Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Pruebas de detección y viajes internacionales

Pruebas de detección y viajes internacionales
ícono de alerta

Estas recomendaciones de los CDC se basan en la ciencia de salud pública más reciente para propiciar viajes internacionales más seguros y responsables durante la pandemia del COVID-19. Estas recomendaciones no pretenden ser requisitos para la industria del transporte. Siga todas las recomendaciones o requisitos de su destino y aerolínea.

Los viajes en avión exigen pasar tiempo en las filas de los controles de seguridad y en las terminales de los aeropuertos, lo que puede ponerlo en contacto cercano con otras personas y superficies que se tocan con frecuencia. El distanciamiento social es difícil de mantener en aeropuertos muy concurridos o en aviones muy llenos, y sentarse a menos de 6 pies de otras personas —a veces durante horas— puede aumentar su riesgo de contraer el COVID-19. La forma de trasladarse hacia y desde el aeropuerto, como utilizar el transporte público o vehículos compartidos, también puede aumentar sus probabilidades de estar expuesto al virus.

Las pruebas de detección antes y después de viajar pueden reducir el riesgo de propagar el COVID-19. Las pruebas de detección no eliminan todos los riesgos, pero combinadas con un período de estadía en casa y las precauciones cotidianas como usar mascarilla y practicar el distanciamiento social, pueden hacer que viajar sea más seguro al reducir la propagación en los aviones, aeropuertos y destinos.

Esto es lo que necesita saber:

  • Hágase una prueba de detección 1-3 días antes de su vuelo.
  • Hágase una prueba de detección 3-5 días después de viajar Y quédese en casa por 7 días después de viajar.
    • Incluso si el resultado de su prueba es negativo, quédese en casa los 7 días indicados.
    • Si no se hace una prueba de detección, lo más seguro es quedarse en casa por 14 días después de viajar.
  • Siempre siga las recomendaciones y respete los requisitos estatales y locales relacionados con los viajes.
  • Retrase su viaje si está esperando el resultado de la prueba de detección.

Los viajeros con exposición conocida al COVID-19 deberían retrasar su viaje, hacer cuarentena por cuenta propia para evitar el contacto con otras personas por 14 días luego de su última exposición conocida, hacerse una prueba de detección y monitorear su salud.

Hágase una prueba de detección antes de su vuelo

Abajo encontrará lo que necesita saber acerca de cómo hacerse una prueba de detección antes de su viaje internacional.

  • Sométase a una prueba viral 1-3 días antes de partir y vuelva a hacerlo 1-3 días antes de su regreso.
  • Asegúrese de obtener el resultado de su prueba de detección antes de viajar. Si está a la espera de los resultados, retrase su viaje.
  • No viaje si el resultado de su prueba de detección es positivo; debe aislarse de inmediato por cuenta propia, y seguir las recomendaciones de salud pública.
  • Una prueba de detección negativa no significa que no haya estado expuesto al COVID-19 o que no pueda manifestar la enfermedad más adelante. Asegúrese de usar mascarilla, permanecer al menos a 6 pies de distancia de las demás personas, lavarse las manos y estar atento a su salud para detectar signos de enfermedad mientras viaja.
  • Lleve una copia de los resultados de su prueba durante el viaje. Es posible que se la pidan.

Planifique con antelación

Verifique si su aerolínea exige alguna información de salud, prueba de detección u otros documentos. Algunos destinos exigen realizarse una prueba de detección antes de viajar y/o luego de llegar. Es posible que encuentre información acerca de los requisitos de prueba de su lugar de destino en la Oficina de Asuntos Exteriores o el Ministerio de Salud, o en la página web de información por países de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de los Estados Unidosícono de sitio externo.

Tome medidas para reducir las actividades con mayor nivel de riesgo por 14 días antes de viajar y hágase una prueba de detección 1-3 días antes de viajar. Esto podría ayudar a reducir la probabilidad de que su viaje se vea interrumpido o retrasado por el COVID-19.

Todos los viajeros con cualquier exposición conocida al COVID-19 deberían retrasar su viaje, hacer cuarentena por cuenta propia para evitar el contacto con otras personas por 14 días luego de su última exposición conocida, hacerse una prueba de detección y monitorear su salud.

Los viajeros con exposición conocida al COVID-19 deberían retrasar su viaje, hacer cuarentena por cuenta propia para evitar el contacto con otras personas por 14 días luego de su última exposición conocida, hacerse una prueba de detección y monitorear su salud.

Hágase una prueba de detección y tome precauciones luego de su vuelo

Hágase una prueba de detección 3-5 días después de viajar Y quédese en casa por 7 días después de viajar. Incluso si el resultado de su prueba es negativo, quédese en casa los 7 días indicados. Si no se realiza una prueba de detección, lo más seguro es quedarse en casa por 14 días. Siempre siga las recomendaciones y respete los requisitos estatales y locales relacionados con los viajes.

Una prueba de detección negativa no significa que no haya estado expuesto al virus; aún puede manifestar el COVID-19 más adelante. Esté atento a los síntomas por 14 días después de viajar, aíslese de inmediato por cuenta propia si presenta síntomas e infórmese sobre lo que debe hacer si está enfermo.

Si su prueba de detección da positivo para el COVID-19, aíslese de inmediato por cuenta propia y siga las recomendaciones de salud pública. No viaje hasta que sea seguro que esté con otras personas; esto incluye su viaje de regreso a casa.

Puede haber estado expuesto al COVID-19 en sus viajes. Puede sentirse bien y no tener síntomas, pero puede propagar el virus y contagiar a otros sin que tenga síntomas. Usted y las personas con las que viaja (incluidos los niños) suponen un riesgo para sus familiares, para sus amigos y para su comunidad por 14 días a partir de la fecha de su exposición al virus.

Más allá de dónde haya viajado o lo que haya hecho durante su viaje, tome medidas diarias para proteger a otras personas del COVID-19:

  • Manténgase al menos a 6 pies/2 metros de distancia (aproximadamente la longitud de 2 brazos extendidos) de todas las personas que no hayan viajado con usted, especialmente en áreas concurridas. Es importante hacer esto en todas partes, tanto en interiores como en exteriores.
  • Use una mascarilla que cubra su nariz y su boca cuando está en espacios de uso compartido fuera de su hogar, incluido cuando usa transporte público.
  • Si hay personas en su hogar que no viajaron con usted, use una mascarilla y pida a todos los miembros del hogar que usen mascarillas en los espacios compartidos dentro de su casa por 14 días después de su viaje.
  • Lávese las manos con frecuencia o use un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol.
  • Vigile su salud: esté atento ante síntomas del COVID-19, y tómese la temperatura si se siente enfermo.

Preguntas frecuentes:

¿Dónde puedo realizarme una prueba de detección?

Visite el sitio web de su departamento de salud estatal, territorial, tribal y localícono de sitio externo para acceder a la información más reciente sobre dónde puede realizarse una prueba de detección.

¿Qué tipo de prueba debería realizarme?

Debería realizarse una prueba viral para determinar si actualmente está infectado con el COVID-19. Obtenga más información sobre cómo realizarse una prueba para detectar la presencia de una infección actual.

¿Qué más debería hacer antes de viajar para protegerme y proteger a las demás personas del COVID-19?

Durante los 14 días anteriores a su viaje, tome precauciones cotidianas como usar mascarillas, practicar el distanciamiento social y lavarse las manos frecuentemente, y evite las siguientes actividades que lo ponen en mayor riesgo de contraer COVID-19:

  • Asistir a una reunión social grande como una boda, un funeral o una fiesta.
  • Asistir a un encuentro masivo, como un evento deportivo, concierto o desfile.
  • Estar en espacios con grandes aglomeraciones de personas como restaurantes, bares, gimnasios o cines.
  • Tomar transporte público como trenes o autobuses, o pasar por centros de transporte como aeropuertos.
  • Viajar en un crucero o en un barco fluvial.

¿Es suficiente que me haga una sola prueba de detección para evitar la propagación durante mi viaje?

Los CDC recomiendan hacerse una prueba de detección 1-3 días antes de su vuelo Y 3-5 días después de su viaje Y quedarse en casa por 7 días. Incluso si el resultado de su prueba es negativo, quédese en casa los 7 días indicados. Si no se realiza una prueba de detección, lo más seguro es quedarse en casa por 14 días. Hacerse una prueba de detección además de quedarse en casa reduce significativamente el riesgo de los viajeros de propagar el COVID-19.

¿Qué debo hacer si me recuperé del COVID-19 recientemente?

Los CDC no recomiendan volver a hacerse una prueba de detección dentro de los tres meses posteriores a recibir un resultado positivo en una prueba viral, siempre y cuando no tenga síntomas del COVID-19. Si ha recibido un resultado positivo en una prueba viral en los últimos 3 meses, y ha cumplido los criterios para interrumpir el aislamiento, viaje con una copia del resultado de su prueba de detección y una carta de su médico o departamento de salud que indique que ha sido autorizado a viajar.

Última actualización: 21 de nov. del 2020