Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Viajes: preguntas frecuentes y respuestas

Público en general

  • Límpiese las manos con frecuencia.
    • Lávese las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de haber estado en un lugar público, después de tocar superficies de contacto frecuente, después de sonarse la nariz, toser o estornudar y antes de tocarse la cara o comer.
    • Si no hay agua y jabón disponibles, lleve y use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Cubra todas las superficies de sus manos y frótelas hasta que sienta que están secas.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar.
  • Evite el contacto cercano con las demás personas.
    • Mantenga una distancia física de 6 pies de otras personas.
  • Use una cubierta de tela para la cara en público.
  • Cúbrase la boca al toser o estornudar.
  • Compre comida para llevar en tiendas o en restaurantes con servicio de entrega en el automóvil o la acera.
  • Asegúrese de estar al día con sus vacunas de rutina, incluida la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR, por sus siglas en inglés) y la vacuna contra la influenza estacional.

Como el COVID-19 se está propagando en todo los Estados Unidos y el mundo, los CDC recomiendan que todas las personas usen una cubierta de tela para la cara que cubra la boca y la nariz cuando están en público, incluso cuando viajan Use una cubierta de tela para la cara, mantenga una distancia física de al menos 6 pies de los demás y ponga en práctica otras medidas preventivas cotidianas para protegerse y proteger a los demás del COVID-19. Las cubiertas de tela para la cara pueden desacelerar la propagación del COVID-19 al ayudar a evitar que las personas infectadas propaguen el virus. Las mascarillas médicas y las mascarillas de respiración N-95 están reservadas para los trabajadores de la salud y otro personal de respuesta a emergencias, según las recomendaciones de la guía actual de los CDC.

Vea el sitio web de los CDC Qué hacer si está enfermo.

Vea el sitio web de los CDC Protéjase al usar el transporte.

Viajes nacionales

Sí. Los viajes aumentan las probabilidades de infectarse y propagar el COVID-19. Antes de viajar, averigüe si hay propagación del COVID-19 en su área local o en alguno de los lugares que visitará. Viajar para visitar a un familiar puede ser particularmente peligroso si usted o su ser querido tienen mayor probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente deben tomar precauciones adicionales. Para más información sobre las consideraciones, vea la página web Coronavirus en los Estados Unidos - Consideraciones para viajeros.

Sí. Ir de campamento en un momento en que en gran parte de los Estados Unidos hay propagación comunitaria del COVID-19 puede suponer un riesgo si tiene contacto cercano con otras personas o comparte establecimientos públicos (como baños o áreas para picnic) en los sitios para acampar o en los senderos. La exposición puede ser particularmente peligrosa si tiene mayor probabilidad de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 y planea visitar lugares remotos, sin acceso fácil a los servicios de atención médica. Además, tenga en cuenta que muchos parques públicos nacionales, estatales y locales cerraron temporalmente debido al COVID-19.

Viaje internacional

Los CDC recomiendan evitar todo tipo de viaje al exterior que no sea estrictamente necesario debido a la pandemia del COVID-19. Algunos sistemas de atención médica están saturados y podría haber un acceso limitado a la atención médica adecuada en las áreas afectadas. Muchos países están implementando restricciones de viaje y cuarentenas obligatorias, el cierre de fronteras y la prohibición de ingreso de quienes no sean ciudadanos casi sin aviso previo. Las aerolíneas han cancelado muchos vuelos internacionales y los viajes dentro del país pueden ser impredecibles.​​​​​​​ Si decide viajar a destinos internacionales, es posible que sus planes de viaje se vean interrumpidos, y posiblemente deba permanecer fuera de los Estados Unidos por un periodo indefinido.

Los CDC también recomiendan a todos los viajeros que pospongan todos los viajes en crucero a nivel mundial.

Ciertos países están realizando pruebas de detección a todos los pasajeros que dejan el país. Antes de que se le permita abordar un vuelo de salida, es posible que le tomen la temperatura y le hagan preguntas acerca de su salud e historial de viaje.

Actualmente, las restricciones de viaje y los chequeos a la llegada solo se aplican a los viajeros que hayan visitado ciertos países o regiones con propagación generalizada en curso del COVID-19. [Nota: Las políticas de los EE. UU. están sujetas a cambio según la evolución de la pandemia del COVID-19].

Es posible que lo evalúen al llegar a los Estados Unidos. Tras su llegada, tome estas medidas para protegerse y proteger a otros:

  1. Quédese en casa y evite entrar en contacto con otras personas. No asista al trabajo ni a la escuela por 14 días.
  2. Monitoree su salud por 14 días. Tómese la temperatura con un termómetro dos veces al día y vigile si tiene fiebre. También esté atento por si le da tos o tiene dificultad para respirar.
  3. Mantenga distancia de los demás (al menos 6 pies o 2 metros). Esto se conoce como "distanciamiento social".

Consulte la página web sobre viajes en relación con la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) de los CDC para conocer el nivel actual del aviso de salud para su viaje internacional.

Todos los viajeros internacionales deben quedarse en casa por 14 días tras regresar a los Estados Unidos luego de su viaje. Una vez en casa, deberá monitorear su salud y practicar el distanciamiento social. Para preservar la salud de los demás, no vaya a trabajar por 14 días.

Viajes aéreos o en crucero

Sí. Los viajes en avión exigen pasar tiempo en las filas de los controles de seguridad y en las terminales de los aeropuertos, lo que puede ponerlo en contacto cercano con otras personas y superficies que se tocan con frecuencia. La mayoría de los virus y otros gérmenes no se propagan fácilmente en los vuelos por la forma en la que circula y se filtra el aire en los aviones. Sin embargo, es difícil mantener el distanciamiento social en aviones muy llenos, y es posible que deba sentarse cerca de otras personas (menos de 6 pies), a veces durante horas. Esto podría aumentar su riesgo de exposición al virus que causa el COVID-19.

De conformidad con las regulaciones federales actuales, los pilotos deben notificar a los CDC todos los casos de enfermedad y fallecimientos antes de llegar a cualquier destino de los EE. UU. Según los protocolos de los CDC sobre enfermedades, si se considera que un viajero enfermo representa un riesgo para la salud pública, los CDC trabajan de forma conjunta con los departamentos de salud locales y estatales y las agencias internacionales de salud pública para contactar a los pasajeros y a la tripulación que hayan estado expuestos a ese viajero enfermo.

Asegúrese de brindarle a la aerolínea su información de contacto actual al reservar su pasaje de modo que puedan informarle si está expuesto a un viajero enfermo durante un vuelo.

Para más información, vea la página web de los CDC Proteger la salud de los viajeros desde el aeropuerto hasta la comunidad: investigar enfermedades contagiosas en los vuelos.

Sí. Los CDC recomiendan que todos los viajeros pospongan todos los viajes en crucero a nivel mundial. Los informes recientes de COVID-19 en cruceros hacen énfasis en el riesgo de infección al que se exponen los pasajeros y la tripulación de los cruceros. Al igual que muchos otros virus, el que causa el COVID-19 parece propagarse con mayor facilidad entre personas que se encuentran en espacios reducidos a bordo de embarcaciones.

Para obtener información sobre viajes en los Estados Unidos: La enfermedad del coronavirus y los viajes en los Estados Unidos

Esta página fue revisada el 28 de mayo del 2020