contactar al centro de vacunación en el que recibió su vacuna. Su proveedor debería darle una tarjeta nueva con la información actualizada acerca de las vacunas que recibió.

Si el centro en el que se vacunó contra el COVID-19 ya no está disponible, contacte al Sistema de información sobre inmunizaciones (IIS, por sus siglas en inglés) de su departamento de salud estatal o local para solicitar ayuda.

Los CDC no llevan registros de vacunación ni determinan la forma en que se usan esos registros, y tampoco entregan a las personas tarjetas de registro de vacunación contra el COVID-19 con membrete de los CDC. Los departamentos de salud estatales o locales distribuyen estas tarjetas entre los centros de vacunación. Recuerde contactar a su departamento de salud local o estatal si tiene más preguntas sobre las tarjetas o registros de vacunación.

Página relacionada:

Sí. Todas las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y recomendadas actualmente son seguras y efectivas, y los CDC no recomiendan una vacuna más que otra. La decisión más importante que puede tomar es vacunarse contra el COVID-19 lo antes posible. La vacunación a una proporción grande de la población es una herramienta fundamental para detener la pandemia.

Las personas deben tener en cuenta que se ha notificado el riesgo de una enfermedad poco frecuente denominada síndrome de trombosis-trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés) luego de recibir la vacuna contra el COVID-19 de J&J/Janssen. El TTS es una afección grave que genera coágulos sanguíneos con conteo de plaquetas bajo. Este problema no es tan frecuente y la mayoría de los informes fueron de mujeres de entre 18 y 49 años. En el caso de las mujeres de 50 años de edad o más y los hombres de todas las edades, este problema es incluso menos frecuente. Existen otras opciones de vacunas contra el COVID-19 disponibles para las que no se ha observado este riesgo (Pfizer-BioNTech, Moderna).

Obtenga más información sobre su vacunación contra el COVID-19, lo que incluye cómo encontrar un lugar para vacunarse y qué esperar durante su cita de vacunación, entre otros aspectos.

Página relacionada:

Después de completar el esquema de vacunación contra el COVID-19, tome estas medidas para protegerse y proteger a los demás:

Las personas con afecciones subyacentes pueden vacunarse contra el COVID-19 siempre y cuando no hayan tenido una reacción alérgica grave o inmediata a alguna vacuna contra el COVID-19 o a alguno de los ingredientes de la vacuna. Obtenga más información sobre las consideraciones para la vacunación de personas con afecciones subyacentes. La vacunación es una consideración importante para adultos de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes porque corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Páginas relacionadas:

Sí, se recomienda vacunar contra de COVID-19 a las personas embarazadas, en periodo de lactancia, que están intentando quedar embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Tal vez desee hablar con su proveedor de atención médica acerca de la vacunación contra el COVID-19. Si bien dicha consulta puede resultarle útil, no es un requisito que deba cumplir antes de la vacunación. Aprenda más sobre las consideraciones de vacunación para personas embarazadas y en periodo de lactancia.

Si está embarazada y ha recibido la vacuna contra el COVID-19, la alentamos a inscribirse en v-safela herramienta para smartphones de los CDC que ofrece verificaciones personalizadas de salud luego de la vacunación. Se ha establecido un registro de embarazos de v-safe para recabar información acerca de la salud de las personas embarazadas que han recibido la vacuna contra el COVID-19.

Páginas relacionadas:

La cantidad de dosis necesaria depende de la vacuna que reciba. Para obtener una protección óptima:

  • Deben administrarse dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech con un intervalo de 3 semanas (21 días).
  • Deben administrarse dos dosis de la vacuna de Moderna con un intervalo de 1 mes (28 días).
  • La vacuna Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) contra el COVID-19 requiere la administración de una sola dosis.

Si recibe una vacuna que requiere dos dosis, debe darse la segunda dosis lo más cerca posible del intervalo recomendadoSin embargo, puede recibir su segunda dosis hasta 6 semanas (42 días) después de la primera dosis. No debe recibir la segunda dosis antes del intervalo recomendado.

Las personas con inmunodepresión moderada a grave deberían recibir una dosis adicional principal de la vacuna de ARNm contra el COVID-19 luego de las 2 dosis iniciales.

 

Páginas relacionadas:

La vacunación contra el COVID-19 puede ayudar a proteger a su hijo de contraer el COVID-19. Si bien son menos los niños que han contraído el COVID-19 en relación con los adultos, los niños pueden infectarse por el virus que causa el COVID-19, pueden enfermarse a causa del COVID-19 y pueden propagar el virus que causa el COVID-19 a otras personas. Hacer vacunar a su hijo ayuda a protegerlo y proteger a su familia. Ahora la vacunación se recomienda para todas las personas de 12 años de edad o más. Por el momento, la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech es la única disponible para niños de 12 años de edad o más.

Las vacunas contra el COVID-19 se aplican bajo el monitoreo de seguridad más estricto de la historia de los Estados Unidos, y esto incluye estudios en niños de 12 años de edad o más. Su hijo no puede contraer el COVID-19 por recibir una de las vacunas contra el COVID-19. Al igual que los adultos, los niños pueden tener algunos efectos secundarios después de recibir la vacuna contra el COVID-19. Estos efectos secundarios podrían afectar su capacidad para realizar las actividades diarias, pero deberían desaparecer en unos días.

Páginas relacionadas: