Descargo de responsabilidad: Este sitio web se actualiza con frecuencia. Parte de su contenido puede estar disponible en inglés hasta que se haya traducido todo el contenido.

Acerca de las variantes del virus que causa el COVID-19​​

Acerca de las variantes del virus que causa el COVID-19​​
Actualizado el 12 de feb. del 2021

Esté surgiendo rápidamente información acerca de las características de estas variantes. Los científicos están trabajando para obtener más información acerca de la facilidad con la que se propagan, si podrían causar una enfermedad más grave, y si las vacunas autorizadas en la actualidad servirán para proteger a las personas contra ellas.

Lo que sabemos

imagen en miniatura de un mapa de los Estados Unidos
Casos de COVID-19 causados por variantes en los Estados Unidos

Ver un mapa que muestra la cantidad de casos confirmados en cada estado.

Los virus cambian constantemente a través de la mutación, y se espera que aparezcan nuevas variantes del virus con el paso del tiempo. A veces, emergen nuevas variantes y luego desaparecen. En otras ocasiones, emergen nuevas variantes y persisten. Se han documentado diversas variantes del virus que causa el COVID-19 en los Estados Unidos y a nivel mundial durante esta pandemia.

El virus que causa el COVID-19 es un tipo de coronavirus, una gran familia de virus. Los coronavirus reciben este nombre debido a los picos en forma de corona que se encuentran en su superficie. Los científicos monitorean los cambios del virus, incluidos los cambios en los picos de la superficie del virus. Estos estudios, que incluyen análisis genéticos del virus, ayudan a los científicos a entender cómo los cambios en el virus pueden incidir en la forma en que se propaga y lo que les pasa a las personas que se infectan con él.

Hay diferentes variantes del virus que causa el COVID-19 en circulación en el mundo:

  • El Reino Unido (RU) identificó una variante llamada B.1.1.7 con una gran cantidad de mutaciones en el otoño del 2020.

    Esta variante se propaga con mayor facilidad y rapidez que las otras variantes. En enero del 2021, los expertos del RU informaron que esta variante puede estar asociada a un mayor riesgo de muerte, en relación con las otras variantes del virus, pero es necesario seguir investigando para confirmar este hallazgo. Desde entonces, se ha detectado en muchos países del mundo. El primer caso de esta variante en los Estados Unidos fue detectado a fines de diciembre del 2020.

  • En Sudáfrica apareció otra variante llamada B.1.351, independientemente de la B.1.1.7. La B.1.35 fue detectada originalmente en octubre del 2020, y comparte algunas mutaciones con la B.1.1.7. A fines de enero del 2021 se notificaron casos causados por esta variante en los Estados Unidos.
  • En Brasil apareció una variante llamada P.1, que se identificó por primera vez en viajeros provenientes de Brasil sometidos a las pruebas de detección de rutina en un aeropuerto de Japón a principios de enero. Esta variante contiene un juego de mutaciones adicionales que podrían afectar su capacidad de ser reconocida por los anticuerpos. El primer caso de esta variante en los Estados Unidos fue detectado a fines de enero del 2021.

Estas variantes parecen propagarse con mayor facilidad y rapidez que las otras variantes, lo que podría generar más casos de COVID-19. Un aumento en la cantidad de casos ejercerá mayor presión sobre los recursos de atención médica, implicará mayor cantidad de hospitalizaciones y la posibilidad de más muertes.

Hasta el momento, los estudios sugieren que los anticuerpos generados a través de la vacunación con las vacunas autorizadas en la actualidad reconocen estas variantes. Este aspecto se está estudiando atentamente y hay más investigaciones en curso.

Un mayor cumplimiento riguroso de las estrategias de mitigación de salud pública, como la vacunación, el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, la higiene de manos, el aislamiento y la cuarentena, son esenciales para limitar la propagación del virus que causa el COVID-19 y para proteger la salud pública.

Lo que no sabemos

Los científicos están trabajando para obtener más información acerca de estas variantes, y es necesario realizar estudios adicionales para comprender:

  • Cuánto se han propagado estas nuevas variantes
  • Cómo la enfermedad causada por estas nuevas variantes difiere de la enfermedad causada por las otras variantes que están circulando actualmente
  • De qué manera pueden afectar estas variantes a los tratamientos, vacunas y pruebas disponibles en la actualidad

Lo que significa

Los funcionarios de salud pública están estudiando estas variantes rápidamente para obtener más información que les permita controlar su propagación. Buscan comprender si estas variantes:

  • Se propagan más fácilmente de persona a persona
  • Causan manifestaciones más leves o más graves de la enfermedad en las personas
  • Pueden detectarse con las pruebas virales disponibles
  • Responden a los medicamentos usados actualmente para tratar a las personas con COVID-19
  • Inciden en la efectividad de las vacunas contra el COVID-19

Qué están haciendo los CDC

Los CDC, en colaboración con otras agencias de salud pública, están monitoreando de cerca la situación. Los CDC están trabajando para monitorear la propagación de las variantes identificadas, caracterizar variantes virales emergentes  y ampliar su capacidad de encontrar variantes nuevas del SAR-CoV-2.  Los CDC están trabajando en colaboración con la EPA para confirmar que los desinfectantes que figuran en su Lista N: Desinfectantes efectivos contra el coronavirus (COVID-19)ícono de sitio externo) sirvan para inactivar estas variantes del virus. Los CDC brindarán actualizaciones a medida que haya más información disponible.